Tag: SEGUIDORES

Trump recomienda por primera vez vacunarse contra el COVID-19

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump recomendó este martes a los estadounidenses que se vacunen contra la COVID-19y en especial a sus votantes, el grupo que más resistencia está mostrando a inocularse.

Trump y su mujer, la exprimera dama Melania Trump, se vacunaron contra la COVID-19 antes de abandonar el poder, aunque no lo hicieron público en su momento.

De hecho, los Trump fueron el único matrimonio expresidencial que no participó en una campaña de vacunación que han protagonizado Barack y Michelle Obama (2009-2017), George W. y Laura Bush (2001-2009), Bill y Hillary Clinton (1993-2001), y Jimmy y Rosalynn Carter (1977-1981).

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, instó precisamente este lunes a Trump a “alzar la voz sobre la seguridad y eficacia” de la vacuna al destacar que “todos los otros” expresidentes lo han hecho y dijo que el Gobierno de Biden apoyaría ese gesto.

En la entrevista con Fox News, Trump dijo que la vacuna contra la covid-19 “es buena, es segura y es algo que funciona”.

“Pero, de nuevo, tenemos nuestras libertades y tenemos que vivir con ello y eso también lo apoyo”, afirmó Trump al referirse a la gente que ha decidido no vacunarse.

Una encuesta reciente de CBS News indicó que el 34 % de votantes republicanos no tiene intención de vacunarse y que un 24 % todavía lo está sopesando, mientras que entre los demócratas tan solo un 10 % no quiere la vacuna y un 20 % todavía está indeciso.

El gobernador de Georgia -el estado que menos gente ha vacunado de todo el país-, Brian Kemp, dijo la semana pasada que se están encontrando “vacilación” entre el grupo de republicanos blancos a la hora de vacunarse.

En Estados Unidos, unos 72,1 millones de personas (un 21,7 % de la población) han recibido al menos una dosis de las vacunas de Pfizer, Moderna o Johnson&Johnson, de las cuales 39 millones (11,8 %) están ya completamente inoculadas.

La mayoría de estados con un menor número de población vacunada son sureños y tradicionales feudos republicanos como la misma Georgia, Alabama, Tennessee o Texas.

Twitter suspende 70 mil cuentas aliadas a Trump

Twitter anunció el lunes haber suspendido “de manera permanente” 70 mil cuentas afiliadas al movimiento pro-Trump QAnon, para impedirles usar la red social con fines violentos, tras el asalto la semana pasada del Capitolio por simpatizantes del presidente estadounidense.

La plataforma emprendió una purga que comenzó el viernes con el bloqueo final de la cuenta del presidente estadounidense, acusado de haber alentado a sus seguidores a desbaratar la certificación de la victoria del demócrata Joe Biden por parte del Congreso.

“Desde el viernes más de 70 mil cuentas han sido suspendidas”, dijo Twitter en un comunicado. El número de cuentas bloqueadas es alto porque muchos individuos tenían más de una cuenta.

“Estas cuentas compartían contenido nocivo asociado a QAnon de manera masiva y se dedicaban principalmente a la propagación de esta teoría de la conspiración”, añadió.

La mayoría de las plataformas de redes sociales han tomado medidas sin precedentes desde que los partidarios del multimillonario republicano invadieron el Capitolio durante varias horas el miércoles, conmocionando al país y al mundo. Cinco personas murieron en los altercados.

Facebook y Twitter suspendieron indefinidamente la cuenta de Donald Trump, que durante meses ha estado desacreditando el proceso electoral y acusando a los demócratas, sin pruebas, de “robarle las elecciones”.

Para justificar su decisión, las dos redes hicieron referencia en particular al riesgo de violencia futura antes de la ceremonia de inauguración de Joe Biden, el 20 de enero frente al Capitolio.

“Los planes para futuras protestas armadas están proliferando en Twitter y en otros lugares, incluyendo un segundo ataque en el Capitolio el 17 de enero de 2021”, informó Twitter el viernes.

La red era la principal herramienta de comunicación de Donald Trump, donde interactuaba con sus 88 millones de suscriptores diarios.

