Tag: trump

Administración Biden anula regla de Trump que provocó la separación de miles de familias migrantes

El Departamento de Justicia anuló ayer martes un memorando de la era Trump que establecía la política de “tolerancia cero” para inmigrantes que cruzaran la frontera entre México y Estados Unidos sin autorización. Esta medida provocó la separación de miles de familias migrantes. Las organizaciones aún no han podido encontrar a los padres de más de 600 menores.

El fiscal general en funciones, Monty Wilkinson, envió un nuevo memorando a los fiscales federales de todo el país en el que explica que el departamento volvía a su política anterior y les instruía y les instruye a actuar en función de cada caso, según informó Associated Press.

“De acuerdo con este principio de larga duración de realizar evaluaciones individualizadas en casos penales, estoy rescindiendo con efecto inmediato la directiva de la política”, escribió Wilkinson.

Según el fiscal general interino, los principios del departamento han “enfatizado durante mucho tiempo que las decisiones sobre la presentación de cargos penales deben involucrar no solo la determinación de que se ha cometido un delito federal y que la evidencia admisible probablemente será suficiente para obtener y sustentar una condena, sino que también debe tener en cuenta otros factores individualizados, incluidas las circunstancias personales y los antecedentes penales, la gravedad del delito y la probable sentencia u otras consecuencias que resultarían de una condena”.

La política de “tolerancia cero” recogía que cualquier adulto que las autoridades descubrieran cruzando la frontera sin autorización sería procesado por “entrada ilegal”. Como los niños no pueden ser encarcelados, los separaban de sus familias y quedaban bajo la custodia del Departamento de Servicios Sanitarios y Humanos (HHS, por sus siglas en inglés). HHS se encarga de los niños no acompañados en la frontera. Abogados y organizaciones que ahora se encargan de reunir a esas familias dicen que no pueden encontrar a los padres de 666 de los menores afectados.

Aunque anular esta política es en parte simbólico, deshace la ampliamente criticada política de la Administración Trump, que provocó la separación de más de 5,500 niños de sus familias en la frontera sur del país.

Trump anuncia apertura de la “Oficina del ex presidente”

Cumpliendo la promesa de que regresaría de alguna manera después de dejar el cargo, el ex presidente Donald Trump estableció una oficina oficial posterior a la presidencia en el condado de Palm Beach el lunes.

Lo llama “La Oficina del Expresidente”, y administrará su correspondencia, declaraciones públicas, apariciones y actividades oficiales, según un comunicado de prensa de la oficina.

¿Su objetivo? Para “promover los intereses de los Estados Unidos y continuar con la agenda de la Administración Trump” – que los estadounidenses votaron fuera del cargo – “a través de la promoción, la organización y el activismo público”, dice el comunicado.

No está claro si la oficina operará desde Mar-a-Lago, el club privado de Trump en Palm Beach, o en cualquier otro lugar del condado de Palm Beach.

Trump ha guardado silencio públicamente desde que dejó la Casa Blanca la semana pasada, no asistió a la toma de posesión del presidente Joe Biden y se mudó a Mar-a-Lago. Ha sido expulsado de Twitter y otras importantes plataformas de redes sociales a raíz de los disturbios del Capitolio el 6 de enero, cuando una multitud de sus partidarios irrumpió en el Capitolio de los Estados Unidos e intentó detener la confirmación de los resultados de las elecciones que lo expulsaron del cargo.

Los demócratas llevaron el caso de juicio político contra Trump al Senado el lunes por la noche para el inicio de su segundo juicio histórico.

Varios de sus vecinos han estado tratando de obligar a Palm Beach a abordar públicamente si Trump puede hacer de Mar-a-Lago su residencia legal y su hogar, afirmando que perdió su derecho legal a vivir allí debido a un acuerdo que firmó a principios de la década de 1990 cuando convirtió la propiedad de una residencia privada en un club privado.

La demanda está en curso en Palm Beach.

