TEMPORADA DE HURACANES

Sam se convierte en huracán categoría 4

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) informó en el boletín de las 5:00 p.m. que el huracán Sam ya es categoría cuatro con vientos máximos sostenidos de 140 millas por hora (mph).

Sam se está moviendo hacia el oeste-noroeste a 10 mph. Según se indicó, el centro del huracán se encontraba cerca de la latitud 13.3 Norte, longitud 48.5 Oeste.

La agencia meteorológica anticipa un movimiento más lento hacia el oeste-noroeste durante el fin de semana, seguido de un giro hacia al noroeste el lunes.

Asimismo, se espera un fortalecimiento adicional durante esta noche.

Al momento, la agencia no ha emitido ningún aviso o vigilancia para Puerto Rico.

Dos tormentas tropicales se forman hacia Puerto Rico

Dos tormentas tropicales, Rose y Peter, se formaron se formaron ei domingo en el Atlántico. Las lluvias de Peter afectarían el norte de las Antillas menores, incluyendo las islas Vírgenes, y Puerto Rico.

Rose es la decimoséptima tormenta de la temporada de huracanes en el Atlántico y se formó horas después de Peter. Tenía vientos máximos sostenidos de 40 mph (65 Km/h) y se encontraba a 370 millas (595 Km) al oeste del sur de las islas de Cabo Verde, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Se pronostica que las condiciones ambientales serán menos favorables y Rose comenzaría a debilitarse lentamente.

Peter, la decimosexta tormenta, tenía vientos máximos sostenidos de 45 mph (75 Km/h) y se pronostica un fortalecimiento adicional seguido por un debilitamiento el lunes.

El NHC informó que los residentes en el norte de las Antillas menores, en las islas Vírgenes y Puerto Rico deben prestar atención a la trayectoria de este sistema tropical.

La tormenta estaba localizada a 350 millas (560 Km) al este del norte de las Antillas menores.

Se pronostica que sus bandas externas arrojarán de 1 a 3 pulgadas de lluvias que causarían inundaciones en zonas urbanas y riachuelos.

El meteorólogo John Morales de NBC6 dijo que Peter pasaría a 320 millas al noreste de Puerto Rico el martes, mientras que Rose lo haría a 1,700 millas al noreste de ese país en una semana.

Morales recordó que “el cuarto aniversario de la catástrofe del huracán María es mañana 20 de septiembre”.

María como un devastador huracán de categoría 4 cruzó la isla el 20 de septiembre de 2017 matando a casi 3,000 personas y causando más de $102,000 millones en daños.

El HNC también dijo que una onda tropical en la costa oeste de África podría transformarse en una depresión tropical esta semana cuando se mueve al oeste y cruce el este y centro del océano Atlántico.

La probabilidad de formación es de 40% a cinco días.

Esta historia fue publicada originalmente el 19 de septiembre de 2021 8:50 am.

Centro Nacional de Huracanes vigila onda tropical con alta probabilidad de formación ciclónica

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) informó ayer viernes que se encuentra monitoreando una onda tropical con alta probabilidad de formación ciclónica, ubicada a 1100 millas al este sureste de las Islas de Sotavento.

La onda tropical, con 80 por ciento de probabilidad de formación para las próximas 48 horas y cinco días, pudiera traer aguaceros y tronadas para Puerto Rico entre el lunes y martes.

“Independientemente del desarrollo, es posible un aumento en la actividad de aguaceros y tronadas lunes en la noche a martes”, indicó el Servicio Nacional de Meteorología en San Juan.

Asimismo, se anticipó que “condiciones marítimas peligrosas con riesgo de moderado a alto de corrientes marinas son probables a través de las aguas del Atlántico”.

Se forma la tormenta tropical Mindy cerca de la Florida

La tormenta tropical Mindy se formó el miércoles en el noreste del Golfo de México, lo que llevó a los meteorólogos a emitir una alerta de tormenta tropical para parte de la franja del noroeste de Florida.

Mindy podría arrojar hasta 15 centímetros (6 pulgadas) de lluvia en dicha región de Florida y en partes del sur de Georgia y Carolina del Sur hasta el jueves por la mañana, indicó el Centro Nacional de Huracanes. Es posible que haya inundaciones repentinas en zonas urbanas y desborde de arroyos.

