Tag: REAPERTURA

Panamá abre vuelos internacionales en busca reactivar el turismo

Panamá reanudó el lunes las operaciones de los vuelos internacionales, tras casi siete meses de paralización, como parte de una amplia reapertura de actividades económicas que incluye a hoteles y casinos.

El reinicio de las actividades ocurre en momentos en que el país centroamericano mantiene estable desde hace dos meses la tasa de contagios y decesos por el nuevo coronavirus luego del pico de mediados de año que estuvo a punto de rebasar la capacidad de los hospitales.

Pero los especialistas advirtieron que la reapertura -que supone un fuerte incremento de personas en las calles y en el transporte público- podría acarrear un rebrote de la enfermedad.

El aeropuerto internacional de Tocumen, la principal terminal área del país y que es un punto importante de conexiones en Latinoamérica, recibió temprano el primer vuelo comercial y a cientos de viajeros que salían del país. La terminal operaba desde abril sólo vuelos humanitarios y hace poco más de un mes permitió el trasbordo controlado de pasajeros.

Durante la semana del 2 al 8 de octubre, se registraron en promedio 4.145 contagios por día

La reapertura del aeropuerto incluye medidas de higiene como la obligatoriedad para los viajeros de presentar una prueba de COVID-19 negativa antes de abordar así como para los que ingresan al país. La terminal abrió centros de hisopados para realizar exámenes a los viajeros.

El lunes también reabrieron hoteles, hostales rurales y sitios de hospedaje, así como las actividades culturales y recreativas, academias de música, arte y danza, bibliotecas y la venta de billetes de la lotería nacional y los casinos.

Con restricciones y a la mitad de su capacidad también reabrieron teatros, cines, museos, galerías y sitios turísticos.

Panamá busca reactivar la economía con un plan de reapertura gradual que comenzó en junio y que ya incluyó al sector industrial y marítimo, los servicios profesionales, la construcción y el comercio al por mayor y menor. Las universidades y escuelas siguen cerradas y las clases se dan por internet.

Panamá ha registrado hasta ahora 120.313 casos de coronavirus y 2.491 muertes, según el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.

Gobernador de Texas autoriza la reapertura de bares

Los bares de Texas podrán empezar a reabrir por primera vez desde junio, informó el miércoles el gobernador Greg Abbott, poniendo fin a una de las últimas medidas de cierre para combatir el coronavirus implementadas luego de un brote letal durante el verano.

Sin embargo, la orden de Abbott no permite que los bares reabran completamente, y no en todas partes. Tendrán que operar al 50% de su capacidad a partir de la próxima semana, y sólo en los condados que lo autoricen.

Hace unos días, Texas supero las 16,000 muertes a causa del coronavirus y está cerca de alcanzar los 800,000 casos confirmados. El mes pasado, Abbott comenzó a retirar algunas restricciones impuestas para prevenir los contagios por primera vez desde que un repunte de casos durante el verano afectó a Texas, abrumando los hospitales de Houston y a lo largo de la frontera con México.

Aunque el número de casos ha disminuido drásticamente desde agosto, las hospitalizaciones en Texas se han mantenido estables en unos 3,200 pacientes durante dos semanas. Otros estados están registrando repuntes de casos, incluido Wisconsin, donde las autoridades de sanidad anunciaron el miércoles que se abrirá un hospital de campo la próxima semana en los terrenos de la feria del estado cerca de Milwaukee.

A nivel nacional, alrededor de 30,000 pacientes con coronavirus están hospitalizados, de acuerdo con el COVID Tracking Project.

La forma en la que Abbott ha manejado la pandemia ha sido criticada no sólo por los enojados propietarios de bares, sino también por la derecha de su propio partido. Activistas conservadores, que han impulsado la agenda del Partido Republicano durante años, han presentado múltiples demandas en las que acusan al gobernador de excederse con sus órdenes de confinamiento y por emitir una orden para el uso de mascarillas a nivel estatal.

