Tag: VENEZUELA

Latinoamérica rechaza a nuevo Parlamento chavista

Los más de 200 diputados chavistas electos en los comicios del pasado 6 de diciembre llegaron en grupo este martes (06.01.2021) a la sede del Parlamento venezolano, luego de realizar una breve caminata por los alrededores, para tomar posesión de sus escaños.

Sin embargo, varios países de América Latina mostraron su rechazo a la nueva conformación de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela.

Brasil dice que seguirá reconociendo AN elegida en 2015

“Ante la pretensión de Nicolás Maduro de instalar una nueva ‘asamblea’ con base en la farsa electoral de diciembre último, el Gobierno brasileño reitera su reconocimiento a la Asamblea Nacional legítimamente elegida en 2015 y su compromiso con las fuerzas democráticas de Venezuela”, escribió el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, en Twitter.

Colombia tampoco reconoce el nuevo Congreso

En mismo sentido, el Ministerio de Relaciones Exteriores recordó en un comunicado que “Colombia no reconoce legitimidad ni legalidad a los comicios fraudulentos del 6 de diciembre de 2020, en consideración a la manera antidemocrática e irregular con la que se adelantaron los mismos”.

Costa Rica se une y desconoce al Parlamento dominado por el chavismo

“El Gobierno de Costa Rica reafirma que no reconoce la legalidad ni la legitimidad de la Asamblea Nacional instalada el día de hoy”, resultado de “un proceso que no contó con las garantías mínimas de transparencia, de inclusividad, de amplia participación de todos los actores, y de supervisión independiente”, indicó por su parte la Cancillería costarricense en un comunicado.

Chile rechaza a nueva Asamblea Nacional

El Gobierno chileno también expresó su rechazo al Parlamento de mayoría chavista. “La dictadura de Nicolás Maduro ha instalado una Asamblea que carece de toda legitimidad, ya que tuvo su origen en una elección fraudulenta”, dijo el canciller chileno, Andrés Allamand, en un vídeo publicado en redes sociales.

República Dominicana rechaza la “legitimidad” de la AN

Asimismo, República Dominicana declaró que sigue con “suma preocupación” la “crisis humanitaria y el deterioro de la democracia y los derechos humanos en la hermana República Bolivariana de Venezuela”, al tiempo de rechazar la “legitimidad” de la Asamblea Nacional instalada este martes.

Uruguay tampoco reconoce al nuevo Congreso

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores se sumó al rechazo internacional y reiteró que Uruguay considera que las elecciones celebradas en Venezuela el pasado 6 de diciembre no fueron llevadas a cabo “de conformidad con los principios y valores democráticos, al no existir garantías para la participación libre y en igualdad de condiciones.

La otra reconversión monetaria que avanza en Venezuela

El venezolano Jorge Díaz recorre el bulevar más grande de Caracas con una enorme mochila a sus espaldas y unas galletas en las manos, que vende a los caminantes por un monto que a cualquiera que no conozca la realidad venezolana podría parecerle demasiado: un millón de bolívares.

Pero el número representa apenas un dólar estadounidense y, para simplificar las cientos de operaciones que realiza cada jornada, Díaz, al igual que casi todos en Venezuela, resta tres ceros a la moneda de manera automática cada vez que oferta sus productos.

“Uno dice 1.000 para no decir un millón, pero ya la gente sabe (el precio real), porque con 1.000 bolívares aquí no se compra ni un caramelo”, dice a Efe el hombre de 35 años.

Cerca de él, la vendedora Yoxy Presillas atrae a los compradores con vistosos carteles y “combos de maquillaje” que también se venden por un millón de bolívares reales. O, mejor, por mil bolívares reconvertidos de facto. O, todavía mejor, por un dólar.

“Uno siempre abrevia, es una costumbre y es más fácil vender así”, dice a Efe la mujer de 41 años, mientras mira con atención a dos policías que podrían desalojarla del bulevar e incautarle la mercancía.

Esta vez, no la sacan del lugar, pero, nerviosa, Presillas corta la conversación, no sin antes ofrecer otra imagen de la crisis venezolana: “También acepto comida (como forma de pago). Arroz, espaguetis, harinas”.

LA CAÍDA DEL BOLÍVAR

Esta reconversión de facto es un fenómeno que empezó hace algunas semanas, cuando la moneda local sufrió una fuerte devaluación que elevó significativamente los precios.

Solo en noviembre, el bolívar se devaluó un 50,90 % frente al dólar, según se desprende de los datos que ofreció sobre la cotización de la moneda estadounidense el Banco Central de Venezuela (BCV).

“Un millón en otros países es algo, y aquí te vale esto, una simple chuchería”, resume Díaz, mientras muestra sus galletas y caramelos.

