Fiscal general de Texas y el estado de Missouri piden a tribunales que se reanude el muro en la frontera

El fiscal general de TexasKen Paxton, y el estado de Missouri presentaron una moción para una orden judicial preliminar solicitando a un tribunal federal que ordene a la administración de Joe Biden que reanude de inmediato la construcción del muro iniciado por Donald Trump en la frontera sur.

La oficina de Paxton indicó en un comunicado que la moción da seguimiento a la demanda que Paxton presentó en octubre, la cual afirma que “la Administración de Biden violó las leyes federales al prohibir al Departamento de Seguridad Nacional gastar el dinero que el Congreso había asignado al muro fronterizo”.

“La Administración Biden una y otra vez se niega a ayudar a los texanos que enfrentan la crisis fronteriza cada día. Su respuesta a esta crisis es irresponsable, inhumana e inexcusable”, dijo Paxton, citado en el comunicado.

Añadió que “el muro fronterizo aprobado por el Congreso ayudará a la aplicación de la ley a lo largo de la frontera y a restaurar el orden en nuestro estado”.

“Un muro físico es esencial para la seguridad fronteriza, y demando que el presidente Biden haga la parte que le toca para mantener a Texas y a Estados Unidos seguros”, acotó Paxton.

La moción solicita a la Corte del Distrito Sur de Texas que ordene a la Administración Biden que reanude de inmediato la construcción del muro fronterizo iniciada durante el mandato del expresidente Donald Trump (2017-2021).

La semana pasada, el gobernador Greg Abbott visitó la ciudad de Río Grande para inaugurar la primera fase del muro en la frontera que se propone construir el gobierno de Texas para impedir el paso de inmigrantes indocumentados. 

Con información de EFE

Texas: arrestan a ex guerrillero de las FARC y cinco pandilleros salvadoreños

El grupo guerrillero FARC dejó de operar como organización beligerante en 2016 para convertirse en un partido político en Colombia.

Agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en Texas arrestaron el martes un colombiano identificado como ex miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y, en días anteriores, a cinco integrantes de pandillas que operan en El Salvador.

“Los controles de antecedentes de un ciudadano colombiano de 38 años revelaron que era un guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)”, indicó CBP en un comunicado, sin detallar su identidad.

Los arrestos sucedieron en la localidad de Hidalgo, al sur del país; de los demás detenidos, cuatro pertenecen a la Mara-Salvatrucha (MS-13) otro a la Calle 18, según las autoridades.

Los hombres fueron arrestados tras ser identificados dentro de un grupo de 49 inmigrantes

La guerrilla de las FARC operó en Colombia desde 1964 hasta 2016 cuando de conjunto con el gobierno de Colombia firmaron el Acuerdo de La Habana para su desmovilización y convertirse en un partido político.

Un remanente de la guerrilla disintió tras el Acuerdo y se retiró de la desmovilización para volver a las armas.

La Administración de Biden demanda a Texas por las restricciones del voto

La Administración de Joe Biden ha presentado este jueves una demanda contra la nueva ley electoral de Texas aprobada el pasado mes de septiembre por las restricciones que impone al voto. La demanda sostiene que el requisito de la identificación para votar por correo y la limitación para acceder a las urnas de las personas con limitaciones físicas violan la Ley de Derechos Electorales y la Ley de Derechos Civiles de 1964. La norma que firmó el Gobernador republicano de Texas, Greg Abbot, priva del derecho a votar a personas mayores, con discapacidades o que no hablan inglés.

“Nuestra democracia depende del derecho de los votantes a emitir su voto y a que sea contado”, dijo el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, a través de un comunicado. “El Departamento de Justicia seguirá utilizando todas las herramientas a su disposición para proteger este pilar fundamental de nuestra sociedad”. Cuando se aprobó la legislación, el presidente Joe Biden la calificó como “un ataque a la democracia”.

La demanda presentada por el Departamento de Justicia llega en un momento en el que la Casa Blanca y los demócratas del Congreso enfrentan una gran presión para contrarrestar una de los mayores asaltos al derecho al voto en generaciones, con 19 Estados en manos de los republicanos que han aprobado al menos 33 leyes que suponen una barrera para el proceso de sufragio desde las pasadas elecciones presidenciales de 2020.

A pesar de que los demócratas del Capitolio de Texas lograron bloquear temporalmente la restrictiva legislación, llegando a abandonar el Estado y trasladándose a Washington, dejando estancado el gobierno estatal durante 38 días, el Partido Demócrata se ha mostrado incapaz de aprovechar la actual mayoría en ambas cámaras del Congreso para sacar adelante una norma federal que siente unas bases para toda la nación.