Gobernadora Wanda Vázquez autoriza reapertura de playas, gimnasios y cines en Puerto Rico

La gobernadora Wanda Vázquez reabrirá las playas, casinos, gimnasios y cines en todo Puerto Rico después de que las autoridades reportaron un descenso reciente en el número de casos y decesos por COVID-19, según anunció ayer jueves, aunque a algunos expertos les preocupa que las medidas provoquen un repunte en las infecciones.

Los cambios entrarán en vigor a partir del sábado 12 del septiembre y continuarán hasta el 2 de octubre. El uso de mascarillas y distanciamiento social, especialmente en las playas, sigue siendo obligatorio, los bares y los clubes continuarán cerrados y el toque de queda de 10 p.m. a 5 a.m. seguirá vigente.

“No podemos bajar la guardia”, advirtió Vázquez. “Hay un enemigo invisible en el ambiente, y tenemos que aprender a bregar con él”.

La isla de 3,2 millones de habitantes ha reportado más de 500 decesos, más de 17.000 casos confirmados y otros 19.000 probables. Continúan hospitalizadas más de 420 personas.

El doctor José Rodríguez Orengo, del Puerto Rico Public Health Trust, dijo a The Associated Press que la situación de la pandemia ha mejorado en la isla durante las últimas tres semanas.

“Todo va a depender del comportamiento de todos nosotros como sociedad para mantenerlos”, declaró.

Vázquez dijo que hubo unos 3.900 casos de COVID-19 menos desde el 22 de agosto, en comparación con las casi cuatro semanas previas a esa fecha. Además, indicó que del 1 al 21 de agosto se registraron 162 decesos, pero luego descendieron sensiblemente: del 22 de agosto al 10 de septiembre hubo 88.

Dentro de la nueva orden ejecutiva, Vázquez dijo que suspenderá el confinamiento de 24 horas los domingos y permitirá que los restaurantes aumenten su capacidad del 25 al 50%. También ordenó que la mayoría de los trabajadores públicos vuelvan a sus oficinas el 14 de septiembre, aunque en las escuelas públicas las clases seguirán impartiéndose vía internet.

Algunos de los cambios causaron inquietud entre expertos de salud independientes, a quienes le preocupa que haya un nuevo repunte de infecciones como el que se presentó después de que Vázquez anunció reaperturas similares a principios de junio, tras lo cual se aplicaron medidas más estrictas de cuarentena en agosto.

La epidemióloga Roberta Lugo dijo a la AP que la disminución tan extensa en las medidas de control es particularmente preocupante considerando que no se han implementado en su totalidad los sistemas de rastreo y monitoreo de contactos, además de que las autoridades esperan que los negocios se autorregulen en gran medida.

Lugo advirtió que habrá un incremento de casos y decesos a consecuencia de la reapertura de lugares como casinos, gimnasios y salas de cine, que son considerados lugares de alto riesgo.

“Uno se frustra”, declaró. “¿Y qué vamos a hacer cuando llegue octubre? ¿Volver a restringir? No nos podemos dar el lujo de repetir lo de agosto”.

Industria Aérea pide a gobiernos coordinar reapertura en Latinoamérica

La industria aérea pidió la semana pasada los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe que coordinen un proceso rápido para la reapertura del transporte, paralizado en la mayoría de los países de la región desde hace más de cinco meses debido a la pandemia de la COVID-19.

La acción coordinada para la reanudación de los vuelos comerciales internacionales debe incluir que se minimicen los requisitos de cuarentena para los viajeros, dijeron en un comunicado la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), el Consejo Internacional de Aeropuertos para la región (ACI-LAC) y la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA).

Algunos de los países que ya permiten la entrada de extranjeros por las fronteras aéreas están exigiendo pruebas de COVID-19 negativas, como Bahamas, República Dominicana y Ecuador, y otros han establecido el cumplimiento de cuarentenas. 

Protocolos de bioseguridad

El mundo “necesita que la industria del transporte aéreo desempeñe un papel clave en la recuperación económica. Este sector está listo para volver a prender motores, pero necesitamos trabajar de la mano con los gobiernos para lograr que nos permitan despegar con información clara y acciones alineadas”, dijeron los gremios. 