“De verdad que es penoso (lo que pasa con) nuestra moneda”, añade.

Para el economista y diputado del Parlamento venezolano Ángel Alvarado, el bolívar perdió una de las funciones básicas de todas las divisas: ser unidad de cuenta y servir como referencia de valor.

“En bolívares ya no sabes qué es mucho o poco. Eso demuestra que el bolívar perdió una de las cualidades de las monedas, que es ser unidad de cuenta”, asevera.

Alvarado forma parte de una comisión del Parlamento, de actual mayoría opositora, que en 2016 comenzó a ofrecer datos sobre la inflación en vista del silencio informativo que mantenía el BCV.

Según el último informe, la inflación de Venezuela entre enero y noviembre pasado se ubicó en 3.045,92 puntos, lo que lleva al parlamentario a prever que el país permanecerá buena parte del 2021 en el escenario de hiperinflación en el que entró hace tres años.

OCHO CEROS MENOS

En 2008, el Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez (1999-2013) eliminó tres ceros al bolívar, que pasó a llamarse “fuerte”, en el marco de un paquete de medidas que pretendían afianzar la economía de la nación caribeña.

En la mente de los venezolanos, aún resuena el estribillo de una canción que celebraba la decisión y que se repetía constantemente en las televisiones y radioemisoras públicas: “Un país fuerte, una economía fuerte, un bolívar fuerte”.

Pero el bolívar perdió esa condición de fuerza menos de una década después, tras años de la peor crisis que haya atravesado el país en su historia moderna, lo que obligó al Gobierno de Nicolás Maduro a poner en marcha otra reconversión y suprimir cinco ceros al bolívar, ahora conocido como “soberano”.

Es decir, desde 2008 a la fecha, a la moneda venezolana se le han eliminado cinco ceros.

“El tema de la reconversión en una hiperinflación no tiene sentido, porque como la hiperinflación sigue tú conviertes la moneda hoy y esa moneda pierde validez al año, como ocurrió con el bolívar soberano”, explica Alvarado a Efe.

“Seguramente va a hacer falta otra reconversión, pero, más que una reconversión, hay que acabar con la hiperinflación”, añadió el legislador.

Cuando Maduro anunció su reconversión en 2018, destacó que los venezolanos ya se habían adelantado restando ceros a los precios de los productos, igual que está ocurriendo dos años después.

Entonces, como ocurre ahora, era más fácil realizar las operaciones comerciales si se corría la coma hacia la izquierda varias veces.

“La gente común en la calle no te dice un millón, sino 1.000, llega un momento en el que no pueden manejar una cifra”, señala Alvarado.

Pero el vendedor Díaz encuentra una razón más patriótica para restarle ceros al bolívar, una divisa que usa el nombre del mayor prócer de la independencia latinoamericana, Simón Bolívar.

“Lo hacemos para no terminar de poner por el suelo a nuestra moneda”, dice.

EL DÓLAR GANA TERRENO

En Venezuela, también toma forma una dolarización de facto, que impuso la ciudadanía ante el ahogo económico y que es vista con buenos ojos por Maduro, que en días pasados la consideró como un “respiro” para la golpeada economía venezolana.

Ya es común que productos de bajo costo sean ofrecidos en dólares, algo que un par de años atrás solo se hacía con grandes bienes como viviendas o autos de lujo.

“En Venezuela la unidad de referencia ya no es el bolívar, la unidad de referencia es el dólar”, dice al respecto Alvarado.

El diputado pone como ejemplo una transacción cualquiera por 1.47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKU.000 de unidades del signo local.

“Son un montón de ceros, eso es mucho. La devaluación refuerza el uso del dólar”, apunta.

En la calle, Díaz asegura que vender en dólares es una medida más efectiva que restar ceros al bolívar para acercar a los compradores al precio real de un producto.

“Como la moneda está mega devaluada uno dolariza los productos”, dice sobre los aperitivos que vende por un dólar. “La escasez de los billetes nacionales y la devaluación no nos permite trabajar con la moneda local”, agrega.

Pero vender en dólares no siempre es una buena opción en un país donde rige un control de cambios y nadie conoce el origen de los billetes estadounidenses que comienzan a inundar la economía.

A veces, Díaz no encuentra monedas para dar cambios o no sabe si el papel que le ponen en la mano es legítimo o falso.

Por situaciones como esta, parte de los 12 dólares que gana en promedio cada día se cuentan en bolívares, una moneda que ya casi nadie duda que está agonizando.

OEA: “elecciones de Maduro consolida la dictadura de Venezuela”

El proyecto de resolución obtuvo 21 votos a favor, tres más de los necesarios para ser aprobado. Bolivia y México votaron en contra y hubo cinco abstenciones y 6 países ausentes.

