Tag: trump

EEUU prevé cambios a ceremonia de juramentación presidencial

Las recomendaciones de salud y distanciamiento social en la era del coronavirus están a punto de chocar con lo que suele ser una de las celebraciones más grandes de Estados Unidos: la juramentación del nuevo presidente.

Si bien aún quedan muchos detalles por resolver, la juramentación de este 20 de enero seguramente será más moderada que otras: sin el gigantesco desfile por la avenida Pennsylvania ni el tradicional almuerzo para legisladores.

¿Y la juramentación en sí misma? La plataforma frente al Capitolio se está armando como siempre, pero probablemente no estará tan llena.

“Creo que vamos a ver algo más parecido a lo que fue la convención que una típica juramentación”, dijo el viernes el presidente electo Joe Biden, refiriéndose al evento totalmente virtual que marcó su nominación el verano pasado. “Mi objetivo, es mantener a Estados Unidos a salvo, pero aún permitir que la gente celebre”.

Para su convención, los demócratas mezclaron videos caseros, discursos en escuelas y salas de estar, con música de fondo, para un video narrado por presentadores famosos.

El juramento de Biden en sí mismo no será virtual. Pero los invitados deben estar preparados para distanciarse socialmente y usar máscara de sanidad. Los legisladores también están considerando requerir una prueba de COVID-19 para cualquier persona en la plataforma cercana al presidente electo, dijo Paige Waltz, portavoz del comité conjunto del Congreso encargado de supervisar el evento.

La plataforma VIP tiene capacidad para 1.600 personas. Los legisladores también suelen distribuir boletos para puestos cercanos. Si bien no se han tomado decisiones difíciles, el comité está considerando recortar los números en ambos casos.

“Supongo que todavía habrá una ceremonia en la plataforma”, dijo Biden. “Pero no sé exactamente cómo va a funcionar todo. La clave es mantener a la gente segura. No puedo hacer una súper versión del anuncio del presidente en el Rosedal”.

Esa fue una referencia aparente al evento en el Rosedal de la Casa Blanca donde el presidente Donald Trump anunció a la nominada a la Corte Suprema, Amy Coney Barrett, y donde cientos de personas se apiñaron, muchas sin cubrebocas.

Trump dice que Giuliani está “muy bien” tras dar positivo a COVID

Rudy Giuliani, el abogado personal del presidente Donald Trump, está “muy bien” luego de que fue hospitalizado por coronavirus, informó ayer lunes el mandatario estadounidense, mientras que los legisladores de los estados decisivos que el exalcalde de Nueva York visitó la semana pasada buscaban asegurarse de no haber contraído el virus.

El exalcalde neoyorquino, de 76 años de edad, se encuentra hospitalizado en Washington. Había viajado profusamente a estados muy disputados en las elecciones en un intento por ayudar a Trump a revertir su derrota en los comicios ante el demócrata Joe Biden. En numerosas ocasiones sostuvo prolongados encuentros con funcionarios locales sin utilizar mascarilla, incluyendo audiencias celebradas la semana pasada con legisladores de Arizona, Georgia y Michigan.

Mientras tanto, las repercusiones del diagnóstico de Giuliani seguían el lunes: La Cámara de Representantes de Michigan anunció que había cancelado su sesión de votación prevista para el martes. La semana pasada, Giuliani habló durante horas ante una comisión de mayoría republicana en Lansing, Michigan, que investiga supuestas irregularidades en el proceso electoral.

Trump: “No quiero esperar hasta 2024 quiero regresar a la Casa Blanca dentro de tres semanas”

Hablando en el primer mitin ante sus seguidores tras el final de la campaña electoral, en Valdosta (Georgia), el mandatario llamó a sus partidarios a ser más activos en los próximos comicios.

“La próxima gran victoria de nuestro movimiento comienza aquí mismo el 5 de enero [el día de la segunda vuelta electoral para el representante de Georgia en el Senado], y luego vamos a recuperar la Casa Blanca. La vamos a recuperar. Y vamos a recuperar el Congreso en 2022”, dijo Trump.

Asimismo, el mandatario se refirió a la posibilidad de participar en las próximas elecciones, dentro de cuatro años: “En 2024, con suerte, no tendré que ser candidato. Volveremos a recuperar la Casa Blanca“.