El endurecimiento de las leyes de votación impulsado por los republicanos tiene los ojos puestos en las legislativas de 2022, cuando habrá que renovar los 435 escaños de la Cámara de Representantes y 34 de los 100 puestos en el Senado, ahora en manos demócratas y que los republicanos aspiran a arrebatar entonces.

La población de Texas ha aumentado en más de cuatro millones en la última década, un incremento superior al de cualquier otro Estado. Las personas que no se identifican como blancas representan más de nueve de cada 10 nuevos residentes. Este grupo demográfico suele favorecer a los demócratas en las urnas.

Tanto el gobernador Abbot como los republicanos del Estado sureño se sumaron a la corriente restrictiva del voto nacida al calor de las denuncias de fraude electoral efectuadas por Donald Trump durante los comicios de 2020. “Biden va contra Texas por la SB1, nuestra recién promulgada ley de integridad electoral”, dijo el fiscal general de ese Estado, Ken Paxton, en un comunicado. “Es una gran iniciativa y sumamente necesaria. Garantizar que Texas tenga elecciones seguras y transparentes es una de mis máximas prioridades”, prosigue el fiscal general, quien acaba su redacción asegurando que llevará al presidente de EE UU ante la justicia. “¡Lo veré en la corte, Biden!”.

Texas desafía a Joe Biden y contradice su orden de vacunar a empleados de EE.UU.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, firmó este lunes una orden ejecutiva que establece que ninguna empresa de su estado puede pedir a sus empleados que se vacunen contra la COVID-19, lo que supone un desafío al presidente estadounidense, Joe Biden.

Biden hace un mes anunció que su Gobierno planea obligar a la mayoría de los trabajadores de empresas privadas a vacunarse o presentar semanalmente resultados negativos de test de covid-19.

Aunque la medida aún está en desarrollo y no ha entrado en vigor, su anuncio desató la ira de líderes conservadores como Abott.

En respuesta, este lunes, Abott firmó una orden ejecutiva que prohíbe que “cualquier entidad” de Texas, incluidas empresas privadas, obligue a sus empleados a vacunarse.

Además, pidió al parlamento estatal, dominado por los republicanos, que apruebe una ley con ese mismo propósito.

Abott ya había firmado hace semanas otra orden ejecutiva que prohíbe a las escuelas y autoridades locales pedir pruebas de vacunación a profesores, alumnos o funcionarios, algo que ya fue desafiado en los tribunales por el distrito escolar de la ciudad de San Antonio.

El gobernador republicano se vacunó contra la COVID-19 frente a las cámaras de televisión y ha pedido a los texanos que se vacunen; pero, en los últimos meses, ha luchado sin cuartel contra las normas de distritos escolares o ciudades que establecen el uso de mascarillas o requieren pruebas de vacunación.

La normativa que anunció Biden en septiembre está siendo redactada por el Departamento de Trabajo y aún no se sabe cuándo será presentada oficialmente.

Se espera que la norma afecte a unos 80 millones de trabajadores, más de dos tercios de la fuerza laboral del país.

En todo Estados Unidos, el 56.4% de la población está vacunada por completo, según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

La media de vacunación es menor en Texas, donde el 51,8% de los habitantes están completamente inmunizados.

Gobierno de Joe Biden aplicará ley federal de 1994 para proteger aborto en Texas

El Departamento de Justicia de Estados Unidos amenazó este lunes con aplicar una ley federal de 1994, que protege el libre acceso a las clínicas que practiquen abortos, en respuesta a la nueva norma de Texas que prácticamente prohíbe este tipo de intervenciones en ese estado.

El fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, explicó en un comunicado que el departamento que dirige está explorando de forma urgente todas las opciones para responder a la ley de Texas con el fin de “proteger los derechos constitucionales de las mujeres y otras personas, incluido el aborto“.

Entretanto, el Gobierno federal defenderá a aquellas personas que quieran “recibir o proporcionar” servicios de salud reproductiva con la aplicación de la Ley de Libertad de Acceso a la Entrada a Clínicas (FACE, en inglés), dijo Garland.

El miércoles pasado, entró en vigor en Texas una legislación que prohíbe el aborto a las seis semanas de gestación, cuando puede detectarse el latido del corazón del feto, aunque en muchos casos muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas. No contempla excepciones en casos de incesto o violación.