Boicoteadas por la oposición y muy criticadas por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina, las elecciones las ganaron la alianza de partidos que apoyan a Maduro, cuyo gobierno no es reconocido por más de 50 países, entre ellos Estados Unidos.  La oposición -que hasta ahora contaba con mayoría en la Asamblea Nacional- llamó a la abstención y sólo hubo una participación de 30% del electorado.

Régimen de Maduro “socava el sistema democrático”

La resolución condena la estrategia “consistente y deliberada” de Maduro de “socavar el sistema democrático y la separación de poderes, incluso a través de la instalación de una entidad no democráticamente electa resultante de las elecciones fraudulentas”.

 Los países señalaron que esta estrategia “consolida a Venezuela como una dictadura”. Las elecciones no fueron “libres ni justas de conformidad con las condiciones establecidas en el derecho internacional”, en un contexto donde no han sido liberados los presos políticos y hay una “falta de independencia de la autoridad electoral”, se afirma en la resolución.

En respuesta a estas elecciones, Juan Guaidó, el jefe del Parlamento que estará en funciones hasta enero de 2021, impulsa un plebiscito online en rechazo de los comicios del domingo. Guaidó es reconocido como presidente encargado por medio centenar de países, entre ellos Estados Unidos, que consideran que Maduro fue reelegido para un segundo mandato de forma irregular.

El gobierno de Maduro se retiró en abril de 2019 de la OEA y el asiento del país en la organización lo ocupa Gustavo Tarre, nombrado por la mayoría opositora de la Asamblea Nacional.

Oposición venezolana inicia consulta popular para enfrentar al régimen bolivariano

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró que la convocatoria a elecciones parlamentarias del gobierno en disputa de Nicolás Maduro está “derrotada” e invitó a los venezolanos a participar en la consulta popular que arrancó este lunes 7 de diciembre y culmina con una jornada presencial el sábado 12 de diciembre.

“La gran respuesta, la cachetada que usted quiere dar a Maduro, a la dictadura, a la pobreza, a la indignidad que pretenden, es en la calle y es el 12 de diciembre. Organizados y movilizados en la consulta popular”, indicó Guaidó durante un encuentro con la prensa.

El presidente interino aseguró que en las elecciones parlamentarias de este domingo prevaleció “el rechazo absoluto y la dignidad del venezolano por querer elegir su futuro en Venezuela. Eso fue lo que se expresó mayoritariamente”.

De acuerdo al primer boletín del Consejo Nacional Electoral (CNE), la participación fue de 31%. Hasta ese momento, el chavismo había logrado el 67,6% de los votos. El gobierno de Estados Unidos ya expresó su rechazo a estos comicios; el Grupo Lima, también.

Modifican las preguntas de la consulta popular opositora venezolanaSi bien las preguntas son más cortas y se agregó una, la temática sigue siendo la misma. Ahora se le pregunta al pueblo, además, sobre la posible activación de la cooperación internacional.

“No hubo una elección ayer en Venezuela”, afirmó Guaidó, argumentando no solo el bajo número de participación, sino también lo que considera un “secuestro” de las tarjetas de los partidos y las inhabilitaciones, entre otros impedimentos del oficialismo.

“Lo importante para los que estamos aquí no fue quedarnos en nuestras casas. Fue estar preparados para salir a la calle”, apuntó el también presidente del Parlamento. Agregó que será una “respuesta contundente de un pueblo que se va expresar mayoritariamente en las calles”.

Para participar de forma digital, se dispuso una página web, la aplicación móvil Voatz y un canal de Telegram. Las tres preguntas de la consulta están relacionadas con la permanencia del presidente en disputa Nicolás Maduro en el poder, el rechazo a las parlamentarias y la ayuda internacional.

Según declaraciones de miembros del comité organizador de la consulta, las vías de participación web estaban “colapsadas” porque hasta ocho personas por segundo estaban intentando expresar su opinión.

La exmagistrada e integrante del comité organizador, Blanca Rosa Mármol de León, aseguró que la consulta es una forma de expresión “pacífica” y “democrática”, pero también un proceso interino requerido por la comunidad internacional

“La consulta es el medio para llegar a la ayuda internacional. Porque eso es lo que queremos con esta consulta”, apuntó.

A su entender, el caso de Venezuela va tener que ser puesto ante las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos. “Esta es una consulta que va arrojar un resultado de abrumadora aprobación”, afirmó.

“Alza la voz por Venezuela”: una actividad en rechazo a las cuestionadas elecciones del 6D

Desde que el Consejo Nacional Electoral (CNE), designado por el Tribunal Supremo de Justicia afín al régimen de Nicolás Maduro, convocó las elecciones parlamentarias para este domingo 6 de diciembre, más de 25 partidos políticos opositores en Venezuela se negaron a participar al considerar dichos comicios como fraudulentos.