“No quiero esperar hasta 2024. Quiero regresar dentro de tres semanas”, agregó el presidente.

EEUU anuncia nuevas sanciones a Irán por programa de armas químicas

l gobierno de Estados Unidos impuso el jueves (03.12.2020) nuevas sanciones contra la empresa iraní Shahid Meisami Group, así como a su director, por participar supuestamente en el programa de desarrollo de armas químicas de Teherán.

“El desarrollo de armas de destrucción masiva es una amenaza a la seguridad de sus vecinos y del mundo”, dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, en un comunicado. “EE.UU. seguirá luchando contra cualquier esfuerzo del régimen de Irán para desarrollar armas químicas que puedan ser usadas por el régimen o grupos aliados para avanzar su maligna agenda”, agregó.

Estados Unidos acusó a la empresa y a su director, Mehran Babri, de estar vinculadas a la Organización de Innovación e Investigación en Defensa de Irán, previamente sancionada.

Como consecuencia, quedan congelados los activos que estas entidades puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe las transacciones financieras con ciudadanos o empresas de Estados Unidos.

En una nota paralela, el secretario de Estado Mike Pompeo remarcó “su preocupación de que la verdadera intención del régimen respecto a las pruebas y producción de los llamados agentes químicos incapacitadores podría ser usado tanto para oprimir aún más a los ciudadanos iraníes o para propósitos ofensivos”.

Trump se suma a la lucha republicana por conservar el Senado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, protagonizará el próximo sábado un acto de campaña en favor de los senadores republicanos David Perdue y Kelly Loeffler, que se jugarán sus escaños en las elecciones especiales de Georgia, el próximo 5 de enero. El Partido Republicano, por su parte, se jugará el mantener el control de al menos una de las cámaras del Congreso.

El evento tendrá lugar a las 19:00 hora local, en la localidad de Valdosta, Georgia, según informó el equipo de campaña de Trump el miércoles, mediante un comunicado.

Junto al presidente en funciones, tomarán la palabra Perdue y Loeffler, dos legisladores que se han visto abocados a una inesperada segunda vuelta en un bastión republicano. En las pasadas elecciones del 3 de noviembre, Perdue se impuso por apenas dos puntos porcentuales al demócrata Jon Ossoff; por su parte, Loeffler perdió por siete frente a Raphael Warnock.

Estos dos escaños se antojan clave de cara a la próxima presidencia puesto que en estos momentos los republicanos cuentan con una mayoría de 50 votos frente a los 48 de los demócratas, por lo que estos dos senadores. En caso de que estos dos sillones caigan en manos de la oposición, el vicepresidente sería el encargado de romper cualquier desempate, por lo que el Partido Demócrata pasaría a controlar el Senado y la Cámara de Representantes.

El apoyo del mandatario podría resultar el empuje definitivo que ambos necesitan; sin embargo, muchos en Washington cuestionan si, por el contrario, no podría resultar contraproducente debido al enfrentamiento que Trump mantiene con algunos importantes funcionarios republicanos del estado a cuenta de las elecciones presidenciales.

Trump rechaza las proyecciones que señalan que el demócrata Joe Biden será el próximo inquilino de la Casa Blanca y alega, sin aportar pruebas, que las elecciones fueron “amañadas” y ha emprendido una cruzada legal con el objetivo de revertir el resultado.

El Fiscal General de Trump descarta fraude electoral

El fiscal general William Barr, uno de los miembros más poderosos y alineados aliados de Trump dijo este martes que “Hasta la fecha no hemos visto fraude a una escala que pudiera haber producido un resultado diferente en la elección”, en una entrevista con Associated Press.

Las palabras de Barr representan un mazazo para Trump, especialmente porque el fiscal general ha sido un aliado fundamental del presidente y el mes pasado llegó a enviar a fiscales de todo el país una polémica directiva instándoles a que investigaran cualquier “acusación sustancial” de irregularidades de voto. Llegan, además, el mismo día en que el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, ha hablado en una comparecencia de prensa de una “nueva Administración”, la primera vez que el poderoso conservador reconoce en público la victoria de Biden.

