Tag: TRABAJADORES

Sepa por qué no se ha aprobado un segundo cheque de estímulo a los trabajadores estadounidenses

El Senado, la Cámara de Representantes y la Casa Blanca están de acuerdo en que la aprobación de un segundo cheque de estímulo es muy importante para ayudar a los ciudadanos a mantenerse a flote económicamente durante la actual crisis.

La entrega de dicho cheque de estímulo está considerada en el paquete de estímulo que se está discutiendo actualmente. El problema es que los demócratas y los republicanos no se han puesto de acuerdo sobre la cantidad de dinero que tendría que darse en el paquete completo, según se informó en CNet.

Y es que algunos políticos están cuidando que el costo del paquete de estímulo no sea muy elevado. Por ejemplo, la Ley HEALS del Senado, de aprobarse, costaría $1 billón de dólares, mientras que los demócratas de la Cámara de Representantes propusieron que se gastaran $3 billones de dólares en su propuesta de la Ley HEROES.

Cabe señalar que la Ley CARES, con la que se entregaron los primeros cheques de estímulo de $1,200 dólares, tuvo un costo de $2.2 billones de dólares.

Si los legisladores no se ponen de acuerdo en el costo que debería tener este segundo paquete de estímulo, la aprobación de la entrega de más apoyos económicos para las personas y negocios seguirá retrasándose más y más.

Aumentan casos del virus chino entre trabajadores de hoteles

Después de tres meses de no trabajar a causa de  la pandemia, Nubia Varillas regresó a fines de junio a sus labores como recamarera en un conocido hotel de Los Ángeles, solo para una semana más tarde, contraer el coronavirus.

Trabajé como siete, ocho días cuando me comencé a sentir congestionada de la nariz. No podía respirar. Tenía fiebre, dolor de huesos de las rodillas para abajo. Me sentía diferente. Seguí trabajando cuatro días más. Tomaba pastillas para sentirme mejor y poder funcionar”.

El 18 de julio, Nubia fue a hacerse los exámenes de COVID-19 y salió positiva. Ya no regresó a la limpieza de cuartos de hotel, se quedó en su casa.

Casada y madre de tres hijos de 21, 18 y 17 años, dice que todavía se siente mal. “El 25 de julio, me hice el examen por segunda vez, y volví a salir positiva”, dijo.

Su esposo y su hija de 18 años salieron también positivos al coronavirus.

“Es raro. Hay días que siento que me va a estallar la cabeza, me mareo y comienzo a congestionarme. Otros días, me siento muy bien”.

Nubia, una inmigrante de El Salvador de 40 años de edad, dijo que llevaba ocho años de trabajar en el hotel Holiday Inn de Los Ángeles. 

“Tengo temor de regresar. Voy a pedir unos días más. No me siento segura ni sana todavía”.

Comentó que la limpieza de cuartos en los hoteles es muy riesgosa porque el virus está en el aire y tienen que asear con la puerta cerrada. “Si nos dan mascarillas y guantes, pero quieren que limpiemos 14 cuartos en 8 horas. En ese horario tan ajustado no se pueden limpiar los cuartos a profundidad”.

El 23 de julio, docenas de trabajadores de hoteles salieron a protestar para urgir a los supervisores del condado de Los Ángeles a hacer una pausa en la reapertura de hoteles, debido a la ola de casos positivos tras regresar al trabajo, y entrar en contacto con huéspedes o compañeros que sufren de esta pandemia.

Nubia, una inmigrante de El Salvador de 40 años de edad, dijo que llevaba ocho años de trabajar en el hotel Holiday Inn de Los Ángeles. 

“Tengo temor de regresar. Voy a pedir unos días más. No me siento segura ni sana todavía”.

Comentó que la limpieza de cuartos en los hoteles es muy riesgosa porque el virus está en el aire y tienen que asear con la puerta cerrada. “Si nos dan mascarillas y guantes, pero quieren que limpiemos 14 cuartos en 8 horas. En ese horario tan ajustado no se pueden limpiar los cuartos a profundidad”.

