Tag: VICTORIA

Congreso declaró presidente a Biden tras violentos disturbios; Trump aceptó la transición

El vicepresidente Mike Pence anunció poco después de las 3:40 a.m. del hoy, hora de Washington DC, que Joe Biden había ganado la presidencia, después de que el Congreso completara el conteo de los votos de los Colegios Electorales.

Poco después, el mandatario Donald Trump emitió una declaración diciendo que, si bien “está totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones y los hechos me dan la razón, habrá una transición ordenada el 20 de enero”, citó CBS News.

Lo que se consideró en gran parte como un último paso meramente formal antes de la toma de posesión de Biden el 20 de enero, se había convertido ayer en una tarde de caos que dejó al menos cuatro personas muertas y pedidos de destituir a Trump, después de que una multitud de sus seguidores, tras escuchar su discurso en la Casa Blanca, irrumpiera en el Capitolio en un esfuerzo por detener el proceso de conteo de votos.

“El Congreso que validó la victoria de Biden no era el mismo que se había reunido catorce horas antes para empezar a contar los votos electorales de cada estado en los comicios de noviembre, como demostraron los destrozos en la sede de la Cámara de Representantes”, acotó EFE.

Después de casi cuatro horas de asalto de los seguidores de Trump, que marcharon hacia el Congreso incitados por el propio presidente saliente, los legisladores de ambos partidos consideraron importante retomar la misma noche del miércoles la sesión que interrumpió la inaudita insurrección en Washington.

“A quienes desataron hoy (miércoles) el caos en nuestro Capitolio: ustedes no han ganado. La violencia nunca gana”, dijo el vicepresidente saliente, Mike Pence, cuando se reanudó la sesión conjunta de ambas cámaras, a última hora del miércoles.

Inmediatamente después, Trump distribuyó un comunicado en el que se comprometía a “una transición ordenada el 20 de enero”, cuando Biden llegará al poder, aunque volvió a mostrarse “totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones”.

“Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurar que sólo se contaban los votos legales. ¡Aunque esto representa el fin del mejor primer mandato en la historia presidencial, sólo es el comienzo de nuestra lucha para Hacer a Estados Unidos Grande de Nuevo!”, añadió Trump, citando su lema electoral.

La declaración de Trump, publicada en Twitter no en su cuenta habitual, sino en la de su asesor de comunicaciones Dan Scavino, fue probablemente lo más cerca que estará el mandatario saliente de reconocer la derrota en las elecciones, algo que ha prometido a sus seguidores que “nunca” hará.

Puerto Rico: Terapista respiratoria fue la primera boricua en recibir vacuna contra el Covid-19

Luego de meses con restricciones y medidas con el fin de frenar la propagación del coronavirus (Covid-19), dio inicio hoy en Puerto Rico la primera fase de la histórica administración de la vacuna contra el novel virus.

Uno de los hospitales autorizados a administrar la vacuna desarrollada por Pfizer/BioNTech es el Ashford Hospital, en el Condado, donde las primeras personas en recibir las dosis fueron la terapista respiratoria Yahaira Alicea, quien atendió a la primera persona paciente de Covid-19 confirmada hospitalizada en la Isla, y el doctor Manuel Velilla, quien es el miembro activo de mayor edad en la facultad médica de la referida institución hospitalaria.

Asimismo, recibieron la dosis el urólogo Eduardo Canto, la enfermera epidemióloga Hilda Alemán, quien también administró la vacuna a los otros cuatro recipientes, y la enfermera de salud ocupacional Melissa Valentín.

“Estoy orgullosa de ser la primera puertorriqueña. Espero que muchas personas me sigan y se vacunen porque eso es lo que queremos, que esta pandemia termine, salgamos de este encierro que tenemos y esta lucha que tenemos los profesionales de la salud”, expresó Alicea.

Agregó que “tenemos que confiar en estas personas que han hecho esta vacuna para resolver este problema que tenemos”.

Por su parte, el ginecólogo Melilla recomendó la vacuna pues “hay muchas personas mayores que estamos en riesgo. Si empiezan a vacunar a todas esas personas, será un alivio bien grande”.

Todos recibirán la segunda dosis de la vacuna en 21 días, tal como se establece.

La institución médica apuntó que espera vacunar a unos 100 empleados diarios hasta llegar a alrededor de 1,000 para el mes de enero.

Inicialmente, el hospital informó que la vacunación iniciaría ayer tras recibir 975 dosis de la vacuna. Sin embargo, después se indicó que la misma sería pospuesta para hoy por solicitud de La Fortaleza.

Biden triunfa en Michigan y adelanta: “vamos a ganar”

El exvicepresidente Joe Biden logró imponerse en Michigan, lo que lo acerca a los 270 votos electorales camino a la Casa Blanca.

En una conferencia de prensa, el demócrata pidió respetar la decisión de los votantes, luego de que más de 150 millones de personas salieron a emitir su voto.

