Tag: TRUMP VS. BIDEN

En el debate, Trump defendió separación de familias migrantes

El presidente Donald Trump defendió ayer jueves la práctica de su gobierno de separar a niños migrantes que siguen lejos de sus familiares luego de ser detenidos en la frontera entre México y Estados Unidos.

Durante el debate presidencial con su rival demócrata Joe Biden, Trump dijo que por lo general los niños que cruzan la frontera no van acompañados de sus familiares, sino “por coyotes y muchas malas personas”.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus iniciales en inglés) le dijo esta semana a un juez que aún hay 545 menores separados de sus padres desde 2018.

Trump dijo que su gobierno ha construido más de 640 kilómetros (400 millas) del muro fronterizo que prometió. Y agregó: “Ellos construyeron jaulas”, refiriéndose a las instalaciones de la era del presidente Barack Obama que fueron mostradas durante los reportes de prensa de las separaciones.

Biden refutó la respuesta de Trump, diciendo que los niños “fueron arrebatados de” sus familiares en 2018.

Tal como lo ha hecho desde las primarias, Biden defendió la política migratoria del gobierno de Obama, admitiendo que “tomó demasiado tiempo hacer que funcionara bien”.

¿Quién ganó el tenso último debate presidencial?

Fue un debate más civilizado pero no por ello exento de duros ataques.

El aspirante a la reelección presidencial en Estados Unidos, Donald Trump, y su rival por el Partido Demócrata, Joe Biden, vivieron la noche de este jueves un intenso cara a cara en el cual, respetando todas las formalidades, intercambiaron fuertes acusaciones personales.

El encuentro, realizado en la localidad de Nashville (Tennessee), estuvo marcado por las duras acusaciones de Trump contra la familia de Biden por supuesta corrupción y por las de Biden contra el mandatario, al que tachó de racista.

Trump intentó dibujar a Biden como el “típico político”, con constantes referencias a su larga carrera y, en especial, a sus dos periodos como vicepresidente de Barack Obama.

“¿Por qué no lo hiciste en los 8 años? (…) Es todo habladuría, ninguna acción”, le espetó el aspirante republicano en varias ocasiones a Biden, cuando este hablaba de sus propuestas de gobierno.

El político demócrata, por su parte, buscó mostrar a Trump como un mandatario que ha llevado al país a una profunda crisis, pero que no asume sus responsabilidades, que divide a los estadounidenses y que está desconectado de la vida de los ciudadanos comunes.

“Esto no se trata de su familia o de la mía, sino de tu familia”, dijo Biden mirando a la cámara y hablándole directamente a los electores de clase media, con cuyas dificultades intentaba mostrar empatía.

“Yo seré presidente de todos los estados, no de azules o rojos”, subrayó.

Como es usual en él, durante sus intervenciones Trump utilizó numerosas frases con pegada tanto para hablar de sus propuestas pero sin ofrecer detalles.

Así, por ejemplo, dijo que habrá una vacuna contra el coronavirus en pocas semanas pero, al ser repreguntado por la presentadora Kristen Welker, de la cadena NBC, no pudo dar detalles.

También presumió de ser “el presidente que más ha hecho por los afroestadounidenses desde Abraham Lincoln” (el mandatario que abolió la esclavitud) y de ser “la persona menos racista en esta habitación”.

“Este Abraham Lincoln de acá es uno de los presidentes más racistas que hemos tenido en la historia moderna. Le echa gasolina a cada uno de los fuegos racistas”, le respondió sarcásticamente Biden, quien recordó que Trump inició su primera campaña presidencial diciendo que iba a librar a Estados Unidos de los “violadores mexicanos” y que luego, como mandatario, “prohibió (la entrada al país de) los musulmanes porque son musulmanes”.

El encuentro entre ambos candidatos había generado mucha expectativa tras un duro primer cara a cara el 29 de septiembre y de la cancelación del segundo debate, previsto para el pasado 15 de octubre, luego de que Trump fuera diagnosticado de covid-19 y de que los equipos de campaña no lograran ponerse de acuerdo sobre las reglas del mismo.

A 12 días de las elecciones, y en un momento en el que ya millones de estadounidenses han comenzado a ejercer su derecho al voto por correo o de forma anticipada, este debate representaba una oportunidad crucial para que ambos candidatos intentaran no solo hacer llegar su mensaje a la mayor cantidad de votantes potenciales sino marcar una diferencia ante su adversario.

“Creo que el debate fue una estrecha victoria por puntos para el presidente Trump. Él tuvo algunas buenas líneas de ataque y se benefició por las bajas expectativas existentes tras su primer debate”, señaló Paul Danahar, editor en jefe de la BBC en Estados Unidos.

“Pero Trump necesitaba arrasar para detener la campaña de Biden y no lo consiguió”, concluyó.

Comisión de debates adopta regla de apagar micrófonos en el encuentro Trump-Biden

Los micrófonos del presidente Donald Trump y del demócrata Joe Biden serán apagados por dos minutos cada vez que le toque responder al otro para permitir que hablen sin interrupciones durante el debate del próximo jueves.

El debate de 90 minutos está dividido en seis segmentos de 15 minutos cada uno, y en los que cada candidato cuenta con dos minutos para hacer declaraciones ininterrumpidas antes de entrar en un debate abierto. Durante la porción abierta no se silenciarán los micrófonos, pero las interrupciones de cada candidato se descontarán de su tiempo, en el que será el segundo y último debate presidencial de este año.

