Tag: VICE PRESIDENTA

Designación de Kamala Harris reimpulsa a Biden entre votantes latinos

La integración de Kamala Harris como su posible vicepresidenta dio al exvicepresidente Joe Biden un reimpulso entre votantes latinos y afroamericanos y afectó la intención de voto para el presidente Donald Trump.

Un reporte del diario La Opinión, firmado por Jesús García informó que el sondeo del Centro de Participación de Votantes (VPC), una organización no partidista y sin fines de lucro, en asociación con el Centro de Información para el Votante (CVI), reveló que hubo un impulso de casi 6 puntos porcentuales a favor de Biden, mientras que redujo el apoyo al republicano en 9 puntos porcentuales, un impulso neto de 15 puntos para Biden, según los resultados.

Antes del anuncio, el 59 por ciento de los encuestados hispanos dijeron que votarían por Biden, en comparación con el 26 por ciento que dijo lo mismo de Trump. Tras la nominación de Harris, el 65 por ciento de los encuestados hispanos dijo que apoyaba a Biden, mientras que solo el 17 por ciento respaldo al Trump.

Entre los afroamericanos el impulso fue menor, de 11 puntos porcentuales netos, pero amplía la ventaja que el exvicepresidente ya tenía sobre el mandatario republicano.

Entre los hispanos hay un conocimiento limitado sobre cómo funciona el voto por correo, por lo que al 82% de los encuestados les gustaría recibir instrucciones claras sobre cómo registrarse para ejercer ese derecho.

“Estos datos dejan en claro que los votantes latinos están comprometidos a votar en noviembre, pero se necesita mucha más información sobre el voto por correo que varía drásticamente de un estado a otro”, consideró Albert Morales, director senior de Política de Latino Decisions. “Esta encuesta es la primera en demostrar que el senador Harris tiene el potencial de impulsar la campaña de Biden con los latinos”.

El presidente Trump ha difundido, sin pruebas, que el voto por correo provocará “un gran fraude electoral”, pero expertos consideran que esto solamente suma mitos sobre el proceso.https://52e41c401f83d0750d6f1cdf93abb62b.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

“El miedo y la falta de información de los votantes afroamericanos y latinos en torno al voto por correo es extremadamente preocupante con menos de tres meses para las elecciones de noviembre”, consideró Page Gardner, fundador y presidente de la junta de VPC y CVI. “Votar por correo es seguro y eficaz, pero está claro que se debe proporcionar más información a los votantes”.

Aunque la encuesta revela un incremento de intención de voto para Biden, todavía está lejos del 72% que tenía Hillary Clinton en 2016, por lo que la integración de Harris es calificada como una selección positiva, igual que entre afroamericanos.

“El vicepresidente Biden se hizo un gran servicio al nombrar a la senadora Kamala Harris como su compañera de fórmula”, dijo Henry Fernández, director ejecutivo de African American Research Collaborative.

Kamala Harris acepta la candidatura demócrata a la Vicepresidencia: “Estamos preparados para lo que viene”

La senadora californiana, Kamala Harris, aceptó la noche de ayer miércoles la candidatura demócrata a la Vicepresidencia de Estados Unidos y se convirtió así oficialmente en la primera mujer negra e indiodescendiente que un partido grande nomina para el puesto. Harris dijo que ella y Joe Biden están “preparados para lo que viene”.

“Estoy aquí como testimonio del trabajo de generaciones anteriores a la mía“, dijo Harris al iniciar su discurso de aceptación. La ya oficialmente candidata a vicepresidenta celebró el centenario del voto femenino este año, pero recordó que no todas las mujeres pudieron ejercer el voto en ese momento.

“Sin fanfarria ni reconocimiento, se organizaron, testificaron, se manifestaron, marcharon y lucharon, no solo por su voto, sino por un asiento en la mesa. Estas mujeres y las generaciones que siguieron trabajaron para hacer que la democracia y las oportunidades fueran reales en las vidas de todos”, dijo en homenaje a las mujeres negras que han dado la batalla por la igualdad. “Allanaron el camino para el liderazgo pionero de Barack Obama y Hillary Clinton”, afirmó.