Fauci compara “lo incómodo” de trabajar con Trump y lo “liberador” que es con Biden

No me causaba placer verme en la situación de contradecir al presidente, podías sentir que era algo que no iba a pasar sin tener consecuencias”.

Así describió el trabajo con el expresidente Donald Trump un visiblemente distendido doctor Anthony Fauci en su regreso a la sala de prensa de la Casa Blanca este jueves.

Y es que Fauci se hizo famoso por sus matizaciones y en ocasiones desmentidos de los errores que divulgaba el entonces presidente Donald Trump en las conferencias de prensa sobre el coronavirus.

“Se dijeron cosas, como las relacionadas con la hidroxicloroquina, que eran incómodas porque no se basaban en hechos científicos”, recordó en relación al medicamento promovido por Trump sin que hubiera evidencia de que podía servir para tratar el covid-19.

“Siempre lo dije todo, por eso a veces me metía en problemas”, recordó sobre Trump, quien llegó a quejarse de que el epidemiólogo gozara de más popularidad que él.

Y agregó, aliviado, sobre su primer día de trabajo con el gobierno de Joe Biden: “La idea de que puedes venir aquí y hablar sobre lo que sabes, cuál es la evidencia, la ciencia y saber que eso es todo, dejar que la ciencia hable, es una liberación“.

USCIS suspende atención a migrantes en persona el 19 y 20 de enero por temor a ataques

La oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) anunció que suspenderá la atención en persona los próximos días 19 y 20 de enero, a fin de “garantizar la seguridad” de los empleados y personas con citas.

Según señaló la agencia federal en un comunicado difundido el viernes, la suspensión temporal abarca a todas oficinas locales, oficinas de asilo y centros de asistencia.

Agregó que aquellas personas que tenía citas para esos días recibirán una notificación en las que se les informará la nueva fecha.

El asalto al Capitolio en Washington por parte de simpatizantes radicales del presidente Donald Trump, ocurrido el pasado 6 de enero ha motivado que las autoridades federales y estatales hayan reforzado y ampliado los dispositivos de seguridad en la capital para los próximos días.

El National Mall, el parque que alberga los monumentos más emblemáticos de Washington y la famosa explanada donde se han concentrado multitudes, permanecerá cerrado el próximo miércoles como parte de las herméticas medidas de seguridad dispuestas de cara a la investidura ese día del presidente electo Joe Biden.

La alerta se ha extendido incluso a las capitales estatales, hasta donde se han desplegado tropas de la Guardia Nacional que desde este fin de semana vigilan las sedes gubernamentales locales para prevenir brotes de violencia.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) ha alertado en un boletín interno sobre la amenaza de protestas armadas en todo el país, de un “levantamiento” a nivel nacional y de un nuevo intento de asalto al Capitolio desde el domingo y hasta la toma de posesión del demócrata Biden como nuevo presidente.

Antiguo aliado de Trump, Mitch McConnell, cree que el mandatario cometió delitos procesables

El senador Mitch McConnell cree que Donald Trump ha cometido delitos imputables, dice un informe.

El líder de la mayoría en el Senado le ha dicho a sus asociados que está feliz de que los demócratas se hayan movido para acusar a Trump, ya que facilitará la reconstrucción del partido republicano, según el New York Times .

Los demócratas de la Cámara de Representantes planean votar el miércoles para acusar al presidente saliente por segunda vez sin precedentes, dijo a sus colegas el líder de la mayoría Steny Hoyer .

El presidente enfrentará cargos por incitar a la violencia contra el país.

La votación se produciría exactamente una semana después del motín de Trump que vio a sus partidarios irrumpir en el Capitolio de los EE.UU. para tratar de evitar que la victoria electoral de Joe Biden fuera certificada por los legisladores.

Según los informes, McConnell, un senador de Kentucky, culpa a Trump de que los republicanos perdieran el control del senado después de que la segunda vuelta de las elecciones en Georgia pusiera a los demócratas en el control de la cámara alta empatada.

Cinco personas, incluido un oficial de policía del Capitolio de los Estados Unidos, murieron en el caos que siguió al mitin de Trump, donde los instó a marchar hacia el Capitolio.

