TAPABOCA

Francia dejará de exigir tapabocas en espacios exteriores

El primer ministro de Francia, Jean Castex, anunció que el uso de mascarillas dejará de ser obligatorio en espacios abiertos a partir de este jueves.

Mientras que a partir del domingo, ya no se aplicará el toque de queda, lo que supone adelantar unos cambios que estaban previstos inicialmente para el 1 de julio.

“Vamos a levantar la obligación general de llevar mascarillas en el exterior”, confirmó Castex al término del Consejo de Ministros.

De esta forma, sólo será siendo necesario llevarla “en ciertas circunstancias”, lo que implica básicamente lugares concurridos o en los que no se pueda guardar una mínima distancia.

El primer ministro, que precisamente este miércoles había culminado su aislamiento por un contacto estrecho con un positivo por Covid, justificó la aceleración de los planes.

Según la autoridad “la situación sanitaria mejora más rápido de lo que se esperaba”.

En este sentido, el ministro calificó como “particularmente positiva” la reducción de la presión hospitalaria.

Las autoridades sanitarias notificaron el martes algo más de 3.200 casos de Covid, ya lejos de los picos de marzo y abril.

Francia acumula más de 5,7 millones de positivos y más de 84.000 víctimas mortales, según el Ministerio de Sanidad.

Recomiendan a los vacunados eliminar el uso del tapabocas

Las personas completamente vacunadas no tendrán que usar mascarilla o seguir las pautas de distanciamiento físico en interiores o en grupos grandes en algunas instancias, informaron hoy los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

“Todo aquel que esté completamente vacunado puede participar en actividades en el interior y al aire libre, grandes o pequeñas, sin usar una mascarilla o distanciarse físicamente”, expresó la directora de los CDC, Rochelle Walensky, durante una sesión informativa de la Casa Blanca.

“Si están completamente vacunados, pueden comenzar a hacer las cosas que dejaron de hacer debido a la pandemia”, agregó Walensky.

Las nuevas guías mantienen el uso de mascarillas en interiores como autobuses, aviones, hospitales, prisiones y refugios para personas sin hogar. El anuncio de los CDC abre paso para la reapertura de lugares de trabajo, escuelas y otros espacios.

Por otro lado, Walensky reconoció que tomará tiempo ajustarse a no utilizar mascarillas después de más de un año de pandemia, por lo que afirmó que las personas podrán decidir utilizar o no los cubrebocas dependiendo de su nivel de comodidad.

El anuncio se da en momentos en que los contagios en Estados Unidos han comenzado a bajar. Están en su tasa más baja desde septiembre.

Mientras, las muertes están en su punto más bajo desde abril pasado y la tasa de positividad está en el punto más bajo desde que comenzó la pandemia.

Walensky resaltó que la evidencia recopilada en Estados Unidos e Israel muestra que las vacunas son tan efectivas en el mundo real como lo fueron en la etapa de estudios. Hasta ahora, también continúan funcionando a pesar de la propagación de algunas variantes.

El anuncio podría causar confusión, ya que no existe una forma para saber quiénes están completamente vacunados. Walensky dijo que quienes no han sido vacunados por completo deberán seguir usando mascarillas al aire libre.

Hasta la fecha, unos 154 millones de estadounidenses, más del 46% de la población, han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19 y más de 117 millones están completamente vacunados.

Trump defiende ahora el uso ‘patriótico’ de mascarilla

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha publicado ayer lunes una foto suya con mascarilla y ha defendido su uso como gesto “patriótico” después de meses criticando a los expertos que recomendaban su utilización y se ha resistido a ser visto con ella en público.

“Estamos unidos en nuestros esfuerzos para derrotar el Virus Invisible de China y mucha gente dice que es Patriótico llevar mascarilla si no puedes guardar la distancia social. ¡No hay nadie más patriótico que yo, su Presidente favorito!”, ha afirmado Trump en su mensaje en Twitter.

Su primer acto público con mascarilla fue en Walter Reed hace poco más de dos semanas. La imagen publicada ahora corresponde a esa visita y en ella aparece con una mascarilla negra con un discreto sello presidencial.

En particular se han resistido al uso de mascarilla los sectores más conservadores que cuestionaban la legitimidad de las autoridades para imponer o siquiera recomendar el uso de mascarilla en defensa de su libertad individual. Sin embargo, Trump ha reiterado que no ordenará el uso obligatorio de mascarilla.

“Quiero que la gente tenga una cierta libertad y no creo en eso, no”, ha afirmado en declaraciones a Fox News en las que ha restado importancia a la gravedad del virus.

Este mismo lunes Trump ha anunciado que cambiará de nuevo de estrategia de comunicación y retomará los informes sobre el coronavirus, eliminados a finales de abril tras las polémicas palabras de Trump en las planteaba el uso de desinfectante para tratar la COVID-19. El primer informe será desde el Despacho Oval el martes a las 5 pm.

El virus ha contagiado ya a 3.7 millones de estadounidenses y más de 140,000 han fallecido. Arizona, Texas, California y Florida son los estados con más casos diarios.