Como respuesta a las parlamentarias, la Asamblea Nacional (AN) que encabeza el presidente interino, Juan Guaidó, convocó a la Consulta Popular para que los venezolanos expresen su voluntad.

La ONG Un Mundo Sin Mordaza también se pronunció contra las parlamentarias de este domingo. El organismo insta a los venezolanos a participar en la consulta que se llevará a cabo entre el 7 y 12 de diciembre. Además, promueve una campaña denominada “Alza la voz por Venezuela”.

¿Por qué las parlamentarias son consideradas como ilegítimas? 

Durante una rueda de prensa, Diamanti precisó que las parlamentarias de este domingo son ilegítimas porque el órgano que las convocó, el Consejo Nacional Electoral (CNE), fue designado por el TSJ que, según dijo, carece de validez jurídica.

“El CNE, usurpando funciones de la AN y del TSJ, ha allanado el camino para darle una fachada legal a una votación fraudulenta por medio de la desaplicación de la Ley Orgánica de Procesos Electorales y de la creación de una normativa para los nuevos comicios electorales con el que pretenden robar el voto a más de 15.000.000 venezolanos que se expresaron de manera democrática en la parlamentarias de finales de 2015”, expresó Diamanti.

Añadió que estos comicios, además, modificaron los mecanismos de selección de los representantes indígenas, quitándole el derecho de elegir de manera directa y universal a esa comunidad. Tal y como lo establece la Constitución de Venezuela.

“Usaron el TSJ ilegítimo para escoger los partidos de la oposición que van a participar. Persiguieron a los representantes legales de los mismos y les impusieron unas directivas escogidas”, puntualizó.

Diamanti mencionó que el CNE afín a Maduro diseñó un nuevo sistema de votación que no ha cumplido con los procesos de verificación reglamentarios. A su juicio las elecciones de este domingo no cuentan con la observación internacional independiente. Recordó que las Naciones Unidas y la Unión Europea (UE) rechazaron la invitación hecha por el régimen de Maduro para asistir como observadores internacionales.

Rechazamos este fraude electoral del 6 de diciembre y reiteramos que sus resultados no pueden ser reconocidos. Consideramos que la Asamblea Nacional eegida en 2015 seguirá siendo vigente hasta que se cuente con las debidas condiciones electorales para celebrar unas elecciones libres, justas y verificables que realmente represente la voluntad de todos los venezolanos”, sentenció.

Diamanti detalló que con la campaña “Alza la voz por Venezuela”, activistas en más de 20 ciudades del país, junto con 20 integrantes de otros países, se han pronunciado. No solo para protestar contra las cuestionadas elecciones parlamentarias, sino también para pedirle a los venezolanos que sigan luchando a pesar de la adversidad. 

Señaló que desde el 7 al 12 de diciembre se realizará la Consulta Popular en la que todos deben participar. Reiteró que se debe aprovechar cada oportunidad que se presente para plasmar el rechazo en contra del régimen de Maduro. También para seguir pidiendo apoyo para que un día los venezolanos “puedan recuperar la libertad”. 

Pronunciamiento de venezolanos en el exterior

Betzabeth Jaramillo, politóloga venezolana y responsable de asuntos migratorios de la Fundación Haciendo Panas en Ecuador, mencionó que la preocupación de los venezolanos dentro y fuera del país es qué ocurrirá luego de las elecciones de este domingo. Esto debido a que muchos tienen la expectativa de volver a casa y tener el país que un día tuvieron.

“Los que estamos fuera de Venezuela mantenemos comunicación con nuestros familiares. Sabemos que cada día la situación de la calidad de vida, los servicios y el acceso a garantías mínimas se siguen deteriorando”, indicó.

Señaló que por eso se debe alzar la voz por Venezuela. En ese sentido, detalló que desde Ecuador han realizado diferentes actividades en la ciudades de Quito, Guayaquil e Ibarra. Todas haciendo un llamado a los connacionales a que alcen la voz.

Elecciones parlamentarias en Venezuela: abstención entre 70 y 80%

La presidenta del Colegio Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Indira Alfonzo, ofreció el primer balance de resultados de las parlamentarias y aseguró que el 31% del padrón electoral participó.

Desde la sede del Poder Electoral, Alfonzo señaló que hasta la 1:41 de la mañana del 7 de diciembre, se han transmitido el 82,35% de las actas de votación. La cantidad de votos fue de 5.264.105 a nivel nacional. 

Por su parte, la oposición venezolana consideró que en el proceso electoral convocado por el madurismo carece de legitimidad y que la abstención fue del 82% .

