Tag: TENSIÓN EN EEUU

Prolongada tensión post electoral ya deja más de 50 detenidos en NYC en medio de protestas

El clima de tensión post electoral en la Gran Manzana sigue inyectando más combustible que podría ser explosivo, mientras continúa el largo duelo cerrado en varios estados clave por la Casa Blanca y a la par que el presidente Donald Trump reitera mensajes que exigen que se “detenga el conteo de los votos”.

Un trabajo de Fernando Martinez publicado en www.eldiariony.com señaló que tras el avivamiento de la coalición nacional ‘Cuenten cada voto’ y los primeros movimientos en la ciudad de Nueva York que lo respaldan,  ya este jueves el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) salió al paso de las denuncias que  señalan a sus oficiales de haber tratado de evitar las primeras manifestaciones que recorrieron este miércoles en la noche varios puntos de Manhattan.

En un comunicado que divulgaron en medio de una lluvia de cuestionamientos sobre su supuesta agresividad en el momento de las detenciones, la Uniformada precisó que “apreciamos y valoramos la importancia de la libertad de expresión. Nuestra máxima prioridad es y siempre será la seguridad”.

Activistas que marchaban hacia Washington Square Park después de que el aspirante a la reelección republicano anunció que presentará demandas en Michigan y Pensilvania para detener el conteo de votos en curso, relataron que el número de arrestados ascendía a 50. Además, denuncian la obstrucción de componentes policiales a la protesta pacífica. El cuerpo policial confirmó las detenciones.

“Hemos arrestado a quienes intentaron infiltrase en una protesta pacífica encendiendo fuego, arrojando basura, atacando policías y lanzando huevos en Manhattan” especificó la comunicación del NYPD.

Más combustible a las protestas

Pero a medida que aumenta la incertidumbre por el escrutinio electoral en varios estados y el presidente Trump envía mensajes sobre nuevos recursos legales para detener el conteo de los sufragios, también se dispara la posibilidad de nuevas agitaciones. La Ciudad teme que se puedan salir de control.

Por lo menos, nueve manifestaciones con lemas como “Rechaza el fascismo” o “No dejemos que Trump robe las elecciones” se habían registrado en Brooklyn, Manhattan y Queens en las últimas horas.

En localidades como Union Square, en Manhattan, un tradicional centro de concentraciones de activistas por los derechos civiles de la ciudad, el sector comercial seguía protegiendo sus fachadas y gran parte decidió no abrir sus puertas.

El colombo americano Roberto Urquía, de 21 años, un joven estudiante que decidió unirse al movimiento ‘Cuenten cada voto’ predice que si no se respeta “la voluntad de las mayorías las calles no estarán tranquilas”.

Fue muy malo el estreno de las nuevas unidades de NYPD para controlar estas primeras marchas. No había necesidad de tanta violencia. Nosotros sabemos que estamos aquí luchando por la democracia y en contra del fascismo, pero también contra la brutalidad policial. Son dos objetivos”, explicó Roberto.

Trump se atribuye la victoria total y trata de parar el recuento acusando a Biden de fraude

Los peores miedos se confirmaron. Pasadas las dos de la madrugada hora local, Donald Trump siguió el guión que se había anticipado al declarar su victoria de forma prematura, pese a que aún faltan por contar 64 millones de sufragios. Con ellos se decidirá la suerte de siete estados y el nombre del ganador. Solo que el presidente no quiere que continúe el recuento. En su intervención desde la Casa Blanca acusó a los demócratas de robarle la victoria y anunció que parará el recuento en el Supremo. «No queremos que encuentren papeletas a las 4 am y las añadan a la cuenta», sugirió.

Nadie pensaba que fuera a aceptar fácilmente una derrota, pero muchos se resistían a pensar que convertiría la noche electoral en un autogolpe de estado para perpetuarse en el poder, en contra de la voluntad popular. «Hemos ganado. Estábamos listos para una gran celebración, y de repente, ¿qué pasó?», se preguntó el presidente frente a las cámaras. «Este es un momento muy triste, es el mayor fraude en la historia de nuestra nación», acusó.

Su rival, Joe Biden, no fue capaz de noquearle con una victoria temprana, pero cuenta con que los estados del cinturón industrial inclinen la balanza a su favor si se les deja contar los votos. Pensilvania, Michigan y Wisconsin tardarán varios días en tener los resultados, abrumados por la ingente cantidad de votos por correo que se han recibido en el año de la pandemia.