Además, permite a particulares presentar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una embarazada a abortar si creen que infringen la prohibición, y ofrece indemnizaciones de hasta 10,000 dólares al demandante si gana el juicio.

Garland indicó que el Departamento de Justicia proporcionará respaldo a la hora de aplicar la ley federal cuando una clínica esté bajo ataque, y en ese sentido subrayó que se han puesto en contacto con las oficinas de los fiscales generales y del FBI en Texas y en otras partes del país para ver cómo hacerlo.

“No toleraremos violencia contra quienes buscan obtener o proporcionar servicios de salud reproductiva, ni tampoco obstrucciones físicas o daños a la propiedad que violen la ley FACE”, advirtió el titular de Justicia.

Esa norma federal, firmada en 1994 por el entonces presidente, Bill Clinton (1993-2001), prohíbe el uso o la amenaza de la fuerza para interferir o intimidar a las personas en busca de un aborto en una clínica, así como causar daños materiales de forma intencionada a centros que ofrezcan servicios reproductivos.

El jueves, el presidente, Joe Biden, ordenó movilizar todos los recursos de que dispone su Gobierno para proteger el derecho al aborto en Texas, tras la entrada en vigor de la ley estatal impulsada por los republicanos.

Biden solicitó al Consejo de Políticas de Género y a la Oficina del Abogado de la Casa Blanca “un esfuerzo gubernamental integral”, en el que estén especialmente implicados el Departamento de Justicia y el de Salud y Servicios Humanos para “garantizar que las mujeres en Texas tengan abortos seguros y legales”.

Horas después de la entrada en efecto de la ley de Texas el miércoles, el Tribunal Supremo del país, con una mayoría conservadora reforzada, decidió no bloquear la legislación.

Con información de Efe.

Trump visitarán la frontera entre Estados Unidos y México el miércoles

El gobernador de Texas Greg Abbott y el expresidente Donald Trump visitarán la frontera hoy miércoles, aproximadamente dos semanas después de que el gobernador anunciara sus planes para pagar la construcción de más muro en la frontera de su estado, con dinero de los contribuyentes.

La pareja de políticos republicanos brindará una conferencia de prensa alrededor de las 11:30 a.m. del miércoles antes de un recorrido “por el muro fronterizo inacabado” a las 12:30 p.m., según un comunicado de la oficina de Abbott.

La visita de Abbott y Trump se produce después de que un puñado de otros políticos, incluida la vicepresidenta Kamala Harris, hayan realizado viajes a la frontera entre Texas y México en los últimos meses.

Con tanta retórica política desempeñando un papel en la discusión fronteriza del país, aquí hay temas a tener en cuenta antes de la visita del gobernador y el expresidente al Valle del Río Grande, el miércoles.

Más cruces de inmigrantes

El evento del miércoles se produce en medio de un aumento sostenido en los cruces de inmigrantes indocumentados que ha persistido desde principios de 2021.

Si bien Abbott y Trump han culpado a la administración de Biden por causar el aumento en el número de migrantes, las estadísticas de cruces fronterizos de la Patrulla Fronteriza muestran que los cruces han sido cíclicos en las últimas décadas y se han visto exacerbados por una pausa en los cruces durante la pandemia de coronavirus en 2020.

Independientemente de la causa, los datos son claros: los agentes de la Patrulla Fronteriza han tenido más de 100,000 encuentros con migrantes cada mes, desde febrero.

Si bien el número de migrantes detenidos en la frontera este año ha sido relativamente alto en comparación con los últimos años, no es el más alto de la historia. Por ejemplo, en 2000, CBP informó al menos 100,000 detenciones durante ocho meses consecutivos, alcanzando su punto máximo en febrero con 211,328 detenciones.

El “muro” de Abbott

Después de reprender al gobierno federal de Biden por no asegurar la frontera, Abbott anunció que Texas construirá su propio muro fronterizo, financiado por contribuyentes estatales y donaciones privadas. Y el gobernador anunció el inicio de la construcción del muro en su cuenta de Twitter.

En lugar de buscar la aprobación de los legisladores de Texas para financiar el proyecto, el gobernador prometió un pago inicial de $250 millones de dólares para el muro. El gobernador utilizó una declaración de desastre para desviar el dinero del presupuesto del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ).

Biden: “es un error” que Rangers de Texas permitan lleno total de su estadio

El presidente de EEUU Joe Biden consideró “un error” el que el equipo de los Rangers de Texas de las Grandes Ligas permitan que los fanáticos del béisbol llenen su parque desde el primer juego de la campaña que comienzó ayer.