Trump obtuvo este lunes una inusual aliada en este tema.

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó la decisión de Twitter “problemática” porque muestra la omnipotencia de las plataformas en términos de libertad de expresión.

QAnon es un movimiento conspirativo de extrema derecha. Sus seguidores defienden la idea de que Donald Trump está librando una guerra secreta contra una secta liberal mundial de pedófilos satánicos.

Trump pide a sus seguidores retirarse del Capitolio

En un escueto mensaje, el presidente Donald Trump pidió a sus seguidores, que tomaron con violencia el Capitolio, retirarse a sus casas “en paz”.

El mandatario insistió que “le robaron la elección”, pero pidió a sus simpatizantes actuar pacíficamente.

“Tenemos que tener paz, tenemos que tener orden público, tenemos que respetar a nuestro gran personal de la ley y el orden. No queremos que nadie resulte herido”, dijo el mandatario. “Váyanse a casa”.

Dijo reconocer el dolor que sus seguidores sienten, pero que la situación era complicada en este momento.

Sin hacer referencia a los hechos en el Capitolio, antes nunca visto, continuó en referencia a las elecciones.

“Nunca había pasado algo así”, expresó sobre el proceso. “Es una elección fraudulenta”.

Seguidores de Trump organizan una toma de posesión digital paralela a la de Biden

Seguidores del presidente saliente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, están organizando una toma de posesión en formato digital que tendrá lugar en paralelo a la del mandatario electo, Joe Biden, el próximo 20 de enero al mediodía.

Los trumpistas están agrupados en una página de Facebook bautizada como “Segunda Ceremonia de Investidura Presidencial de Donald J. Trump”.

Más de 62.000 personas han confirmado su asistencia al evento virtual, mientras que otras 263.000 han mostrado interés.

Los impulsores del evento se definen como una “agrupación de personas de base” que quieren mostrar su apoyo a Trump sin “afiliación a ninguna organización formal”.

Facebook, por su parte, ha añadido una aviso en la página en el que informa de que “Joe Biden es el presidente electo”.

“Asumirá oficialmente como el 46 presidente de los EE.UU. el 20 de enero de 2021”, detalla Facebook.

Trump aún no ha reconocido su derrota en las elecciones a la Casa Blanca del pasado 3 de noviembre y sigue aferrándose a denuncias infundadas sobre un supuesto fraude electoral masivo.

El todavía mandatario y sus aliados interpusieron decenas de demandas en los tribunales durante las semanas posteriores a los comicios, todas rechazadas por jueces progresistas y conservadores, incluidos los del Tribunal Supremo.

Las artimañas partidistas para revertir los resultados tampoco surtieron el efecto deseado y hace justo una semana el Colegio Electoral oficializó a Biden como presidente electo.

Ese trámite hizo que gran parte de los líderes republicanos, como el jefe de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, reconocieran finalmente la victoria de Biden, pero Trump y sus seguidores más fieles siguen en negación.

Biden mientras tanto está formando su futuro Gabinete y recibe informes de inteligencia del actual Gobierno en preparación para su llegada al poder.

La toma de posesión está programada para el próximo 20 de enero en las escalinatas del Congreso, como es habitual.

Trump sale del hospital por unos minutos para saludar a sus seguidores

Trump volvió a aparecer en Twitter con un video grabado desde el hospital, donde agradeció la atención que ha estado recibiendo por parte del personal médico asignado y también el apoyo que ha recibido de los seguidores que se congregaron esta mañana en las afueras del Hospital Walter Reed, a quienes les prometió una “visita sorpresa”. Poco más tarde, varios medios captaron al presidente dentro de una camioneta y saludando a la gente allí concentrada desde esta madrugada.

Por otra parte, Trump reconoció en el video haber “aprendido mucho sobre el Covid” en las pasadas horas y aseguró que esta experiencia de delicado estado de salud ha sido como una “escuela” sobre la seriedad del virus.

Aunque continua siendo incierto el estado de salud de Trump, se especula que podría ser dado de alta el lunes mismo.