Después de una larga demora causada por las escenas caóticas, la Cámara y el Senado volvieron a reunirse y confirmaron la victoria de Biden sobre Trump.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, también preguntó a sus colegas republicanos si debería pedirle a Trump que renuncie, dijeron funcionarios republicanos al New York Times .

Según los informes, McCarthy está en contra del juicio político, pero él y los líderes republicanos no presionarán para que se vote “no” sobre el tema.

Anteriormente, Trump pronunció su primer discurso en vivo desde la violencia y llamó a sus partidarios que irrumpieron en el edificio una “turba”.

Pero Trump también advirtió a los demócratas que no lo destituyeran de su cargo en sus últimos días, ya sea mediante la enmienda 25 o el juicio político.

“Está causando una tremenda ira, división y dolor mucho mayor de lo que la mayoría de la gente entenderá, lo cual es muy peligroso para Estados Unidos, especialmente en este momento tan delicado”, dijo Trump el martes en un segmento del muro fronterizo entre Estados Unidos y México en Alamo, Texas.

FBI advierte sobre protestas armadas y ataques a capitolios estatales de cara a posesión de Biden

El FBI advirtió sobre protestas armadas que están planeadas para Washington D.C. y 50 capitales del país, antes y durante la posesión del presidente electo Joe Biden, programada para el próximo 20 de enero. En medio de la incertidumbre, el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Chad F. Wolf, renunció este lunes, solo nueve días antes del cambio de Gobierno y cuando se esperaba que ayudara a coordinar la seguridad de una toma de posesión presidencial con las mayores amenazas de violencia.

La posesión presidencial del demócrata Joe Biden se encuentra bajo amenazas de seguridad. El Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) informó que detectó planes para “atacar todos los 50 capitolios estatales” y la sede del Congreso en Washington D.C. desde el próximo fin de semana y se extenderían hasta el 20 de enero, día de la juramentación del nuevo mandatario.

“Se están preparando protestas armadas en los capitolios de todos los 50 estados del país desde el 16 de enero hasta el 20, así como en el Capitolio (de Washington D.C.) entre el 17 y el 20 de enero”, afirma una circular interna del FBI a la que tuvo acceso la cadena estadounidense ABC.

Las amenazas se dan a conocer cuando Estados Unidos aún trata de superar los peores disturbios en su historia reciente contra la sede del Legislativo. El hecho calificado por las autoridades como una “insurrección”, incitada por el propio presidente saliente, tiene ahora a Donald Trump al borde de un segundo juicio político. Se le acusa de haber alentado los actos de violencia contra el Legislativo, tras negarse a reconocer la victoria que obtuvo el demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y que ganó por un amplio margen de 306 frente a 232,  de acuerdo con el conteo del Colegio Electoral.

El asalto al Capitolio, que desafió la certificación de la victoria de Biden obligó a la evacuación de los legisladores y dejó cinco personas muertas. Decenas han sido acusados por la violencia, se han abierto casos por terrorismo doméstico y se esperan cientos de arrestos más en las próximas semanas.

“No tengo miedo de prestar juramento afuera”, dijo Biden en referencia al escenario tradicional para la ceremonia de juramento en los terrenos del edificio del Capitolio. Pero también señaló que es de vital importancia que las personas “que participaron en la sedición y amenazaron la vida de las personas, desfiguraron la propiedad pública y causaron grandes daños” rindan cuentas.

El Pentágono también “está al tanto de más amenazas posibles por parte de potenciales terroristas”, según le dijo el secretario del Ejército, Ryan McCarthy, al congresista Jason Crow en una conversación telefónica cuya transcripción fue divulgada por el legislador demócrata.

La posibilidad de un segundo ataque a las esferas del poder estadounidense crece a medida que avanzan las investigaciones sobre el asalto al Capitolio el 6 de enero.

En foros digitales de extrema derecha hubo conversaciones explícitas sobre cómo irrumpir en la sede del congreso, maniatar a los congresistas y qué armas podrían llevar, lo que sugiere que la agresión pudo haber sido mucho peor.