En declaraciones a la cadena ESPN un día antes de la inauguración de la temporada, Biden dijo también ayer que respalda las negociaciones entre las Grandes Ligas y el sindicato de jugadores sobre la posibilidad de mudar el Juego de Estrellas fuera de Atlanta, ante las preocupaciones sobre una legislación adoptadaen Georgia, que restringiría el derecho al voto.
Hoy está previsto el retorno del público a los estadios de las Grandes Ligas, donde se había prohibido el ingreso de espectadores al graderío durante la pasada campaña regular, debido a la pandemia.

La afluencia de fanáticos se limitará aproximadamente al 12% de la capacidad de los graderíos en Boston y Washington. Doce clubes admitirán al 20% de los aficionados posibles como máximo, Colorado al 43% y Houston al 50%.


El único equipo que recibirá a más aficionados, será Texas, con el 100% de la capacidad de su nuevo parque, el Globe Life Field, que cuenta con 40,300 butacas.
“Bueno, esa es la decisión que ellos tomaron. Pienso que es un error”, dijo Biden a ESPN. “Deberían escuchar al doctor (Anthony) Fauci, a los científicos y a los expertos. Pero creo que esto no es responsable”.

Las Grandes Ligas alientan a todos los involucrados con el béisbol a vacunarse contra el covid-19 lo más pronto posible.


Un memorándum de tres páginas por parte de las mayores y el sindicato de peloteros fue enviado el lunes a los agremiados y al personal de los equipos. Informa que algunas restricciones se eliminarán cuando el 85% de los jugadores de las Grandes Ligas y de los empleados en el terreno estén vacunados contra el coronavirus.

Un juez federal dictamina que la moratoria de desalojo es inconstitucional

Un juez federal en Texas dictaminó ayer jueves que la moratoria federal sobre los desalojos es inconstitucional, según documentos judiciales.

El juez de distrito estadounidense John Barker, quien fue designado por el entonces presidente Donald Trump para la corte en el Distrito Este de Texas, no llegó a emitir una orden judicial preliminar, pero dijo que esperaba que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) respetaran su decisión y retiren la moratoria de desalojoinformó CNN.

“El gobierno federal no puede decir que nunca antes invocó su poder sobre el comercio interestatal para imponer una moratoria de desalojo residencial. No lo hizo durante la mortal pandemia de gripe española. Tampoco invocó tal poder durante las exigencias de la Gran Depresión. El gobierno federal no ha reclamado tal poder en ningún momento durante la historia de nuestra nación hasta el año pasado”, escribió Barker. Y aunque la pandemia de Covid-19 persiste, dijo el juez, “también lo hace la Constitución”.

El fallo marca un esfuerzo legal que comenzó cuando un grupo de propietarios y propietarios de Texas demandó a los CDC y al Departamento de Salud y Servicios Humanos en octubre, por la Orden de Moratoria de Desalojo emitida por la administración Trump en septiembre.

La orden, citando el hecho de que “COVID-19 presenta una amenaza histórica para la salud pública”, suspendió temporalmente los desalojos residenciales.

Pero los propietarios de viviendas argumentaron en su demanda que el gobierno federal no tenía el poder de detener los desalojos.

Barker apoyó ese argumento y escribió en su fallo que el Congreso carecía de autoridad para otorgar a los CDC el poder de detener los desalojos en todo el país, y señaló que la moratoria amenazaba con invadir los derechos de los propietarios, según la ley estatal.

Los demandantes estaban representados por dos grupos legales conservadores, la Texas Public Policy Foundation y Southeastern Legal Foundation, que elogiaron la decisión como una victoria.

Un tercio de los residentes de Texas todavía tiene problemas con el suministro de agua

El servicio de agua permanecía interrumpido para casi un tercio de los residentes de Texas el domingo por la noche, una consecuencia persistente de los cortes de energía generalizados por el devastador clima invernal y una infraestructura no preparada.

Si bien ese número disminuyó en varios millones durante el transcurso del día, más de 1.200 sistemas públicos de agua todavía informaron interrupciones en el servicio, y muchas de ellas llevaron al despliegue de avisos de hervir el agua, según Gary Rasp, especialista en medios de la Comisión de Calidad Ambiental de Texas.

Los problemas seguían afectando a más de 8,8 millones de personas, o aproximadamente un tercio de la población del estado de 29 millones, distribuidos en 199 condados a las 7 pm (8 pm de Miami) del domingo. Rasp dijo que se habían anulado 258 avisos para hervir el agua.

