Tag: trump

Facebook bloquea la cuenta de Donald Trump “indefinidamente”

La red social Facebook informó este jueves (07.01.2021) que decidió bloquear de forma indefinida la cuenta del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, debido al uso que le dio el mandatario republicano durante el ataque que sus seguidores lanzaron contra el Capitolio, la tarde del miércoles, que se saldó con cuatro personas fallecidas, 14 agentes heridos y una cincuentena de detenidos.

El director ejecutivo de la compañía, Mark Zuckerberg, explicó que el bloqueo, que había sido anunciado el miércoles con una duración inicial de 24 horas, fue extendido luego de que Trump usara la plataforma “para incitar a una insurrección violenta contra un gobierno elegido democráticamente”. Además, el empresario afirmó que lo ocurrido “demuestra que el presidente Donald Trump usará el tiempo que le queda en el mando para dificultar una transición pacífica”.

“Pensamos que los riesgos de permitir que el presidente siga usando nuestro servicio durante este periodo son sencillamente demasiado grandes”, añadió Zuckerberg. “Por ello, extendemos el bloqueo que le hicimos en sus cuentas de Facebook e Instagram indefinidamente y durante al menos las dos próximas semanas hasta que se complete la pacífica transición de poder”.

Vetado en todas las redes

El bloqueo de la cuenta, una decisión inusual por donde se la mire, va un paso más allá de medidas adoptadas anteriormente contra publicaciones del presidente estadounidense. Ocasionalmente Facebook borró algunos posteos del mandatario, pero las críticas por el lento actuar de la red social ante acusaciones o afirmaciones dudosas llevaron a Zuckerberg a tomar medidas más drásticas.

Twitter ya había procedido de manera similar el miércoles, cuando bloqueó por 12 horas la cuenta de Trump, luego de que éste publicara un video dirigido a sus seguidores. Snapchat también confirmó este jueves que había cerrado temporalmente la cuenta del líder republicano. Anteriormente, YouTube había eliminado videos subidos al perfil del presidente estadounidense.

Congreso declaró presidente a Biden tras violentos disturbios; Trump aceptó la transición

El vicepresidente Mike Pence anunció poco después de las 3:40 a.m. del hoy, hora de Washington DC, que Joe Biden había ganado la presidencia, después de que el Congreso completara el conteo de los votos de los Colegios Electorales.

Poco después, el mandatario Donald Trump emitió una declaración diciendo que, si bien “está totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones y los hechos me dan la razón, habrá una transición ordenada el 20 de enero”, citó CBS News.

Lo que se consideró en gran parte como un último paso meramente formal antes de la toma de posesión de Biden el 20 de enero, se había convertido ayer en una tarde de caos que dejó al menos cuatro personas muertas y pedidos de destituir a Trump, después de que una multitud de sus seguidores, tras escuchar su discurso en la Casa Blanca, irrumpiera en el Capitolio en un esfuerzo por detener el proceso de conteo de votos.

“El Congreso que validó la victoria de Biden no era el mismo que se había reunido catorce horas antes para empezar a contar los votos electorales de cada estado en los comicios de noviembre, como demostraron los destrozos en la sede de la Cámara de Representantes”, acotó EFE.

Después de casi cuatro horas de asalto de los seguidores de Trump, que marcharon hacia el Congreso incitados por el propio presidente saliente, los legisladores de ambos partidos consideraron importante retomar la misma noche del miércoles la sesión que interrumpió la inaudita insurrección en Washington.

“A quienes desataron hoy (miércoles) el caos en nuestro Capitolio: ustedes no han ganado. La violencia nunca gana”, dijo el vicepresidente saliente, Mike Pence, cuando se reanudó la sesión conjunta de ambas cámaras, a última hora del miércoles.

Inmediatamente después, Trump distribuyó un comunicado en el que se comprometía a “una transición ordenada el 20 de enero”, cuando Biden llegará al poder, aunque volvió a mostrarse “totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones”.

“Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurar que sólo se contaban los votos legales. ¡Aunque esto representa el fin del mejor primer mandato en la historia presidencial, sólo es el comienzo de nuestra lucha para Hacer a Estados Unidos Grande de Nuevo!”, añadió Trump, citando su lema electoral.

La declaración de Trump, publicada en Twitter no en su cuenta habitual, sino en la de su asesor de comunicaciones Dan Scavino, fue probablemente lo más cerca que estará el mandatario saliente de reconocer la derrota en las elecciones, algo que ha prometido a sus seguidores que “nunca” hará.

