Tag: TAPABOCAS

Coronavirus: la OMS descarta que se alcance la inmunidad de rebaño en 2021

A pesar de que varios países ya están aplicando las vacunas contra el coronavirus, el mundo no logrará la inmunidad colectiva en 2021, según advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“No vamos a lograr ningún nivel de inmunidad colectiva en 2021” debido a que el despliegue de las vacunas “toma tiempo”, dijo la científica en jefe de la OMS, Soumya Swaminathan, en una conferencia de prensa virtual desde Ginebra,

“Se necesita tiempo para escalar la producción de dosis, no solo en millones, sino que aquí estamos hablando de miles de millones”, dijo también, y pidió a la gente que tenga “un poco de paciencia”.

Swaminathan señaló que al final “las vacunas van a llegar” y que “van a ir a todos los países”. Pero recordó que mientras tanto “hay medidas que funcionan”.

La científica pidió a la gente que siga tomando precauciones como el distanciamiento físico, el lavado de manos y el uso de mascarillas para combatir la pandemia, precauciones que serán necesarias durante “al menos el resto de este año”.

¿Por qué después de ponerte la vacuna contra el Coronavirus deberás seguir usando mascarilla?

Una de las vacunas que ya ha demostrado eficacia contra el covid-19, la de Pfizer/BioNTech, se distribuye en Reino Unido desde el lunes pasado. Se espera que se aplique desde diciembre en México, y en los meses posteriores en otros países de América Latina.

¿Qué sería lo primero que harías después de recibir la vacuna?

Si crees que podrías abandonar la mascarilla de inmediato, viajar, y ver a todos los que no viste en casi un año de pandemia, médicos e infectólogos advierten que de hecho, la vida no volverá a la normalidad tan pronto.

“Después de ponerte la vacuna, es necesario regresar a casa, mantener el aislamiento social, esperar la segunda dosis y luego esperar al menos 15 días para que la vacuna alcance el nivel de efectividad esperado”, explica la bióloga Natalia Pasternak, presidenta del Instituto Questão de Ciência, de Brasil.

“Incluso después, es necesario esperar a que una buena parte de la población ya esté inmunizada para que la vida vuelva a la normalidad”, añade.

Hay tres razones para mantener las precauciones.

Tiempo para que el cuerpo reaccione

El mecanismo general de funcionamiento de una vacuna es siempre el mismo: introduce una partícula en el cuerpo llamada antígeno.

Este antígeno puede ser un virus desactivado (muerto), un virus debilitado (que no puede enfermar a nadie), una parte del virus, alguna proteína que se parezca al virus o incluso un ácido nucleico (como la vacuna de ARN).

El antígeno provoca una respuesta inmune, es decir, prepara al organismo para enfrentar un intento de contaminación, para ser capaz de reconocer un virus y producir anticuerpos para combatirlo, explica el médico de enfermedades infecciosas Jorge Kalil, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (FMUSP).

La próxima vez que entre en contacto con ese virus, el cuerpo recordará cómo combatirlo y podrá enfrentar la amenaza de manera rápida y eficiente.

Esta respuesta se denomina respuesta inmune adaptativa y es específica para cada virus. “Es una respuesta que tarda al menos dos semanas”, explica Natália Pasternak.

La primera respuesta inmune del cuerpo después de la vacunación es la producción de anticuerpos, que se adhieren al virus y evitan que ingrese a las células del cuerpo y las use para producir más virus, explica Pasternak.

Es decir, en una persona inmunizada, desde el momento en que el patógeno ingresa al organismo, se liberan anticuerpos que evitan la contaminación de las células.

Pero existe un segundo tipo de respuesta inmune, llamada respuesta celular. “Son células, llamadas células T, que no se unen al virus, pero reconocen cuándo una célula está contaminada con el virus y la destruyen”, explica Pasternak.

Es decir, si un virus logra escapar de los anticuerpos y contaminar cualquier célula del cuerpo, las células T funcionan como “cazadoras” y destruyen las “células zombi”, evitando que se produzcan más virus.

La respuesta celular tarda un poco más que la respuesta de los anticuerpos, otra razón por la que la inmunización solo se completa unas semanas después de recibir la vacuna, explica Jorge Kalil.

Es decir, después de recibir una vacuna, solo estás realmente protegido al cabo de unas pocas semanas, explican los científicos. Es como si el cuerpo necesitara tiempo para “procesar” la información y reaccionar de manera apropiada.

Dos dosis contra el coronavirus

En el caso específico del coronavirus, otra cuestión obliga a mantener las medidas de protección durante algún tiempo después de la vacunación: la mayoría de las vacunas que se están desarrollando contra la enfermedad requieren dos dosis para lograr la eficacia esperada.