Falta de pruebas

En su entrevista con AP Barr se ha referido indirectamente a la acusación realizada por Sidney Powell, que fue abogada del equipo de Trump pero de quien la Casa Blanca se ha distanciado en los últimos días y que habló de una trama esperpéntica de robo de votos en la que estaría involucrado incluso Hugo Chávez, el presidente venezolano fallecido en 2013. “Ha habido una acusación que representaría fraude sistémico y es la alegación de que las máquinas se programaron esencialmente para alterar los resultados de las elecciones”, ha dicho Barr. “El Departamento de Seguridad Nacional y el de Justicia lo han investigado y, de momento, no hemos visto nada que lo sustancie”.

La campaña de Trump ha enviado justo tras la publicación de la entrevista con el fiscal general una nota de prensa con declaraciones de Rudy Giuliani y Jenna Ellis, los abogados del presidente, en la que “con todos los respetos” han cuestionado el papel de Justicia y han asegurado que no ha llevado a cabo “nada que se parezca a una investigación”. Aunque un tribunal tras otro ha desestimado por falta de pruebas las demandas presentadas contra los resultados, los abogados del presidente insisten en hablar de testigos y crímenes y problemas con máquinas de voto, aunque ninguna de esas alegaciones han superado el escrutinio de los jueces, y prometen seguir su batalla.

Asesores de Biden se reunirán con fabricantes de vacunas

Los asesores científicos de Joe Biden se reunirán con fabricantes de vacunas en los próximos días, mientras la transición presidencial sigue estancada en Estados Unidos debido a la negativa del presidente Donald Trump a reconocer que perdió las elecciones. Ese traspaso demorado es especialmente problemático durante una crisis de salud pública, dijo el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno.

Por supuesto que sería mejor si pudiéramos comenzar a trabajar con ellos”, dijo el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y quien ha pasado por múltiples transiciones presidenciales durante 36 años de servicio gubernamental. Él comparó el proceso con los corredores que pasan la estafeta en una carrera de relevos. “No quieres detenerte y luego dársela a alguien, básicamente quieres seguir avanzando”.

Trump pide al Congreso que apruebe un paquete de ayuda económica para el coronavirus

Las reglas de inmigración para estudiantes internacionales en universidades de Estados Unidos han pasado por múltiples cambios bajo la administración Trump. En su plan de transición, el proyectado presidente electo Joe Biden propone cambiar algunas de ellas para relajar las restricciones en las visas.

Biden, no se refiere específicamente a estudiantes internacionales de licenciatura en su ‘Plan para Asegurar Nuestros Valores como una Nación de Inmigrantes’.  Pero afirma que aumentará el número de visas para “la inmigración permanente basada en el empleo, y promoverá mecanismos para reducir temporalmente el número de visas durante tiempos de alto desempleo en Estados Unidos”.

Los estudiantes internacionales identifican las barreras que hay para las oportunidades de empleo permanente en Estados Unidos como una de las razones por la que algunos no escogen al país como un destino educativo, según el Instituto para la Educación Internacional (IIE, por sus siglas en inglés).

“Los estudiantes internacionales son bienvenidos”, ratifica Estados UnidosAunque la declaración del Departamento de Estado reafirma la bienvenida a los estudiantes internacionales, confirma que “aún tendrán que obtener la visa apropiada y pueden estar sujetos a otras restricciones de viaje o procesamiento de visa debido a la COVID-19”.

Las universidades estadounidenses inscribieron a más de un millón de estudiantes internacionales el año pasado, pero tras décadas de incrementos, la inscripción se ha estancado en los últimos dos años”, dice el IIE.

La emisión de visas de estudiante F-1 ha disminuido en los últimos cuatro años, según datos del Departamento de Estado. Durante el año fiscal 2016, se emitieron 502.214 visas F-1. En el 2017, el número fue reducido a 421.008.

Las visas de estudiantes son emitidas por el Departamento de Estado y administradas por el Departamento de Seguridad Nacional.

“Biden cree que graduados extranjeros de un programa estadounidense de doctorado deberían recibir una tarjeta de residencia con sus diplomas y que perder a estos altamente cualificados trabajadores ante economías extranjeras es un perjuicio a nuestra propia competitividad económica”, dice la página web del proyectado presidente electo.

