Tag: REPUNTE

Alemania vuelve a cerrar comercios y colegios ante el repunte de contagios del virus chino

Alemania volverá a partir del miércoles y hasta el 10 de enero al “confinamiento duro”, con comercios no esenciales y colegios cerrados, para atajar la propagación del coronavirus que pese a mes y medio de restricciones alcanzó esta semana cifras récord.

El Gobierno central y los estados federados acordaron este paso en una videoconferencia de urgencia celebrada este domingo para evitar el colapso del sistema sanitario, atendiendo a los llamamientos de los expertos y tras la cascada de medidas regionales que se han ido adoptando en los últimos días.

“Es el día de hacer lo necesario”, aseguró la canciller alemana, Angela Merkel, en una rueda de prensa convocada de urgencia para anunciar las nuevas medidas, en la que argumentó que las restricciones previas “no han sido suficientes”.

La canciller, que destacó que se trata de evitar la “sobrecarga del sistema sanitario” reduciendo al máximo los contactos interpersonales, reconoció que las restricciones afectan severamente a “mucha gente”.

Cierre de comercios no esenciales

El acuerdo incluye el cierre de todos los establecimientos comerciales considerados no esenciales, que se suman al ocio, la cultura y la gastronomía, que suspendieron su actividad a principios de noviembre.

Los colegios y las guarderías permanecerán asimismo cerradas tres semanas y media, dejándose la puerta abierta a la educación a distancia y estableciéndose retenes de guardia en algunos centros para casos excepcionales, como hijos de padres con profesiones esenciales.

Las reuniones seguirán limitadas a cinco personas de dos domicilios (sin contar los menores de 14 años), aunque las condiciones se relajarán levemente entre el 24 y 26 de diciembre para permitir encuentros familiares (aunque no en Nochevieja, Año nuevo y Reyes).

Para Nochevieja y Año nuevo se va a decretar una “prohibición de reunión” nacional en espacios públicos y se va a prohibir la venta y uso de productos pirotécnicos, algo tradicional en esas fechas. Además se recomienda el trabajo desde casa, se recomienda no viajar ni dentro ni fuera del país, se restringen los oficios religiosos mediante medidas de higiene y distanciamiento y se prohíbe el consumo de alcohol en lugares públicos.

Las medidas de seguridad se extremarán además en las residencias de personas mayores, donde se realizarán varios test semanales a los profesionales sanitario y, en regiones con mayor incidencia, también a los visitantes.

El ministro de Finanzas, Olaf Scholz, avanzó por su parte la prolongación y mejora de las ayudas financieras puente para empresas y autónomos, con el objetivo de asegurar la liquidez a los perjudicados por los cierres.

Cifras en máximos

La decisión supone una victoria de las tesis de Merkel, que había abogado desde hace semanas por endurecer las restricciones. Pero las competencias en ese ámbito recaen en los estados federados, que hasta el momento se habían resistido a un confinamiento duro o no habían sido capaces de consensuar una postura unificada. Alemania registró en las últimas 24 horas 20.200 nuevos contagios por Covid-19 y 321 muertes, según cifras del Instituto Robert Koch (RKI), centro epidemiológico de referencia.

El récord en ambas categorías se produjo este viernes, con 29.875 nuevos casos y 598 víctimas mortales. Este sábado se comunicaron unas cifras ligeramente inferiores: 28.438 nuevos casos de covid y 496 muertes.

En los últimos siete días se han contabilizado 140.383 casos en Alemania -el país más poblado de la UE con 83,2 millones de habitantes-, con lo que la incidencia acumulada en ese período para el conjunto del país es de 169,1 casos por cada 100.000 habitantes.

En total, Alemania ha registrado 1.320.716 contagios por coronavirus (más del 1,5 % de la población), de los que 21.787 han fallecido. El RKI estima que la cifra de recuperados se eleva ya a 967.900 personas, mientas que unos 330.000 están ahora mismo infectados por el Sars-CoV2.

Italia arrecia medidas contra el COVID-19 por leve repunte de casos

Italia decretó el cierre de discotecas y espacios de baile al aire libre, incluyendo playas tras lo que se podría considerar un leve aumento en los casos de contagios por el COVID-19, reportó El País.

Según el medio español, los contagios han pasado de 200 a más de 629 en una semana. Esto representaría solo una cuarta parte de los contagios en España, que se convirtió en el país europeo con más contagios.

De acuerdo a El País, los establecimientos de ocio nocturno con espacios exteriores eran los únicos que quedaban abiertos, quienes pudieron abrir después del 15 de junio.

La medida entrará en vigor hasta al menos el 7 de septiembre, a pesar de la resistencia de líderes de la industria y gobernadores de distintas regiones del país.

Además, el Ministerio de Salud de Italia emitió la semana pasada una ordenanza que requiere pruebas para todos los que lleguen de Croacia, Grecia, Malta o España.

Reportan que la venta de pijamas se ha disparado en medio de la pandemia

El coronavirus ha cambiado drásticamente la manera en que las personas compran: lo que ha provocado importantes ofertas para algunos productos y fuertes incrementos de precio en otros.

Las compras en línea se dispararon el mes pasado, según un estudio de Adobe Analytics publicado el jueves pasado, dice CNN en español. Y no es una sorpresa: muchas personas no pueden o no quieren salir de casa para ir de compras en medio de la pandemia.

El aumento masivo de las compras en línea puso a abril al nivel de una venta gigante de Black Friday (o Viernes Negro, en español), sostuvo Adobe Analytics. Para algunos minoristas, el tráfico en línea durante ese mes le hizo competencia a las cifras registradas durante el Black Friday. Otras compañías dejaron grandes descuentos en artículos que no se vendieron bien durante la pandemia, ofreciendo así a los clientes ofertas similares a las del Viernes Negro. Las pijamas son productos que registraron gran demanda de los consumidores, en estos tiempos de pandemia.

Trabajar desde casa en la era del coronavirus significa que los estadounidenses están comprando en línea muchos más comestibles y muchos menos pantalones.

Ahora, para convencer a los clientes de comprar, las tiendas de ropa en línea bajaron sus precios. Estos almacenes se vieron obligados a reducir el valor de las prendas en un 12% en promedio, entre marzo y abril. Es la mayor disminución de precios en un mes registrada por Adobe Analytics.

Eso ayudó a impulsar las ventas de ropa, que aumentaron un 34% durante el mismo periodo.

“Nunca hemos visto algo así en el negocio de la ropa”, señaló Vivek Pandya, analista principal del grupo de información digital de Adobe. “En este momento [las compañías de ropa] están experimentando el tipo de precios que normalmente tendrían durante el Black Friday”, añadió.