El candidato demócrata, Joe Biden, se comprometió a elegir a una mujer como compañera de fórmula. Tras las protestas multitudinarias que recorrieron este verano el país para exigir justicia racial, el exvicepresidente recibió presiones para que su número dos fuera una mujer negra y se decantó por Harris tras un largo proceso en el que barajó docenas de nombres.

Harris, hija de inmigrantes de India y Jamaica, habló en su discurso de la historia de su familia, no solo en la que nació sino también “la que se elige”. “Cómo desearía que mi madre estuviera aquí“, dijo justo antes de aceptar su nominación.

Aunque algunos referentes de movimientos progresistas han criticado su trayectoria como fiscal general del estado dorado, las raíces de la californiana y su lucha por los derechos civiles han sido acogidas con esperanza en el seno de organizaciones que defienden los derechos migrantes y también entre grupos latinos.

Uno de los compromisos que destacó la candidata a vicepresidenta fue la lucha contra el racismo, “un mal para el que no hay vacuna”. Habló de las muertes a manos de policías de “George Floyd, Breona Taylor y muchos más”, que provocaron la mencionada ola de manifestaciones de hace unos meses.

“Esto no es coincidencia. Es el resultado de racismo estructural, de desigualdades en educación, tecnología, cuidado médico, vivienda, seguridad laboral y transporte”, destacó la senadora al referirse también a cómo el coronavirus ha afectado con mayor dureza a las comunidades racializadas, entre las que incluyó a la latina.

Harris lanzó un mensaje de esperanza y fuerza para conseguir “los Estados Unidos que sabemos posible, los Estados Unidos que amamos”. “Luchemos con convicción, luchemos con fuerza y compromiso por los demás”, dijo durante el momento más esperado de la noche.

La intervención de Kamala Harris fue la última de la tercera noche de la Convención Nacional Demócrata. Antes de ella, y también en horario estelar, Barack Obama salió a la conquista del voto indeciso. Lo hizo con una fuerte crítica a Trump y mostrándose convencido de que su “hermano” Joe Biden es la mejor opción para el país.

¿Quién es Kamala Harris, candidata demócrata a la vice presidencia de Estados Unidos?

Kamala Devi Harris, nació en Oakland, California, el 20 de octubre de 1964. De 55 años de edad, ejerció como fiscal de distrito de San Francisco y como fiscal general de California antes de dar el salto a la política, en 2017, cuando obtuvo un escaño en el Senado de EE.UU.

Se graduó en derecho de la Universidad Howard y del Hastings College of the Law de la Universidad de California. En la década de 1990, trabajó en la Oficina del Fiscal de Distrito de San Francisco y en la Oficina del Fiscal de la Ciudad de San Francisco. En 2004, fue elegida Fiscal de Distrito de San Francisco.

Su madre, Shyamala Gopalan Harris, fue una científica especialista en cáncer de mama que emigró a los Estados Unidos desde Madrás (hoy Chennai), India, en 1960. Ella insistió en darle a sus hijas nombres sánscritos derivados de la mitología hindú para ayudar a preservar su identidad cultural.​ Su padre, Donald Harris, es un profesor de economía de la Universidad de Stanford que emigró de Jamaica en 1961 para cursar estudios de posgrado en economía en la Universidad de California en Berkeley

Su bagaje fue, precisamente, uno de los aspectos que Biden destacó al anunciar su nombre.

“Antes, cuando Kamala era fiscal general, trabajó estrechamente con Beau”, tuiteó el demócrata, en referencia a su fallecido hijo Beau Biden, quien ejerció de fiscal general en el estado de Delaware. “Les vi hacer frente a grandes bancos, elevar a la gente trabajadora y proteger a mujeres y niños de abusos. Estaba orgulloso entonces, y ahora estoy orgulloso de contar con ella como compañera en esta campaña”.

Tras una vida dedicada al servicio público, Harris ganó especial relevancia el año pasado, cuando anunció que aspiraría a la Casa Blanca en las elecciones del 3 de noviembre.

Su decisión le llevó a enfrentarse a Biden por la nominación del partido. Fue ella, precisamente, quien puso en mayores aprietos al exvicepresidente al cuestionar algunas de sus decisiones pasadas, como su colaboración con políticos que apoyaban la segregación racial.