La alerta de tormenta tropical está vigente para la zona entre Mexico Beach, Florida, y el río Steinhatchee, al este. Esa zona se ubica a unos 500 kilómetros (300 millas) al este del sur de Luisiana, donde el huracán Ida tocó tierra el mes pasado. La región aún está recuperándose del letal y destructivo meteoro de categoría 4.

La tormenta se ubicaba el miércoles por la tarde a 145 kilómetros (90 millas) al oeste-suroeste de Apalachicola, Florida, y se desplazaba hacia el noreste a 34 km/h (21 mph), con vientos máximos sostenidos de 65 km/h (40 mph), dijeron los meteorólogos.

El huracán Henri avanza por la costa Este de EEUU

El huracán Henri, de categoría 1, que avanzaba esta mañana del domingo a 18 millas por hora  y con vientos máximos sostenidos de 75 millas por hora se dirige hacia la costa del noreste de EE.UU., donde se espera que toque tierra en los proximos minutos ya convertido en tormenta tropical, la primera que golpea esta zona desde 1991 y que abarca también partes del litoral de los estados de Connecticut, Rhode Island y Massachussetts. Estos estados se encuentran bajo un aviso de huracán.

Ya se han registrado inundaciones costeras en Brooklyn y la zona del Metro de Nueva York. El gobernador Andrew Cuomo, ha declarado el estado de emergencia y pidiendo a los habitantes del estado que se tomen en serio las advertencias que ofrecen las autoridades.

Amtrak, la red de trenes de pasajeros, suspendió el servicio en ambos sentidos hoy, domingo, entre la ciudad de Nueva York y Boston, Springfield, Massachusetts y New Haven, Connecticut.

Mientras tanto, los aeropuertos del área de Nueva York han cancelado al menos 280 de vuelos para hoy, según informó la autoridad portuaria.

Elsa avanza hacia Florida convertido de nuevo en huracán

La tormenta tropical Elsa se fortaleció este martes (06.07.2021) al subir sus vientos máximos a 120 kilómetros por hora y se convirtió de nuevo en un huracán mientras se aproxima a la costa noroeste de Florida, donde tocará tierra en la mañana del miércoles, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

El NHC indicó en su boletín de las 20.00 horas de Miami (00.00 GMT), que Elsa se encontraba a unos 165 kilómetros al sur-suroeste de Tampa, en la parte central del litoral occidental de Florida.

Según el pronóstico del NHC, Elsa se moverá “cerca o sobre partes de la costa oeste de Florida” esta noche y temprano en la mañana del miércoles y tocará tierra a lo largo de la costa norte del Golfo en la mañana”, para luego atravesar el jueves el sureste de Estados Unidos, sobre los estados de Georgia y Carolina del Sur, en busca de una salida al Atlántico.

Huracanes: Unicef pide 42 millones de dólares para Centroamérica

Unicef hizo un llamamiento a los donantes para reunir 42,6 millones de dólares con el objetivo de responder a las necesidades más urgentes de unas 646.000 personas afectadas por los huracanes Eta e Iota en América Central.

Según un comunicado de la agencia de la ONU para la infancia, los fondos irían destinados a comunidades golpeadas en Honduras, Nicaragua, Guatemala y Belice. En total, Unicef señala que Eta afectó en toda la región a unos 4,6 millones de personas, incluidos 1,8 millones de niños, antes de la llegada de Iota.

“Creíamos que el huracán Eta era malo, pero el huracán Iota puede terminar siendo incluso peor para los niños en Centroamérica”, señaló Bernt Aasen, director regional de Unicef para Latinoamérica y el Caribe.

Según explicó, la suma de los dos huracanes en las mismas zonas en un periodo de menos de dos semanas ha sido devastadora y las necesidades humanitarias de familias y niños son “inmensas y siguen creciendo cada día”.

Unicef explicó que necesita 42,6 millones de dólares para atender a más de 646.000 personas, entre ellas 327.000 niños, con servicios y productos básicos.

Al mismo tiempo, advierte que, con el paso de Iota por Centroamérica, es muy probable que las solicitudes de fondos tengan que ser revisadas al alza en los próximos días y semanas.

“Niños que sobrevivieron a los dos huracanes están ahora en riesgo de morir por enfermedades que se transmiten por el agua y otras enfermedades infecciosas”, señaló Aasen, destacando que ya se ha informado de algunos casos de hepatitis y malaria en refugios.

