Tag: VENTAS

El Cyber Monday registró un récord de ventas en EE.UU de US$10.800 millones

El «ciberlunes» ha marcado un nuevo récord de ventas por internet en Estados Unidos, con un aumento del 15,1% respecto al año pasado hasta alcanzar los 10.800 millones de dólares, según informó este martes la empresa Adobe Analytics.

La firma, que analiza transacciones de 80 de los 100 minoristas en línea más grandes del país, había estimado una cifra mucho mayor para esta jornada de compras, de 12.700 millones, pero los analistas señalan que ha influido el reparto de ofertas a lo largo del mes.

Para el conjunto de noviembre, que aglutina otros días de consumo como Acción de Gracias o el «Black Friday», Adobe había calculado que los estadounidenses gastarían 189.000 millones, pero finalmente han sido 100.300 millones, casi un 30 % menos que el año pasado.

Tras la recomendación de las autoridades sanitarias de evitar las aglomeraciones frente a la pandemia, las grandes superficies comenzaron a ofrecer descuentos a principio de mes o incluso a mitad de octubre, y muchos consumidores han optado por internet para comprar.

En el «Black Friday» hubo un aumento del gasto por internet de casi el 22 % respecto al año pasado, hasta unos 9.000 millones de dólares, de acuerdo a Adobe, mientras que el tráfico físico en los establecimientos se desplomó un 52 %, según datos de Sensormatic Solutions.

La víspera, Acción de Gracias, una jornada típica de reunión familiar en la que muchos consumidores salen ya de compras después de cenar el famoso pavo asado, el gasto en línea también subió un 22 % interanual, hasta 5.100 millones.

La prevención contra el Coronavirus transforma los hábitos de compra de la gente

Radiografía del Consumidor, el estudio más abarcador de la industria de alimentos comisionado por la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), reveló que los cambios de comportamiento que ha traído el encierro provocado por el Covid-19 ha transformado la compra de alimentos en el hogar.

Según se desprende del estudio, el gasto mensual incrementó en 18%, de $422 a $500, en comparación con 2019, cifra superior al año en que pasó el huracán María por la Isla, cuando el gasto se situó en los $458, la cifra más elevada hasta ahora.

Contrario a lo que solía ser la modalidad —acorde con los estudios pasados—, este año es el esposo quien en un 33% efectúa la compra de alimentos, seguido por la esposa, con el 31%. De igual manera, un 51% de los entrevistados también está haciendo las compras para los padres o suegros.

Como en años anteriores, los supermercados siguen siendo el canal de compras más patrocinado, experimentando, —en el pico de la pandemia— un alza de 8%. Asimismo, las tiendas de conveniencias reflejaron un crecimiento de 18%. Además, el 24% de los encuestados aseguró haber utilizado alguna plataforma digital para la compra de alimentos. Este sector tuvo un aumento de 60% comparado con 2019.

Ante la prolongación del tiempo de encierro, Radiografía del Consumidor identifica el alza en la frecuencia de las visitas a los supermercados, registrando ocho visitas promedio al mes, comparado con seis el pasado año, para un incremento de 33%. La cantidad de visitas mensuales a las tiendas de conveniencia y farmacias aumentó también de 1.4 a 4.3 y de 1 a 6, respectivamente.

El estudio adjudicó esta tendencia alcista a que las personas están desayunando nuevamente en sus hogares, las necesidades del consumidor que trabaja remoto, los cambios en los patrones de consumo y la necesidad de opciones para la merienda de los estudiantes en el hogar. A ello sumó el que ahora las familias están cenando en sus casas en ocasiones especiales y fines de semana, a la vez que todavía hay muchos restaurantes operando de manera limitada.

Reportan que la venta de pijamas se ha disparado en medio de la pandemia

El coronavirus ha cambiado drásticamente la manera en que las personas compran: lo que ha provocado importantes ofertas para algunos productos y fuertes incrementos de precio en otros.

Las compras en línea se dispararon el mes pasado, según un estudio de Adobe Analytics publicado el jueves pasado, dice CNN en español. Y no es una sorpresa: muchas personas no pueden o no quieren salir de casa para ir de compras en medio de la pandemia.

El aumento masivo de las compras en línea puso a abril al nivel de una venta gigante de Black Friday (o Viernes Negro, en español), sostuvo Adobe Analytics. Para algunos minoristas, el tráfico en línea durante ese mes le hizo competencia a las cifras registradas durante el Black Friday. Otras compañías dejaron grandes descuentos en artículos que no se vendieron bien durante la pandemia, ofreciendo así a los clientes ofertas similares a las del Viernes Negro. Las pijamas son productos que registraron gran demanda de los consumidores, en estos tiempos de pandemia.

Trabajar desde casa en la era del coronavirus significa que los estadounidenses están comprando en línea muchos más comestibles y muchos menos pantalones.

Ahora, para convencer a los clientes de comprar, las tiendas de ropa en línea bajaron sus precios. Estos almacenes se vieron obligados a reducir el valor de las prendas en un 12% en promedio, entre marzo y abril. Es la mayor disminución de precios en un mes registrada por Adobe Analytics.

Eso ayudó a impulsar las ventas de ropa, que aumentaron un 34% durante el mismo periodo.

“Nunca hemos visto algo así en el negocio de la ropa”, señaló Vivek Pandya, analista principal del grupo de información digital de Adobe. “En este momento [las compañías de ropa] están experimentando el tipo de precios que normalmente tendrían durante el Black Friday”, añadió.