Tag: VISAS

Biden relajaría restricciones de visa a estudiantes internacionales

Las reglas de inmigración para estudiantes internacionales en universidades de Estados Unidos han pasado por múltiples cambios bajo la administración Trump. En su plan de transición, el proyectado presidente electo Joe Biden propone cambiar algunas de ellas para relajar las restricciones en las visas.

Biden, no se refiere específicamente a estudiantes internacionales de licenciatura en su ‘Plan para Asegurar Nuestros Valores como una Nación de Inmigrantes’.  Pero afirma que aumentará el número de visas para “la inmigración permanente basada en el empleo, y promoverá mecanismos para reducir temporalmente el número de visas durante tiempos de alto desempleo en Estados Unidos”.

Los estudiantes internacionales identifican las barreras que hay para las oportunidades de empleo permanente en Estados Unidos como una de las razones por la que algunos no escogen al país como un destino educativo, según el Instituto para la Educación Internacional (IIE, por sus siglas en inglés).

“Los estudiantes internacionales son bienvenidos”, ratifica Estados UnidosAunque la declaración del Departamento de Estado reafirma la bienvenida a los estudiantes internacionales, confirma que “aún tendrán que obtener la visa apropiada y pueden estar sujetos a otras restricciones de viaje o procesamiento de visa debido a la COVID-19”.

Las universidades estadounidenses inscribieron a más de un millón de estudiantes internacionales el año pasado, pero tras décadas de incrementos, la inscripción se ha estancado en los últimos dos años”, dice el IIE.

La emisión de visas de estudiante F-1 ha disminuido en los últimos cuatro años, según datos del Departamento de Estado. Durante el año fiscal 2016, se emitieron 502.214 visas F-1. En el 2017, el número fue reducido a 421.008.

Las visas de estudiantes son emitidas por el Departamento de Estado y administradas por el Departamento de Seguridad Nacional.

“Biden cree que graduados extranjeros de un programa estadounidense de doctorado deberían recibir una tarjeta de residencia con sus diplomas y que perder a estos altamente cualificados trabajadores ante economías extranjeras es un perjuicio a nuestra propia competitividad económica”, dice la página web del proyectado presidente electo.

La mayoría de los estudiantes internacionales vienen con visas F-1. Tras graduarse algunos solicitan participar en un programa que les permite trabajar en su área de estudio por hasta doce meses. Estudiantes especializados en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) pueden extender su estadía laboral hasta los 24 meses.

Los estudiantes interesados en permanecer en Estados Unidos y adquirir experiencia laboral, especialmente aquellos en campos STEM, piden la visa H-1B después de su primer estadía laboral.

Más del 30% de los estudiantes internacionales vienen de China y un 20% de India. Esos estudiantes típicamente buscan títulos en materias STEM, según el IIE.

El presidente Trump se enfocó en casos de robo de propiedad intelectual por parte de estudiantes internacionales que trabajaban en compañías estadounidenses o agencias federales, como el fundamento para reducir la inmigración de estudiantes. La administración también citó el espionaje entre estudiantes internacionales y trabajadores invitados para justificar las limitaciones a su acceso a Estados Unidos.

Los estudiantes internacionales contribuyeron 45.000 millones de dólares a la economía estadounidense y generaron 458.290 empleos en el año académico 2018-2019, según la Asociación de Educadores Internacionales.

Asimismo, estudiantes de un país cuyos visitantes sobrepasen su estadía autorizada en más de un 10% o aquellos de países que el Departamento de Estado tenga en su lista de patrocinadores del terrorismo, serían limitados a dos años. El Departamento de Seguridad Nacional aceptó comentarios de la ciudadanía hasta el 26 de octubre y la regla sigue bajo consideración.

California demanda al gobierno de EE.UU. por restricción de visas a estudiantes internacionalesLa Universidad de California también anunció tomará medidas legales y así se sumaría a otras instituciones que ya lo hicieron como la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts. (MIT).

Julio 2020: La agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) anunció una modificación que llevaría a los estudiantes internacionales registrados sólo en cursos virtuales en universidades estadounidenses, a estar presentes en los recintos universitarios durante la pandemia, o arriesgarse a ser deportados.

La modificación fue anulada luego que la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts presentaron una demanda contra ICE con firmas de apoyo de funcionarios de por lo menos 200 universidades estadounidenses.

Junio 2020: La administración Trump emitió una orden suspendiendo las visas H-1B, J y otras visas de trabajo temporal. La prohibición afectó a solicitantes hasta finales de este año.

Mayo 2020: El 29 de mayo, el presidente Trump emitió una orden ejecutiva prohibiendo que estudiantes de posgrado chinos con visas F o J pudieran entrar al país.

Las personas con visas J pueden participar en programas de intercambio académico de estudio y trabajo en Estados Unidos.

La Casa Blanca publicó varias declaraciones diciendo que China estaba involucrada en adquirir tecnología estadounidense y propiedad intelectual “en parte para robustecer la modernización de sus fuerzas armadas” y que algunos “estudiantes chinos de posgrado e investigadores posdoctorado operan como recolectores no tradicionales de propiedad intelectual. La orden no afectó a estudiantes chinos de licenciatura o a residentes permanentes.

China ha enviado el mayor número de estudiantes internacionales a Estados Unidos durante 10 años consecutivos: 369.548 de un total de 1.095.299 en 2019, según el Instituto para la Educación Internacional.

La regla estableció un “período máximo de estadía autorizada” para reducir las tasas de permanencia no autorizada y para disminuir “la confusión sobre cuánto tiempo se pueden quedar legalmente en Estados Unidos”.

