Tag: trump

Asesores de Biden se reunirán con fabricantes de vacunas

Los asesores científicos de Joe Biden se reunirán con fabricantes de vacunas en los próximos días, mientras la transición presidencial sigue estancada en Estados Unidos debido a la negativa del presidente Donald Trump a reconocer que perdió las elecciones. Ese traspaso demorado es especialmente problemático durante una crisis de salud pública, dijo el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno.

Por supuesto que sería mejor si pudiéramos comenzar a trabajar con ellos”, dijo el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y quien ha pasado por múltiples transiciones presidenciales durante 36 años de servicio gubernamental. Él comparó el proceso con los corredores que pasan la estafeta en una carrera de relevos. “No quieres detenerte y luego dársela a alguien, básicamente quieres seguir avanzando”.

Trump pide al Congreso que apruebe un paquete de ayuda económica para el coronavirus

Las reglas de inmigración para estudiantes internacionales en universidades de Estados Unidos han pasado por múltiples cambios bajo la administración Trump. En su plan de transición, el proyectado presidente electo Joe Biden propone cambiar algunas de ellas para relajar las restricciones en las visas.

Biden, no se refiere específicamente a estudiantes internacionales de licenciatura en su ‘Plan para Asegurar Nuestros Valores como una Nación de Inmigrantes’.  Pero afirma que aumentará el número de visas para “la inmigración permanente basada en el empleo, y promoverá mecanismos para reducir temporalmente el número de visas durante tiempos de alto desempleo en Estados Unidos”.

Los estudiantes internacionales identifican las barreras que hay para las oportunidades de empleo permanente en Estados Unidos como una de las razones por la que algunos no escogen al país como un destino educativo, según el Instituto para la Educación Internacional (IIE, por sus siglas en inglés).

“Los estudiantes internacionales son bienvenidos”, ratifica Estados UnidosAunque la declaración del Departamento de Estado reafirma la bienvenida a los estudiantes internacionales, confirma que “aún tendrán que obtener la visa apropiada y pueden estar sujetos a otras restricciones de viaje o procesamiento de visa debido a la COVID-19”.

Las universidades estadounidenses inscribieron a más de un millón de estudiantes internacionales el año pasado, pero tras décadas de incrementos, la inscripción se ha estancado en los últimos dos años”, dice el IIE.

La emisión de visas de estudiante F-1 ha disminuido en los últimos cuatro años, según datos del Departamento de Estado. Durante el año fiscal 2016, se emitieron 502.214 visas F-1. En el 2017, el número fue reducido a 421.008.

Las visas de estudiantes son emitidas por el Departamento de Estado y administradas por el Departamento de Seguridad Nacional.

“Biden cree que graduados extranjeros de un programa estadounidense de doctorado deberían recibir una tarjeta de residencia con sus diplomas y que perder a estos altamente cualificados trabajadores ante economías extranjeras es un perjuicio a nuestra propia competitividad económica”, dice la página web del proyectado presidente electo.

La mayoría de los estudiantes internacionales vienen con visas F-1. Tras graduarse algunos solicitan participar en un programa que les permite trabajar en su área de estudio por hasta doce meses. Estudiantes especializados en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) pueden extender su estadía laboral hasta los 24 meses.

Los estudiantes interesados en permanecer en Estados Unidos y adquirir experiencia laboral, especialmente aquellos en campos STEM, piden la visa H-1B después de su primer estadía laboral.

Más del 30% de los estudiantes internacionales vienen de China y un 20% de India. Esos estudiantes típicamente buscan títulos en materias STEM, según el IIE.

El presidente Trump se enfocó en casos de robo de propiedad intelectual por parte de estudiantes internacionales que trabajaban en compañías estadounidenses o agencias federales, como el fundamento para reducir la inmigración de estudiantes. La administración también citó el espionaje entre estudiantes internacionales y trabajadores invitados para justificar las limitaciones a su acceso a Estados Unidos.

Los estudiantes internacionales contribuyeron 45.000 millones de dólares a la economía estadounidense y generaron 458.290 empleos en el año académico 2018-2019, según la Asociación de Educadores Internacionales.

Asimismo, estudiantes de un país cuyos visitantes sobrepasen su estadía autorizada en más de un 10% o aquellos de países que el Departamento de Estado tenga en su lista de patrocinadores del terrorismo, serían limitados a dos años. El Departamento de Seguridad Nacional aceptó comentarios de la ciudadanía hasta el 26 de octubre y la regla sigue bajo consideración.

California demanda al gobierno de EE.UU. por restricción de visas a estudiantes internacionalesLa Universidad de California también anunció tomará medidas legales y así se sumaría a otras instituciones que ya lo hicieron como la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts. (MIT).