Iota ha dejado decenas de muertos en Centroamérica y el Caribe tras golpear la región como un poderoso huracán, el segundo en dos semanas.

Delta azotó Louisiana a solo semanas del impacto de huracán Laura

Delta tocó tierra el viernes por la tarde en Louisiana, estado que apenas se recupera del huracán Laura, y enfrentó durante la jornada una marejada ciclónica acompañada de fuertes vientos, lluvias, inundaciones y apagones eléctricos. Durante la madrugada se debilitó y se degradó a tormenta tropical.

El ciclón, el cuarto que aterriza en el estado esta temporada de huracanes, tocó tierra como categoría 2 a las 6:00 p.m. (hora del este) cerca de la localidad de Creole, con vientos máximos sostenidos de 105 millas por hora (165 kilómetros por hora), según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por su sigla en inglés). Según el último reporte del NHC, la tormenta tiene vientos máximos sotenidos de 45 millas por hora (75 kilómetros por hora).

Tras la llegada de Delta al menos 650,000 hogares y negocios se quedaron sin energía eléctrica en Louisiana y Texas, según el portal especializado PowerOutage.com. Mississippi sufrió alrededor de 45,000 apagones.

Un medidor de nivel de agua del Servicio Meteorológico Nacional en Freshwater Canal Locks reportó que en el área había una inundación por marejada ciclónica de hasta ocho pies (2.5 metros), según el NHC.

El fenómeno meteorológico arrancó techos y esparció escombros por las carreteras, azotando comunidades que todavía se recuperan de Laura, que arrasó la zona hace solo seis semanas.

Delta tocó tierra a una distancia de solo 15 millas (24 kilómetros) de donde Laura lo hizo en agosto, matando a 27 personas en Louisiana. La tormenta anterior dañó casi todas las casas y edificios en Lake Charles.

La tormenta tropical Beta avanza hacia Texas y Louisiana

La tormenta tropical Beta avanza este domingo a baja velocidad hacia las costas de Texas y Luisiana, amenazando con aguaceros, inundaciones y marejada ciclónica en la costa del Golfo de México.

Según el último informe del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), Beta se ubica a 120 millas (195 kilómetros) al sureste de Galveston, Texas, y a 155 millas (250 kilómetros) al este-sureste de Port Connor, Texas. 

Beta tiene vientos máximos sostenidos de 60 millas por hora (95 kilómetros por hora) y se desplaza a 6 millas por hora en dirección al oeste-noroeste. Los expertos prevén un cambio de fuerza de la tormenta antes de que toque tierra. Y una vez que se mueva tierra adentro, esperan que se debilite. 

Las comunidades costeras empezaron a prepararse para Beta durante el fin de semana, con órdenes de evacuación voluntaria en la ciudad de Galveston y el condado Galveston y la ciudad de Seabrook.

El alcalde provisional Craig Brown señaló en un comunicado que se espera que un elevado oleaje y hasta 25 centímetros (10 pulgadas) de lluvia inunde varios tramos de carretera, dejándolos intransitables, especialmente en el oeste de la ciudad y zonas bajas.

Los expertos prevén que toque tierra el lunes en Texas y que provoque inundaciones y varios días de lluvias, debido a su movimiento lento, desde la costa media de Texas hasta el sur de Louisiana. En Galveston, las autoridades anunciaron el sábado órdenes de evacuación voluntarias para todos los residentes, así como lo ha hecho la ciudad de Seabrook, al norte de Galveston.

Hay una alerta de tormenta tropical desde Puerto Aransas, Texas, a Morgan City, Louisiana.

La previsión apunta a una marejada ciclónica de hasta 4 pies (1,2 metros) en partes de la costa texana que incluyen Baffin Bay, Corpus Christi Bay y Galveston Bay, entre otras. Se prevé que la tormenta incluya fuertes vientos y precipitaciones, oleaje peligroso y corrientes de resaca.

En una temporada de huracanes en el Atlántico inusualmente activa, los meteorólogos se quedaron sin letras del alfabeto tradicional para nombrar a las tormentas antes del viernes y tuvieron que recurrir al alfabeto griego por segunda vez desde la década de 1950.