El 23 de julio, docenas de trabajadores de hoteles salieron a protestar para urgir a los supervisores del condado de Los Ángeles a hacer una pausa en la reapertura de hoteles, debido a la ola de casos positivos tras regresar al trabajo, y entrar en contacto con huéspedes o compañeros que sufren de esta pandemia.

“El local 11 del sindicato UNITE HERE tiene conocimiento de que al menos 85 trabajadores y huéspedes de hoteles han salido positivos, o se han puesto en cuarentena, desde que el 12 de junio se reabrió el sector hotelero a turistas y visitantes”, dijo Kurt Peterson, copresidente del local 11 del sindicato UNITE HERE.

Señaló que la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles necesita poner en primer lugar la salud y seguridad de los trabajadores y huéspedes.

l sindicato UNITE HERE estimó que el verdadero número de personas que han contraído el virus, o se han puesto en cuarentena es significativamente mayor del que se conoce. Esto a causa de que los trabajadores están temerosos de reportar sus síntomas o diagnósticos. En tanto, aseguran que los hoteles han fracasado en dar seguimiento adecuado a los trabajadores y visitantes que se han contagiado con el COVID-19.

Durante la protesta, los trabajadores revelaron que algunos hoteles no han informado a sus huéspedes cuando uno de ellos u otro visitante ha adquirido el virus o ha sido forzado a seguir una cuarentena.

¿Cuándo se enviará el nuevo cheque de estímulo?

Los demócratas y los republicanos apoyarán un nuevo paquete de estímulos para enfrentar la crisis causada por coronavirus y reactivar la economía, el cual podría ser enviado la semana del 24 al 28 de agosto.

Hay fechas que se tienen claras sobre la agenda del Congreso: los legisladores vuelven el 20 de julio y a partir de ahí y hasta el 7 de agosto deberán aprobar el nuevo paquete, para dar tiempo a procesar los pagos antes de fin de año.

La razón del apuro es que hay elecciones y aunque el presidente Donald Trump tiene posibilidades de reelección, tampoco hay nada seguro, así que retrasar más un nuevo paquete económico sería complicado para el Departamento del Tesoro, aunado a que –a decir de analistas políticos– no podría ser presumido por el mandatario republicano durante la campaña.

Un análisis del portal CNET toma en cuenta las fechas en que se aprobó la Ley CARES el 27 de marzo y el depósito de la ayuda, a partir del 15 de abril.

En un escenario extremo, si el nuevo paquete se aprueba el viernes 7 de agosto, el proceso de los primeros pagos podría tocar la semana de entre el 24 y el 28 de agosto.

También existe la posibilidad de que la primera experiencia de la Oficina de Recaudación de Impuestos (IRS) le permita liberar las ayudas antes de ese periodo.

La nueva distribución dependerá del número de personas a beneficiar, ya que analistas señalan que serían quienes reciben máximo $40,000 dólares anuales, personas que perdieron su poder adquisitivo más pronto.

Trump extiende prohibición de visas laborales hasta diciembre

El presidente Donald Trump extiende la orden ejecutiva que prohíbe varias categorías de visas para trabajadores.

La decisión del mandatario, según funcionarios, se basa en priorizar a trabajadores estadounidendeses durante la reapertura económica en medio de la crisis por coronavirus.

“El presidente Trump se está enfocando en hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar lo más rápido posible”, dijo uno de los funcionarios al que no se permitió decir su nombre.

Los representantes de Gobierno dijeron que las visas H-1B para trabajadores altamente calificados; los permisos de trabajo H-4 para los cónyuges de trabajadores extranjeros; las visas H-2B para trabajadores temporales; las visas J para estudiantes y las visas L para ejecutivos de una compañía serán objeto de las restricciones.

Eso, afirmaron, ayudaría a salvar 525,000 empleos para los estadounidenses.

Las restricciones no impactarán a los extranjeros que ya se encuentran en los EE.UU., afirmaron.