Destacaron además que la industria del transporte aéreo “está implementando los más altos niveles y protocolos en bioseguridad”, siguiendo las recomendaciones adoptadas por el Consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

La IATA, ACI-LAC y ALTA confirman “la correcta implementación de esas medidas en toda la industria y ahora necesitamos que los gobiernos, por su parte, implementen rápidamente las recomendaciones” de la industria para “recuperar los viajes de una manera segura y sostenible”.

La aviación comercial espera pérdidas este año de 84.300 millones de dólares para las aerolíneas a raíz de la pandemia, que ha generado la peor crisis en la historia de este sector.

Juez anula orden de reapertura de las escuelas de Florida

La orden de reapertura de escuelas de Florida es inconstitucional, dictaminó un juez el lunes pasado, anulando la controvertida disposición que requiere que los campus “tradicionales” abran este mes para recibir lecciones de cinco días a la semana.

El fallo proviene de dos demandas, una del condado de Orange y otra del sindicato de maestros a nivel estatal, ambas desafiando la orden de reapertura de escuelas de Florida emitida por el comisionado de Educación Richard Corcoran.

“La orden es inconstitucional en la medida en que ignora arbitrariamente la seguridad, niega la toma de decisiones de las juntas escolares locales con respecto a la apertura de escuelas tradicionales y condiciona la financiación de un plan de reapertura aprobado con fecha de inicio en agosto”, escribió el juez Charles Dodson de León Tribunal de circuito del condado en la orden.

La orden de reapertura de escuelas del estado, firmada el 6 de julio, requería que las escuelas públicas abrieran este mes o se arriesgaban a perder dinero para los niños que asistían a la escuela en línea en lugar de en el campus. El distrito escolar del condado de Orange, que abrió campus el viernes, dijo que podría haber perdido $22.5 millones al mes si no cumplía con la orden estatal.

Las audiencias en el caso se llevaron a cabo la semana pasada, cuando aproximadamente la mitad de los 67 distritos escolares del estado habían abierto para recibir lecciones en persona. Eso incluyó los distritos escolares del condado de Orange y Seminole. Hoy se abrieron más distritos escolares, incluidos los de los condados de Lake y Osceola.

Eso significa que el impacto del fallo podría ser silenciado, ya que los líderes del distrito pueden ser reacios a retirarse de una opción en persona que ofrecieron a los padres y miles de personas seleccionadas. En Florida Central, se esperaba que poco menos del 50% de los estudiantes de escuelas públicas regresaran a la escuela este mes.

Pero los abogados de los maestros, el sindicato y la madre de Orange que presentó las demandas dijeron que la decisión de abrir siempre debería haber recaído en las juntas locales.

“Deje que las juntas escolares hagan su trabajo y déjelas hacer su trabajo sin temor … al acoso financiero que ha lanzado el estado de Florida”, dijo Kendall Coffey, abogado de la Asociación de Educación de Florida, el sindicato de maestros del estado, durante las audiencias sobre la demanda de la semana pasada. “Han sido efectivamente apaleados por esta orden”.

Los líderes estatales han presionado a las escuelas para que reabran, argumentando que la educación en persona es lo mejor para la mayoría de los niños y que muchos niños necesitan las comidas, los servicios de salud mental y las terapias que brindan las escuelas.

“Tenemos padres que están pidiendo esto y casi exigiendo esto”, dijo Jacob Oliva, rector de educación K-12 en el Departamento de Educación de Florida, durante la audiencia de la corte virtual la semana pasada. “Sabemos que el aprendizaje a distancia puede no haber funcionado para todos”.

Pero el juez estuvo de acuerdo con los que habían demandado, otorgando una orden judicial temporal y eliminando de la orden el requisito de clases en el campus en agosto. Tal decisión servirá al “interés público” y permitirá que las juntas escolares locales decidan cuándo abren sus escuelas, “como fueron elegidos para hacer”, escribió Dodson.