Extraoficial: Gabinete de Donald Trump analiza destituirlo

Miembros del gabinete del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, discutieron la posibilidad de destituir al mandatario después del asalto de sus partidarios al Capitolio, informaron ayer miércoles por la noche medios estadounidenses.

Las discusiones se centraron en la 25ª enmienda a la Constitución de Estados Unidos, que permite la destitución de un presidente por parte del vicepresidente y el gabinete si se lo considera “incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo”.

Invocar esta enmienda requeriría que el vicepresidente Mike Pence encabezara el gabinete en una votación para destituirlo.

CNN informó que líderes republicanos, cuyos nombres no reveló, dijeron que la 25ª enmienda había sido analizada y que describieron a Trump como “fuera de control”.  CBS y ABC también citaron fuentes anónimas para sustentar sus reportes.

La reportera de CBS Margaret Brennan dijo que “nada formal” había sido presentado a Pence, en tanto la periodista de ABC, Katherine Faulders, dijo que “múltiples” fuentes le habían dicho que hubo discusiones sobre esta medida sin precedentes.

La incitación de Trump a sus partidarios a protestar por el triunfo de Biden, sus afirmaciones infundadas de que perdió las elecciones presidenciales del 3 de noviembre debido a un fraude masivo, y otros comportamientos erráticos del mandatario republicano han generado dudas sobre su capacidad para gobernar.

Si bien solo quedan dos semanas de su mandato, después de los ataques al Congreso el miércoles, el influyente diario The Washington Post y legisladores demócratas pidieron que se invocara la 25ª Enmienda.https://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1347018039758352391&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.dw.com%2Fes%2Fgabinete-de-donald-trump-analiza-destituirlo-seg%25C3%25BAn-medios%2Fa-56153844&siteScreenName=dw_espanol&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Trump “no está mentalmente sano”

“La responsabilidad de este acto de sedición recae directamente en el presidente, quien ha demostrado que su permanencia en el cargo representa una grave amenaza para la democracia estadounidense. Debería ser destituido”, dijo el Post.

“El presidente no está en condiciones de permanecer en el cargo durante los próximos 14 días. Cada segundo que retiene los vastos poderes de la presidencia es una amenaza para el orden público y la seguridad nacional”, apuntó.

Los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes enviaron una carta a Pence instándolo a actuar para destituir a Trump, diciendo que el presidente había avivado un acto de insurrección y “trató de socavar nuestra democracia”.

Al señalar un discurso incoherente que pronunció Trump el miércoles, la misiva indicó que el mandatario “reveló que no está mentalmente sano y que todavía no puede procesar y aceptar los resultados de las elecciones de 2020”.

Otros culparon a Trump de avivar el terrorismo. “El presidente incitó a un ataque terrorista interno en el Capitolio. Es una amenaza inminente para nuestra democracia y debe ser destituido de su cargo de inmediato”, dijo la legisladora demócrata Kathleen Rice en un tuit. “El gabinete debe invocar la 25ª Enmienda”, escribió.

“El gabinete debe dejar de esconderse detrás de filtraciones anónimas a los reporteros y hacer lo que la Constitución exige que haga: invocar la 25ª Enmienda y destituir a este presidente de su cargo”, tuiteó la senadora demócrata Elizabeth Warren.

Senado rechaza intento de aliados de Trump de revertir la victoria de Biden en Arizona

La Cámara Alta rechazó en la noche de este miércoles el desafío de senadores leales a Donald Trump a la victoria de Joe Biden en Arizona. El proceso del Congreso para contar los votos y confirmar la victoria del presidente electo se ha reanudado después de los disturbios de seguidores de Trump en el capitolio.

Solo 6 senadores (todos republicanos) votaron en contra del resultado electoral en Arizona. Los 93 restantes rechazaron el desafío. Entre estos últimos estaba la senadora de Georgia Kelly Loeffler, que perdió las elecciones del martes contra el republicano Raphael Warnock y que previamente  habría asegurado que objetaría los resultados. Loeffler cambió de opinión el mismo día que se conoció su derrota y que seguidores de Trump irrumpieron en el capitolio de manera violenta.