Según las autoridades, los partidarios de la ultraderecha, como el movimiento Boogaloo, planean nuevas acciones que culminen en una denominada “Marcha del Millón de Milicias” el 20 de enero, por lo que las autoridades de la capital estadounidense piden más seguridad.

Sepa cuáles son las empresas que están suspendiendo donaciones a congresistas que apoyaron a Trump

Los bolsillos de algunos políticos republicanos han empezado ya a sentir el impacto de sus acciones del pasado 6 de enero en el Congreso de Estados Unidos.

Más de 20 grandes corporaciones estadounidenses han anunciado la suspensión de sus contribuciones de campaña, en su mayoría las que destinaban a los legisladores republicanos que objetaron la victoria electoral del demócrata Joe Biden.

Esto ocurrió durante la sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso para certificar los votos del Colegio Electoral que se vio interrumpida por el asalto al Capitolio por parte de violentos seguidores del presidente Donald Trump.

Tras la reanudación de la sesión, más de 100 miembros de la Cámara de Representantes y casi una decena de senadores, todos ellos del Partido Republicano, siguieron adelante con sus objeciones, sin que los hechos violentos vividos minutos antes les hicieran cambiar de opinión.

La lista de empresas que han decidido suspender sus contribuciones crece cada día.

Otros donantes están repensando sus estrategias después de que los partidarios de Trump asaltaran el Capitolio.

Una lista creciente

La política estadounidense está inundada de dinero de Wall Street.

Es común que las grandes corporaciones hagan donaciones tanto a republicanos como a demócratas en un apoyo que suele estar ligado a asuntos de interés específico para sus industrias.

El asalto al Capitolio, y en concreto la actuación de los legisladores republicanos que objetaron la victoria de Biden, ha movido a múltiples empresas a reconsiderar las contribuciones que realizan a través de los comités de acción política (PAC, por sus siglas en inglés) corporativos.

  • La plataforma online de alquileres compartidos AirBnB condenó la violencia en Washington DC y dijo: “Actualizaremos nuestro marco de acción y detendremos el apoyo a quienes votaron contra la certificación de los resultados de las elecciones presidenciales”.
  • La compañía de seguros Blue Cross Blue Shield, cuyo PAC ha favorecido a los republicanos en cada elección desde 1996.
  • El fabricante de dispositivos médicos Boston Scientific.
  • La financiera Commerce Bancshares.

Mike Pence rechaza esfuerzo de la Cámara para quitar a Trump de la Presidencia

El vicepresidente Mike Pence rechazó la posibilidad de despojar al presidente Trump de sus poderes a través de la Enmienda 25, reprendiendo una resolución bipartidista en la Cámara que pide al vicepresidente que lo haga, reportó The New York Times.

“No creo que ese curso de acción sea en el mejor interés de nuestra nación o sea consistente con nuestra Constitución”, escribió Pence en una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. “Les insto a usted y a todos los miembros del Congreso a evitar acciones que dividan e inflamen aún más las pasiones del momento”, escribió Pence. No mencionó el nombre de Trump.

Pence indicó en privado la semana pasada que no apoyaba la invocación de la Enmienda 25, y su rechazo público a la resolución casi aseguró que la Cámara votaría para acusar a Trump el miércoles.

Twitter suspende 70 mil cuentas aliadas a Trump

Twitter anunció el lunes haber suspendido “de manera permanente” 70 mil cuentas afiliadas al movimiento pro-Trump QAnon, para impedirles usar la red social con fines violentos, tras el asalto la semana pasada del Capitolio por simpatizantes del presidente estadounidense.

La plataforma emprendió una purga que comenzó el viernes con el bloqueo final de la cuenta del presidente estadounidense, acusado de haber alentado a sus seguidores a desbaratar la certificación de la victoria del demócrata Joe Biden por parte del Congreso.

“Desde el viernes más de 70 mil cuentas han sido suspendidas”, dijo Twitter en un comunicado. El número de cuentas bloqueadas es alto porque muchos individuos tenían más de una cuenta.