La mayoría de los estudiantes internacionales vienen con visas F-1. Tras graduarse algunos solicitan participar en un programa que les permite trabajar en su área de estudio por hasta doce meses. Estudiantes especializados en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) pueden extender su estadía laboral hasta los 24 meses.

Los estudiantes interesados en permanecer en Estados Unidos y adquirir experiencia laboral, especialmente aquellos en campos STEM, piden la visa H-1B después de su primer estadía laboral.

Más del 30% de los estudiantes internacionales vienen de China y un 20% de India. Esos estudiantes típicamente buscan títulos en materias STEM, según el IIE.

El presidente Trump se enfocó en casos de robo de propiedad intelectual por parte de estudiantes internacionales que trabajaban en compañías estadounidenses o agencias federales, como el fundamento para reducir la inmigración de estudiantes. La administración también citó el espionaje entre estudiantes internacionales y trabajadores invitados para justificar las limitaciones a su acceso a Estados Unidos.

Los estudiantes internacionales contribuyeron 45.000 millones de dólares a la economía estadounidense y generaron 458.290 empleos en el año académico 2018-2019, según la Asociación de Educadores Internacionales.

Asimismo, estudiantes de un país cuyos visitantes sobrepasen su estadía autorizada en más de un 10% o aquellos de países que el Departamento de Estado tenga en su lista de patrocinadores del terrorismo, serían limitados a dos años. El Departamento de Seguridad Nacional aceptó comentarios de la ciudadanía hasta el 26 de octubre y la regla sigue bajo consideración.

California demanda al gobierno de EE.UU. por restricción de visas a estudiantes internacionalesLa Universidad de California también anunció tomará medidas legales y así se sumaría a otras instituciones que ya lo hicieron como la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts. (MIT).

Julio 2020: La agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) anunció una modificación que llevaría a los estudiantes internacionales registrados sólo en cursos virtuales en universidades estadounidenses, a estar presentes en los recintos universitarios durante la pandemia, o arriesgarse a ser deportados.

La modificación fue anulada luego que la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts presentaron una demanda contra ICE con firmas de apoyo de funcionarios de por lo menos 200 universidades estadounidenses.

Junio 2020: La administración Trump emitió una orden suspendiendo las visas H-1B, J y otras visas de trabajo temporal. La prohibición afectó a solicitantes hasta finales de este año.

Mayo 2020: El 29 de mayo, el presidente Trump emitió una orden ejecutiva prohibiendo que estudiantes de posgrado chinos con visas F o J pudieran entrar al país.

Las personas con visas J pueden participar en programas de intercambio académico de estudio y trabajo en Estados Unidos.

La Casa Blanca publicó varias declaraciones diciendo que China estaba involucrada en adquirir tecnología estadounidense y propiedad intelectual “en parte para robustecer la modernización de sus fuerzas armadas” y que algunos “estudiantes chinos de posgrado e investigadores posdoctorado operan como recolectores no tradicionales de propiedad intelectual. La orden no afectó a estudiantes chinos de licenciatura o a residentes permanentes.

China ha enviado el mayor número de estudiantes internacionales a Estados Unidos durante 10 años consecutivos: 369.548 de un total de 1.095.299 en 2019, según el Instituto para la Educación Internacional.

La regla estableció un “período máximo de estadía autorizada” para reducir las tasas de permanencia no autorizada y para disminuir “la confusión sobre cuánto tiempo se pueden quedar legalmente en Estados Unidos”.

Junio 2019: Estudiantes internacionales crearon peticiones o escribieron cartas citando los prolongados tiempos de procesamiento para las autorizaciones federales de empleo y le pidieron ayuda a sus universidades. Algunos estudiantes perdieron pasantías laborales y dinero gastado en vivienda y vuelos de avión.

Mayo 2019: El Departamento de Seguridad Nacional anunció aumentos en los cobros por gestiones inmigratorias de estudiantes internacionales, visitantes de intercambio y otras escuelas.

Para estudiantes internacionales con visas F o M, el cargo aumentó de 200 a 350 dólares. Para los visitantes de intercambio, el cargo por la visa J aumentó de 180 a 220 dólares. Las visas M le permiten a estudiantes internacionales participar en estudios vocaciones no académicos. Las visas J le permiten a estudiantes o académicos internacionales participar en programas de trabajo y estudio mediante intercambios con universidades estadounidenses.