En un principio, Harris era una de las aspirantes con mayor apoyo, pero fue perdiendo fuelle, por lo que acabó retirándose de la campaña en diciembre. El pasado 3 de marzo, expresó su apoyo a la campaña presidencial de Biden.

Foto: Agencia EFE

Joe Biden elige a la senadora Kamala Harris como su candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos

El candidato a la presidencia de los Estados Unidos por el partido demócrata, Joe Biden eligió a la senadora Kamala Harris como su compañera de fórmula, apostando a que sus vínculos con la comunidad afroamericana y su autodenominación como una “fiscal progresista” ayudarán a impulsarlo a la Casa Blanca, informa Bloomberg News.

Harris, de 55 años, quien se postuló contra Biden en las primarias presidenciales demócratas, se convierte en la primera mujer negra y la primera asiático-estadounidense en una candidatura presidencial de un partido importante. Conocida como un activista agresiva, la senadora por California ganó tres veces las elecciones estatales en el estado más poblado de Estados Unidos.

Construyó su carrera temprana como fiscal de distrito de San Francisco y más tarde como fiscal general de California.

Sepa quienes son las aspirantes a ser la compañera de fórmula del candidato demócrata Joe Biden

La inminente elección de Joe Biden de su compañera de fórmula para disputarle la reelección a Donald Trump el 3 de noviembre desató una danza de nombres sobre quién opta a ser la primera vicepresidenta de Estados Unidos. 

Si bien algunos estudios muestran que la decisión tendrá poco impacto en la intención de voto de Biden, que supera al mandatario republicano en las encuestas, otros creen que podría marcar la diferencia, movilizando a más votantes negros o del Medio Oeste que optaron por Trump en 2016.

Aquí las principales mencionadas:

– Kamala Harris –

“Mi madre a menudo me decía: Kamala, tal vez seas la primera en lograr muchas cosas. Asegúrate de no ser la última”, le gustaba repetir a la senadora de 55 años durante las primarias demócratas. 

Desde el comienzo de su carrera, esta hija de inmigrantes de Jamaica y de India ha roto barreras. Después de dos períodos como fiscal en San Francisco (2004-2011), fue elegida dos veces fiscal de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer, pero también en la primera persona negra, en dirigir los servicios judiciales del estado más poblado del país. 

Luego, en enero de 2017, se juramentó en el Senado en Washington, convirtiéndose en la primera mujer con raíces en el sur de Asia en llegar a la Cámara Alta en la historia de Estados Unidos, y en la segunda senadora negra.

Harris creció en Oakland, en la California progresista de los años 1960, orgullosa de la lucha por los derechos civiles de sus padres. 

Conoce bien al candidato demócrata y era cercana a su hijo Beau Biden, quien murió de cáncer en 2015. Pero la también precandidata demócrata, sorprendió al atacar con virulencia a Biden durante el primer debate del partido, en 2019, cuestionando sus posiciones sobre políticas para acabar con la segregación racial en la década de 1970.

Entonces contó conmovida, cómo, cuando era niña, viajaba en uno de los autobuses que llevaban a escolares negros a barrios blancos. El intercambio la hizo disparar en las encuestas, pero rápidamente retrocedió, mientras bregaba por definir el rumbo de su candidatura. 

Después de abandonar las primarias en diciembre, declaró su apoyo a Biden en marzo. Pero algunos aliados del exvicepresidente de Barack Obama no perdonan a la senadora por no haberse retractado lo suficiente de sus críticas y advierten contra una compañera de fórmula demasiado “ambiciosa”, una apreciación considerada sexista por los partidarios de Harris.

– Susan Rice –

No hay dudas sobre la experiencia de Susan Rice: embajadora ante las Naciones Unidas y luego asesora de seguridad nacional bajo la presidencia de Barack Obama, estaría lista desde el primer día para ayudar a Biden en cuestiones delicadas de política exterior. 

Conocida por no ser siempre muy diplomática, esta afroestadounidense de 55 años aprendió a luchar con Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU de 2009 a 2013 y, por lo tanto, sabría mostrar la firmeza que el candidato demócrata quiere encarnar contra los adversarios de Estados Unidos. 