Julio 2020: La agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) anunció una modificación que llevaría a los estudiantes internacionales registrados sólo en cursos virtuales en universidades estadounidenses, a estar presentes en los recintos universitarios durante la pandemia, o arriesgarse a ser deportados.

La modificación fue anulada luego que la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts presentaron una demanda contra ICE con firmas de apoyo de funcionarios de por lo menos 200 universidades estadounidenses.

Junio 2020: La administración Trump emitió una orden suspendiendo las visas H-1B, J y otras visas de trabajo temporal. La prohibición afectó a solicitantes hasta finales de este año.

Mayo 2020: El 29 de mayo, el presidente Trump emitió una orden ejecutiva prohibiendo que estudiantes de posgrado chinos con visas F o J pudieran entrar al país.

Las personas con visas J pueden participar en programas de intercambio académico de estudio y trabajo en Estados Unidos.

La Casa Blanca publicó varias declaraciones diciendo que China estaba involucrada en adquirir tecnología estadounidense y propiedad intelectual “en parte para robustecer la modernización de sus fuerzas armadas” y que algunos “estudiantes chinos de posgrado e investigadores posdoctorado operan como recolectores no tradicionales de propiedad intelectual. La orden no afectó a estudiantes chinos de licenciatura o a residentes permanentes.

China ha enviado el mayor número de estudiantes internacionales a Estados Unidos durante 10 años consecutivos: 369.548 de un total de 1.095.299 en 2019, según el Instituto para la Educación Internacional.

La regla estableció un “período máximo de estadía autorizada” para reducir las tasas de permanencia no autorizada y para disminuir “la confusión sobre cuánto tiempo se pueden quedar legalmente en Estados Unidos”.

Junio 2019: Estudiantes internacionales crearon peticiones o escribieron cartas citando los prolongados tiempos de procesamiento para las autorizaciones federales de empleo y le pidieron ayuda a sus universidades. Algunos estudiantes perdieron pasantías laborales y dinero gastado en vivienda y vuelos de avión.

Mayo 2019: El Departamento de Seguridad Nacional anunció aumentos en los cobros por gestiones inmigratorias de estudiantes internacionales, visitantes de intercambio y otras escuelas.

Para estudiantes internacionales con visas F o M, el cargo aumentó de 200 a 350 dólares. Para los visitantes de intercambio, el cargo por la visa J aumentó de 180 a 220 dólares. Las visas M le permiten a estudiantes internacionales participar en estudios vocaciones no académicos. Las visas J le permiten a estudiantes o académicos internacionales participar en programas de trabajo y estudio mediante intercambios con universidades estadounidenses.

Reducción de estudiantes extranjeros golpeará finanzas de universidades de EE.UU.El miedo al COVID-19 ya era un problema, y ahora las restricciones de visas a estudiantes extranjeros tienen a las universidades preparándose para una fuerte reducción de los estudiantes internacionales y los ingresos que estos representan.

Para escuelas con certificación vocacional, donde los estudiantes necesitan visas F o M, la solicitud de certificación pasó de 1700 a 3.000 dólares.

Mayo 2018: El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) emitió un memorándum cambiando la forma en que calculan “la presencia ilegal” de no inmigrantes con visas F, J y M, y sus dependientes. Los graduados que sobrepasen en período de estadía de sus visas podrían afrontar bajo dicha política una exclusión de poder entrar a Estados Unidos durante 10 años.

El cambio busca “reducir el número de casos en que se pasaban del tiempo de estadía” y para “mejorar como USCIS implementa las bases para no admisibilidad debido a presencia ilegal” en Estados Unidos”, indicó USCIS.

USCIS publicó un memorándum con una revisión a dicha política tras recibir retroalimentación del público.

Los afectados fueron personas con visas de inmigrante o no inmigrante de Irán, Siria, Sudán, Somalia, Libia y Yemen, incluyendo a estudiantes. La lista, desde entonces, ha sido enmendada y ahora aplica a 13 países.

El diario The New York Times reportó que unos 17.000 estudiantes en Estados Unidos fueron impactados por la prohibición, la mayoría de ellos en universidades en el nordeste del país y California.

Trump pierde votos durante escrutinio oficial en Wisconsin

Autoridades electorales de Wisconsin informaron que dos tercios de los condados han enviado sus resultados oficiales de las elecciones generales después de cumplir con el escrutinio de votos.

Los datos muestran pocos cambios con respecto a la carrera presidencial. El demócrata Joe Biden fue proclamado ganador en ese estadouno de los más importantes para lo que sería su conquista de la Casa Blanca.