Se necesitarán dos dosis para las cuatro vacunas que ya han demostrado su eficacia: las de Pfizer, Moderna, Oxford/AstraZeneca y la Sputnik V. Esto también es válido para la Coronavac, que está siendo desarrollada por el Instituto Butantan en colaboración con la farmacéutica Sinovac.

“Probablemente la indicación será recibir la primera dosis, esperar un mes, tomar la segunda dosis y mantener todos los cuidados pandémicos, como el aislamiento social y el uso de mascarillas, durante al menos 15 días. Solo así estarás protegido, según la efectividad de cada vacuna”, explica Jorge Kalil.

La primera dosis, explica Natália Pasternak, es lo que los científicos llaman el refuerzo principal. “Es como si (…) le diera un ‘impulso inicial’ al sistema inmunológico. La segunda dosis genera una mejor respuesta inmunológica”, explica.

Combinando el tiempo necesario entre una dosis y otra y el tiempo que el cuerpo necesita para producir una respuesta inmunitaria, se necesitará al menos un mes y medio para que alguien que haya sido vacunado sea considerado inmunizado.

Pero, incluso después de eso, tomará tiempo para que la vida vuelva a la normalidad, y hasta que la mayoría de la población esté vacunada, la recomendación es que incluso las personas inmunizadas mantengan las medidas de prevención.

¿Es cierto que la vacuna puede no prevenir la contaminación por coronavirus?

No, explican los científicos, porque si hay una buena cobertura de vacunación, una vacuna puede reducir en gran medida la circulación del virus a través de la llamada inmunidad colectiva.

Es cierto que individualmente ninguna vacuna es 100% efectiva, y esto también es cierto para el covid-19. La vacuna de Pfizer, por ejemplo, tiene un 95% de efectividad, según los resultados de la tercera fase de prueba.

Esto significa que existe un 5% de probabilidad de que esa vacuna específica no produzca una respuesta inmune en el cuerpo de la persona vacunada.

Regresa a California la orden de usar tapaboca debido a tercera oleada del virus chino

El mandato de la mascarilla, incluyendo fuera de casa, está de vuelta en California debido al veloz incremento de los nuevos casos de coronavirus, que sumó al menos 8,743 casos en las últimas 24 horas.

De acuerdo a la información del Departamento de Salud de California, el estado ha acumulado un total de 1,037,978 casos y 18,299 muertes desde el pasado mes de marzo, pero actualmente enfrenta una propagación mucho más rápida.

El pasado lunes además de mover a 41 condados a la categoría morada del sistema de riesgo de contagio, que es el más restrictivo, el gobernador Gavin Newsom hizo énfasis en el uso del tapabocas en todo momento y para todo el mundo solo con pocas excepciones.

La medida había sido lanzada inicialmente en junio, pero tras las disminución del riesgo, la población habría relajado sus cuidados con respecto al uso de la máscara.

Trump pide a sus seguidores que usen mascarilla a través de email de campaña

El presidente Donald Trump envió el lunes pasado a sus seguidores una campaña de correo electrónico, que normalmente se usa para pedir donaciones, en la que les instaba a usar mascarilla.

“Estamos juntos en esto y, aunque sé que ha habido mucha confusión respecto al uso de cubrebocas, creo que es algo que debemos intentar hacer cuando no podemos mantener la distancia social“, se puede leer en el email de campaña, según informó CNN.

Este mensaje llega después de que Trump decidiera cambiar su estrategia ante el coronavirus tras meses de malos datos en las encuestas sobre su gestión de la crisis sanitaria.

Desde el inició de la pandemia, el presidente se negaba a aparecer en público con la cara cubierta hasta que hace dos semanas compartió en Twitter una foto suya con mascarilla y lo consideró un acto “patriótico”.

El mandatario se burló hace dos meses de su rival demócrata, Joe Biden, que apareció en público con tapabocas. Sin embargo, en su correo de este lunes considera que llevarlo puede acelerar la vuelta a la vida normal.

“A mí tampoco me encanta llevarlas. Las mascarillas podrían ser buenas, podrían estar simplemente bien o podrían ser geniales”, continúa el texto del email. “Posiblemente nos pueden ayudar a volver a nuestro estilo de vida estadounidense“, recoge el correo.

El republicano cree que “no tenemos nada que perder y posiblemente todo por ganar, incluido el próximo capítulo de nuestro país y mantener las cosas abiertas, ya sean escuelas o negocios”.