Según diplomáticos, tontería (“crap”) y estupidez (“bullshit”) son parte de su vocabulario habitual. Esta especialista en África, marcada por el genocidio de 1994 en Ruanda, que presenció impotente en el gobierno de Bill Clinton, también conoce perfectamente el funcionamiento de la Casa Blanca. 

Biden “tiene una gran relación con ella, trabajaron juntos durante ocho años muy, muy de cerca, y eso significa mucho para alguien como él”, dijo David Barker, profesor de la American University en Washington. 

Pero Rice, nacida en Washington de padres universitarios, y con diplomas prestigiosos, nunca pasó por una campaña electoral y podría verse como ajena a las realidades del Estados Unidos profundo. 

También se vio salpicada por la controversia sobre el ataque de 2012 contra la misión diplomática estadounidense en Benghazi, Libia. Esto la obligó en ese momento a renunciar a postularse para secretaria de Estado, y ahora la convertiría en blanco de los trumpistas.

– Karen Bass –

Poco conocida a pesar de su larga carrera parlamentaria, Karen Bass se sorprendió al verse en los últimos días entre las favoritas para acompañar a Biden. 

Es precisamente el discreto perfil de esta congresista por California lo que podría complacer al candidato, que la vería como la leal mano derecha que fue él para Obama. 

Con 66 años, Bass lidera el grupo de congresistas negros que redactó un proyecto de ley de reforma policial con el nombre de George Floyd. Llegada a la Cámara Baja en 2011, esta exasistente médica fue elegida previamente para la Asamblea de California en 2004, de la cual se convirtió, en 2008, en la primera presidenta afroestadounidense. 

Pero sus posiciones marcadas claramente a la izquierda podrían motivar ataques republicanos. Los votantes de origen cubano, clave para ganar Florida, podrían disgustarse con sus comentarios de 2016 tras la muerte de Fidel Castro: “La desaparición del ‘Comandante en Jefe’ es una gran pérdida para el pueblo cubano”, escribió entonces. 

Biden comparte una gran tragedia con Bass: la pérdida de hijos. El exvicepresidente a menudo cuenta cómo el recuerdo de la muerte de su hija y su primera esposa en 1972, en un accidente automovilístico, y luego de su hijo mayor, dejó un “agujero negro” en su pecho.

Bass perdió a su hija y a su hijastro en un accidente de tránsito en 2006. “Después de perder a mis hijos, puedo hacer cualquier cosa”, respondió en julio a la revista The Atlantic, que le preguntó sobre la dureza de una campaña presidencial.

– Elizabeth Warren –

Impulsada por entusiastas simpatizantes, esta senadora progresista de Massachusetts fue un tiempo favorita en las primarias demócratas antes de caer en las encuestas para luego tirar la toalla a principios de marzo. 

En lugar de brindar su apoyo a Bernie Sanders, el otro precandidato tan a la izquierda como ella, decidió apoyar a Biden en abril. 

A pesar de las críticas durante las primarias, desde entonces ha hecho una campaña activa por su otrora rival, un moderado.

Con esa feroz crítica de Wall Street a su lado, Biden podría atraer a los votantes más izquierdistas pero también a afroestadounidenses, entre los cuales obtuvo mejores puntajes en las encuestas que Kamala Harris. 

Pero a los 71 años, a Warren le resultaría difícil encarnar a la próxima generación. Y su programa podría asustar a los moderados y dar argumentos a la campaña de Trump, que describe a Biden como un “títere” de la “izquierda radical”. 

También sería atacada por los orígenes nativo americanos que dice tener y que llevaron a Trump a apodarla “Pocahontas”. Además, de ser nominada, el gobernador republicano de Massachusetts podría llenar su vacante del Senado, costándole a los demócratas una banca crucial.

– Tammy Duckworth –

Mucho menos conocida que sus colegas Harris y Warren, la senadora Tammy Duckworth, una exmilitar de origen asiático que perdió ambas piernas en Irak, podría reforzar una de las fortalezas de Biden: su humanidad y su empatía.

Nacida en Bangkok, esta mujer de 52 años anda en silla de ruedas por los pasillos del Congreso en Washington, donde representa a Illinois, un estado industrial del cual fue elegida por primera vez a la Cámara de Representantes de 2013 a 2017, y luego al Senado. 