Los que votaron en contra de los resultados de las elecciones estadounidenses -que ya habían ratificado todos los estados- fueron los senadores Josh Hawley de Missouri, Ted Cruz de Texas, Tommy Tuberville de Alabama, Cindy Hyde-Smith de Mississippi, Senator Roger Marshall de Kansas y John Kennedy de Louisiana. La Cámara de Representantes aún estaba debatiendo este desafío a las elecciones.

El vicepresidente Mike Pence, que preside la sesión, dijo en declaraciones poco frecuentes desde su estrado que “la violencia nunca gana. La libertad gana. Y esta sigue siendo la casa del pueblo” (en referencia a la Cámara de Representantes) .

En una carta a sus colegas horas después del asedio al Capitolio, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi prometió que la Cámara retomaría la sesión y dijo que “hemos decidido que debemos proceder esta noche en el Capitolio una vez que esté autorizado para su uso”.

Pelosi describió el ataque como “un asalto vergonzoso […] a nuestra democracia. Fue ungido al más alto nivel de gobierno. Sin embargo, no puede disuadirnos de nuestra responsabilidad de validar la elección de Joe Biden“, en la que ya se está centrando el Congreso.

Trump pide a sus seguidores retirarse del Capitolio

En un escueto mensaje, el presidente Donald Trump pidió a sus seguidores, que tomaron con violencia el Capitolio, retirarse a sus casas “en paz”.

El mandatario insistió que “le robaron la elección”, pero pidió a sus simpatizantes actuar pacíficamente.

“Tenemos que tener paz, tenemos que tener orden público, tenemos que respetar a nuestro gran personal de la ley y el orden. No queremos que nadie resulte herido”, dijo el mandatario. “Váyanse a casa”.

Dijo reconocer el dolor que sus seguidores sienten, pero que la situación era complicada en este momento.

Sin hacer referencia a los hechos en el Capitolio, antes nunca visto, continuó en referencia a las elecciones.

“Nunca había pasado algo así”, expresó sobre el proceso. “Es una elección fraudulenta”.

Congreso se apresta a certificar triunfo Biden sobre Trump

 El insólito esfuerzo del presidente Donald Trump para anular el resultado de la elección presidencial va al Congreso, al reunirse los legisladores en sesión conjunta para certificar la votación del Colegio Electoral que fue favorable al demócrata Joe Biden.

El trámite habitualmente rutinario se convertirá en un enfrentamiento político como no se ha visto desde el final de la Guerra Civil, debido a los esfuerzos desesperados de Trump por conservar su puesto. Los aliados republicanos del presidente en ambas cámaras prevén objetar los resultados, en respuesta al ruego de sus bases de “luchar por Trump”, quien presidirá un acto frente a la Casa Blanca. Esto está desgarrando al partido.

El intento está prácticamente condenado al fracaso, derrotado por mayorías bipartidistas en el Congreso dispuestas a aceptar los resultados. Biden, que ganó el Colegio Electoral por 306 votos contra 232, se dispone a prestar juramento el 20 de enero.

“Lo más importante es que, al fin y al cabo, triunfará la democracia”, dijo la senadora demócrata Amy Klobuchar, una de las encargadas de manejar el trámite.

La sesión conjunta, requerida por ley, se reunirá a la 1 de la tarde hora del este (1800 GMT) ante la mirada de una nación inquieta, meses después de la elección del 3 de noviembre, dos semanas antes de la transferencia pacífica del poder y contra el trasfondo de la implacable pandemia de COVID-19.

El líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, quien ha advertido a sus correligionarios que no deben prestarse al desafío, será previsiblemente uno de los primeros oradores. En la Cámara de Representantes, su presidenta Nancy Pelosi, dijo en una carta a sus colegas que es una jornada de “importancia histórica enorme”. Se trata de “garantizar la confianza en nuestro sistema democrático”, añadió.

Pero el centro de todas las miradas será el vicepresidente Mike Pence, quien presidirá la sesión.

A pesar de las denuncias reiteradas de Trump de que hubo fraude electoral, las autoridades electorales y el ex secretario de Justicia han dicho que no hubo problemas de magnitud tal que cambiaran los resultados. Todos los estados han certificado la justicia y exactitud de los resultados, por funcionarios tanto demócratas como republicanos.

Cientos se reúnen en Washington DC para apoyar a Trump este miércoles

Cientos de partidarios del presidente Donald Trump se reunieron en Washington, D.C. desde el martes para protestar por los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, durante una marcha organizada para el miércoles 6 de enero, cuando el Congreso se reúne para certificar la victoria del presidente electo Joe Biden.