Las escuelas públicas, agregó, deberían “reabrirse cuando los responsables de la toma de decisiones locales determinen, por consejo de los expertos médicos, que es seguro hacerlo”.

Gobernador Cuomo da luz verde para reabrir museos y bowlings en Nueva York

Desde este lunes 17 los centros de bowling en todo el estado Nueva York podrán reabrir, pero sólo al 50% de su capacidad, anunció ayer el gobernador Andrew Cuomo durante una conferencia de prensa telefónica.

El servicio de comida y bebida se limitará al área donde se encuentren los clientes, quienes deberán usar mascarillas y mantenerse en los carriles donde estén jugando.

“Vienen a ti”, explicó Cuomo en referencia a los meseros. “No vas a un bar. No vas a una concesión de alimentos, ellos vienen a ti”.

Una semana después, el lunes 24 las instituciones culturales de bajo riesgo como museos y acuarios pueden reabrir en NYC al 25% de su capacidad, como ya se les había autorizado en otras regiones del estado. Se requerirá la emisión de boletos por anticipado para horas “preestablecidas”, evitando aglomeraciones.

El gobernador también dijo que los esperados protocolos para reabrir los gimnasios se anunciarán el próximo lunes, acotó New York Post.

Cuomo justificó las nuevas medidas al explicar que Nueva York ha visto una tasa de infección por COVID-19 de menos del 1% durante siete días seguidos, luego de ser el estado más afectado del país.

Sin embargo, todavía no existe una guía sobre cuándo se puede reanudar el servicio interior en los restaurantes de NYC, una clave para la reactivación del empleo, el turismo y la recaudación fiscal.

Miles de propietarios de gimnasios en todo Nueva York han presentado una demanda colectiva contra el gobernador Cuomo y la fiscal general del estado, Letitia James, con el objetivo de levantar las órdenes ejecutivas que mantienen cerrados sus negocios y recuperar las ganancias perdidas.

Nueva York entra en la Fase 4 de reapertura

Las autoridades del estado y la ciudad de Nueva York desplegaron un intenso trabajo durante el fin de semana con el objetivo de garantizar una transición ordenada que se inició ayer lunes a la Fase 4 de su plan de reapertura, un síntoma inequívoco de que el virus continúa retirándose, mientras sigue azotando a otros estados del país.

El gobernador Andrew Cuomo en su informe diario sobre la evolución de la crisis sanitaria señaló que solo el 1.08% de 46,204 pruebas de COVID-19 en el estado de Nueva York dieron positivo el sábado, y la cantidad de personas hospitalizadas con el virus, 722, fue la más baja desde mediados de marzo.

“Continuamos avanzando a través de la pandemia de COVID-19 frente a una explosión continua de casos en todo Estados Unidos, y eso se refleja en las hospitalizaciones de hoy, el número más bajo desde el 18 de marzo, y la tasa de casos positivos”, dijo el gobernador.

El gobernador también confirmó 502 casos adicionales de nuevos coronavirus, lo que eleva el total estatal a 406,807 casos confirmados en el estado de Nueva York.

“Durante estos tiempos de confinamiento y frustración, sé que es tentador estar cansado de las muchas reglas y directrices que ha emitido el estado, pero reitero que esta pandemia está lejos de terminar, y el increíble cumplimiento y la fortaleza de los neoyorquinos son partes clave de nuestra capacidad de luchar contra el COVID-19. Llamo a los neoyorquinos a mantener el distanciamiento social, usar mascarilla, lavarse las manos y a estar vigilantes en Nueva York”, agregó Cuomo.

Con su ingreso este lunes a la Fase 4, la ciudad de Nueva York será la última región del estado en hacerlo. El gobernador Cuomo como el alcalde Bill de Blasio, anticiparon que en esta fase se podría reanudar la producción de películas y series de televisión, los lugares de arte y entretenimiento al aire libre de bajo riesgo, como los jardines botánicos y los zoológicos, también pueden reabrir a una capacidad reducida.