Hija de un militar estadounidense y una tailandesa, se alistó en el ejército y los marines, antes de ser herida en Irak en 2004, cuando el helicóptero que copilotaba fue abatido por insurgentes. Amputada de ambas piernas, se unió al gobierno de Obama en el muy poderoso Departamento de Asuntos de Veteranos.

Según Barker, esta “heroína de guerra”, en un país que adora a sus veteranos, puede atraer a “una parte importante del electorado”.

– Michelle Lujan Grisham –

La primera demócrata gobernadora de Nuevo México, una de las figuras hispanas más prominentes de Estados Unidos, puede ser la apuesta de Biden para sumar votos entre la minoría más importante del país.

Esta abogada nuevomexicana de 60 años representó a su estado en el Congreso en Washington de 2013 a 2018, donde fue elegida en 2016 para presidir el grupo de la bancada hispana. Su experiencia ejecutiva no se limita a la gobernación: de 2004 a 2007 fue secretaria de Salud estatal y muchos especulan que, de no ser la compañera de fórmula de Biden, podría encabezar el Departamento de Salud en un gobierno demócrata.

Descendiente de una familia de destacados juristas y políticos de Nuevo México, ha sido una dura crítica de Trump. “Necesitamos un líder que sea respetado, amable, justo y ético”, dijo recientemente sobre Biden, a quien considera su mentor.

En los últimos meses se ha especulado también que Biden puede elegir a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, o a la legisladora de Florida Val Demings, o incluso a la senadora de Wisconsin Tammy Baldwin. Aunque también podría buscar el efecto sorpresa y revelar un nombre inesperado.

Senadora Kamala Harris se perfila como candidata a vicepresidenta de Biden

En medio de las protestas por el racismo y la brutalidad policial en todo el país, la senadora estadounidense Kamala Harris puede haber encontrado un poderoso impulso, que la eludió en su fallida precandidatura presidencial, y que ahora podría convertirla en la candidata demócrata a la vicepresidencia.

Harris, la única mujer negra en el Senado de Estados Unidos, ha marchado en las calles y ha patrocinado una nueva legislación de reforma policial en el Congreso, y además ha sido una enérgica defensora del cambio social y una feroz crítica del presidente Donald Trump.

La senadora de California, de 55 años, también se ha convertido en una aliada clave del candidato demócrata Joe Biden, dispuesto a desafiar al mandatario republicano en las elecciones del 3 de noviembre, en un momento de la campaña en que se ha puesto al frente de la carrera.

Biden, de 77 años, enfrenta la presión dentro de su partido para que elija a una mujer negra como su compañera de fórmula. Donantes demócratas, estrategas y cercanos a su campaña dijeron en entrevistas que piensan que es cada vez más probable que elija a Harris.

El día después de que Biden voló a Houston y se reunió con la familia de George Floyd, el hombre afroamericano cuya muerte el mes pasado bajo custodia de la policía de Mineápolis provocó manifestaciones, Harris encabezó un evento de recaudación de fondos en línea que le reportó 3,5 millones de dólares a Biden.

“Ella entiende el momento”, dijo Marc Lasry, presidente de Avenue Capital Group y miembro del comité nacional de finanzas de Biden. “Quieren a alguien que mueva a la gente y ella parece ser esa persona”.

Un estratega demócrata con relaciones con el círculo de Biden fue aún más contundente y dijo que los recientes acontecimientos casi obligan a Biden a elegir una mujer negra y que Harris es la opción más práctica.

“Va a ser Harris. Siempre iba a ser Harris. Iba a ser Harris incluso cuando Joe Biden no pensaba que fuera a ser Harris”, dijo el estratega, hablando con la condición del anonimato. “En algún momento, intentaba convencerse a sí mismo de que los negros le tenían tal simpatía que podía elegir a alguien como Amy Klobuchar”.

Ni las oficinas de Biden ni las de Harris hicieron comentarios. Biden ha dicho que espera anunciar su elección para la vicepresidencia antes del 1 de agosto. Harris ha dicho que el candidato debería seleccionar a quien le ayude a vencer a Trump.