De acuerdo con el economista Francisco Rodríguez, solo uno de cada 5 electores inscritos votó por los candidatos del gobierno, lo que significa que el chavismo redujo en 2 millones de sufragios su resultado en comparación con las cuestionadas presidenciales de 2018.

De manera anticipada los gobiernos de Estados Unidos y Colombia indicaron que no reconocen estos resultados, mientras que el expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien fungió de observador en el proceso comicial indicó que espera un cambio de posición en la Unión Europea.

La situación internacional del chavismo no parece cambiar demasiado, aunque refuerza su control institucional en el país.

Guaidó asegura que se mantendrá en su cargo de presidente interino de Venezuela

El líder opositor venezolano Juan Guaidó dijo ayer domingo que mantendrá sus funciones como presidente encargado de Venezuela, un cargo en el que le reconocen medio centenar de países ante la presunta usurpación que hace de la Presidencia el gobernante Nicolás Maduro.

Guaidó, un diputado por el costero estado Vargas, cercano a Caracas, proclamó un Gobierno interino a finales de enero de 2019, con base a la interpretación que hizo de varios artículos de la Constitución y amparado en su cargo como jefe del Parlamento, el único órgano que controla la oposición.

Entonces, fue reconocido de manera inmediata por Estados Unidos y varios países de la región, un respaldo que semanas más adelante se elevó al medio centenar.

Pero tras el boicot al que llamó en las elecciones parlamentarias de este domingo, Guaidó perderá su condición de jefe del poder Legislativo a partir del próximo 5 de enero, cuando se instalen los diputados electos esta jornada.

En este sentido, el opositor, que rechaza las elecciones y las califica como fraudulentas, adelantó que se acogerá al principio de “continuidad constitucional” para mantenerse al frente del Poder Legislativo.

“La legítima Asamblea Nacional (AN, Parlamento), yo, como presidente encargado, seguiremos aquí juntos, con ustedes, asumiendo no solamente el principio de continuidad constitucional, la responsabilidad del Parlamento y defendiendo la legítima misión que nos encomendó el pueblo de Venezuela”, dijo.

Más de 20.7 millones de venezolanos fueron llamados a las urnas este domingo para renovar el unicameral Parlamento del país sudamericano, pero Efe pudo constatar la baja participación de los electores a lo largo de la jornada.

Guaidó dijo en su mensaje que, más que abonar a la solución de la acuciante crisis que atraviesa el país, el evento elevará las diferencias entre el chavismo y la oposición.

“No lograrán levantar ninguna de las medidas de presión”, dijo el líder opositor en referencia a las sanciones internacionales contra funcionarios del gobierno de Maduro y contra varias empresas estatales.

“No lograrán alivianar la crisis hasta que haya democracia por ello. La crisis, lamentablemente, solo se va a profundizar”, enfatizó.

Asimismo, Guaidó reiteró su llamado a participar en una consulta popular, una herramienta que propuso como respuesta a las parlamentarias, que se celebrará entre el 7 y el 12 de diciembre.

Con información de EFE

Elecciones legislativas en Venezuela, entre apatía y legitimidad cuestionada

Las elecciones parlamentarias en Venezuela han sido cuestionadas por gran parte de la comunidad internacional.

Indira Alfonzo, la nueva presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, anunció con entusiasmo que todo está listo para las elecciones: “Queremos decirles que todo está dispuesto; solo faltas tú, con tu voto, con tu decisión, para que el 6 de diciembre elijamos a los parlamentarios y parlamentarias de la Asamblea Nacional”, dijo.

Pero en las calles no se vio el entusiasmo electoral de otros años en el cierre de campañas. Sin duda, la pandemia ha sido un factor que contribuye a la falta de interés del electorado. Pero un factor más relevante es la posición de los diputados opositores que continúan apoyando a Juan Guaidó y cuyos partidos no van a participar en las elecciones parlamentarias por tildarlas de fraude. Los países que apoyan a la oposición tampoco reconocerán los resultados de estas elecciones, asignando poca credibilidad al proceso, por lo que se estima que la abstención podría alcanzar un 70 por ciento. Las pasadas elecciones parlamentarias de 2015 registraron una alta participación, de un 73,62 por ciento.

Las elecciones parlamentarias no solo están enmarcadas en tiempo de pandemia, sino que en Venezuela también hay una severa crisis humanitaria compleja, además de 3 años de hiperinflación, colapso de los servicios públicos y una aguda escasez de gasolina que mantiene a miles de personas haciendo filas de horas y días para poder cargar combustible.

