Tag: RON DE SANTIS

Florida intenta evitar ruptura “catastrófica” de estanque de aguas residuales

Equipos de emergencia de Florida trabajan para evitar la ruptura de un gran estanque de aguas residuales en la zona de Tampa Bay, evacuando el área con el fin de prevenir una “inundación catastrófica”, informó el gobernador del estado, Ron DeSantis, el domingo.

Funcionarios del condado Manatee señalaron que los modelos más recientes muestran que una ruptura de la represa de la vieja planta de fosfato podría verter 1.280 millones de litros (340 millones de galones) de agua en cuestión de minutos, lo que generaría una pared de agua de 6,1 metros (20 pies) de altura.

“Lo que estamos examinando en este momento es cómo prevenir, y responder, de ser necesario, a una situación de inundaciones verdaderamente catastróficas”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa luego de sobrevolar la vieja mina de fosfato de Piney Point.

Las autoridades han cerrado tramos de la autopista federal 41 y ordenaron la evacuación de 316 residencias. Algunas familias fueron reubicadas en hoteles locales.

Policías del condado Manatee comenzaron a evacuar a unos 345 presos de una cárcel local ubicada a unos 1,6 kilómetros (1 milla) de distancia del estanque de 31 hectáreas (77 acres), reportó el periódico Tampa Bay Times. El administrador del condado, Scott Hopes, señaló que los modelos indican que la zona podría verse cubierta por entre 30 centímetros (1 pie) y 1,5 metros (5 pies) de agua, y el segundo piso de la cárcel se ubica 3 metros (10 pies) encima del suelo.

En un principio las autoridades anunciaron que moverían a los reos y al personal al segundo piso y colocarían sacos de arena en la planta baja, pero el jefe de policía Rick Wells señaló posteriormente que mover a los reclusos al segundo piso significaba un riesgo de seguridad.

Funcionarios del condado señalaron que el agua de pozos no ha sido afectada y que el Lago Manatee no está amenazado. Dicho cuerpo de agua es la principal fuente de agua potable de la zona.

El Departamento de Protección Ambiental de Florida señaló que el estanque tiene agua salada mezclada con aguas residuales y pluviales. Sus niveles de fósforo y nitrógeno son elevados y es ácida, aunque no se prevé que sea tóxica, aseguró la agencia.

Los cuerpos de emergencia han estado vaciando el agua desde que el estanque presentó una fuga en marzo. El viernes se detectó una pérdida significativa y ante ello se incrementaron las medidas de emergencia, se ordenaron las primeras evacuaciones y se declaró un estado de emergencia el sábado. Una porción del muro de contención de la represa se desplazó, ante lo cual las autoridades llegaron a pensar que podría romperse en cualquier momento.

Hopes, el administrador del condado, dijo el domingo que, con nuevos recursos estatales, las cuadrillas de emergencia casi estarán duplicando la cantidad de agua que está siendo bombeada fuera del estanque y trasladada a Port Manatee. Actualmente se están extrayendo unos 100.000 litros (22.000) galones por minuto, y Hopes dijo prever que el riesgo de una ruptura disminuya para el martes.

Florida da sus primeros pasos hacia la reapertura de su economía

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció que los hospitales de Florida comenzarán a realizar nuevamente cirugías electivas a partir de este lunes 4 de mayo, en lo que describió como un nuevo paso hacia la normalización del estado, aún inmerso en labores de prevención contra el letal coronavirus.

Según un reporte de la periodista Sonia Osorio, de El Nuevo Herald, la reanudación de esos procedimientos médicos forman parte de la fase 1 del plan del estado para reactivar paulatinamente varios sectores del estado que incluyen restaurantes, tiendas, centros comerciales y otros negocios no esenciales, pero que funcionarán solo con el 25% de su capacidad y cumpliendo con la orden del distanciamiento social, no reunirse más de 10 personas y el uso de mascarillas en algunos casos.

“Lo que estamos haciendo mañana es solo un paso, no es la Florida que nosotros teníamos en febrero, pero es otro paso hacia el regreso a la normalidad”, dijo DeSantis en una rueda de prensa junto con varios médicos en la sede del Halifax Health Medical Center, en Daytona Beach.

DeSantis hizo el anuncio un día antes de que Florida inicie esa fase en la que están excluidos los condados Miami-Dade, Broward y Palm Beach, donde se centra la epidemia que ha causado en todo el estado más de 36,000 casos confirmados de COVID-19 y 1,379 muertos.

En el sur de Florida se habían registrado 21,217 contagios y 772 muertos hasta las 11:00 a.m del domingo, las mayores cifras en el estado, de acuerdo con datos del Departamento Estatal de Salud.

DeSantis dijo que los centros médicos son seguros y que los pacientes no corren riesgo de contraer el COVID-19.