“Aquí, la gente manda. El poder no se puede tomar ni hacer valer. Proviene de la gente… Y es su voluntad la que determina quién será presidente de los Estados Unidos y sólo su voluntad”, expresó.

El demócrata dio un discurso en Wilmington, Delaware, donde celebró la participación de los votantes, que le dieron el triunfo en el voto popular con más de 70 millones.

Adelantó que ganará, pero no quiso celebrar antes de tiempo.

“No estoy aquí para declarar que hemos ganado. Pero estoy aquí para informar cuando el conteo ha terminado, creemos que vamos a ganar”, expresó.

Al demócrata le fue reconocido el triunfo en Wisconsin y suma 253 votos electorales contra 213 del presidente Donald Trump.

En tanto, la campaña del republicano prepara acciones legales en Wisconsin, Michigan y Pensilvania.

Victoria en Pennsylvania sería crucial tanto para Trump como para Biden, pero los resultados tardarán

Los 20 votos electorales de Pennsylvania serían cruciales tanto para que el presidente Donald Trump como para que el demócrata Joe Biden consigan los 270 votos necesarios para ganar la Casa Blanca en estos comicios presidenciales.

Trump ganó allí en 2016, como lo hizo también en los otros dos estados del llamado “muro azul”, Michigan y Wisconsin. Pero Biden, que nació en Scranton, ha mantenido una modesta ventaja en las encuestas.

La clave para el demócrata sería conseguir una buena participación en Philadelphia, sobre todo entre los votantes negros y latinos y en los suburbios aledaños. Trump lo tiene más difícil. Necesita mantenerse o aumentar su margen en las áreas rurales del estado y esperar que su respuesta violenta no juegue en su contra en suburbios y centros urbanos.

Pero los resultados en Pennsylvania se harán esperar. Los pronósticos apuntan que el conteo inicial favorecerá a Trump, aunque la balanza se inclinaría a favor de Biden a medida de que se contabilizan los votos por correos.

La razón que hará que los resultados se demoren es que los votos anticipados no se pueden procesar hasta el día de las elecciones y algunos condados podrían no comenzar con el recuento hasta que cierren las urnas. Algunos de ellos, señala CNN, no empezarán hasta el miércoles, algo que deja claro que no habrá resultados definitivos la noche del martes.

Biden: “Estamos en camino de ganar la elección”

El candidato demócrata Joe Biden se dirigió a la nación a las 12.30 a.m. del 4 de noviembre aunque los resultados de la elección presidencial aún está en juego, con los estados indecisos.

Biden habló brevemente desde Wilmington, en Delaware, y agradeció al pueblo su participación en estas elecciones y reiteró su confianza en los resultados.

“Creemos que estamos camino de ganar esta elección”, dijo Biden. “Sabíamos por el volumen sin precedente de voto por correo que esto tardaría bastante, pero tenemos que ser pacientes, y esperaremos hasta que se cuenten todos los votos”.

Biden se mostró confiado de ganar Arizona, Wisconsin, Michigan y -cuando se termine de contar- Pennsylvania. Además dijo que estaba “vivo” en Georgia.

Biden cerró su aparición en público con un llamado a la esperanza en los resultados de las elecciones.

Puerto Rico: resultados preliminares ponen a Jenniffer González en la delantera de Comisionado Residente

Los resultados preliminares de la contienda electoral presentaron hoy, martes, en la delantera a la candidata a la Comisaría Residente por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Jenniffer González Colón.

Según los resultados, González Colón contó con 29,410 de votos lo que refleja como un 51.9 por ciento.

Por otro lado, Aníbal Acevedo Vilá candidato por el Partido Popular Democrático (PPD) obtuvo el 36.8 por ciento con 20,874 de los votos.

Sin embargo, la página de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) estuvo teniendo problemas de conexión.

Analista: Biden sigue arriba en las encuestas pero Trump puede arrebatarle los colegios electorales

Ya ha llegado la primera ronda de encuestas de calidad en EEUU tras las convenciones de los dos partidos, y el resultado es bastante positivo para el candidato demócrata, Joe Biden, que ha salvado la primera ‘bola de partido’ sin grandes cambios y mantiene su ventaja a nivel nacional. Sin embargo, las encuestas estatales siguen apuntando a la posibilidad de que, como en 2016, el candidato más votado en el país pierda por la mínima un puñado de estados clave y la presidencia, aunque Biden aún tiene algo más de colchón que Hillary Clinton entonces.