Ausencia del sector más importante de la oposición

Son varias las irregularidades que enmarcan estas elecciones que se realizan con el propósito de recuperar el parlamento en nombre del chavismo y legitimar los procesos electorales que desde el 2018 están siendo cuestionados por evidencias de fraude. El periodista político Pedro Pablo Peñaloza indica que “la oposición venezolana encabezada por Juan Guaidó decide no participar porque precisamente cuestiona el desempeño del CNE y su nombramiento. Hay que recordar que este CNE no se escogió según lo establecido en la Constitución, sino que se pasó por encima al parlamento y el chavismo lleva este proceso de designación al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de manera que termina imponiendo un CNE a su medida. Claramente  uno de los problemas que tiene esta elección viene de ese CNE, que no es considerado un árbitro imparcial”.

Peñaloza considera claro que “no están dadas las condiciones para una elección transparente”, comenzando por la ausencia del sector más importante de la oposición, encabezada por Juan Guaidó. “Hay que recordar que participan partidos que han sido intervenidos judicialmente por el mismo TSJ del chavismo, por lo que no puede considerarse que sean representativos de la oposición”. En consecuencia, afirma que Maduro “marcha sin enemigos en este proceso. Lo que se espera es que tenga una mayoría de los dos tercios, dado que prácticamente corre solo”. A su juicio, “esta elección ha sido diseñada para desplazar a la oposición, para liquidar a Juan Guaidó, a los principales partidos de la oposición venezolana. Ese es el plan del chavismo: arrasar con esa oposición. No por casualidad se está anunciando persecución judicial”. 

El factor internacional 

La convocatoria a las elecciones parlamentarias ha sido cuestionada por gran parte de la comunidad internacional. La Unión Europea, la OEA, el Grupo Internacional de Contacto, el Grupo de Lima, han manifestado su rechazo.

En un intento por legitimar el proceso, Nicolás Maduro, ha anunciado que habrá más de 300 expertos internacionales quienes observarán el proceso electoral. Sin ofrecer mayores detalles, dijo que los expertos provienen “de los más importantes institutos de desarrollo de técnica electoral de América Latina y el Caribe. Vienen observadores internacionales de Europa, Asia, África, América Latina, el Caribe y de Estados Unidos inclusive”, según reseña el portal de Telesur.

Extraoficialmente se conoció que entre los observadores se encuentran miembros de la CEPAL, representantes de Rusia, Turquía y el Grupo de Puebla. Eloy Torres, internacionalista, diplomático, profesor de la UCV, considera que “es significativo que justamente Rusia y Turquía, cuyos gobiernos han sido acusados de violentar las reglas de juego electoral en sus países, sean los que vengan a pontificar y a darle su buena pro a un proceso que está plagado de acusaciones”.

Torres agrega que la sociedad venezolana es una sociedad dividida: “Hay unos que plantean la urgencia de participar, porque creen en la buena fe de los representantes de gobierno, mientras otro sector de la oposición rechaza abiertamente la participación, porque considera es un proceso amañado, manipulado. Esto multiplica la tensión interna que vive Venezuela y que se ha expandido a nivel internacional por cuanto el gobierno, en efecto, busca un proceso de legitimación internacional y quizá estas elecciones le caerían como anillo al dedo”.

A juicio del internacionalista, el hecho de que la Unión Europea, Estados Unidos y la OEA no reconozcan el proceso electoral, “genera una mayor tensión. Hay varios actores internacionales que se mueven en Venezuela, unos intentan legitimar el gobierno de Maduro y otros al gobierno interino de Juan Guidó, pero en la perspectiva de que sirva a los intereses de múltiples actores que se mueven a nivel global”.

Venezuela baja el telón de una campaña casi monocolor con el chavismo prometiendo aplastar a la disidencia

Venezuela cerró la campaña para las elecciones legislativas del domingo, que ha sido prácticamente un desfile monocolor chavista sin ninguna alternativa fuerte, si bien el sector opositor liderado por Juan Guaidó no participará en la contienda al considerarla un fraude.

El acto más llamativo del día lo protagonizó el presidente Nicolás Maduro, que se desvistió de su cargo para poner el cierre en un gran acto de su partido en el centro de Caracas, en el que, como ha sido norma en toda la campaña, el respeto a las medidas para prevenir la covid-19 brilló por su ausencia.

PARA MADURO, UNA OPORTUNIDAD DE MEDIR FUERZAS

“Esta elección es una oportunidad para medir fuerzas, para ver quién tiene más pulso, el imperialismo norteamericano y la oposición rastrera o el pueblo bolivariano”, dijo el mandatario subido a la tarima y frente a miles de simpatizantes del gobernante Partido Socialista Unido (PSUV).

De ese duelo, según el mandatario, dependerá su permanencia en el poder, pues Maduro ha ofrecido irse del palacio presidencial de Miraflores si el oficialismo pierde estas votaciones a las que no acude Guaidó, reconocido presidente interino de Venezuela por unos 50 países.