Cientos de personas se habían reunido en Freedom Plaza a las 3 p.m. del martes, algunos con chalecos antibalas, walkie-talkies y otros equipos de estilo militar, para apoyar a Trump y protestar por el resultado de las elecciones, mientras la policía y el Servicio Secreto monitoreaban el área, informó The Washington Post.

Los mítines se sucedieron en el centro de la capital durante varias horas y en la noche se reportaron enfrentamientos con la policía.

Cientos de partidarios del presidente Donald Trump se reunieron en Washington, D.C. desde el martes para protestar por los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, durante una marcha organizada para el miércoles 6 de enero, cuando el Congreso se reúne para certificar la victoria del presidente electo Joe Biden.

Cientos de personas se habían reunido en Freedom Plaza a las 3 p.m. del martes, algunos con chalecos antibalas, walkie-talkies y otros equipos de estilo militar, para apoyar a Trump y protestar por el resultado de las elecciones, mientras la policía y el Servicio Secreto monitoreaban el área, informó The Washington Post.

Los mítines se sucedieron en el centro de la capital durante varias horas y en la noche se reportaron enfrentamientos con la policía.

Trump elogió a los manifestantes en una serie de tuits el martes por la noche, repitiendo afirmaciones infundadas de que las elecciones presidenciales le habían sido “robadas”.

“Washington está siendo inundado con gente que no quiere que una victoria electoral sea robada por los demócratas radicales de izquierda envalentonados. Nuestro país ha tenido suficiente, ¡no lo soportarán más! Lo escuchamos (y lo amamos) desde la Oficina Oval. . ¡HACER AMÉRICA GRANDE OTRA VEZ! ” Trump escribió.

El mitin convocado por Trump hizo que las autoridades locales y las fuerzas del orden se prepararan para posibles enfrentamientos callejeros violentos.

Muchos negocios en el centro de Washington cerraron sus ventanas con tablas, temerosos de que la protesta pudiera derivar en los disturbios que se vieron en mayo y junio, cuando decenas de negocios fueron vandalizados.

Las protestas coinciden con la votación del Congreso que se realizará el miércoles y que se espera certifique los resultados del Colegio Electoral a favor de Joe Biden, que Trump sigue cuestionando.

Partidarios de Trump llaman a protesta masiva el 6 de enero

El presidente Donald Trump está instando a sus partidarios a manifestar el 6 de enero, en un último intento de presionar al Congreso para que no certifique la victoria electoral de Joe Biden. 

Se espera que miles de simpatizantes de todo el país, desde el grupo Women for America First, hasta StoptheSteal y los violentos Proud Boys, lleguen a la capital estadounidense para respaldar al presidente republicano, que denuncia sin prueba alguna haber sido víctima de fraude en las elecciones del 3 de noviembre. 

Trump envió dos tuits este fin de semana instando a sus seguidores a asistir a la marcha, y calificó a la elección del mes pasado como “la mayor estafa en la historia de (la) nación”. 

“Nos vemos en Washington, DC, el 6 de enero. No se lo pierdan”, escribió el domingo. 

La manifestación generó temores de una nueva ola de violencia después de que en la protesta anterior a favor de Trump, el 12 de noviembre, que incluyó a los Proud Boys, varias personas resultaran apuñaladas y decenas arrestadas. 

Trump parece esperar que los manifestantes puedan presionar al Congreso para que rechace el conteo final del Colegio Electoral y revierta su derrota. 

“Nosotros, el Pueblo, debemos ir al césped del Capitolio de Estados Unidos y tomar medidas y decirle al Congreso #DoNotCertify”, declaró StopTheSteal. 

“El Congreso no puede certificar este Colegio Electoral fraudulento”, agregó el grupo. 

El 6 de enero el vicepresidente Mike Pence encabezará una sesión especial del Congreso de certificación de los votos del Colegio Electoral presentados por cada estado, que representan los resultados del voto popular. 

En esa sesión conjunta de la Cámara de Representantes y el Senado, Pence abrirá y leerá los certificados que informan los conteos de electores de cada estado y luego declarará al vencedor de los comicios. 

Ese proceso debería ser, como casi siempre, una formalidad.

El demócrata Biden se alzó con 306 grandes electores, mientras que el republicano Trump solo ganó 232. 