De acuerdo a los reportes oficiales, Biden ha ganado 10 votos adicionales durante el escrutinio mientras que el presidente Donald Trump perdió unos 271 votos con respecto al conteo de la noche de elecciones. El magnate fue afectado por errores de trabajadores de puestos de votación, quienes confundieron los números.

51 de los 72 condados de Wisconsin ya hicieron su escrutinio. El estado debe reportar la totalidad del proceso el 17 de noviembre.

“No hay nada que indique que hubo fraude electoral en Wisconsin“, dijo a TMJ4 Julietta Henry, directora de elecciones del condado de Milwaukee.

Wisconsin es uno de los estados donde Trump denunció fraude aunque sin presentar pruebas contundentes.

Trump interpone una demanda para evitar que Pensilvania certifique la victoria de Biden

La campaña del presidente Donald Trump presentó ayer lunes una demanda para impedir que Pensilvania certifique oficialmente la victoria en las elecciones del exvicepresidente Joe Biden en ese estado.

La demanda alega que la organización de las elecciones en Pensilvania violó la Constitución por tener un sistema de doble rasero que imponía más supervisión a quienes votaban en persona que a quienes lo hicieron por correo.

La demanda alega además que los votos por correo “carecieron de las marcas de transparencia y verificabilidad del voto en persona”.

El presidente Trump llevaba meses arrojando dudas sobre el voto por correo al que había tachado de fraudulento. Incluso les había pedido a sus seguidores que lo evitaran.Las encuestadoras habían previsto que el voto por correo iba a favorecer masivamente a Biden, quien había instado a usarlo a sus seguidores para evitar contagios en plena pandemia de coronavirus.

El sábado, los principales medios dieron ya por seguro que el ganador era Biden una vez que sus proyecciones hacían inevitable su victoria en Pensilvania.

Para no tener que esperar los días que dura el escrutinio oficial, en Estados Unidos las grandes cadenas de televisión y los principales periódicos proyectan los resultados de cada estado cuando los equipos de matemáticos y encuestadores que contratan al efecto consideran que ya es irreversible.

Estas proyecciones, que normalmente salen la misma noche electoral, suelen llevar al derrotado a hacer una llamada de cortesía al vencedor y dar un discurso reconociendo su derrota.

Pero en esta ocasión las proyecciones se retrasaron hasta el sábado siguiente a las elecciones (martes, 3 de noviembre) por lo ajustado del resultado y por lo lento que fue el recuento debido a las numerosas papeletas por correo y por anticipado en una elección que tuvo una participación históricamente alta.

Trump, que se ha negado a reconocer la victoria de su contrincante, había anunciado el sábado que este lunes daría inicio a una ofensiva judicial.

Jueces rechazan demandas de Trump en los estados de Georgia y Michigan

Jueces de Georgia y Michigan desestimaron rápidamente ayer jueves las demandas interpuestas por la campaña del presidente Donald Trump, socavando una estrategia legal para atacar la integridad del proceso electoral en estados donde el resultado podría significar la derrota del mandatario.

Mientras tanto, el candidato demócrata Joe Biden se acercaba a los 270 votos electorales que necesita para ganar los comicios presidenciales.

En Pensilvania, la campaña de Trump ganó un fallo de apelación para enviar a más observadores del partido y la campaña a los sitios donde los funcionarios electorales están procesando los sufragios en Filadelfia.

Pero la orden no afectó el recuento de votos que se está llevando a cabo en Pensilvania.

El abogado de la campaña de Biden, Bob Bauer, dijo que las acciones jurídicas de los republicanos eran infundadas.

“Quiero subrayar que, para sus propósitos, estas demandas no tienen que tener mérito. Ese no es el propósito… Es crear una oportunidad para que ellos envíen un mensaje falso sobre lo que está ocurriendo en el proceso electoral”, dijo el jueves Bauer, acusando a la campaña de Trump de “alegar continuamente irregularidades, fallas en el sistema y fraude sin ningún fundamento”.

Biden dijo el miércoles que el conteo debía continuar en todos los estados y que “nadie nos va a arrebatar la democracia, ni ahora ni nunca”.

Pero los funcionarios de campaña de Trump acusaron a los demócratas de tratar de robar las elecciones, pese a que no hay pruebas de que algo así esté ocurriendo.

Estas son las otras elecciones que se disputan en EE.UU este #supermartes

Como fenómeno de interés global, las elecciones presidenciales en Estados Unidos son el único acontecimiento político equiparable a los Juegos Olímpicos.

Se trata de dos eventos muy costosos, que se repiten cada cuatro años y que atraen una audiencia global masiva que incluye a muchas personas que normalmente no se interesan ni por el deporte ni por la política.

No en vano, en un editorial publicado en diciembre de 2015, la revista The Economist se refirió a los comicios estadounidenses como “el mayor espectáculo sobre la Tierra”.