Reducción de estudiantes extranjeros golpeará finanzas de universidades de EE.UU.El miedo al COVID-19 ya era un problema, y ahora las restricciones de visas a estudiantes extranjeros tienen a las universidades preparándose para una fuerte reducción de los estudiantes internacionales y los ingresos que estos representan.

Para escuelas con certificación vocacional, donde los estudiantes necesitan visas F o M, la solicitud de certificación pasó de 1700 a 3.000 dólares.

Mayo 2018: El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) emitió un memorándum cambiando la forma en que calculan “la presencia ilegal” de no inmigrantes con visas F, J y M, y sus dependientes. Los graduados que sobrepasen en período de estadía de sus visas podrían afrontar bajo dicha política una exclusión de poder entrar a Estados Unidos durante 10 años.

El cambio busca “reducir el número de casos en que se pasaban del tiempo de estadía” y para “mejorar como USCIS implementa las bases para no admisibilidad debido a presencia ilegal” en Estados Unidos”, indicó USCIS.

USCIS publicó un memorándum con una revisión a dicha política tras recibir retroalimentación del público.

Los afectados fueron personas con visas de inmigrante o no inmigrante de Irán, Siria, Sudán, Somalia, Libia y Yemen, incluyendo a estudiantes. La lista, desde entonces, ha sido enmendada y ahora aplica a 13 países.

El diario The New York Times reportó que unos 17.000 estudiantes en Estados Unidos fueron impactados por la prohibición, la mayoría de ellos en universidades en el nordeste del país y California.

Trump pierde votos durante escrutinio oficial en Wisconsin

Autoridades electorales de Wisconsin informaron que dos tercios de los condados han enviado sus resultados oficiales de las elecciones generales después de cumplir con el escrutinio de votos.

Los datos muestran pocos cambios con respecto a la carrera presidencial. El demócrata Joe Biden fue proclamado ganador en ese estadouno de los más importantes para lo que sería su conquista de la Casa Blanca.

De acuerdo a los reportes oficiales, Biden ha ganado 10 votos adicionales durante el escrutinio mientras que el presidente Donald Trump perdió unos 271 votos con respecto al conteo de la noche de elecciones. El magnate fue afectado por errores de trabajadores de puestos de votación, quienes confundieron los números.

51 de los 72 condados de Wisconsin ya hicieron su escrutinio. El estado debe reportar la totalidad del proceso el 17 de noviembre.

“No hay nada que indique que hubo fraude electoral en Wisconsin“, dijo a TMJ4 Julietta Henry, directora de elecciones del condado de Milwaukee.

Wisconsin es uno de los estados donde Trump denunció fraude aunque sin presentar pruebas contundentes.

Trump interpone una demanda para evitar que Pensilvania certifique la victoria de Biden

La campaña del presidente Donald Trump presentó ayer lunes una demanda para impedir que Pensilvania certifique oficialmente la victoria en las elecciones del exvicepresidente Joe Biden en ese estado.

La demanda alega que la organización de las elecciones en Pensilvania violó la Constitución por tener un sistema de doble rasero que imponía más supervisión a quienes votaban en persona que a quienes lo hicieron por correo.

La demanda alega además que los votos por correo “carecieron de las marcas de transparencia y verificabilidad del voto en persona”.

El presidente Trump llevaba meses arrojando dudas sobre el voto por correo al que había tachado de fraudulento. Incluso les había pedido a sus seguidores que lo evitaran.Las encuestadoras habían previsto que el voto por correo iba a favorecer masivamente a Biden, quien había instado a usarlo a sus seguidores para evitar contagios en plena pandemia de coronavirus.

El sábado, los principales medios dieron ya por seguro que el ganador era Biden una vez que sus proyecciones hacían inevitable su victoria en Pensilvania.

Para no tener que esperar los días que dura el escrutinio oficial, en Estados Unidos las grandes cadenas de televisión y los principales periódicos proyectan los resultados de cada estado cuando los equipos de matemáticos y encuestadores que contratan al efecto consideran que ya es irreversible.