Pese a que los grandes nombres de la oposición no acudirán a las elecciones, sí lo harán sus partidos, intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Tras la intervención, nombró como líderes de los partidos a antiguos militantes expulsados de las organizaciones y acusados de corrupción por sus excompañeros, dejando de lado a aquellos políticos que los encabezaban hasta ese momento.

De este modo, los partidos de oposición estarán en la tarjeta electoral del domingo por decisión de los líderes impuestos por el Supremo y pese al rechazo de los políticos a los que los militantes pusieron al frente de las organizaciones.

También acudirá otro sector de la oposición, menor que el que encabeza Guaidó y compuesto por partidos sin mucha trayectoria.

Ni los unos ni los otros han tenido una presencia notable en la campaña, en la mayoría de los casos, una tónica que no ha cambiado en la última jornada en la que han pasado desapercibidos, tanto en las calles como en las redes sociales.

Pese a ello, Maduro reiteró que si los opositores “tienen más votos” se va de la Presidencia.

“Me voy (…) si perdemos, me voy de Miraflores el mismo domingo”, reiteró.

ATAQUES Al SECTOR DE GUAIDÓ

El jefe de Estado responsabilizó a la oposición mayoritaria, que controla la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) desde enero de 2016, de la crisis que vive el país y que se ha intensificado en el último quinquenio hasta llegar a un 80 % de pobreza extrema en la actualidad, según estimaciones.

Han sido “cinco años de conspiraciones, de intentos de golpe de Estado, de sanciones crueles”, resumió.

Por primera vez, Maduro reconoció que, con medio dólar al mes, el país tiene el salario mínimo más bajo de América Latina y el Caribe, un monto que es devengado por un tercio de la población, entre ellos millones de obreros y pensionistas.

Sobre la pandemia por covid-19, que en el país ha dejado unos 900 muertos, aseguró que las cifras de contagios se han contenido pese al levantamiento de los controles sanitarios decretado por el Ejecutivo desde esta semana.

“La cosa se ha portado bien (…) no ha aumentado el número de casos, si nos cuidamos va a ir mejor”, sostuvo.

EL CHAVISMO DISIDENTE RECLAMA SU ESPACIO

No muy lejos, a la sombra del Panteón Nacional que alberga los restos de Simón Bolívar, hizo su cierre de campaña la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), una coalición compuesta por varios partidos que se consideran continuadores de las políticas de Hugo Chávez y hasta que llegó esta campaña habían sido aliados del PSUV.

Coaligados alrededor de las siglas del Partido Comunista de Venezuela (PCV), denunciaron que el Gobierno ha tratado de invisibilizar su propuesta obstaculizando el acceso a los canales del Estado e incluso tapando su logo en las transmisiones oficiales.

Entre ellos, hay militantes del partido Patria Para Todos (PPT) y Tendencias Unificadas Para Alcanzar el Movimiento de Acción Revolucionaria Organizada (Tupamaro), dos de los tradicionales aliados del chavismo que también han sido intervenidos y sus siglas transferidas a la alianza que encabeza el PSUV.

Queda, por tanto, la suerte echada de cara al domingo, fecha en la que, según proyecciones, la abstención será la protagonista, la misma que trata de vencer el chavismo.

Venezuela cierra noviembre con una devaluación de 50,90 % en su moneda

 Venezuela cierra este lunes el mes de noviembre con una devaluación de 50,90 % en su moneda nacional, el bolívar, frente al dólar estadounidense, la divisa con que se completan la mayoría de las operaciones comerciales en el país.
Según el Banco Central de Venezuela (BCV), que ofrece la cotización oficial, un dólar estadounidense pasó de 515.919 bolívares a principios de mes a 1.050.811 al cierre de esta jornada.
Este incremento reportado por el ente emisor muestra que el precio de la divisa estadounidense se encareció un 103,68 % solo en noviembre, lo que provocó, entre otras cosas, que los comercios cambiasen las tarifas de productos y servicios casi diariamente.
Mientras tanto, en el mercado paralelo, que rige casi toda la actividad económica en el país, el bolívar se ha devaluado aun más.
Allí, el dólar estadounidense se canjea hoy por 1.214.053 bolívares, un indicador que puede variar un poco hacia arriba o hacia abajo dependiendo del portal de referencia que se use, entre los numerosos que existen.
El bolívar ha pasado por dos procesos de reconversión monetaria: en 2008, perdió tres ceros y pasó a llamarse bolívar fuerte, mientras que, a mediados de 2018, le restaron otros cinco ceros con lo que fue rebautizado como bolívar soberano, el actual.