Este 3 de noviembre, la atención mundial está centrada en la carrera por la Casa Blanca entre el actual mandatario, Donald Trump, y su rival por el Partido Demócrata, Joe Biden.

Sin embargo, en estas votaciones hay mucho más en juego.

Como ocurre cada dos años, también están en disputa los 470 escaños de la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, y un tercio del Senadoen manos de los republicanos.

Aunque nada está escrito hasta que se cuenten los votos, estas proyecciones muestran al Partido Demócrata como claro favorito para quedarse con la Cámara de Representantes.

“Creo que luce bastante claro que los demócratas conservarán la Cámara Baja y es probable que aumenten su mayoría un poco. Ciertamente, haría falta un enorme salto para que los republicanos ganen allí este año”, dice Eric Schickler, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de California Berkeley, a BBC Mundo.

Las proyecciones están mucho menos claras en la elección del Senado que, después de la carrera presidencial, es la que está atrayendo más la atención por parte de los analistas.© BBC

El resultado del impeachment impulsado por los demócratas contra el presidente y la confirmación de una nueva jueza nominada por Trump para la Corte Suprema -contando solamente con el voto de los republicanos- son eventos polémicos que han servido para recordar la importancia que tiene la Cámara Alta.

De lo que ocurra en el Senado depende en gran medida la viabilidad del próximo gobierno estadounidense.

¿Por qué?

Aprobación y bloqueo

Conformada por 100 miembros, usualmente la Cámara Alta renueva un tercio de sus miembros de forma bianual, pero este año hay comicios especiales para llenar dos puestos adicionales que quedaron vacantes en Arizona y Georgia. En total son 35 los que se disputan este martes.

Kathryn Dunn Tenpas, investigadora del Brookings Institution y del Centro Miller de la Universidad de Virginia, explica que quien controla la Cámara Alta tiene mucho poder no solamente para determinar cómo estarán conformadas las cortes federales y la propia Corte Suprema, sino además en el nombramiento de muchos altos funcionarios del gobierno.

“El Senado tiene el poder de ‘consulta y aprobación’, lo que quiere decir que ellos son quienes confirman a los nominados por el presidente en cargos importantes en el Ejecutivo así como en el Poder Judicial”, dice Tenpas a BBC Mundo

Más de 1.100 funcionarios que ocupan cargos de rango alto y medio en el gobierno y en decenas de agencias federales requieren el visto bueno de la Cámara Alta para ejercer sus funciones.

Tenpas señala que hasta hace poco las designaciones en estos cargos requerían el voto favorable de tres quintas partes de los miembros del Senado, lo que obligaba a algún tipo de acuerdo entre ambos partidos pues históricamente no ha sido muy frecuente que uno de los dos tenga 60 o más curules.

Esta norma, sin embargo, fue modificada por los demócratas en 2013 para permitir por mayoría de 51 votos la confirmación de jueces en los tribunales inferiores y de funcionarios en el Ejecutivo.

El entonces presidente Obama dijo: “El actual patrón de obstrucción no es normal. No es lo que nuestros fundadores previeron. Un esfuerzo deliberado y decidido de obstruir todo, sin importar sus méritos, solamente para combatir los resultados de una elección no es normal y, por el bien de las generaciones futuras, no podemos dejar que se convierta en algo normal”.

En ese momento, había 59 personas postuladas por la Casa Blanca para cargos en el Ejecutivo y 17 nominados para posiciones en las cortes federales que se hallaban a la espera de ser confirmados por el Senado.

Los republicanos, por su parte, acusaron a los demócratas de dañar de forma irreparable la institucionalidad del Senado, ignorando su prerrogativa constitucional de “consejo y aprobación” de las nominaciones del Ejecutivo.

“Le dijo a mis amigos al otro lado del pasillo, lamentarán esto. Y lo podrán lamentar mucho antes de lo que piensan”, dijo el entonces líder de la minoría republicana Mitch McConnell.

Cuatro años después, convertido en líder de la nueva mayoría republicana Senado, McConnell eliminó el requerimiento de 60 votos para la escogencia de los magistrados del Tribunal Supremo, para así confirmar al juez Neil Gorsuch postulado al cargo por Donald Trump.

Así han confirmado a otros dos magistrados para el más alto tribunal del país.© Getty Images La mayoría republicana en el Senado fue clave para que el impeachment contra Trump no prosperara.

Más allá de su control sobre los nombramientos del Ejecutivo, el Senado es también la Cámara responsable de enjuiciar al presidente en caso de un impeachment en su contra.