Gobernador DeSantis ordenó confinamiento obligatorio para Florida desde el jueves

Después de recibir fuertes críticas, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, finalmente dio su brazo a torcer este miércoles y anunció que firmará una orden ejecutiva decretando que todos los floridanos deben quedarse en casa a menos que salgan para realizar actividades o servicios esenciales.

El propósito de la orden, que entrará en vigencia este jueves a medianoche y durará 30 días, es mitigar la propagación del nuevo coronavirus.

“No sabemos cómo van a funcionar todas estas medidas, pero lo descubriremos después”, dijo el gobernador.

Previamente DeSantis se había rehusado a implementar una medida estricta como esta a nivel estatal, argumentando que algunos condados tenían más casos que otros y cuestionando su efectividad.


Durante una conferencia de prensa desde Tallahassee el martes por la tarde, DeSantis dijo que no veía la necesidad de cerrar el estado porque la Comisión de la Casa Blanca y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) aún no lo habían recomendado.

“La comisión no me lo ha recomendado. Si lo hacen, obviamente, eso sería algo que tendría mucho peso para mí”, dijo DeSantis.

DeSantis dijo el miércoles que consultó con el presidente Donald Trump antes de tomar la decisión y ambos estuvieron de acuerdo que era hora de obligar a las personas a quedarse en casa ante la pandemia.

Fuente: El Nuevo Herald.com

Epidemiólogo aconseja confinamiento total de la Florida anti COVID-19

Uno de los epidemiólogos detrás del modelo de la epidemia del coronavirus citado por la Casa Blanca el fin de semana como una razón para ampliar las recomendaciones de distanciamiento social hasta finales de abril ha aconsejado al gobierno de la Florida que emita una orden estatal de confinamiento, la clase de orden que el gobernador Ron DeSantis ha insistido hasta el momento que es innecesaria.

Ali Mokdad, profesor del Instituto de Métrica y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, dijo que informó a altos funcionarios de salud floridanos el lunes por la noche que el gobernador debe emitir una orden estatal de confinamiento que incluya el cierre de todos los negocios esenciales y el aislamiento social para controlar la propagación del virus.

El modelo informático del instituto —que se actualiza a medida que la información cambia— pronostica que incluso si se emite tal orden, el brote del coronavirus en el estado va en camino de llegar a su cota máxima a principios de mayo, con cifras que abrumaran las unidades de cuidados intensivos y lleven potencialmente a la muerte de miles de personas para el verano

“Estos cálculos se basan [en la expectativa de que] la Florida implemente medidas de confinamiento en los próximos 7 días. Estamos suponiendo que el próximo lunes ya estarán en vigor”, dijo Mokdad, quien trabajó en los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), al Miami Herald. “Si no lo hacen, la cifra aumentará”.

Mokdad, quien habló con el Miami Herald el lunes por la tarde antes de hablar con el Dr. Scott Rivkees, secretario de Salubridad de la Florida, dijo que “recomienda con fuerza cerrarlo todo”.

Mokdad confirmó en un email el martes por la mañana que la conversación con Rivkees sí ocurrió. Agregó que el estado ofreció información actualizada sobre su capacidad hospitalaria y de respiradores, que se usará para actualizar las proyecciones del modelo.

La Oficina de Prensa del gobernador no respondió a preguntas sobre la llamada.

El modelo que pronostica la propagación del coronavirus fue publicado por el IHME y ha recibido una amplia atención nacional desde que la Dra. Deborah Birx, coordinadora del equipo especial de la Casa Blanca sobre el coronavirus, citó el análisis el domingo, detallando proyecciones de que unas 200,000 personas pudieran fallecer por el virus en Estados Unidos aunque el país tome todas las medidas preventivas posibles.

Birx dijo a los reporteros en una sesión de información que la Casa Blanca que había revisado una docena de modelos antes de formular sus proyecciones. Y entonces, dijo Birx, conocieron del modelo independiente del IHME, que llega aproximadamente a la misma conclusión.

“Visiten su página digital“, dijo Birx de Cristopher Murray, director del IHME. ”Podrán ver que nuestras preocupaciones sobre el aumento en las posibles muertes”.

El modelo del IHME pronostica en este momento entre 36,000 y 152,000 muertes en Estados Unidos para mediados de agosto, y la cantidad de casos debe llegar a su máximo a mediados de abril. El modelo supone que todos los estados del país queden sujetos a medidas de confinamiento para el lunes.

En la Florida, el modelo pronostica entre 1,600 y 11,000 muertes en el mismo período, con la cota máxima de casos a principios de mayo, suponiendo que el estado esté bajo confinamiento para la próxima semana.

“Esperamos que todos lo hagan porque es una buena decisión”, dijo Mokdad.