El alcalde De Blasio aclaró que todavía no se permitirá comer en interiores de los restaurantes y que los museos y centros comerciales permanecerán cerrados por el momento.

Trump: “Vamos a presionar para abrir las escuelas en otoño”

A pesar del significativo repunte de casos de COVID-19 que registra Estados Unidos en estos momentos, el presidente Donald Trump subrayó este martes la importancia de volver a abrir las escuelas y aseguró que su administración presionará a aquellos gobernadores que se opongan a hacerlo.

“Esperamos que la mayoría de las escuelas abra. No queremos que la gente adopte posturas políticas, no lo hacemos por cuestiones políticas y creo que va a ser bueno para ellos políticamente. Quieren mantener las escuelas cerradas… ¡De ninguna manera! Así que, ciertamente, vamos a presionar mucho a los gobernadores para que abran las escuelas”, dijo Trump durante un acto sobre la reapertura de centros educativos celebrado en la Casa Blanca.

La decisión de reabrir las escuelas, universidades y demás negocios, en general, recae en los gobiernos estatales, no en el federal. El pasado mes de abril, Washington ya empujó a las autoridades locales a mitigar las restricciones para así reactivar la economía del país, una decisión que algunos expertos consideraron precipitada.

Sin embargo, el repunte de casos de coronavirus ha llevado a varios estados, tanto demócratas como republicanos, a dar marcha atrás y a volver a ordenar el cierre de negocios no esenciales, especialmente en Florida, Texas y California. Consecuentemente, muchos gobernadores ya se han mostrado reacios a retomar las clases presenciales.

“Queremos abrir, estamos abiertos y no vamos a cerrar”, se comprometió Trump, quien no dudó en insistir: “Vamos a presionar para abrir las escuelas en otoño”.

EE.UU.: regresan las restricciones tras repunte del coronavirusTres grupos médicos describieron a la pandemia de coronavirus como “la peor crisis de salud pública en varias generaciones”.

El secretario del Departamento de Salud, Alex Azar, aseguró que, en virtud a lo que se sabe de la infección, se pueden reabrir las escuelas de manera “segura” observando “simples costumbres de sentido común”: mantener las distancias, emplear mascarillas cuando no sea posible el distanciamiento y practicar una buena higiene personal.

“Esas reglas están ahí para volver a llevar a nuestros niños [a las escuelas] de forma segura, para proteger a los profesores y al personal. Y es hora de hacerlo”, zanjó Azar.

El impacto entre los jóvenes 

El mandatario afirmó que su administración quiere retomar las clases “rápidamente” y apuntó que “la gente joven aguanta extraordinariamente bien” el impacto de la enfermedad.

A pesar de que la tasa de mortalidad entre los más jóvenes es significativamente baja, las autoridades sanitarias estadounidenses han reconocido que aún se desconoce el posible impacto del virus a largo plazo y han alertado de que los jóvenes, aún siendo asintomáticos, pueden convertirse en el principal foco de contagio para los más vulnerables.

En cualquier caso, Trump restó importancia a una enfermedad que se ha cobrado “un número muy alto, pero un número en cualquier caso” de vidas en Estados Unidos. Según datos de la universidad Johns Hopkins, se han registrado 2.963.244 casos y 130.813 muertes en todo el país.

“Puesto  que hacemos más pruebas, tenemos más casos. Si realizáramos la mitad de pruebas tendríamos muchos menos casos. Pero la gente no lo ve así”, sostuvo el presidente, quien también se congratuló por la baja tasa de mortalidad del virus estas últimas semanas.

Ciudad de México reabre en pleno brote del Coronavirus

La Ciudad de México comenzó a permitir la reapertura de más negocios el lunes pasado, luego de casi tres meses de diversos grados de confinamiento por la pandemia de coronavirus.

Algunas estaciones del metro que habían estado cerradas para que disminuyera el volumen de pasajeros fueron reabiertas. El metro también planea distribuir un millón de caretas de plástico con el fin de reducir el riesgo de infecciones.