Además, tienen poderes de investigación y juegan un papel clave en la aprobación de nueva legislación pues aunque la elaboración de las leyes debe iniciarse en la Cámara de Representantes, estas no pueden ser promulgadas por el Ejecutivo sin el visto bueno del Senado.

¿Gobierno viable?

Schickler considera que el resultado en las elecciones al Senado marcarán el margen de acción del próximo gobierno.

Si Biden gana pero los republicanos conservan el Senado, él no podrá llevar adelante la mayor parte de sus propuestas. Podrá hacer muy poco debido a que los partidos están muy divididos. Si surge alguna vacante en la Corte Suprema no podrá llenarla y tendrá muchas dificultades para nombrar jueces en las cortes inferiores. Se hallará atascado”, apunta.

Dado el clima de elevada polarización en el país, es previsible que un bloqueo similar se presente si Trump permanece en la presidencia pero los demócratas logran el control del Senado.

Schikler afirma que con un Senado a su favor, Biden tendría la oportunidad de llevar adelante algunas de sus principales iniciativas pero deberá establecer prioridades pues la complejidad del sistema estadounidense siempre dificulta la aprobación de nueva legislación.

Según encuesta, Biden tiene la primera opción para ganar las elecciones

El candidato demócrata, Joe Biden, mantiene una amplia ventaja a nivel nacional sobre el presidente, el republicano Donald Trump, en la última encuesta realizada para Noticias Telemundo, NBC News y el diario Wall Street Journal antes de las elecciones del próximo martes.

Biden también está por delante con un margen notable en los estados clave considerados como péndulo (porque alternan entre republicanos y demócratas en diferentes elecciones), que decidirán probablemente al ganador.

En cuanto al voto de los latinos, la ventaja de Biden es aún mayor que la media nacional: por cada tres votantes hispanos registrados, dos se inclinan por el candidato demócrata y uno por el republicano.

La mayor preocupación de los votantes, en general, es la economía, seguida por el coronavirus, pero en el caso de los hispanos es al contrario, pues le importa más la pandemia. 

La encuesta, realizada entre el 29 y el 31 de octubre con preguntas a 1,000 votantes registrados, indica que el 52% de ellos planea votar o ha votado ya por anticipado por el candidato demócrata, frente al 42% que se inclina por Trump.

El número de indecisos es ya bajo (3%), al igual que los que se inclinan por otro candidato o por no votar (3%). 

El margen de error oscila entre el 3% y el 7% (es mayor en las preguntas que se refieren sólo a un tipo de votante, porque se ha preguntado a menos personas), pero en cualquier caso siempre es menor que las diferencias en intención de voto,  por lo que los resultados siguen siendo sólidos.

El voto latino frente a blancos y negros

Un análisis más en profundidad muestra diferencias según la raza o etnia de los encuestados. Los votantes blancos, a nivel nacional, se inclinan por Trump (51%) frente a Biden (45%), un dato que también se reflejó en las encuestas anteriores en septiembre. 

Los latinos, en cambio, prefieren a Biden (62%) frente a Trump (29%), una ventaja que se ha estrechado ligeramente respecto a sondeos anteriores, no porque el demócrata pierda apoyos sino por parte de los que no se habían decidido aún o no habían comunicado antes su voto. 

Juez rechaza invalidar 127.000 votos en Texas

 Un juez federal expresó escepticismo sobre una propuesta de activistas republicanos para invalidar 127.000 votos en el condado más poblado de Texas.

“Se enfrentan a una difícil cuesta arriba”, dijo el juez de distrito de EE.UU. Andrew Hanen, el lunes en una audiencia judicial en Houston. La solicitud de descartar los votos emitidios en puntos desde el automóvil requerirá “un gran poder de convencimiento” en el poco tiempo que queda antes de las elecciones presidenciales del martes.

La audiencia en un tribunal federal se lleva a cabo un día después de que la Corte Suprema del estado negara rechazar los votos emitidos en puntos desde el automóvil en el condado. El condado de Harris, que incluye el área metropolitana de Houston, alberga a aproximadamente 4,7 millones de personas y votó por Hillary Clinton en 2016 con un margen de 161.959 votos.

Después de años de ser sólidamente republicano, se considera en algunas encuestas que Texas es ahora un estado que podría dar un giro, lo que pone en juego sus 38 votos del colegio electoral.

Activistas republicanos argumentaron que la votación desde al automóvil es una extensión ilegal de la votación en la acera, que está destinada a personas que están enfermas o tienen una discapacidad física. El condado de Harris lo implementó para limitar la propagación del covid-19 durante las elecciones.

Hubo mucha discusión en el tribunal sobre si un automóvil es una “estructura” bajo la ley. Cualquier decisión del juez puede apelarse ante el Quinto Circuito de Nueva Orleans, uno de los tribunales federales de apelación más conservadores del país.