La campaña de Trump ha perdido decenas de recursos judiciales en varios estados en disputa, y juez tras juez han dicho que el presidente saliente jamás pudo probar la existencia de fraude. 

Pero la sesión puede paralizarse si los legisladores de ambas cámaras presentan objeciones formales al informe de cualquiera de los estados. 

El representante de Alabama Mo Brooks dijo a Fox News el lunes que cuenta con el apoyo de “decenas” de legisladores para impugnar formalmente los conteos. 

Trump y sus partidarios han presionado a Pence para que rechace unilateralmente los certificados electorales de algunos estados pro Biden, un poder del que según expertos legales Pence carece. 

El congresista republicano Adam Kinzinger dijo el domingo que esta movida consiste en realidad en un esfuerzo de “ciertos miembros del Congreso y del presidente” para recaudar fondos.

“Es una estafa y decepcionará a la gente que cree que esta elección fue robada”, dijo a CNN.

USCIS aplica cambios para asilados y refugiados en solicitudes de la green card

La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) hizo modifiaciones para las solicitudes de Residencia Permanente para refugiados y asilados.

La agencia indicó la actualización de su guía para ampliar los criterios que aplican los oficiales migratorios en forma discrecional, para determinar si deben o no entrevistar a los solicitantes que presentan el Formulario I-485.

Aunque las reglas de elegibilidad de la “green card” no cambian, la autoridad amplía la discrecionalidad para que un oficial determine citar a entrevista a un solicitante.

“La lista actualizada proporciona una mayor paridad con los criterios que USCIS aplica para determinar si entrevista a otros solicitantes de ajuste de estatus”, señala la agencia.

USCIS insiste en que los oficiales decidirán “caso por caso”.

Esta ofician que forma parte del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) indicó que el ajuste derivará en la solicitud de más entrevistas, pero justifica la medida para “proteger el programa” y evitar “fraudes” que afecten el sistema migratorio.

Las autoridades han implementado cambios para endurecer las peticiones de asilo y refugio, pero también las peticiones familiares de estos inmigrantes.

Entre las razones que podrían obligar a solicitar una entrevista están las “preocupaciones” de un oficial migratorio sobre seguridad nacional.

“El oficial tiene cualquier otra inquietud articulable con respecto a la identidad, inadmisibilidad, seguridad nacional, seguridad pública o fraude, y recomienda una entrevista para ayudar a resolver esa inquietud”, indica una de las condicionantes.

Bill Barr: el aliado fiel que se negó a seguir a Trump en su cruzada poselectoral

El exfiscal general estadounidense Bill Barr, quien renunció el lunes, era uno de los más fieles aliados de Donald Trump hasta que cayó en desgracia por no haber respaldado al mandatario republicano en sus intentos desesperados de no reconocer su derrota electoral.

Como de costumbre durante su gobierno, fue el propio presidente quien anunció la noticia en Twitter, adjuntando la carta de dimisión de Barr. 

“Bill se irá justo antes de Navidad para pasar las fiestas con su familia, el fiscal general adjunto Jeff Rosen, una persona increíble, lo sustituirá”, escribió Trump. “Nuestra relación ha sido muy buena” y Barr “ha hecho un trabajo excepcional”, añadió. 

La salida de Barr se rumoreaba desde hace semanas. Su negativa a sumarse a las acusaciones de Trump sobre un supuesto fraude electoral en las presidenciales provocó la cólera del mandatario republicano. 

Los Departamentos de Seguridad Nacional y de Justicia “han investigado y, de momento, no han encontrado nada para respaldar” esas acusaciones, declaró el fiscal general el 1 de diciembre. 

Trump sigue empeñado en denunciar que fue víctima de un robo electoral y no reconoce su derrota frente a Joe Biden el mes pasado. Pero su bando nunca logró aportar pruebas de sus afirmaciones, y la justicia desestimó todos los recursos presentados por el equipo del presidente contra el resultado de los comicios. 

El inquilino de la Casa Blanca también compartió en los últimos días su “gran decepción” porque Barr no hubiera revelado antes de las elecciones de noviembre la existencia de una investigación sobre la situación fiscal del hijo de Joe Biden, Hunter. 

– “Abogado del presidente” –

Antes de esa “decepción”, Barr fue uno de los mayores defensores de Trump y de la derecha ultraconservadora en el gobierno. 