La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum dijo el lunes que las autoridades calculan que las reaperturas graduales esta semana podrían generar la salida a las calles de entre 1 y 1,5 millones de personas. El centro histórico reabrirá el martes, seguido por restaurantes y hoteles el miércoles, pero a la mitad de su capacidad.

En un semáforo de alerta de cuatro colores, en el que el rojo es el de mayor restricción y el verde el menor, la Ciudad de México disminuyó el nivel de alerta a naranja a pesar de que tiene el mayor número de infectados y muertos en el país. León Armando Medina Quezada, un joven de La Marquesa, una pequeña localidad al oeste de la capital, fue de compras el lunes al centro. Le preocupaba que la reapertura fuese excesiva y demasiado rápida.

“Se ve mucha actividad. La verdad es mucha actividad, y esto se va a volver a poner de vuelta el semáforo en rojo por la misma urgencia”, manifestó. “Hay mucha gente en el metro, todo está muy lleno”.

Sheinbaum dijo que las autoridades están monitoreando muy de cerca la capacidad de los hospitales en caso de que sea necesario endurecer las restricciones de nuevo. Los bares y los centros nocturnos continuarán cerrados.

Las concentraciones más elevadas de nuevas infecciones se registran en las demarcaciones rurales del sur de la ciudad (Xochimilco, Milpa Alta y parte de Tlalpan). Hay unas 2.800 personas hospitalizadas con COVID-19 en la urbe.

A nivel nacional, la cifra de casos confirmados subió el lunes en 3.805 a 220.657, y los fallecimientos aumentaron en 473 a 27.121.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Comercio de Nueva York reabre pese al temor del rebrote de contagios

Por primera vez en más de tres meses, los neoyorquinos pueden ir de compras, cenar fuera de casa y hacerse un corte de pelo, al empezar la ciudad a relajar el confinamiento por el coronavirus.

Nueva York entró el lunes a la Fase 2 de su reapertura, siendo la última región del Estado de Nueva York en hacerlo. Los residentes celebraron sus crecientes libertades con visitas a las tiendas o a los restaurantes al aire libre.

 Los parques también abrieron, y a los empleados de oficinas se les permitió regresar a sus escritorios, aunque muchos aún no lo hacen. Algunas de las más grandes corporaciones de la ciudad siguen permitiendo a sus empleados trabajar de forma remota.

 Nueva York fue en un momento el epicentro del coronavirus en Estados Unidos, pero los casos del virus están ahora en descenso. El COVID-19, la enfermedad ocasionada por el coronavirus, mató a unos 22.000 neoyorquinos. Durante los peores días del brote, la ciudad perdía unas mil vidas diarias. Recientemente, el saldo de muertes ha sido menor o un poco mayor a diez diarios, según las estadísticas de la ciudad.

El alcalde Bill de Blasio dijo que él saldría a cenar el lunes y que la reapertura ha sido particularmente importante para la industria de los restaurantes, a la que él se refirió como “la identidad de la ciudad de Nueva York”.

 Mientras los casos del virus en la Ciudad de Nueva York van en descenso, los casos como en una docena de estados han repuntado.

Los brotes han motivado al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, a considerar ordenar a los viajeros de estados con alta transmisión del virus a recluirse en cuarentena por dos semanas. Esto representa un retroceso en relación a inicios del año, cuando algunos estados, como la Florida, impusieron cuarentena a los viajeros originarios de Nueva York.

 La pandemia del coronavirus ha causado más de 2,3 millones de casos confirmados en Estados Unidos y más de 120.000 muertes.

Disney planea reabrir sus parques de California en julio

Disney propuso reabrir sus parques temáticos del sur de California a mediados de julio, luego de lo que será un cierre de cuatro meses a causa de la pandemia de coronavirus, anunció el miércoles la compañía.

Disney Parks, Experiences and Products informó en un comunicado que el objetivo es reabrir los parques de Disneyland y Disney California Adventure el 17 de julio. Una zona comercial cercana con temática de Disney reanudaría las actividades el 9 de julio.

