Tag: STEVE MNUCHIN

Congreso y Gobierno americano se dan 24 horas más para negociar nuevo proyecto de estímulo económico

La jefatura demócrata de la Cámara de Representantesy el gobierno deDonald Trump están enfrascados en el último esfuerzo antes de las elecciones para aprobar un proyecto de estímulo económico que permita mitigar el impacto del coronavirus.

Las expectativas sobre un acuerdo legislativo de última hora son bajas, en momentos en que las propuestas demócratas y republicanas están muy distanciadas, a cinco semanas de las elecciones presidenciales y legislativas del 3 de noviembre.

Pero, se trata de una legislación con altas implicaciones para Puerto Rico debido al alto número de asignaciones y el impacto directo que aún propone la versión reducida del proyecto demócrata aprobado a mediados de mayo en la Cámara de Representantes.

Sin incluir las asignaciones generales de la legislación, un análisis de El Nuevo Día indica que el nuevo proyecto demócrata pudiera tener un impacto de más de $14,000 millones en Puerto Rico, incluidos fondos de alivio fiscal a la Isla, asistencia por desempleo y otro cheque de por lo menos $1,200 para una gran mayoría de los ciudadanos en la isla.

Funcionarios del gobierno americano apoyan a un nuevo plan de ayuda económica

El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell y el secretario del Tesoro Steven Mnuchin expresaron el martes un optimismo cauteloso de que la economía estadounidense se está recuperando de la recesión inducida por la pandemia, pero advirtieron que probablemente se necesite más ayuda del gobierno.

Powell le dijo a la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes que cree que la economía se está “recuperando”. Mnuchin, el principal portavoz económico del gobierno del presidente Donald Trump, proclamó que el país se encuentra “en medio de la recuperación económica más rápida de cualquier crisis en la historia” desde la Gran Depresión de la década de 1930.

En un tono más cauteloso, Powell observó que el mercado laboral ha recuperado sólo la mitad de los 22 millones de empleos que se perdieron en marzo y abril, cuando el virus aplastó la economía de Estados Unidos, provocando una recesión.

Ambos funcionarios subrayaron que los principales sectores de la economía siguen sufriendo.

Algunos legisladores republicanos se quejaron de que los demócratas de la Cámara de Representantes estaban bloqueando la aprobación de un mayor alivio debido a su insistencia en lograr un paquete más amplio que el que los legisladores republicanos están dispuestos a respaldar.

Mnuchin aseguró que estaba listo para reanudar las negociaciones y que el gobierno de Trump está dispuesto a apoyar una legislación independiente para impulsar el apoyo a través del Programa de Protección de Cheques de Pago, que beneficia a las pequeñas empresas.

“Estamos en una situación muy diferente de la que estábamos la última vez”, cuando el Congreso promulgó casi 3 billones de dólares en ayuda financiera de emergencia, dijo Mnuchin. “En ese momento, toda la economía estaba cerrada”.

Secretario del Tesoro pide acuerdo bipartidista sobre paquete de estímulo

El secretario de Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, aseguró el martes que el gobierno está aún dispuesto a llegar a un acuerdo para aprobar un nuevo paquete de estímulo e inyectar capital a los pequeños comercios en medio de la recesión económica creada por la pandemia del coronavirus.

“Seguiremos trabajando con el Senado y la Cámara de manera bipartidista en la fase cuatro del paquete de estímulo”, dijo Mnuchin en una audiencia en la Cámara de Representantes.

El secretario Mnuchin expresó también que espera que se llegue a un acuerdo entre el partido Demócrata y el Republicano sobre la ayuda gubernamental. “Creo todavía que se debe alcanzar un acuerdo bipartidista” para suministrar “fondos sustanciales para las escuelas, para hacer pruebas diagnósitcas, vacunas” y créditos a los pequeños comercios.

Las conversaciones entre los líderes políticos sobre un nuevo estímulo están estancadas desde principios de agosto, cuando ambas partes se levantaron de la mesa ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo.

EE.UU.: ¿Qué incluye el nuevo paquete de ayuda por COVID-19 de los republicanos?El paquete viene a reemplazar la ayuda federal anterior aprobada en mayo que expira el viernes 31 de julio.

Mientras que los demócratas han rebajado su petición desde los 3,4 billones de dólares hasta los 2,2 billones, según propuso esta semana la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, la Casa Blanca sigue enrocada en su propuesta de 1,3 billones.

Mnuchin comentó sobre la discusión en la audiencia: “No apoyo los 2,2 billones”. El secretario del Tesoro, no obstante, dijo durante la audiencia que está dispuesto a sentarse con la presidenta de la Cámara “en cualquier momento” e incluso prometió llamarla en cuanto se acabara la sesión.