“Estas cuentas compartían contenido nocivo asociado a QAnon de manera masiva y se dedicaban principalmente a la propagación de esta teoría de la conspiración”, añadió.

La mayoría de las plataformas de redes sociales han tomado medidas sin precedentes desde que los partidarios del multimillonario republicano invadieron el Capitolio durante varias horas el miércoles, conmocionando al país y al mundo. Cinco personas murieron en los altercados.

Facebook y Twitter suspendieron indefinidamente la cuenta de Donald Trump, que durante meses ha estado desacreditando el proceso electoral y acusando a los demócratas, sin pruebas, de “robarle las elecciones”.

Para justificar su decisión, las dos redes hicieron referencia en particular al riesgo de violencia futura antes de la ceremonia de inauguración de Joe Biden, el 20 de enero frente al Capitolio.

“Los planes para futuras protestas armadas están proliferando en Twitter y en otros lugares, incluyendo un segundo ataque en el Capitolio el 17 de enero de 2021”, informó Twitter el viernes.

La red era la principal herramienta de comunicación de Donald Trump, donde interactuaba con sus 88 millones de suscriptores diarios.

Trump obtuvo este lunes una inusual aliada en este tema.

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó la decisión de Twitter “problemática” porque muestra la omnipotencia de las plataformas en términos de libertad de expresión.

QAnon es un movimiento conspirativo de extrema derecha. Sus seguidores defienden la idea de que Donald Trump está librando una guerra secreta contra una secta liberal mundial de pedófilos satánicos.

Trump condena a Twitter por silenciarlo y planea su propia red social

El presidente saliente Donald Trump condenó este viernes la decisión de Twitter de suspender permanentemente su cuenta en la red social y dijo que se plantea crear su propia plataforma para difundir sin filtros sus mensajes.

“¡No nos silenciarán!”, exclamó Trump en un comunicado distribuido por la Casa Blanca después de que Twitter anunciara que le había privado definitivamente de su cuenta personal en la red social, @realDonaldTrump.

“Predije que esto ocurriría. Hemos estado negociando con varios sitios más, y tendremos un gran anuncio pronto, mientras miramos también las posibilidades de construir nuestra propia plataforma en un futuro cercano”, añadió.

El mandatario saliente dijo que Twitter “ha ido más y más lejos a la hora de prohibir la libertad de expresión”, y les acusó de haberse “coordinado con los demócratas y la izquierda radical” para eliminar su cuenta.

“Me han silenciado a mí y a USTEDES, a los 75 millones de grandes patriotas que votaron por mí”, subrayó Trump, que también se quejó de las protecciones de las que disfrutan Twitter y otras redes sociales, que les eximen de consecuencias legales por lo que publican terceras partes en sus sitios web.

La medida de Twitter priva a Trump de su principal megáfono, una cuenta con la que ha emitido más de 55,000 mensajes durante más de once años y que contaba con 89 millones de seguidores.

La red social suspendió temporalmente este miércoles la cuenta de Trump durante 12 horas, después de que el presidente justificara en un tuit el asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes, que resultó en cinco muertos, al menos trece policías heridos y todo tipo de destrozos en la sede del Legislativo.

Twitter le devolvió después la cuenta con la advertencia de que “cualquier violación adicional de las reglas de Twitter resultaría” en una suspensión permanente, y este viernes, después de analizar los dos últimos tuits de Trump, decidió tomar esa extraordinaria medida.

“Tras una revisión minuciosa de los tuits recientes de la cuenta @realDonaldTrump y el contexto que los rodea, hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia”, indicó Twitter en un comunicado publicado en su blog oficial.

La red social explicó que los tuits de Trump, en los que defendía a sus votantes y anunciaba que no asistiría el 20 de enero a la investidura de Joe Biden, se estaban interpretando en las redes sociales como “una marcha atrás de su compromiso previo” con una “transición ordenada”.

Además, sus mensajes “pueden servir como aliento a quienes puedan estar considerando actos violentos (al dejarles claro) que la investidura sería un objetivo ‘seguro’, porque él no asistirá”, añadió Twitter.