Las personas que quieran visitar los parques deberán realizar reservaciones por adelantado y la capacidad en estos estará limitada, señala el comunicado. Los eventos que atraen grandes multitudes, como los desfiles y los espectáculos nocturnos, no regresarán por el momento, y los personajes de Disney estarán en los parques, pero no podrán reunirse con los visitantes, agrega el comunicado.

El plan para reabrir los parques, que han estado cerrados desde el 14 de marzo, todavía debe ser aprobado por el gobierno local.

Los fanáticos de Disneyland normalmente pueden confiar en que el parque estará abierto sin importar lo que ocurra en el mundo que lo rodea. El parque ha cerrado en contadas ocasiones a lo largo de 65 años y nunca por más de un día, de acuerdo con Jason Schultz, archivista supervisor en la Biblioteca y Museo Presidencial Richard Nixon e historiador no oficial de Disneyland que escribió “Jason’s Disneyland Almanac”. El último cierre fue después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La fecha propuesta para su reapertura es 65 años después de que Disneyland abrió sus puertas por primera vez en 1955.

California, que recientemente anunció planes para dejar que muchos de sus condados reabran gimnasios, bares y museos, no ha fijado un calendario para la reapertura de parques de atracciones. Más de 4.700 personas han fallecido en el estado a causa del coronavirus, que provoca síntomas leves o moderados en la mayoría de la gente, pero en algunos, sobre todo adultos mayores y personas con enfermedades preexistentes, puede ocasionar neumonía e incluso la muerte.

Mike Lyster, portavoz de la ciudad de Anaheim, celebró las noticias de la reapertura luego de un cierre tan largo, y dijo que las autoridades locales confían en que Disney puede manejar la afluencia y mantener a salvo a la comunidad aledaña.

“Además de salvar vidas, la recuperación es la parte más importante de cualquier incidente”, dijo Lyster. “Será un enorme impulso moral mientras buscamos entrar en un periodo de recuperación”.

Long Island reabre hoy miércoles en medio de la pandemia

Los condados de Nassau y Suffolk que conforman Long Island, en el estado de Nueva York,  y que constituyen los suburbios más próximos a la Gran Manzana, comienzan la fase 1 de la reapertura económica este miércoles, lo cual significa un desafío para la vuelta “a la nueva normalidad”, en medio de la pandemia del coronavirus.

un reporte del periodista Fernando Martinez de El Diario de Nueva York, aseguró que solo quedarían pendiente, por la aprobación estatal para pasar a la primera etapa de normalización de actividades económicas, los cinco condados de la ciudad de Nueva York.

El gobernador Andrew Cuomo confirmó que dentro de las siete condiciones de la métrica de reapertura, en esta región estatal, solo faltaba completar el número de “rastreadores de casos”, lo cual se había alcanzado en las últimas horas.

“Long Island comenzará a reabrir el miércoles, si las muertes continúan disminuyendo y si su operación de localización de contactos se pone en marcha“, dijo este martes el Gobernador.

Con un 20% de población hispana, especialmente de comunidades centroamericanas y suramericanas, esta franja territorial neoyorquina se espera que abra el compás a actividades como la construcción, la agricultura y comercios mayoristas. Justamente, un segmento dominado por la fuerza laboral latina y los más afectados por la infección de COVID-19.

La fórmula: pruebas, contactos y rastreo

El trabajador de la construcción salvadoreño, Luis Tomei, quien desde hace 23 años reside en Huntington, en la costa norte de Long Island, junto a su esposa guatemalteca, quien es empleada doméstica, confiesa que aunque los trabajos mayores de construcción fueron paralizados, nunca dejó de hacer “arreglitos menores”.

“Yo no me pude dar ese lujo de la cuarentena. Ni mi esposa tampoco. Eso nos costó enfermarnos, creo del coronavirus, a mediados de abril, pero afortunadamente nos recuperamos en una semana. Y agarramos fuerza y seguimos. De lo contrario, estuviéramos con muchas deudas”, comenta el centroamericano.