El presidente Donald Trump sigue su guerra contra el legado de su predecesor Barack Obama. La cadena NBC News reportó este martes que Trump no desvelará el retrato presidencial de Obama en la Casa Blanca, una tradición de 40 años.

El reporte añadió que Obama tampoco tenía interés en asistir al evento. La ceremonia de desvelamiento de retratos suele hacerse en el Salón Este de la Casa Blanca, cerca de los corredores donde se ubican los retratos del resto de los presidentes de Estados Unidos. Obama desveló el del George W. Bush en 2012.

La Casa Blanca y la oficina del expresidente Obama no han emitido comunicados respecto al reporte de NBC. La relación de Trump y Obama nunca ha sido la más amigable pese a que la transición de gobierno se desarrolló en buenos términos. Sin embargo, la tensión entre los dos escaló con la crisis del coronavirus.

Trump responsabilizó al gobierno de Obama por la falta de inventario de instrumentos médicos como respiradores artificiales. Obama respondió el fin de semana aunque sin mencionar a Trump.

“Más que nada, esta pandemia ha roto completamente la idea de que muchos de los responsables saben lo que están haciendo”, dijo Obama en un discurso de graduación universitaria. “Muchos de ellos ni siquiera fingen estar a cargo”. Trump contestó y llamó “incompetente” a Obama.