Estas proyecciones, que normalmente salen la misma noche electoral, suelen llevar al derrotado a hacer una llamada de cortesía al vencedor y dar un discurso reconociendo su derrota.

Pero en esta ocasión las proyecciones se retrasaron hasta el sábado siguiente a las elecciones (martes, 3 de noviembre) por lo ajustado del resultado y por lo lento que fue el recuento debido a las numerosas papeletas por correo y por anticipado en una elección que tuvo una participación históricamente alta.

Trump, que se ha negado a reconocer la victoria de su contrincante, había anunciado el sábado que este lunes daría inicio a una ofensiva judicial.

Jueces rechazan demandas de Trump en los estados de Georgia y Michigan

Jueces de Georgia y Michigan desestimaron rápidamente ayer jueves las demandas interpuestas por la campaña del presidente Donald Trump, socavando una estrategia legal para atacar la integridad del proceso electoral en estados donde el resultado podría significar la derrota del mandatario.

Mientras tanto, el candidato demócrata Joe Biden se acercaba a los 270 votos electorales que necesita para ganar los comicios presidenciales.

En Pensilvania, la campaña de Trump ganó un fallo de apelación para enviar a más observadores del partido y la campaña a los sitios donde los funcionarios electorales están procesando los sufragios en Filadelfia.

Pero la orden no afectó el recuento de votos que se está llevando a cabo en Pensilvania.

El abogado de la campaña de Biden, Bob Bauer, dijo que las acciones jurídicas de los republicanos eran infundadas.

“Quiero subrayar que, para sus propósitos, estas demandas no tienen que tener mérito. Ese no es el propósito… Es crear una oportunidad para que ellos envíen un mensaje falso sobre lo que está ocurriendo en el proceso electoral”, dijo el jueves Bauer, acusando a la campaña de Trump de “alegar continuamente irregularidades, fallas en el sistema y fraude sin ningún fundamento”.

Biden dijo el miércoles que el conteo debía continuar en todos los estados y que “nadie nos va a arrebatar la democracia, ni ahora ni nunca”.

Pero los funcionarios de campaña de Trump acusaron a los demócratas de tratar de robar las elecciones, pese a que no hay pruebas de que algo así esté ocurriendo.

Estas son las otras elecciones que se disputan en EE.UU este #supermartes

Como fenómeno de interés global, las elecciones presidenciales en Estados Unidos son el único acontecimiento político equiparable a los Juegos Olímpicos.

Se trata de dos eventos muy costosos, que se repiten cada cuatro años y que atraen una audiencia global masiva que incluye a muchas personas que normalmente no se interesan ni por el deporte ni por la política.

No en vano, en un editorial publicado en diciembre de 2015, la revista The Economist se refirió a los comicios estadounidenses como “el mayor espectáculo sobre la Tierra”.

Este 3 de noviembre, la atención mundial está centrada en la carrera por la Casa Blanca entre el actual mandatario, Donald Trump, y su rival por el Partido Demócrata, Joe Biden.

Sin embargo, en estas votaciones hay mucho más en juego.

Como ocurre cada dos años, también están en disputa los 470 escaños de la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, y un tercio del Senadoen manos de los republicanos.

Aunque nada está escrito hasta que se cuenten los votos, estas proyecciones muestran al Partido Demócrata como claro favorito para quedarse con la Cámara de Representantes.

“Creo que luce bastante claro que los demócratas conservarán la Cámara Baja y es probable que aumenten su mayoría un poco. Ciertamente, haría falta un enorme salto para que los republicanos ganen allí este año”, dice Eric Schickler, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de California Berkeley, a BBC Mundo.

Las proyecciones están mucho menos claras en la elección del Senado que, después de la carrera presidencial, es la que está atrayendo más la atención por parte de los analistas.© BBC

El resultado del impeachment impulsado por los demócratas contra el presidente y la confirmación de una nueva jueza nominada por Trump para la Corte Suprema -contando solamente con el voto de los republicanos- son eventos polémicos que han servido para recordar la importancia que tiene la Cámara Alta.

De lo que ocurra en el Senado depende en gran medida la viabilidad del próximo gobierno estadounidense.

¿Por qué?

