La Comisión Europea no renovará los contratos de vacunas que tiene suscritos con AstraZeneca y Janssen más allá de las entregas pactadas para 2021. Así lo publica hoy el diario italiano La Stampa, quien cita fuentes del ministerio de Sanidad transalpino.

Bruselas firmó con ambas farmacéuticas el suministro de 500 millones de vacunas (300 de AstraZeneca y 200 de Janssen) para que llegasen a lo largo de 2021. Sin embargo, en muchos de estos contratos acordados el año anterior, la Comisión siembre se guardaba un cargamento extra por si se necesitase en algún momento. Según el diario citado, no llegarán más dosis que esas primeras 500 millones y la decisión ya habría sido consensuada con una amplia mayoría de líderes europeos. “La Comisión Europea, de acuerdo con los líderes de muchos países, ha decidido que al vencimiento de los contratos vigentes para el año en curso, aquellos con empresas que producen vacunas de vectores virales no serán renovados”, dice la fuente gubernamental italiana.

La razón que da la fuente consultada del ministerio de Sanidad italiano es que la Comisión se quiere centrar en las vacunas desarrolladas con ARN mensajeros. Entre las que utilizan esta tecnología se encuentran Pfizer, Moderna y Curevac. De hecho, a tenor de cómo se están retrasando las negociaciones con Novavax, todo apunta que que Curevac le adelantará en la autorización europea a pesar de haber llegado después al proceso de evaluación de la Agencia Europea del Medicamento.

Por otro lado, toda Europa está pendiente de los próximos movimientos de la vacuna de Janssen. Si la evaluación sobre este suero sigue los pasos de AstraZeneca, podría quedar limitada a los rangos de edad superiores. En España, de hecho, ya se había establecido antes de la polémica que en una primera fase las inyecciones las recibirán las personas de entre 70 y 79 años.

Por otro lado, también queda por despejar la duda de qué pasará con aquellas personas que ya han recibido la primera dosis de AstraZeneca. De momento la decisión en España ha sido dejar pasar tiempo para que vayan saliendo nuevas evidencias científicas. Sin embargo, hoy Alemania ha decidido sumarse a la estrategia que va a seguir Francia y ofrecerá la dosis de recuerdo de otra farmacéutica (presumiblemente la de Pfizer o Moderna). Algunos expertos españoles descartan esta opción porque aseguran que no está respaldada por ningún estudio.