Así lo analiza el periodista Víctor Ventura en El Economista,es. Señala que las semanas de convenciones, en las que los candidatos de cada partido reciben cuatro días enteros de propaganda política gratuita en todas las televisiones del país, coinciden siempre con picos de apoyo para cada aspirante en los sondeos, que suelen reducirse al poco tiempo. Lo sorprendente de este año es, de hecho, lo poco que se han movido: antes de las convenciones, Biden lideraba por 8 puntos. En la semana posterior a la convención demócrata, Biden subió ligeramente por encima de los 9 puntos de media. Y la ola de encuestas posterior a la convención republicana sitúa a al exvicepresidente liderando por unos 7 puntos. Por comparar, tras la convención republicana de 2016, Trump adelantó a Clinton en las encuestas por unas décimas.

Los de este año son unos movimientos minúsculos, comparados con los históricos. En las elecciones de 1988, los candidatos llegaron a subir más de 10 puntos cada uno tras su convención. Y hasta el propio Trump logró subir 3 puntos tras su gran evento en 2016. Este año, los dos aspirantes apenas han visto moverse sus números en un solo punto, lo que indica, de nuevo, la histórica estabilidad de la campaña.

Estos datos, además, apuntan a las nulas posibilidades que tiene Trump de conseguir más votos a nivel nacional, algo que tampoco consiguió en 2016. Desde hace más de tres décadas, todos los candidatos se han puesto por delante en la media de encuestas en la semana posterior a sus convenciones, hasta el propio Trump en las anteriores elecciones. Las únicas excepciones -George Bush padre en 1992 y Bob Dole en 1996- fueron seguidas de sendas derrotas contra Bill Clinton. Parece poco probable que Trump pueda remontar esos 8 puntos de margen si, en su mejor semana de todo el año, apenas ha sido capaz de arañar uno.

La media de encuestas de FiveThirtyEight sitúa a Trump unos 4 puntos por detrás de Biden en los estados clave

Por supuesto, la clave es que las elecciones de EEUU se realizan a nivel nacional y Trump no necesita ser el candidato más votado para ser nombrado presidente: le basta con sacar un solo voto más que su rival en estados que sumen 270 escaños al Colegio Electoral, una cámara que se reúne en diciembre por un día únicamente para nombrar al mandatario para los próximos cuatro años.

Y allí las opciones de Trump son algo mejores. La media de encuestas de FiveThirtyEight sitúa a Trump unos 4 puntos por detrás de Biden en los estados que con más seguridad decidirán al vencedor nacional: Pensilvania, Florida y Arizona. Si Biden gana Michigan y Wisconsin -en los que su margen se parece más a la media nacional-, Trump aún podría mantenerse en la Casa Blanca si gana estos tres estados, por minúscula que sea su ventaja. Al fin y al cabo, en 2016 ganó el trío de estados clave -Pensilvania, Michigan y Wisconsin- por menos de un 1% en cada uno. Menos de 80.000 papeletas -de más de 130 millones- en tres estados decidieron al vencedor.

La diferencia es que este año las encuestas están más planas que entonces, los indecisos que auparon a Trump en el último momento han caído a mínimos -cerca de un 6%, y muchos de ellos votarán a partidos minoritarios- y la última vez que hubo elecciones a nivel nacional, las legislativas de 2018, dieron un resultado muy similar al que señalan las encuestas ahora: los demócratas ganaron por 9 puntos y se llevaron Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Arizona, un grupo que bastaría para dar la victoria a Biden. Además, los sondeos de este miércoles indican que los ciudadanos confían más en Biden para mantener el orden por 8 puntos, según Morning Consult, y no creen que las protestas vayan a frenarse si Trump es reelegido, según YouGov. El terreno en el que Trump ha decidido moverse, en otras palabras, no es el mejor para él.

La clave para Biden: cinco puntos

Sea como fuere, el analista de encuestas Nate Silver sitúa en los 5 puntos el margen por el que Biden necesita ganar a nivel nacional para garantizar una victoria en el Colegio Electoral. “Entre 4 y 5 puntos, gana un 89% de las veces. Más de 5 puntos, gana un 99%” según sus cálculos, explicó. Sin embargo, si cae al margen por el que ganó Clinton, entre 2 y 3 puntos, el resultado será igual de ajustado que entonces, con apenas un puñado de papeletas entre uno y otro en los estados decisivos: un 46% de probabilidades para Biden y un 56% para Trump. Cualquier resultado mejor para el republicano -perder por 2 puntos o menos- garantizaría su reelección.

El próximo viernes las urnas se abrirán en Carolina del Norte, donde más de 600.000 personas recibirán una papeleta para votar por correo. Este estado, muy igualado entre ambos, podría ser una ‘opción B’ para Biden si se cae alguno de los otros. Pero, por el momento, las encuestas siguen apuntando a un escenario en el que Biden es el favorito. La pregunta sigue siendo si a Trump le queda alguna carta que jugar para llevarlos a un terreno más favorable para él. Pero el sistema electoral estadounidense hace que la diferencia en votos entre un escenario en el que Trump gane en escaños por la mínima y uno en el que Biden aplaste al presidente con más de 370 escaños sea muy pequeña.