Algunas personas estaban afuera del edificio de la corte el lunes, con carteles que instaban al juez a “contar cada voto”.

En Florida, Trump apela a su vínculo con el estado y Biden a la comunidad hispana

El presidente Donald Trump, quien aspira a a reelección en los comicios del próximo 3 de noviembre, y su rival en las urnas, el demócrata Joe Biden, visitaron este jueves Florida, un estado que se antoja clave en los comicios, en buena medida debido al peso de la comunidad hispana.

Los datos oficiales del Departamento de Estado de Florida muestran que hay algo más de 14 millones de votantes registrados, de los que 2,5 millones son de origen latino, es decir, un 17% del total, según un reciente estudio del Centro de Investigación Pew.

Por este motivo, se esperaba que ambos candidatos intentarán convencer a un electorado que antaño solía apoyar en su mayoría al Partido Republicano, una lealtad que con el paso de los años y el nacimiento de hispanos de segunda y tercera generación se ha ido diluyendo. Sin embargo, mientras que el demócrata abordó temas específicos que afectan a esta comunidad, el republicano prefirió resaltar que Florida es su lugar oficial de residencia.

“Estoy encantado de estar aquí, en mi estado, en nuestro estado: Florida”, comenzó diciendo el mandatario durante un acto de campaña celebrado en la localidad de Tampa, en Florida.

¿Por qué son tan importantes los “estados bisagra” en las elecciones de EE.UU.?Cuando falta poco más de un mes para las elecciones presidenciales, tanto el partido republicano como el demócrata apuran sus campañas electorales en estados que pueden resultar decisivos.

“Biden, de nuevo, ignorará a la comunidad hispana. Lo ha hecho durante 47 años”, advirtió Trump en referencia a la larga carrera política del exvicepresidente.

Aparte de ese comentario, Trump reiteró su apoyo “a la gente de Cuba, Nicaragua y Venezuela” y resaltó la colaboración de su Administración con el Gobierno de Colombia en la lucha contra el narcotráfico.

Sin embargo, en esta ocasión, el republicano no hizo referencia a “la amenaza socialista” que, según asegura, representaría una victoria de su rival, si bien se comprometió “a vencer a los marxistas y los socialistas y los alborotadores y los quema-banderas y los extremistas de izquierda”.

Durante las cerca de dos horas que duró su intervención, bajo un intenso calor y ante una multitud de miles de personas, que en su mayoría ni llevaba mascarilla ni respetaba las distancias, el presidente centró su mensaje en los logros de su Administración y, sobre todo, en los constantes ataques a Biden: “No es un buen tipo y no es un tipo listo”, afirmó.

El mandatario tuvo que acabar suspendiendo un segundo mitin que tenía previsto celebrar el jueves, en Fayetteville, en Carolina del Norte, debido a los fuertes vientos que azotan la región debido a la tormenta tropical Zeta, que avanza por el sureste de EE.UU.

Biden se dirige a los hispanos

Por su parte, el candidato demócrata protagonizó un evento de campaña en la localidad de Coconut Creek, Florida, en el que los asistentes permanecieron dentro de sus coches, . 

Biden apeló a los votantes hispanos -haciendo énfasis en aquellos de origen cubano y venezolano- asegurando que, en realidad, “no le importan” al Gobierno Trump. 

El exvicepresidente criticó a la actual Administración por deportar a cientos de cubanos y venezolanos de vuelta a las “dictaduras” que rigen sus países. “Es intolerable (…), a Trump le encanta hablar, pero no le importan el pueblo cubano o el pueblo venezolano”, sostuvo.

El demócrata, quien lidera los sondeos de intención de voto en este estado por un ajustado margen del 1,4 puntos, según el promedio de las encuestas a nivel nacional de la página web Real Clear Politics, criticó la política exterior del presidente hacia Cuba y Venezuela, calificando a Trump del “peor abanderado posible de la democracia”. 

“Trump no puede promover la democracia y los derechos humanos para el pueblo cubano o venezolano cuando ha abrazado a tantos dictadores en todo el mundo: empezando por Vladimir Putin y Kim Jong Un”, sentenció Biden. 

¿Qué cambiará en América Latina si Trump es reelegido, o Biden gana la presidencia?La política exterior de Estados Unidos también contempla medidas específicas en América Latina en materia económica, inmigración y seguridad.

El candidato insistió, además, en que el gobierno Trump ha evitado conceder el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos en EE.UU., un permiso que les permitiría residir y trabajar de manera legal. “Ni siquiera concedió el TPS a los venezolanos huyendo del régimen opresivo de Maduro, a quien conocí y es un matón”, observó. 