El jurista de 70 años fue un ferviente partidario de la gestión presidencial, de la pena de muerte o de recurrir a la policía federal para gestionar las manifestaciones contra la violencia policial que han sacudido al país en 2020. 

A su llegada al frente del Departamento de Justicia en febrero de 2019, el hecho de que hubiera ocupado el mismo puesto a inicios de los años 1990 suponía una señal de solvencia en una administración llena de novatos en la política. 

Pero el aparente consenso en torno a su nombramiento no duró mucho, y pronto la oposición le puso el apodo de “abogado del presidente”. Los demócratas lo acusaron, entre otras cosas, de haber hecho todo lo posible por proteger a Trump en la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre una posible colusión entre Rusia y el equipo de campaña del candidato republicano en 2016. 

Corte Suprema de EEUU rechaza intento de Trump de invalidar victoria de Biden en varios estados

La Suprema Corte de los Estados Unidos rechazó este viernes la demanda del fiscal general del estado de Texas de bloquear los resultados electorales en cuatro estados clave de las elecciones presidenciales que fueron ganados por Joe Biden.

La decisión del Supremo, reportada por CNN, constituye el golpe definitivo en las aspiraciones de Donald Trump de invalidar el triunfo de Biden. Tres jueces de la Suprema Corte fueron puestos por el Presidente.

Trump ordena restringir más las posibilidades de asilo

La Administración saliente del presidente Donald Trump está aprovechando sus últimas semanas de gobierno para debilitar un sistema migratorio que muchos defensores de derechos humanos consideran que ya estaba descompuesto. Las regulaciones que presentaron este jueves y que hacen casi imposible que los extranjeros obtengan asilo en Estados Unidos, entrarían en vigor nueve días de la toma de posesión del presidente electo Joe Biden.

La nueva reglamentación ordena a los funcionarios y jueces de inmigración que rechacen las solicitudes de asilo de las personas que hayan ingresado a Estados Unidos sin autorización, que hayan usado documentos falsos, o que hayan pasado por otros países sin pedir primero asilo en otras partes.

“Estas nuevas regulaciones liquidan el salvavidas que necesitan quienes huyen del peligro y reiteran una versión falsa promovida por el Gobierno de Trump: que la seguridad de las fronteras solo puede obtenerse terminando el sistema de asilo”, dijo Jennifer Minear, presidenta de la Asociación de Abogados de Inmigración (AILA).

Aaron Reichlin Melnick, del Consejo Estadounidense de Inmigración, opinó que estas medidas “ponen el asilo fuera del alcance de todos excepto algunos pocos afortunados”.

Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, Trump ha dirigido de manera constante una política que restringe la inmigración, rechaza a quienes buscan asilo y hace más complicada y costosa la obtención de residencia legal y la adquisición de la ciudadanía estadounidense.

Según el Consejo Estadounidense de Inmigración, el Gobierno de Trump ha modificado unas 400 regulaciones en los sistemas de inmigración y asilo que presentarán un desafío a la Administración de Biden, quien ha prometido medidas urgentes en materia de inmigración.

Desde 2019, el Gobierno de Trump ha rechazado a decenas de miles de personas que llegaron a la frontera sur, se presentaron a las autoridades y solicitaron asilo, enviándolas de regreso a México y América Central a la espera de la audiencia de inmigración que les provee la ley estadounidense.

Entre otras medidas, el Gobierno de Trump ha procurado la terminación del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), creado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama, que ha protegido de la deportación a cientos de miles de inmigrantes indocumentados traídos al país cuando eran menores de edad.

Asimismo, dispuso la terminación del estatus de protección temporal, o TPS, para los ciudadanos de varios países que han escapado de conflictos armados o desastres naturales. A principios de esta semana, USCIS otorgó una extensión de nueve meses a la mayoría te los llamados “tepesianos”, aunque ellos buscan la residencia permanente.

Todas esas medidas han sido cuestionadas en tribunales y han quedado en suspenso, o han sido refutadas por jueces federales. El Tribunal Supremo tiene ante sí ahora una decisión final sobre el programa DACA.

Huir de peligros mortales en busca de seguridad duradera es un esfuerzo hercúleo, y obtener la seguridad no debería serlo. El Gobierno de Estados Unidos, ciertamente, no debería seguir erigiendo barreras que obstaculizan enteramente el asilo”, dijo hoy Benjamin Johnson, director ejecutivo de AILA.