Los legisladores Mario Díaz-Balart y Stephanie Murphy presentaron un proyecto de ley que propone reanudar de manera segura el procesamiento de los trámites migratorios para los solicitantes bajo el Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano (CFRP, por sus siglas en inglés), que fueron suspendidos indefinidamente desde 2017 a causa de los llamados “ataques sónicos” contra personal de la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

El proyecto de ley propone reanudar los trámites migratorios suspendidos de manera segura, y realizarlos en la Base Naval de Guantánamo, pues Estados Unidos cerró su Embajada en Cuba, que estaba situada en La Habana,  y actualmente no se tramitan solicitudes migratorias ni visados de Estados Unidos en Cuba, lo cual dejó a miles de cubanos en un limbo.

“Miles de inocentes familias cubanas han sufrido la carga causada por la conducta impropia del régimen cubano y la falta de protección al personal estadounidense en Cuba”, dijo Díaz-Balart, de origen cubano, en un comunicado.

El representante por Florida se mostró confiado en que este proyecto obtendrá el apoyo de ambos partidos y se convertirá en ley.

El proyecto de ley de “Modernización de la Reunificación Familiar para los Cubanos de 2021” codifica el Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano (CFRP) para permitir que los ciudadanos cubanos puedan continuar el proceso migratorio desde Cuba y no tengan que viajar a terceros países, como México o Guyana, donde Estados Unidos tiene consulados y embajadas, para realizar estos trámites de manera segura.