La Comisión de Debates Presidenciales, un organismo sin afiliación política, anunció los cambios el lunes, tres semanas después de un caótico primer enfrentamiento entre los aspirantes presidenciales que estuvo plagado de interrupciones, la mayoría de ellas por parte de Trump.

La comisión ha enfrentado presión de la campaña de Trump para mantener las reglas intactas, mientras que el equipo de Biden esperaba un debate más ordenado. En un comunicado, la comisión señaló que “ha determinado que es apropiado implementar medidas con el objetivo de promover el cumplimiento de las reglas acordadas e inapropiado hacer cambios a esas reglas”.










    

Biden critica el comportamiento “imprudente” de Trump

El candidato presidencial demócrata Joe Biden, lanzó ayer lunes varias críticas contra su contrincante el presidente Donald Trump, de quien dijo que manejó la crisis de coronavirus en Estados Unidos de manera “imprudente”.

“Su actitud personal imprudente desde su diagnóstico es incuestionable”, declaró Biden en un evento de campaña frente a sus seguidores en Cincinnati, estado de Ohio, en referencia a los distintos actos en los que ha tomado parte el mandatario estos últimos días, cuando aún no se han cumplido dos semanas desde que anunció que era portador del nuevo coronavirus.

El exvicepresidente durante los dos mandatos de Barack Obama, de 20009 a 2017, cargó duramente contra el actual mandatario por las “215.000 personas fallecidas” en el país a causa del nuevo coronavirus. 

Estados Unidos lidera el ránking de países afectados por la pandemia, algo que, según el demócrata, ha sucedido “porque el presidente solo está preocupado por una cosa, el mercado de valores; porque se negó a seguir la ciencia”, acusó.

Biden dijo que el argumento del mandatario de querer que “los estadounidenses no entraran en pánico” acabó resultando en algo distinto: “Trump entró en pánico”, expresó al citar parte de una entrevista de Trump con el periodista Bob Woodward.

Con Trump fuera del hospital, Biden y demócratas reanudan críticasEn un discurso en Gettysburg, Biden abogó por el bipartidismo y aseguró que el país está en un “punto peligroso”.

El exvicepresidente Biden dijo que en EE.UU., debido a la pandemia declarada en marzo, el desempleo no solo ha aumentado, sino que además el panorama “sigue siendo muy incierto y muy mal manejado”.

Por su parte Trump dijo por medio de un tuit que “Joe Biden ha defraudado a los sindicatos, ¡siempre lo ha hecho, siempre lo hará!”.

Biden también se refirió a la insistencia del presidente Trump en situarse del lado de las fuerzas del orden, que han sido señaladas por los actos de violencia que han resultado en la muerte de ciudadanos en custodia, varios de ellos afroestadounidenses, como el más sonado caso, el de George Floyd, en Minneapolis, estado de Minnesota.

“Para las comunidades de afroestadounidenses aquí en Cincinnati y en todo el país, la pregunta es ¿cómo rompemos el ciclo?”, indagó Biden, para explicar a continuación que “la respuesta es: justicia”.

También señaló al presidente por querer eliminar Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, conocida como Obamacare, en sustitución de un proyecto nuevo.

“Las condiciones preexistentes no se pueden cubrir”, dijo y propuso mejorar el Obamacare “redactando una nueva opción de seguro médico, una opción pública sin fines de lucro, que daría a las aseguradoras privadas un competidor real”.

“Abraham Lincoln nos dijo que una casa dividida no puede mantenerse”, dijo Biden. “En lugar de intentar curar, sus políticas [las de Trump] nos están destrozando”, concluyó.

No habrá segundo debate entre Trump y Biden

La Comisión de Debates Presidenciales (CPD, por sus siglas en inglés) anunció el viernes que ha decidido cancelar el segundo debate presidencial, puesto que ambos candidatos, debido a una serie de desavenencias sobre las medidas de seguridad sanitaria, “han anunciado ya planes alternativos para esa fecha”.

“La CPD anunció el 8 de octubre que, por la salud y la seguridad de todos los implicados, el segundo debate presidencial, agendado para el 15 de octubre, en Miami, se realizaría de manera virtual (…). Ambos han anunciado ya planes alternativos para esa fecha”, informó la comisión en un comunicado.

No se cierra la puerta, sin embargo, a que se celebre un último debate entre el presidente Donald Trump y el candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden.

“Parece así evidente que no habrá debate el 15 de octubre y la CPD centrará su atención en los preparativos para el último debate presidencial, previsto para el 22 de octubre”, agrega la nota.

Después de que ambos candidatos protagonizaran un primer debate marcado por las constantes interrupciones y a raíz de que el presidente Trump anunciara que había dado positivo por COVID-19, la CPD propuso una serie de cambios en las reglas, entre ellas, que el republicano y el demócrata participaran de manera remota.

El presidente reaccionó afirmando que no participaría en semejante debate, pero poco después su equipo de campaña propuso posponer los dos restantes debates durante una semana, con la esperanza de que Trump no presente síntomas del coronavirus para entonces.

La campaña de Biden, por el contrario, anunció que acataría las nuevas reglas, pero rechazó aplazar los debates. Finalmente, señalaron que el candidato demócrata participará en el foro público que -en realidad- iba a ser el segundo debate. Ahora la CPD se desmarca del evento.