La ayuda de 600 dólares semanales que los millones de estadounidenses desempleados recibieron por cuatro meses expiró el 31 de julio y, a pesar de que Trump emitió un orden ejecutiva para extender los beneficios —reduciendo la ayuda a 400 dólares— los estados están luchando por hacer llegar el dinero a sus ciudadanos.

Por más de 20 semanas consecutivas, más de un millón de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo, mientras que los casos de coronavirus en EE.UU. superan los seis millones y se ha producido un repunte en estados del Medio Oeste.

Se espera que se apruebe un segundo paquete de estímulo para este viernes

Diversas voces en el Congreso afirman que el 7 de agosto se lograría el acuerdo entre el Congreso y el Gobierno del presidente Donald Trump para el nuevo paquete de ayuda económica contra el coronavirus, el cual sería aprobado la siguiente semana.

Según el periodista de CNN, Phil Mattingly, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, afirmó que existe una resolución entre los negociadores para lograr el acuerdo a final de la semana.

“Mnuchin dice que se llegó a un acuerdo en el cronograma – para el fin de esta semana, entonces ambas Cámaras podrán votar la siguiente semana”, indicó sobre la Ley HEALS que incluye ayuda directa a estaounidenses de $1,200 dólares.

Sin embargo, hay posiciones que señalan que quizá el plan se retrase, considerando la presión de demócratas para el seguro de desempleo y el respaldo a gobiernos estatales y locales.

Mnuchin destacó el progreso, pero mantiene su postura de rechazo sobre la Ley HEROES que defienden los demócratas, la cual ya fue aprobada en la Cámara.

“No vamos a acercarnos a los $3.4 billones (de dólares). Eso es simplemente ridículo”, expresó.

El líder de la minoría en el Senado, Charles Schumer (Nueva York), reconoció que las negociaciones no han llegado a buen puerto, a pesar de los avances.

“(Los republicanos) hicieron algunas concesiones que apreciamos; hicimos algunas concesiones que apreciaron. Todavía estamos lejos en muchos de los temas importantes, pero continuamos”, dijo.

El 7 de agosto es la fecha clave para nueva ayuda de $1,200

Diversas voces en el Congreso afirman que el 7 de agosto se lograría el acuerdo entre el Congreso y el Gobierno del presidente Donald Trump para el nuevo paquete de ayuda económica contra el coronavirus, el cual sería aprobado la siguiente semana.

Según el periodista de CNN, Phil Mattingly, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, afirmó que existe una resolución entre los negociadores para lograr el acuerdo a final de la semana.

“Mnuchin dice que se llegó a un acuerdo en el cronograma – para el fin de esta semana, entonces ambas Cámaras podrán votar la siguiente semana”, indicó sobre la Ley HEALS que incluye ayuda directa a estaounidenses de $1,200 dólares.

Sin embargo, hay posiciones que señalan que quizá el plan se retrase, considerando la presión de demócratas para el seguro de desempleo y el respaldo a gobiernos estatales y locales.

Mnuchin destacó el progreso, pero mantiene su postura de rechazo sobre la Ley HEROES que defienden los demócratas, la cual ya fue aprobada en la Cámara.

“No vamos a acercarnos a los $3.4 billones (de dólares). Eso es simplemente ridículo”, expresó.

El líder de la minoría en el Senado, Charles Schumer (Nueva York), reconoció que las negociaciones no han llegado a buen puerto, a pesar de los avances.

“(Los republicanos) hicieron algunas concesiones que apreciamos; hicimos algunas concesiones que apreciaron. Todavía estamos lejos en muchos de los temas importantes, pero continuamos”, dijo.

El Tesoro hará pública información sobre quienes reciben el Paycheck Protection Program

Durante semanas el departamento del Tesoro se ha negado ha dar datos de las empresas que ha recibido préstamos del programa PPP (Paycheck Protection Program) valorados en un total de medio billón de dólares. El viernes, tras recibir intensas críticas por la falta de transparencia sobre el destino del dinero público, se anunció que se van a dar a conocer más datos.

En una comunicación conjunta con la Small Business Administration (SBA), que ha gestionado este alivio económico en la crisis del COVID-19, el secretario del Tesoro– Steven Mnuchin– explicó que ha negociado con el comité bipartidista de pequeños negocios en el Senado para hacer públicos datos adicionales a los que ya se dan a conocer.

El acuerdo permite a la SBA dar a conocer los nombres de los negocios, direcciones, el código de clasificación del sector, los códigos postales el tipo de negocio, los datos demográficos, los trabajos que proveen y el tamaño del préstamo en los siguientes tramos, sin especificar la cantidad concreta:

  • $150,000-350,000
  • $350,000-1 millón
  • $1-2 millones
  • $2-5 millones
  • $5-10 millones

Estas categorías son casi el 75% de todos los préstamos que se han concedido. En el caso de los que están por debajo de los $150,000 se darán a conocer los totales agregados por código postal, por industria además de categorías demográficas.