En lo único en lo que ambos candidatos coincidieron durante su visita al estado de la costa del golfo de México fue en la importancia de los comicios.

“Esta elección es la más importante en la que han votado”, dijo Biden a sus seguidores . “Ustedes tienen la llave; si Florida se vuelve azul, se acabó”

Por su parte, Trump también se mostró contundente: “Es la elección más importante que hemos tenido jamás”.

Senado dividido recibe nominada de Trump a la Corte Suprema

La Comisión Judicial del Senado inició el lunes el proceso de confirmación de Amy Coney Barrett, nominada por el presidente Donald Trump para llenar la vacante en la Corte Suprema de Estados Unidos, en un Senado polarizado donde los demócratas se oponen al plan republicano por sellar el puesto antes de las elecciones del 3 de noviembre.

En el proceso, que se extenderá por cuatro días, se pudieron sentir el lunes los efectos de la pandemia. Varios senadores intervinieron por medio de videollamada y el senador Mike Lee, republicano por Utah que dio positivo hace poco más de una semana, apareció en persona y se quitó el tapabocas para hablar. 

El legislador republicano y presidente de la comisión, Lindsey Graham presentó a Barret, quien sirve como jueza federal en el séptimo distrito, asegurando tiene todas las credenciales y que se están siguiendo los pasos adecuados. 

“No hay nada inconstitucional sobre este proceso”, aseguró Graham, aunque reconoció que nunca se ha confirmado a un juez para la Corte Suprema en un año electoral después del mes de julio. 

Barret, de 48 años, es la tercer candidata del presidente Trump a la Corte de nueve miembros. La oposición ha calificado el proceso de nominación por parte de la Casa Blanca, apoyada por el Partido Republicano de “acelerado”. 

En sus testimonios de apertura, los senadores demócratas aseguraron que el plan del gobierno es acelerar una nominación antes del día de las elecciones para que Barrett incline la balanza en el caso Obamacare, que está programado para pasar ante la corte el 10 de noviembre. 

“No es coincidencia que el Partido Republicano esté apresurando el proceso”, dijo el senador demócrata por Vermont Patrick Leahy y acusó a los legisladores de querer obtener una Corte Suprema liderada por ideas republicanas para “revocar la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio el 10 de noviembre”. 

En un comunicado previo, la jueza Barret dijo que está lista para decirle a los senadores en su audiencia de confirmación a partir del lunes que los tribunales “no deberían intentar” formular políticas y deberían dejar eso a los presidentes estadounidenses y al Congreso.

En el texto, Barrett presenta una interpretación estricta del papel del tribunal superior, diciendo que “no está diseñado para resolver todos los problemas o corregir todos los errores de nuestra vida pública”.

En cambio, expone, “las decisiones de política y los juicios de valor del gobierno deben ser hechos por los poderes políticos elegidos por el pueblo y responsables ante él. El público no debe esperar que los tribunales lo hagan, y los tribunales no deben intentarlo”.

La serie de audiencias que inicia el lunes es clave previo a la votación del pleno del Senado, prevista para fines de octubre.

Barrett sostiene que como jueza, busca “alcanzar el resultado requerido por la ley, sean cuales sean mis preferencias”, según una copia de sus declaraciones preparadas que fue divulgada el domingo.

Su confirmación para reemplazar a la difunta jueza liberal Ruth Bader Ginsburg crearía una mayoría conservadora de 6-3 en la corte que podría llevar a fallos que revoquen los derechos al aborto, amplíen los derechos sobre religión y armas y ratifiquen las restricciones al voto respaldadas por los republicanos, entre otros temas.

Los republicanos tienen una mayoría de 53-47 en el Senado, por lo que la confirmación de Barrett parece casi segura.

Los demócratas han centrado sus críticas hasta ahora en el papel potencialmente decisivo de Barrett en un caso pendiente ante la Corte Suprema en el que Trump y estados liderados por republicanos buscan invalidar Ley de Cuidado Asequible de la Salud, conocida como Obamacare.

Los demócratas han pedido a Barrett que se abstenga del caso, diciendo que tendría un conflicto de intereses porque Trump ha pedido que se derogue la ley.

También le han exigido que se aparte de cualquier caso relacionado con las elecciones presidenciales porque Trump ha dicho que es probable que el tribunal tenga que resolver los casos por disputas electorales.

Se espera que Barrett, una devota católica que ha expresado su oposición al aborto, también enfrente preguntas de demócratas sobre ese tema. Los activistas cristianos conservadores han esperado durante mucho tiempo que la corte revoque el histórico fallo Roe v. Wade de 1973 que legalizó el aborto en todo el país.