Aprobación y bloqueo

Conformada por 100 miembros, usualmente la Cámara Alta renueva un tercio de sus miembros de forma bianual, pero este año hay comicios especiales para llenar dos puestos adicionales que quedaron vacantes en Arizona y Georgia. En total son 35 los que se disputan este martes.

Kathryn Dunn Tenpas, investigadora del Brookings Institution y del Centro Miller de la Universidad de Virginia, explica que quien controla la Cámara Alta tiene mucho poder no solamente para determinar cómo estarán conformadas las cortes federales y la propia Corte Suprema, sino además en el nombramiento de muchos altos funcionarios del gobierno.

“El Senado tiene el poder de ‘consulta y aprobación’, lo que quiere decir que ellos son quienes confirman a los nominados por el presidente en cargos importantes en el Ejecutivo así como en el Poder Judicial”, dice Tenpas a BBC Mundo

Más de 1.100 funcionarios que ocupan cargos de rango alto y medio en el gobierno y en decenas de agencias federales requieren el visto bueno de la Cámara Alta para ejercer sus funciones.

Tenpas señala que hasta hace poco las designaciones en estos cargos requerían el voto favorable de tres quintas partes de los miembros del Senado, lo que obligaba a algún tipo de acuerdo entre ambos partidos pues históricamente no ha sido muy frecuente que uno de los dos tenga 60 o más curules.

Esta norma, sin embargo, fue modificada por los demócratas en 2013 para permitir por mayoría de 51 votos la confirmación de jueces en los tribunales inferiores y de funcionarios en el Ejecutivo.

El entonces presidente Obama dijo: “El actual patrón de obstrucción no es normal. No es lo que nuestros fundadores previeron. Un esfuerzo deliberado y decidido de obstruir todo, sin importar sus méritos, solamente para combatir los resultados de una elección no es normal y, por el bien de las generaciones futuras, no podemos dejar que se convierta en algo normal”.

En ese momento, había 59 personas postuladas por la Casa Blanca para cargos en el Ejecutivo y 17 nominados para posiciones en las cortes federales que se hallaban a la espera de ser confirmados por el Senado.

Los republicanos, por su parte, acusaron a los demócratas de dañar de forma irreparable la institucionalidad del Senado, ignorando su prerrogativa constitucional de “consejo y aprobación” de las nominaciones del Ejecutivo.

“Le dijo a mis amigos al otro lado del pasillo, lamentarán esto. Y lo podrán lamentar mucho antes de lo que piensan”, dijo el entonces líder de la minoría republicana Mitch McConnell.

Cuatro años después, convertido en líder de la nueva mayoría republicana Senado, McConnell eliminó el requerimiento de 60 votos para la escogencia de los magistrados del Tribunal Supremo, para así confirmar al juez Neil Gorsuch postulado al cargo por Donald Trump.

Así han confirmado a otros dos magistrados para el más alto tribunal del país.© Getty Images La mayoría republicana en el Senado fue clave para que el impeachment contra Trump no prosperara.

Más allá de su control sobre los nombramientos del Ejecutivo, el Senado es también la Cámara responsable de enjuiciar al presidente en caso de un impeachment en su contra.

Además, tienen poderes de investigación y juegan un papel clave en la aprobación de nueva legislación pues aunque la elaboración de las leyes debe iniciarse en la Cámara de Representantes, estas no pueden ser promulgadas por el Ejecutivo sin el visto bueno del Senado.

¿Gobierno viable?

Schickler considera que el resultado en las elecciones al Senado marcarán el margen de acción del próximo gobierno.

Si Biden gana pero los republicanos conservan el Senado, él no podrá llevar adelante la mayor parte de sus propuestas. Podrá hacer muy poco debido a que los partidos están muy divididos. Si surge alguna vacante en la Corte Suprema no podrá llenarla y tendrá muchas dificultades para nombrar jueces en las cortes inferiores. Se hallará atascado”, apunta.

Dado el clima de elevada polarización en el país, es previsible que un bloqueo similar se presente si Trump permanece en la presidencia pero los demócratas logran el control del Senado.

Schikler afirma que con un Senado a su favor, Biden tendría la oportunidad de llevar adelante algunas de sus principales iniciativas pero deberá establecer prioridades pues la complejidad del sistema estadounidense siempre dificulta la aprobación de nueva legislación.