Hasta el momento, la administración de DeSantis se ha negado a identificar o publicar información sobre cómo está usando las proyecciones para guiar la toma de decisiones que los epidemiólogos dicen deben estar dirigidas a abordar las infecciones que probablemente lleven a consecuencias semanas después.El modelo del IHME, por ejemplo, pronostica un amento significativo de casos en la Florida en aproximadamente un mes debido al hecho de que las medidas más fuertes de confinamiento se están implementando ahora en la región sureste del estado, donde está la mayoría de los casos en la Florida.

“Hay varios modelos que proyectan los casos de COVID-19 y cuándo tocará su cota máxima”, dijo Jason Mahon, portavoz del Equipo de Respuesta a Emergencias de la Florida, dijo al Miami Herald. “Para poder planear cómo enfrentar todas las contingencias, el estado no depende de un solo modelo”.

DeSantis, quien dice que está en contacto diario con el presidente Donald Trump, ha hablado sobre las infecciones del coronavirus con énfasis en los casos actuales, no las proyecciones. Al decidir no emitir una orden estatal de confinamiento, como han hecho más de otros 20 gobernadores, DeSantis ha dicho que sería contraproducente cerrar partes del estado con poco casos confirmados.

El lunes, DeSantis mantuvo la misma postura al emitir una orden ejecutiva que fortalecer los decretos de confinamiento emitidos por los gobiernos locales solamente en los condados Monroe, Miami-Dade, Broward Palm Beach. A pesar de proyecciones que indican que la Florida puede experimentar una cota máxima de hospitalizaciones y fallecimientos a principios de mayo, DeSantis dijo que la orden duraría dos semanas porque opina que el país habrá comenzado a recuperarse antes que las recomendaciones federales de distanciamiento social emitidas venzan.

“Vamos a seguir evaluando la situación todos los días y ver cuáles son las tendencias”, dijo DeSantis a los reporteros. “Pienso que el presidente piensa que vamos estar en una mejor situación antes del 30 de abril”.

https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-80000477-2

Gobernador de Florida emite orden: “Permanezcan seguros en sus casas”

El gobernador Ron DeSantis emitirá una orden ejecutiva para que las personas que residen en los cuatro condados del sur del estado permanezcan en sus casas hasta mediados de mayo y poder así frenar la propagación del coronavirus en esa aérea, que se ha convertido en una zona de gran concentración de casos de COVID-19.

DeSantis hizo el anuncio en una conferencia de prensa el lunes cerca del centro de pruebas de coronavirus ubicado en el estadio Hard Rock en Miami Gardens, en la que participaron los alcaldes del Condado Miami-Dade, Carlos Giménez, de Broward, Dale V.C Holness; de Palm Beach, Dave Kerner, y de Monroe, Heather Carruthers.

“Hoy firmaré una orden ejecutiva sobre las reglas comunes de una orden para permanecer en casa aplicada al sur de Florida. Esto complementa lo que el alcalde Giménez ya ha hecho. Estamos haciendo esto porque el 60 por ciento de los casos de Florida se encuentran en el sureste del estado”, dijo.

Los cuatro condados del sur de Florida que serán sujetos de la orden ejecutiva son Miami-Dade, Broward, Palm Beach y Monroe.

Las noticias locales nunca han sido más importantes

Suscríbase para obtener acceso digital ilimitado a las noticias importantes de su comunidad#TUNOTICIALOCAL

Miami-Dade y Broward registran un elevado número de casos con 1,632 y 1,152 personas contagiadas, respectivamente, según las cifras divulgadas al mediodía del lunes por el Departamento de Salud de Florida.

Explicó que en el sur de Florida hay una comunidad que es la más densamente poblada del estado, “una la zona del Aeropuerto Internacional de Miami que recibe gran parte de los (pasajeros) vuelos internacionales y tiene una estrecha relación entre Florida y la Ciudad de Nueva York”.

“Manténganse seguros en sus casas”, dijo DeSantis en dos ocasiones durante la rueda de prensa.

El gobernador también dijo que creía que el virus estaba “dando vueltas” por los alrededores de Miami durante el Super Bowl. “Tan temprano como en enero y febrero”, pero que las personas desconocían de lo que se trataba, solo pensaron que eran síntomas de gripe.

La vicegobernadora, Jeanette Núñez, quien estaba en la rueda de prensa, dijo que DeSantis también firmó una orden ejecutiva que permite a los policías y al personal de salud recientemente retirado que puedan reincorporarse a la fuerza laboral de inmediato para “unirse a esta lucha contra el COVID-19”.

Las leyes estatales prohíben trabajar con el estado a los empleados retirados durante seis meses, agregó Núñez.

Por su parte, el alcalde Giménez dijo que no considera necesario imponer un toque de queda en el condado, pero las ciudades sí pueden implementarlo en caso de que así lo quieran.

Fuente: El Nuevo Herald

https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-80000477-2