El candidato demócrata a la presidencia de EE.UU., el expvicepresidente Joe Biden, argumentó su postura respecto al tema en un comunicado.

“El presidente Trump ha estado tratando de descartar la Ley del Cuidado Asequible de Salud durante cuatro años. Los republicanos han estado tratando de ponerle fin durante una década”, dijo Biden. “Ella tiene un historial escrito de estar en desacuerdo con la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos que defiende la Ley del Cuidado Asequible de Salud”.

EEUU reduce número de visas para trabajadores calificados

El gobierno de Estados Unidos anunció ayer martes planes para reducir drásticamente los límites a las visas para trabajadores altamente especializados, una medida que funcionarios dijeron era una prioridad debido a la pérdida de empleos causada por la pandemia de coronavirus.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional y del Departamento del Trabajo dijeron que las nuevas reglas para lo que es conocido como el programa H1-B restringirán quiénes pueden obtener una visa de trabajo e impondrán requerimientos salariales adicionales a las compañías que pretendan contratar a trabajadores extranjeros.

El secretario interino de seguridad nacional Ken Cuccinelli dijo que una tercera parte de las personas que han solicitado visas H1-B en años recientes habrían sido rechazadas bajo las nuevas reglas, que incluirán además límites al número de ocupaciones especializadas disponibles en el programa.

En junio, el presidente Donald Trump emitió una orden en la que suspendió temporalmente el programa H1-B hasta fin de año.

Las nuevas reglas reflejan un intento de mayor calado para reducir la inmigración legal e ilegal, un asunto importante para los simpatizantes de Trump, aunque menos prominente en su campaña este año que en el 2016.

Un nuevo requerimiento de que los empleadores paguen salarios más elevados a los trabajadores extranjeros entrará en vigor en los próximos días, reflejo de la necesidad de ayudar al mercado laboral a recuperarse de la parálisis causada por el coronavirus, dijo el subsecretario de Trabajo Patrick Pizzella.

“Con millones de estadounidenses buscando trabajo en momentos en que la economía todavía no se recupera, se necesita una acción inmediata de protección contra el riesgo que la mano de obra extranjera de bajo costo puede representar para el bienestar de los trabajadores estadounidenses”, dijo Pizzella.

El programa H1-B fue creado durante la presidencia de George H.W. Bush para ayudar a las compañías a cubrir puestos especializados en momentos en que el sector tecnológico comenzaba su auge y era más difícil encontrar a trabajadores calificados. Muchas compañías insisten en que aún necesitan el programa para cubrir posiciones clave.

Entre sus críticos están líderes sindicales y personas que quieren límites a la inmigración legal. Pero los partidarios argumentan que los poseedores de visas H1-B no les quitan empleos a estadounidenses y ayudan a expandir la economía y a crear oportunidades.

Trump insinúa que es inmune al virus y anima a la gente a salir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insinuó este lunes tras dejar el hospital que ya es inmune al coronavirus y animó a la gente a salir y no temerle a la COVID-19 al escenificar un regreso triunfal a la Casa Blanca.

“Sé que hay un peligro, hay un riesgo, pero eso está bien. Ahora estoy mejor, quizás soy inmune, no lo sé. Pero no dejen (que el virus) domine sus vidas, salgan, tengan cuidado”, dijo Trump en un video grabado justo al llegar a la Casa Blanca y compartido en Twitter.

Trump, de hecho, difundió dos vídeos en su red social favorita, el primero de imágenes de su llegada en helicóptero a la Casa Blanca con música heroica de fondo y el segundo de un breve discurso grabado minutos después del aterrizaje.

“He aprendido muchas cosas sobre el coronavirus y una cosa que se del cierto es: no dejen que les domine, no le tengan miedo, lo vencerán, tenemos los mejores equipos médicos, los mejores medicamentos, y lo derrotarán”, aseguró el presidente.

“Fui (el viernes al hospital), no me sentía muy bien -añadió-, y hace dos días, me podría haber ido hace dos días, hace dos días ya estaba muy bien, mejor de lo que estado en mucho tiempo”, dijo.

Trump escenificó así un regreso triunfal a la Casa Blanca tras su breve hospitalización de tres días para tratarse de COVID-19, una enfermedad que en Estados Unidos se ha cobrado ya más de 210.000 vidas, más que en ningún otro país en el mundo.

Pese a ese triunfalismo, el médico del presidente, Sean Conley, reconoció que el mandatario “no está fuera de peligro” y que se encuentra de hecho en un “terreno no explorado” por otros pacientes de la COVID-19 debido al tipo de tratamiento que ha recibido.

También aseguró que “en la Casa Blanca tendrá un personal médico prestigioso a su disposición las 24 horas del día” como si siguiese en el hospital.