El número de personas reportadas muertas como consecuencia de las tormentas invernales que azotaron a Texas en febrero ahora es de 111, según el Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas (DSHS).

La agencia informó el jueves el total estatal en su informe semanal de muertes relacionadas con tormentas de invierno.

Las muertes incluidas en el informe del jueves ocurrieron entre el 11 de febrero y el 5 de marzo y la mayoría de las muertes reportadas al DSHS estuvieron asociadas con hipotermia, dijo la agencia.

“También ha habido múltiples muertes causadas por accidentes automovilísticos, intoxicación por monóxido de carbono, fallas de equipos médicos, exacerbación de enfermedades crónicas, falta de oxígeno en el hogar, caídas e incendios”, se lee en el informe.

La noticia llega más de un mes después de que una fuerte tormenta invernal azotara la región.

Texas, normalmente conocido por su calor, tuvo problemas para manejar la tormenta debido a los cortes de energía generalizados y las interrupciones del agua, que dejaron a miles de personas sin calefacción durante semanas.

Hasta el miércoles, todavía había 127 residentes del estado bajo un aviso de hervir el agua, según la Comisión de Calidad Ambiental de Texas.

Con información de La Opinión.com