Houston anunció el domingo por la tarde que había levantado su aviso de hervir el agua con efecto inmediato. «Las pruebas de calidad del agua presentadas a la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ) han confirmado que el agua del grifo cumple con todos los estándares regulatorios y es segura para beber», dijo la ciudad en un comunicado de prensa.

Galveston también levantó su aviso de hervir el agua al mediodía del domingo y ha eliminado las restricciones de agua, según una publicación en la página de Facebook de la ciudad.

En medio de tormenta, precios se disparan en Texas


Habitaciones de hotel a 1.000 dólares la noche. Gasolina en aumento. Hasta el agua embotellada ha duplicado o triplicado su precio de la noche a la mañana.

Las autoridades de Texas dicen que la tormenta invernal que ha dejado sin electricidad ni agua a millones de habitantes se convirtió en una oportunidad para que algunos comerciantes sin escrúpulos se aprovechen de la situación y cobren precios exorbitantes por artículos básicos.

Un sistema activado el miércoles en Houston para que los residentes denuncien manipulación de precios recibió más de 450 quejas en menos de 20 horas, dijo el principal fiscal civil del condado Harris, Christian Menefee.

“Las cosas que estamos viendo sobre todo son hoteles que están fijando tarifas ridículas”, declaró Menefee. “Hemos visto denuncias de paquetes de agua vendidos a un precio dos o tres veces arriba de lo normal”.

Dashawn Walker, de 33 años, buscaba el martes en la noche una habitación de hotel para evitar el frío de su apartamento en Dallas porque no tenía electricidad. Cuando vio que todas las habitaciones de hotel en Dallas estaban reservadas, se fue en su vehículo a un hotel en el suburbio de Lewisville. Pagó 474 dólares por una noche.

“Es la locura”, manifestó. “¿Por qué todos los hoteles suben de precio en medio de una crisis? ¡Por favor! Todo mundo trata de salir adelante y ellos se aprovechan de una crisis; es muy injusto para la gente que no puede pagarlo”.

Ese tipo de alzas son ilegales de acuerdo con la ley en Texas, que prohíbe la venta “a precios exorbitantes o excesivos” de combustible, alimentos, medicinas, alojamientos, materiales de construcción u otros artículos si se ha efectuado una declaración de desastre estatal o federal.

La oficina del Secretario de Justicia de Texas solicitó a los residentes que si sospechan haber sido víctimas de manipulación de precios que presenten su denuncia.

Los infractores podrían ser obligados a hacer reembolsos y enfrentar multas civiles de hasta 10.000 dólares por infracción. Multas adicionales de hasta 250.000 dólares podrían ser impuestas si las víctimas son ancianos.

Larry Hamilton, un hotelero de Dallas, dijo que si bien puede haber denuncias legítimas de manipulación de precios, se preguntó si algunas quejas carecerían de mérito. Dijo que su hotel Aloft de 193 habitaciones en Dallas cobra en promedio 94 dólares la noche y que un cliente se puso furioso cuando le dieron una tarifa de 109 dólares.

“Llamó a mi gerente general y amenazaba con denunciarnos por manipulación de precios”, señaló Hamilton. “Además, esto es economía básica, el precio es lo que crea el equilibrio entre la oferta y la demanda, y es un regulador importante. El precio es algo que fluctúa y debe hacerlo”.

Demócratas exigen la renuncia de Ted Cruz tras viajar a Cancún en medio del caos en Texas

El senador republicano por Texas habló con Noticias Telemundo cuando se disponía a abordar su vuelo de vuelta a EE.UU., luego de las críticas por su viaje durante la crisis que vive el estado por las bajas temperaturas.

Las fotos de Cruz en el avión que le llevaba a México se volvieron virales en Estados Unidos desde la noche del miércoles, provocando fuertes críticas ante la evidencia de que el político había abandonado a sus votantes en medio de una de las peores crisis climáticas en su historia reciente.

Este jueves Cruz confirmó que había viajado a México porque sus hijas se lo habían pedido y “queriendo ser un buen padre” decidió acompañarlas.

“Con la escuela cancelada durante la semana, nuestras niñas pidieron hacer un viaje con amigos. Queriendo ser un buen padre, volé con ellas anoche y regresaré esta tarde”, dijo en un comunicado.

México actualmente es uno de los países a los que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. recomienda no viajar por los altos niveles de contagios por coronavirus.