Ante esa inestabilidad de la moneda local, Venezuela vive un proceso de dolarización de facto o “espontánea”, con lo que la mayor parte de los productos que se ofrecen a la venta se calculan en dólares, y existe la posibilidad de pagar en divisas o en bolívares.
Con todo, el salario mínimo legal que devengan cerca de 10 millones de trabajadores y pensionistas se mantiene en 400.000 bolívares, es decir, un tercio de la población recibe al mes menos de 50 centavos de dólar mientras que una familia necesita cerca de 300 dólares para cubrir los gastos más básicos.
(c) Agencia EFE












    

Uribe advierte que mientras Maduro tenga de aliados a China y Rusia las sanciones de EEUU “probablemente” no tengan efecto

El expresidente colombiano Álvaro Uribe ha manifestado su escepticismo, tanto ante el resultado de las sanciones impuestas al régimen de Nicolás Maduro, como al diálogo con los dirigentes chavistas. Afirma que, “históricamente el intento de diálogo con Venezuela es inútil. Todos los intentos de diálogo en Venezuela han sido inútiles. Mire la Iglesia Católica, cuánto ha insistido, y ha sido inútil…

El político recuerda que las sanciones no van a hacer daño mientras haya países como China o Rusia que respalden y ayuden a la dictadura. También cree que no va a haber una intervención internacional y que “la tiranía de Venezuela ha conseguido la lealtad de altos mandos militares y de la guardia nacional, enriqueciéndolos con corrupción”. Y añade que “estoy pesimista sobre cualquier salida y muy pensativo sobre que esa dictadura se está estabilizando”.

En una entrevista publicada en el diario español El Mundo, Uribe se lamenta de los tentáculos del régimen de Venezuela en su país, Colombia, “El chavismo tiene muchos delegados en Colombia bregando para tomar el poder, lo que haría un daño enorme a nuestra democracia y posibilidades económicas y sociales. Hay un neocomunismo solapado que haría mucho daño”.

El expresidente confirma sus temores sobre lo que pueda pasar en las elecciones colombianas de 2022 ante la perspectiva de la injerencia venezolana. Asevera que en su nación hay un chavismo encubierto y que “está en una coincidencia total con (el partido español) Podemos”.

En relación con Podemos, Uribe destaca que “la intervención de Podemos en América Latina y en Colombia le crea a uno todas las preocupaciones frente a Podemos”. Y completa sus afirmaciones diciendo que “si miramos el presente y el futuro, yo tengo mucha preocupación con Podemos por lo que de Podemos hemos conocido en América Latina. Una cosa es el PSOE, su orientación histórica; otra cosa es Podemos en sus ambiciones totalitarias”.

Leopoldo López: “las circunstancias me obligaron a salir de Venezuela”


El político venezolano Leopoldo López, comisionado para el Centro del Gobierno Interino de Juan Guaidó, compareció ante la prensa en el Palacio de Bellas Artes, en Madrid. Ciudad a la que llegó el pasado sábado tras salir de la residencia del embajador de España en Venezuela, donde permaneció por más de un año.

Durante su primer encuentro con la prensa el dirigente opositor hizo un recorrido por lo que fueron sus siete años detenido, así como la nueva ruta que conducirá ahora que está en el exilio.

Una de los primeros mensajes que dirigió Leopoldo López fue al gobierno de España. Agradeció la solidaridad por recibirlo a él y también a su familia.

También envió sus agradecimientos a la prensa nacional e internacional, así como a sus compañeros de partido, sus familiares y al pueblo venezolano.

“Yo no quería salir de Venezuela, siempre se lo dijo a mi esposa y le dije a ella que lo dijera en mi nombre, pero lamentablemente las circunstancias me llevaron a hacerlo”, agregó.

Tres objetivos

López aseguró que seguirá trabajando desde el exilio por la causa venezolana. En ese sentido, dijo que se centrará en tres objetivos:

  • Promover e impulsar que se pueda materializar una elección presidencial libre y justa.
  • Hacer lo que corresponda para que los responsables de violaciones de DD HH en Venezuela sean sometidos a la justicia internacional.
  • Buscar mecanismos para proveer ayuda humanitaria a venezolanos.

We will come back

Pese a la tristeza que aseguró sentir por abandonar Venezuela, el comisionado del gobierno interino aseguró que él y muchos venezolanos regresar al país para recuperar la democracia.

“Yo no quería salir de Venezuela. Lamentablemente las circunstancias me llevaron a salir de Venezuela. Recojo las palabras de Rómulo Betancourt cuando dijo we will come back. Nosotros vamos a regresar a Venezuela para liberarla”, expresó.

Encuentro con Pedro Sánchez

López fue recibido en la sede del Partido Socialista Obrero de España (PSOE) por el presidente del gobierno español Pedro Sánchez Castejón.

El dirigente político estaba refugiado en la residencia del embajador desde el 30 de abril del año 2019, luego de que fracasara la “Operación Libertad”, un movimiento militar en el que López salió de su arresto domiciliario.