Actualmente el SBA da una información general sobre estos préstamos de los que aún quedan millones por conceder, en esta página.

De momento, California con más de $66,000 millones seguida de Texas y Nueva York, son los tres estados en los que más préstamos PPP se han concedido.

Estados Unidos no cerrará su economía si hay segunda ola de Coronavirus

Estados Unidos no cerrará su economía nuevamente en caso de una segunda ola de coronavirus, dijo el jueves el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, luego de que varios estados del país registraran un aumento en el número de casos.

“No podemos cerrar la economía de nuevo. Creo que hemos aprendido que si uno cierra la economía está creando más daños”, dijo Mnuchin a la cadena CNBC.Nuestra cobertura sobre el Coronavirus.
Haz clic para ver las últimas noticias y consejos para evitarlo.

Las medidas de contención dispuestas por el gobierno federal y por los estados para detener la propagación del virus afectaron gravemente a la economía más grande del mundo, generando decenas de millones de despidos desde mediados de marzo y una tasa de desempleo del 13,3% en mayo, una cifra que recuerda a la Gran Depresión de hace 90 años.

Mnuchin mencionó el “daño económico” de los cierres de negocios y comercios en todo el país, así como las dificultades en el plano médico, “y todo lo demás”.

Sin embargo, defendió a posteriori las medidas de contención tomadas y alabó la respuesta a la crisis del presidente Donald Trump.

El país más afectado del mundo por número de contagios y decesos, Estados Unidos, que registró su primera muerte vinculada al virus a principios de febrero, suma ya casi 113.000 fallecidos y enfrenta ahora un aumento en el número de casos reportados en varios estados.

En Texas y Carolina del Norte actualmente hay más pacientes con covid-19 hospitalizados que hace un mes.

Los 50 estados del país están tratando de ver cómo avanzan en la flexibilización de las medidas de contención.

Algunos, como Texas o Georgia, iniciaron la reapertura en abril, como reclamaba Trump, generando acalorados debates con los partidarios de la prudencia, que temían el impacto más grave de una segunda ola.

“La buena noticia es que se tiene una gran capacidad de pruebas (diagnósticas) y una gran capacidad hospitalaria”, señaló el secretario del Tesoro.

“Eso era el gran problema y la razón por la cual el presidente tuvo que cerrar partes de la economía”, dijo.

Además, Mnuchin consideró que es normal que la reapertura de las empresas vaya acompañada de un aumento en los casos, pero se mostró confiado sobre la respuesta que pueda dar el país.

“La tecnología (para el seguimiento de los contactos de los contagiados) está mejorando mucho, por lo que creo que manejaremos esto adecuadamente”, dijo.

Axl Rose se peleó en Twitter con secretario del Tesoro por manejo de pandemia

Visiblemente molesto por la gestión de la pandemia en manos del gobierno de Donald Trump, el vocalista del grupo de rock Guns N’Roses, Axl Rose, lanzó un ataque furioso contra el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, que respondió el golpe.

Rose, vocalista de la famosa banda de rock que décadas atrás sorprendió con álbumes como Appetite for Destruction, se contactó con Mnuchin a través de Twitter.

“Es oficial. Lo que sea que cualquiera haya pensado previamente de Steve Mnuchin es oficialmente un imbé…!”, escribió el músico el miércoles pasado.

Mnuchin, que carga con una reputación de personalidad cuadrada como las gafas negras que lleva, sorprendentemente respondió al ataque.

“¿Qué has hecho por el país últimamente?”, le preguntó a la estrella de rock, reforzando su postura patriótica añadiendo un emoji de bandera a su publicación.

Pero el graduado de Yale y exempleado de Goldman Sachs no colocó la bandera de Estados Unidos sino la de Liberia. La versión utilizada se ve similar a la bandera estadounidense, pero con menos rayas y la diferencia más obvia: una estrella en lugar de 50. 

Tras el error, Rose se lanzó sobre Mnuchin.

“No me enteré que buscáramos emular el modelo económico de Liberia”, escribió antes de ridiculizar el aliento que dio Mnuchin a los estadounidenses para que tomaran vacaciones domésticas a pesar de la crisis de coronavirus.

Aunque no hay señales de amor entre Guns N’Roses y la Casa Blanca, una de sus canciones, Live and let die (“Vive y deja morir”) sonó en los altavoces a principios de esta semana, mientras el presidente Donald Trump recorría una fábrica de mascaras en Arizona.