Tag: SPRING BREAK

Reportan que Florida tiene más casos de Covid y más variantes después del spring break

La incidencia de COVID-19 en el estado de Florida, el cuarto en el país más golpeado por la pandemia, enfrenta un aumento del contagio, especialmente en el condado de Miami-Dade, escenario reciente de multitudes de estudiantes y visitantes durante el receso de primavera.

Florida agregó este jueves 7,939 casos, el mayor incremento desde mediados de febrero pasado y permanece como el de mayor incidencia en el país respecto a las variantes del Reino Unido (B.1.1.7), con más de 3,100 casos, 84 casos de la variante de Brasil (P.1) y 25 de Sudáfrica (B.1.351).

El alza ocurre tras semanas de desmanes en Miami Beach, ciudad que tuvo que imponer un toque de queda y el cierre de vías de acceso para controlar a multitudes de estudiantes que llegaron para pasar el “Spring Break”.

También coincide con la demanda que presentó hoy el gobierno de Florida contra el federal para exigir la reapertura inmediata de la navegación de cruceros en sus puertos, que se concentran en el sureste de Florida, la zona más afectada por la pandemia.

El estado acumula 2,104,686 casos de coronavirus desde que se detectó el brote en marzo de 2020 y 34,562 muertes, según el Departamento de Salud de Florida.

Miami-Dade, que sigue siendo el más afectado por la pandemia con 456,317 casos y 5,940 fallecimientos, sumó este jueves 1,912 casos más.

Además de Miami-Dade, hay una alta incidencia en Broward, con 220,739 casos y 2,713 muertos, y en Palm Beach, con 134,854 y 2,685, respectivamente.

Entre tanto, la vacunación avanza en Florida con más de 6.7 millones de vacunados completamente, ya sea con compuestos de una o dos dosis.

Florida es el estado que tiene más variantes de COVID-19 en Estados Unidos y además en mayor número, según las autoridades sanitarias.

Estados Unidos alcanzó este jueves 30,986,784 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 560,035 fallecidos por la enfermedad de COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

California es el estado más golpeado por la pandemia con 59,993 muertos, seguido por Nueva York (50,843), Texas (48,918), Florida (33,822), Pensilvania (25,269), Nueva Jersey (24,749) e Illinois (23,702).

Miami Beach impone toque de queda por multitudes que llegaron en el spring break

La fiesta en Miami Beach se acortó por segundo año consecutivo. En marzo pasado, fue por la pandemia que empezaba. Este año, la ilusión de que el coronavirus está bajo control llevó a tantos turistas a esta isla de Florida, que otra vez fue necesario cerrarles la puerta.

La multitud es tan incontrolable y los destrozos tantos que las autoridades decretaron el sábado (20.03.2021) el estado de emergencia y toque de queda.

“Es una putada”, dijo John Pérez, un estudiante de Texas que tomaba cerveza con un grupo de amigos sobre la arena, a pesar de los esfuerzos de la policía por impedir el consumo de alcohol en la playa.

Luego de que aumentaran episodios de violencia y vandalismo en los últimos días, las autoridades decidieron que los visitantes abandonen las calles y que los restaurantes cierren sus puertas a las 20H00 locales. Esto será en las principales zonas turísticas de South Beach, el epicentro de la fiesta de Miami Beach.

Situación incontrolable

Además, los tres puentes que conectan la isla con tierra firme –Miami– estarán cerrados al tráfico desde las 22H00 hasta las 06H00 de la mañana. Solo tendrán acceso los residentes, los trabajadores y los huéspedes de los hoteles.

“Esto es un asunto de seguridad pública”, dijo el administrador interino de la ciudad, Raúl Aguila, al anunciar las medidas. Al jefe de policía de Miami Beach, Richard Clements, le preocupa que la situación se vuelva inmanejable.

Las medidas vienen luego de semanas de intensa fiesta en Miami Beach, que no es ajena a las multitudes incontrolables de turistas: todos los años, en marzo, esta pequeña isla aloja a miles de estudiantes de todo el país que vienen a pasar las vacaciones de primavera.

Pero este año, con cerca de uno de cada 10 habitantes que ha recibido al menos una dosis de la vacuna en Estados Unidos, se respiran aires particularmente festivos.

En las noches, la gente practica todo menos la distancia social, en una especie de “locos años 20” que se anticipan a la pospandemia.