Por otra parte, Teddy seguía siendo un potente huracán en la madrugada del domingo, con vientos máximos sostenidos 115 millas por hora (185 km). El vórtice del meteoro estaba a 340 millas (550 km) al sureste de Bermudas, menos de una semana después de que el huracán Paulette tocase tierra en el territorio británico. Las autoridades activaron una alerta por tormenta tropical en la isla.

Se espera que las marejadas causadas por Teddy se dejen sentir en las Antillas mayores y menores, en Bahamas, Bermudas, antes de llegar a la Cota Este de Estados Unidos.

Partes de la costa de Alabama y del noroeste de Florida todavía siguen recuperándose de los efectos del huracán Sally, que azotó la zona el miércoles. El sistema causó al menos dos fallecidos y cientos de miles de personas seguían sin suministro eléctrico el viernes por la noche.

Huracán Sally deja un muerto e inundaciones en su avance por el sureste de EE.UU.

El ciclón Sally, que tocó tierra por la costa de Alabama (EE.UU.) con fuerza de huracán el miércoles, avanza este jueves como depresión tropical por Georgia, dejando graves inundaciones a su paso y tras ocasionar al menos un muerto.

De momento las zonas más afectadas por las inundaciones son Alabama y la parte norte de Florida, donde las precipitaciones han sido intensísimas debido al lento desplazamiento de la tormenta.

Esa región de la costa del Golfo de México se enfrenta ahora a una penosa recuperación de los daños millonarios ocasionados por las lluvias que, según dijo hoy la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, no podrán ser evaluados completamente hasta los próximos días.

“A medida que el agua continúe retrocediendo, algo que puede tardar unos días, tendremos un informe más preciso de la devastación total”, explicó Iveyy, quien aseguró que Sally estuvo a la altura de lo que pronosticaban los meteorólogos y fue “un evento de lluvias e inundaciones sin precedentes”.

El huracán Sally sube a categoría dos y continúa fortaleciéndose

El huracán Sally, una de las cinco tormentas que se agitan simultáneamente en el Atlántico en estos momentos, se acercó a la costa del golfo de México el lunes con vientos que se fortalecieron rápidamente a por lo menos 100 mph (161 kph) y un potencial de hasta 2 pies (0,6 metros) de lluvia que podría provocar graves inundaciones.

La tormenta estaba en camino de rozar el extremo sureste de Luisiana y luego tocar tierra el martes por la noche o la madrugada del miércoles cerca de la frontera estatal entre Mississippi y Alabama en lo que podría ser una lluvia larga, lenta y ruinosa.

Sally es la tormenta con nombre número 18 en el Atlántico este año y será la octava tormenta tropical o huracán con fuerza en golpear los Estados Unidos, algo “muy raro si no un récord”, dijo Dan Kottlowski, meteorólogo senior de la compañía de servicios de información climatológica AccuWeather. Agregó que los datos precisos sobre tormentas tropicales históricas pueden ser esquivos.

Los residentes de la costa del Golfo, acostumbrados a las tormentas, se apresuraron a comprar agua embotellada y otros suministros antes del huracán, que alcanzó una categoría 2 en la tarde, y se espera que se fortalezca aún más en las próximas horas.

Jeremy Burke levantó cosas del piso en previsión de una posible inundación en su librería Bay Books en el vecindario Old Town de Bay St. Louis, Mississippi, una popular área de escapada de fin de semana desde Nueva Orleans, a unas 60 millas (95 kilómetros) al oeste. Las calles afuera se estaban vaciando rápidamente.

“Se está convirtiendo en una ciudad fantasma”, dijo. “El mayor temor de todos es la marejada ciclónica, y el peor escenario posible es que se detenga. Esa sería una situación peligrosa para todos”, señaló Burke.

Mississippi ordenó que sus casinos costeros cerraran el lunes por la tarde. Escuelas en comunidades costeras desde Louisiana hasta Florida cancelaron clases antes de la tormenta.  La Guardia Costera de EE. UU. estaba limitando el tráfico desde el puerto de Nueva Orleáns, mientras que las empresas de energía desaceleraron o recortaron la producción de las refinerías y se apresuraron a sacar a los trabajadores de las plataformas de producción de petróleo y gas en alta mar.

Sally tiene mucha compañía en la que se ha convertido en una de las temporadas de huracanes más ocupadas de la historia, tan ocupada que los pronosticadores casi han tenido que revisar ya el alfabeto de los nombres cuando aún faltan dos meses y medio para que termine.