Tampoco se negarán permisos a trabajadores esenciales, como personal de enfermería; además de que se excluye a los trabajadores agrícolas (con visas H-2A), además de contemplar una exención para unos 20,000 proveedores de cuidado infantil que vienen a los EE.UU. como acompañantes.

La orden ejecutiva entrará en vigor este lunes a las 11:59 p.m. del Este.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) criticó la decisión del mandatario y acusó que fuera en respuesta a las consecuencias de COVID-19 en el país.

“Trump acaba de anunciar nuevas restricciones a las visas de trabajadores temporales, otro ataque más a nuestro sistema de inmigración”, indica la organización. “Esto no es una respuesta a COVID-19 o a una crisis económica. Es la explotación de una pandemia para reformar la ley de inmigración”.

Cabe destacar que cambios a las leyes migratorias requieren aprobación al Congreso, pero la Administración Trump ha implementado distintas reglas contempladas en las actuales normas que permiten endurecer los procesos migratorios, como ha ocurrido con la regla de “carga pública”.

La orden es una extensión de la Proclamación del 22 de abril, además de contemplar otras restriciones, pero mantienen el “espíritu” de afectar a quienes están fuera del país, además de no limitar a residentes permanente a optar por la naturalización.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su siglas en inglés) precisó en aquel momento que la decisión impactaba a quienes están fuera del país.

La Proclamación de abril fue desafiada en una corte en Washington, D.C., donde el juez Amit P. Mehta, rechazó bloquearla.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Trump anunciará nuevas restricciones de visados para trabajadores y científicos

El presidente de Estados Unidos (EEUU) Donald Trump, informó el fin de semana que anunciará nuevas restricciones en algunos tipos de visa, las cuales serán dadas a conocer en los próximos días.

«Vamos a anunciar algo mañana o pasado mañana con respecto a las visas. Se necesitan para algunas de las grandes empresas, donde tienen ciertas personas que han estado viniendo durante mucho tiempo, pero serán muy pocas exclusiones y son bastante ajustadas «, indicó Trump en declaraciones citadas por la agencia de noticias Xinhua.

Trump se negó a ofrecer más detalles, pero aseguró que habrá algunas exclusiones.

El periodista John Roberts, de la cadena de televisión Fox Newsen, a quién Trump le concedió la entrevista, durante un mitin en Tulsa, Oklahoma, indicó que las restricciones se impondrán a las visas H-1B, H-2B, L-1 y J-1.

La H-1B están diseñadas para algunos trabajadores calificados, como empleados en área de la ciencia, la ingeniería y la tecnología de la información, mientras que las visas H-2B se otorgan a los trabajadores temporales, como el personal de hoteles y la construcción.

En el caso de las visas L-1 son otorgadas a ejecutivos que trabajan para grandes corporaciones y las visas J-1 a investigadores académicos, profesores y otros programas de intercambio cultural o laboral.

Medios locales afirman que el mandatario estadounidense ordenará una orden ejecutiva para suspender ese tipo de visas hasta finales de 2020, y argumentará que su administración pasa por una crisis económica y alto desempleo entre los estadounidenses, por la pandemia del coronavirus.

Patronos deben considerar retos psicológicos de sus empleados tras cuarentena

La reapertura de los negocios tras la cuarentena por el COVID-19 requerirá que los patronos estén conscientes de los retos psicológicos y circunstancias personales de sus empleados al retornar a labores.

“Uno de los retos que muchos no han contemplado en sus planes y protocolos es el impacto psicológico de la pandemia y sus repercusiones en el entorno laboral. Puede haber ansiedad en sus empleados por miedo al contagio o por no tener aún claro cómo será el cuido de sus niños. Tal vez no están conscientes de situaciones de depresión o alguna otra condición de salud mental que puedan enfrentar los empleados que trabajan remoto. Es un nuevo ambiente laboral que tendrán que supervisar más allá de las medidas del distanciamiento social y las mascarillas”, expresó Sandra I. Román, experta en consultoría de recursos humanos de Retention Strategies.