A pesar de la nueva retórica del presidente, la mascarilla tampoco es un consenso dentro del partido republicano y al propio Trump se le ha visto sin ella incluso después del reciente giro en su discurso.

Nancy Pelosi decreta el uso obligatorio de mascarillas en la Cámara Baja del congreso americano

La presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, decretó este miércoles el uso obligatorio de mascarillas en el hemiciclo después de que Louie Gohmert, republicano por Texas escéptico con esta medida de protección, haya dado positivo por coronavirus. Pelosi detalló que los congresistas solo podrán retirarse la mascarilla cuando ejerzan el uso de la palabra.

La líder demócrata dijo que se repartirán mascarillas a aquellos que no las lleven y recordó que puede ordenar la expulsión del hemiciclo de quienes no cumplan con su disposición al considerarlo “una grave violación del decoro”.

Pelosi añadió que espera de los congresistas el cumplimiento de su orden “como una muestra de respeto para la salud, seguridad y bienestar de todos los presentes en la cámara y sus alrededores”.

Las máscaras también podrán ser retiradas en los edificios de oficinas de la Cámara de Representantes para comer, beber y dar entrevistas.

La orden de Pelosi llega después de que se conociese el positivo del congresista republicano Louie Gohmert, de 66 años, que se había negado a usar mascarilla.

MLB exigirá uso de mascarillas entre peloteros

El equipo de protección facial estará presente cuando Grandes Ligas reinicie en menos de dos semanas. Algunos jugadores y entrenadores planean usarlos durante los partidos.

Los protocolos de seguridad de Grandes Ligas exigen el uso de cubrebocas en los vestuarios para evitar la propagación de COVID-19, y tanto entrenadores como managers deberán portarlos en los dugouts, pero será opcional en el campo de juego. Algunos tienen planeado usarlos también durante los partidos.


Entre quienes alientan a su uso se encuentra el cerrador Kenley Jansen, de los Dodgers de Los Ángeles. Jansen dijo que recientemente dio positivo en COVID-19, lo que causó que se reportara tardíamente al campamento de pretemporada. El domingo participó en los entrenamientos y dijo que se encuentra “bien y ahora mejor”. Jansen espera estar listo para el primer duelo de la temporada regular el 23 de julio, cuando San Francisco visite el Dodger Stadium.


El jardinero Clint Frazier, de los Yanquis de Nueva York, ha estado poniendo a prueba varias mascarillas durante los encuentros interescuadras. Para Frazier no se trata solo de un asunto de seguridad sino poner el ejemplo durante las transmisiones de los juegos. “Tenemos una enorme plataforma”, sostuvo Frazier.


Sin embargo, la seguridad también es una preocupación. Sus compañeros Aroldis Chapman, DJ LeMahieu y Luis Cessa han sido descartados por contagio del virus. Frazier no estará solo en su intento de crear consciencia.

Habrá 500 dólares de multa a quien no use tapaboca en Miami


A partir de ayer viernes, no usar tapabocas en los lugares públicos de Miami puede ser castigado con multas de 50 a 500 dólares
 por decisión de la junta municipal, que busca con esa medida frenar el repunte de casos de COVID-19.

El repunte de la enfermedad no solo afecta a Miami sino a todo el estado de Florida, que sumó este viernes casi 9.000 nuevos casos de COVID-19, un récord absoluto desde que la pandemia llegó a la región en marzo pasado. La cifra acumulada de contagios subió a 122.960. Las muertes por la COVID-19 en las últimas 24 horas totalizan 39 y el total sube a 3.366.

Para comparar con lo ocuirrido hasta ahora en Argentina, conviene saber que la población total de Florida es de 22 millones de habitantes y que la ciudad de Miami tiene menos de 500.000, que se extienden a dos millones si se considera el conjunto de la zona metropolitana.

Inmediatamente las autoridades anunciaron la prohibición con efecto inmediato de servir bebidas alcohólicas en los bares, lo que significa la primera marcha atrás en el proceso de reactivación económica iniciado en mayo.

La cifra de casos nuevos aumentó un 78,7 % respecto al jueves. En los siete días transcurridos desde el sábado 20 hasta hoy Florida ha sumado más de 33.000 casos de COVID-19. donde en los últimos dos días la cuenta de casos se ha engrosado en más de 10.000 y ahora está en 114.018, con 3.327 fallecimientos.

Los barbijos si o no

Los condados y ciudades de Florida están divididos entre los que han hecho obligatorio el uso de mascarillas y los que solo lo recomiendan o no se pronuncian.

El gobernador Ron DeSantis, republicano y fiel seguidor de las directrices de Trump, no emitió una orden de usar tapabocas para todo el estado, con el argumento de que la situación de la pandemia no es homogénea en el territorio.