La de Twitter es la medida más definitiva de las tecnológicas contra el discurso de Trump tras el asalto al Capitolio, pero no la única: tanto Facebook como Instagram bloquearon el acceso del presidente a su cuenta al menos hasta que se complete el traspaso de poder el 20 de enero, y Twitch y Snapchat han desactivado su perfil indefinidamente.

Muchos seguidores de Trump difunden cada vez menos sus mensajes en Twitter y más en una red social alternativa de reciente creación, llamada Parler, pero esa plataforma también ha empezado a sufrir consecuencias tras el ataque al Capitolio: este viernes, Google eliminó su aplicación de su tienda virtual. 

Mike Pence se opone a invocar 25ª enmienda para destituír a Donald Trump

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se opone a invocar la 25ª enmienda de la Constitución para destituir al presidente Donald Trump, pese a la presión de los demócratas y algunos republicanos, informa el New York Times el jueves.

Pence no se ha referido en público sobre la idea de apelar a un mecanismo jamás usado en la historia de Estados Unidos, aunque el diario cita a una persona cercana al vicepresidente que confirmó su negativa.

Los pedidos de destitución de Trump se multiplicaron luego de que el miércoles sus seguidores, a los cuales el mandatario había enardecido poco antes, invadieron y cerraron el Congreso cuando se aprestaba a certificar el triunfo electoral del demócrata Joe Biden.

Los demócratas pidieron que se tomara la medidapese a que solamente quedan 13 días de mandato del republicano.

“Esta es una emergencia de la mayor magnitud”, dijo la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. 

“Debe ser destituido del cargo”

“Al incitar a la sedición, como él lo hizo el miércoles, debe ser destituido del cargo”.

El Times dijo que la postura de Pence es respaldada por varios miembros del gabinete, cuyo apoyo necesita en caso de apelar a la 25ª enmienda.

El diario agregó que esos funcionarios “ven el esfuerzo como algo que se sumará al actual caos en Washington en lugar de detenerlo”.

En tanto, los demócratas en la Cámara de Representantes advirtieron que si la enmienda no es invocada, iniciarán entonces otro proceso de juicio político contra el presidente Trump.

“Tenemos un período de tiempo limitado para actuar”, dijo el presidente de Asuntos Legales de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, que lideró un juicio político contra Trump hace un año, antes de que el Senado dominado por los republicanos lo absolviera.

“Apoyo que los artículos para un juicio político vayan directamente al pleno de la Cámara”, dijo por medio de un comunicado.

Los líderes demócratas del Congreso claman por destituir a Trump tras el caos

Los líderes demócratas del Congreso clamaron este jueves por la destitución del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, después del caos vivido la víspera en Washington DC, donde una turba de seguidores del mandatario irrumpió en el Capitolio en unos hechos que se saldaron con cuatro muertos.

“Insto al vicepresidente (Pence) a que destituya de inmediato al presidente invocando la Enmienda 25. Si el vicepresidente y el Gabinete no lo hacen, el Congreso puede estar preparado para salir adelante con un juicio político”, apuntó la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, en una rueda de prensa.

Pelosi indicó que Trump “incitó una insurrección armada contra EE.UU.”: “Una profanación del Capitolio de EE.UU., que es el templo de EE.UU., de nuestra democracia estadounidense y de la violencia que tuvo como blanco el Congreso”.

El miércoles, cientos de seguidores de Trump, que no ha reconocido su derrota en las elecciones al alegar sin pruebas que hubo un fraude, irrumpieron en el Capitolio durante una sesión conjunta de ambas cámaras, cuando iban a contar los votos del Colegio Electoral y ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios del 3 de noviembre, en unos actos en los que cuatro personas murieron.

ENMIENDA 25 O SOBRE LA INCAPACIDAD DEL PRESIDENTE

Durante la jornada de ayer, Trump tuiteó justificando la actitud de sus seguidores y en un momento dado les pidió que fueran “pacíficos”, poco antes de que la red social decidiera suspender temporalmente su cuenta.