“Esto no tiene que ver con la política, sino con mantener a la gente segura y sana”, escribió el alcalde de Miami, Francis Suárez, en Twitter en relación con la ordenanza sobre las mascarillas.

Suárez fue uno de los primeros contagiados de coronavirus en Miami y estuvo en cuarentena en su casa. El condado de Miami-Dade, cuya principal ciudad es Miami, es el foco principal de la COVID-19 en Florida, con 28.664 personas infectadas hasta este jueves.

Le siguen Broward y Palm Beach, con 12.584 y 11.840, respectivamente, aunque en otros condados también comienzan a saltar las alertas por el incremento de casos, como en Hillsborough y Orange, con cifras superiores a los 6.000 en cada uno.

Según lo aprobado por los comisionados (concejales) de Miami, la primera vez que una persona sea sorprendida a cara descubierta en Miami será solamente apercibida. Si es vista una segunda vez sin mascarilla será multada con 50 dólares y la cantidad irá subiendo en sucesivas ocasiones hasta llegar a 500 dólares.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Alcaldesa de Phoenix exige a Trump que use cubrebocas si visita a esa ciudad

La alcaldesa de Phoenix Kate Gallego quiere el presidente Donald Trump sea un ejemplo para la sociedad durante la pandemia.

La gobernante pidió a Trump que use cubrebocas en público mientras esté en los limites de la ciudad más grande de Arizona.

“Si bien no creo que un evento de esta magnitud pueda celebrarse de manera segura, particularmente porque en Arizona hay un aumento en los casos de COVID-19, el presidente decidió continuar con esta manifestación”, dijo Gallego en un comunicado.

Antes de ir a un evento con estudiantes en Phoenix, el presidente visitará Yuma para conocer los avances en las obras del muro fronterizo. Trump estará acompañado por el gobernador Doug Ducey.

Arizona es uno de los estados con más aumento de casos y hospitalizaciones de coronavirus en las últimas semanas. Ciudades como Tucson y Phoenix han ordenado el uso de cubrebocas en restaurantes, gimnasios y otros sitios.

“Hemos visto un tremendo cumplimiento de la ordenanza del cubrebocas que entró en vigencia este fin de semana. Todos los que asistan al evento de mañana, particularmente cualquier funcionario electo, deben dar un ejemplo a los residentes usando un cubrebocas. Esto incluye al presidente”, dijo Gallego.

Trump dijo que no le preocupa el aumento de casos en Arizona. Su evento en Phoenix será en una iglesia. Se conoció que los asistentes al evento serán examinados.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Conoce los errores más comunes que se cometen al usar el Tapabocas

Sabemos cuál es la forma correcta de colocarlos y que tenemos que usarlos al estar en lugares públicos para disminuir la propagación de Covid-19, sin embargo, nadie nos explica cuáles son los principales errores al usar tapabocas, así que hoy te los revelamos:

Contaminación cruzada: Una vez que usas el cubrebocas, debes saber que este de inmediato se contamina si lo colocas sobre una superficie “contaminada”. Si usas uno de tela, lo mejor es lavarte las manos antes y después de retirarlo.

Tienes las manos sucias y lo tocas: Quitarte el cubrebocas con manos contaminadas o moverlo para que puedas respirar puede implicar un riesgo; asi que asegúrate de que tus manos estén bien lavadas antes de ajustarlo.

Usas el mismo cubrebocas todo el día: Deben cambiarse o desinfectarse cada dos horas, o de lo contrario, pueden acumular partículas del aire y puedes inhalarlas.

No te cubre completamente: Quizás has visto a muchas personas que lo usa debajo de la nariz; así no podrá protegerte si alguien más tose o estornuda cerca de ti. Debes extender el cubrebocas para que cubra desde tu barbilla hasta la nariz.

Lo colocas al salir de casa: Es mejor hacerlo antes de salir al exterior, ya que puedes inhalar partículas contaminadas y entrar en riesgo.

Te confías demasiado: Quizás pienses que el cubrebocas no previene nada, pero puedes disminuir el riesgo; porque sabemos que no te quedas aislado totalmente en casa o ¿sí?

Le rocías productos químicos: Mantenerlo húmedo es de alto riego, ya que ahí se pueden concentrar los virus y bacterias. Lo mejor es desinfectarlo y ponerlo sobre una bolsa a secar.

Mojas el cubrebocas: Este se vuelve menos efectivo cuando por alguna extraña razón, lo tocas con la lengua; su superficie se vuelve porosa y húmeda.