Además, Trump culpó a su vicepresidente, Mike Pence, que presidía la sesión en el Congreso, del caos generado por no haberse otorgado poderes que no le concede la Constitución para revocar la victoria electoral de Biden durante la sesión legislativa.

En sus declaraciones, Pelosi hizo referencia a la Enmienda 25 de la Carta Magna de EE.UU., que regula los casos de incapacidad del presidente y su sucesión.

Para invocar dicha enmienda se necesitaría que el vicepresidente, en este caso Pence, y una mayoría del Gobierno vote para destituir a Trump, alegando su incapacidad “para ejercer los poderes y deberes del cargo”, en un paso sin precedentes.

En una rueda de prensa, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, reveló que él y Pelosi habían llamado a Pence para convencerle de que invoque esa enmienda para destituir a Trump, pese a que solo quedan días para la investidura de Biden, el próximo 20 de enero.

“Estuvimos en espera (al teléfono) durante 25 minutos y entonces nos dijeron que el vicepresidente no se pondría al teléfono, así que lo estamos haciendo público, porque debería hacerlo y hacerlo de inmediato (invocar la enmienda 25)”, dijo Schumer.

El senador demócrata consideró que si ni Pence ni el Gabinete actúan para echar a Trump de la Casa Blanca, el Congreso debería reunirse para iniciar un juicio político contra Trump tan pronto como sea posible.

En ese sentido, Pelosi destacó en su propia intervención ante los periodistas que el mandatario saliente es “una persona muy peligrosa que no debería continuar en el puesto”.

“Esto es urgente. Esta es una emergencia de la mayor magnitud”, dijo.

REPUBLICANOS, CRÍTICOS CON TRUMP

Mientras, crecen las voces entre los republicanos críticas con la conducta de Trump.

Uno de ellos es uno de sus principales aliados en el Congreso, el senador Lindsey Graham, quien lamentó que los logros de Trump en estos cuatro años se hayan visto ensombrecidos por lo ocurrido el miércoles.

El asalto al Capitolio “será una parte importante de su Presidencia. Es una herida autoinflingida. Fue ir demasiado lejos”, opinó Graham.

Por su parte, el gobernador republicano de Maryland, Larry Hogan, fue más contundente y aseguró este jueves que Trump debería ser destituido.

“Creo que no hay duda de que EE.UU. estaría mejor si el presidente dimitiera o fuera destituido del cargo, y si Mike Pence, el vicepresidente de EE.UU. dirigiera una transición pacífica del poder durante los próximos 13 días hasta que el presidente Biden jure”, resaltó.

En paralelo al debate político, las investigaciones sobre los sucesos en el Capitolio avanzan y este jueves el fiscal general de EE.UU. en funciones, Michael Sherwin, no descartó que Trump pueda ser procesado por los mismos.

Preguntado por un periodista durante una llamada con la prensa sobre si estaban llevando pesquisas sobre el papel de Trump, Sherwin respondió: “Estamos mirando a todos los actores aquí y a todo el mundo que tuvo un papel, y si las pruebas se ajustan a los elementos del delito, van a ser imputados”.

Desde la Casa Blanca, su portavoz, Kayleigh McEnany, quiso desvincular al presidente y al Gobierno de los disturbios: “Aquellos que asediaron violentamente nuestro Capitolio son lo opuesto a todo lo que esta Administración defiende”, dijo McEnany en una breve declaración a la prensa.

“La violencia que vimos ayer en el Capitolio de nuestra nación fue terrible, reprobable y contraria a la manera estadounidense. La condenamos, el presidente y esta Administración, en los términos más enérgicos posibles”, indicó McEnany.

Esto no ha impedido que las deserciones de la Casa Blanca de Trump comiencen y este jueves la secretaria de Transporte, Elaine Chao, anunció su dimisión.

Chao, casada con el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, es el primer miembro del gabinete presidencial que dimite tras los altercados del miércoles y apenas a dos semanas de que Trump concluya su mandato.