Junio 2019: Estudiantes internacionales crearon peticiones o escribieron cartas citando los prolongados tiempos de procesamiento para las autorizaciones federales de empleo y le pidieron ayuda a sus universidades. Algunos estudiantes perdieron pasantías laborales y dinero gastado en vivienda y vuelos de avión.

Mayo 2019: El Departamento de Seguridad Nacional anunció aumentos en los cobros por gestiones inmigratorias de estudiantes internacionales, visitantes de intercambio y otras escuelas.

Para estudiantes internacionales con visas F o M, el cargo aumentó de 200 a 350 dólares. Para los visitantes de intercambio, el cargo por la visa J aumentó de 180 a 220 dólares. Las visas M le permiten a estudiantes internacionales participar en estudios vocaciones no académicos. Las visas J le permiten a estudiantes o académicos internacionales participar en programas de trabajo y estudio mediante intercambios con universidades estadounidenses.

Reducción de estudiantes extranjeros golpeará finanzas de universidades de EE.UU.El miedo al COVID-19 ya era un problema, y ahora las restricciones de visas a estudiantes extranjeros tienen a las universidades preparándose para una fuerte reducción de los estudiantes internacionales y los ingresos que estos representan.

Para escuelas con certificación vocacional, donde los estudiantes necesitan visas F o M, la solicitud de certificación pasó de 1700 a 3.000 dólares.

Mayo 2018: El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) emitió un memorándum cambiando la forma en que calculan “la presencia ilegal” de no inmigrantes con visas F, J y M, y sus dependientes. Los graduados que sobrepasen en período de estadía de sus visas podrían afrontar bajo dicha política una exclusión de poder entrar a Estados Unidos durante 10 años.

El cambio busca “reducir el número de casos en que se pasaban del tiempo de estadía” y para “mejorar como USCIS implementa las bases para no admisibilidad debido a presencia ilegal” en Estados Unidos”, indicó USCIS.

USCIS publicó un memorándum con una revisión a dicha política tras recibir retroalimentación del público.

Los afectados fueron personas con visas de inmigrante o no inmigrante de Irán, Siria, Sudán, Somalia, Libia y Yemen, incluyendo a estudiantes. La lista, desde entonces, ha sido enmendada y ahora aplica a 13 países.

El diario The New York Times reportó que unos 17.000 estudiantes en Estados Unidos fueron impactados por la prohibición, la mayoría de ellos en universidades en el nordeste del país y California.

EEUU reduce número de visas para trabajadores calificados

El gobierno de Estados Unidos anunció ayer martes planes para reducir drásticamente los límites a las visas para trabajadores altamente especializados, una medida que funcionarios dijeron era una prioridad debido a la pérdida de empleos causada por la pandemia de coronavirus.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional y del Departamento del Trabajo dijeron que las nuevas reglas para lo que es conocido como el programa H1-B restringirán quiénes pueden obtener una visa de trabajo e impondrán requerimientos salariales adicionales a las compañías que pretendan contratar a trabajadores extranjeros.

El secretario interino de seguridad nacional Ken Cuccinelli dijo que una tercera parte de las personas que han solicitado visas H1-B en años recientes habrían sido rechazadas bajo las nuevas reglas, que incluirán además límites al número de ocupaciones especializadas disponibles en el programa.

En junio, el presidente Donald Trump emitió una orden en la que suspendió temporalmente el programa H1-B hasta fin de año.

Las nuevas reglas reflejan un intento de mayor calado para reducir la inmigración legal e ilegal, un asunto importante para los simpatizantes de Trump, aunque menos prominente en su campaña este año que en el 2016.

Un nuevo requerimiento de que los empleadores paguen salarios más elevados a los trabajadores extranjeros entrará en vigor en los próximos días, reflejo de la necesidad de ayudar al mercado laboral a recuperarse de la parálisis causada por el coronavirus, dijo el subsecretario de Trabajo Patrick Pizzella.

“Con millones de estadounidenses buscando trabajo en momentos en que la economía todavía no se recupera, se necesita una acción inmediata de protección contra el riesgo que la mano de obra extranjera de bajo costo puede representar para el bienestar de los trabajadores estadounidenses”, dijo Pizzella.

El programa H1-B fue creado durante la presidencia de George H.W. Bush para ayudar a las compañías a cubrir puestos especializados en momentos en que el sector tecnológico comenzaba su auge y era más difícil encontrar a trabajadores calificados. Muchas compañías insisten en que aún necesitan el programa para cubrir posiciones clave.

Entre sus críticos están líderes sindicales y personas que quieren límites a la inmigración legal. Pero los partidarios argumentan que los poseedores de visas H1-B no les quitan empleos a estadounidenses y ayudan a expandir la economía y a crear oportunidades.

Juez federal de EE.UU. frena bloqueo de Trump a visas de trabajo

Un juez federal de Estados Unidos ordenó la suspensión de algunas restricciones de visas impuestas por el gobierno de Donald Trump a trabajadores extranjeros capacitados, muy buscados por las firmas tecnológicas, informaron ayer jueves las organizaciones profesionales que las habían impugnado ante la justicia.

Amazon, Apple y Facebook se encuentran entre los gigantes tecnológicos y las organizaciones que firmaron una petición judicial que dice que la medida de bloquear las visas para trabajadores tomada por Trump perjudica al país.

El juez federal Jeffrey White en San Francisco otorgó una orden judicial preliminar, ordenando la suspensión inmediata de una serie de restricciones de visa, incluidas las visas H-1B, utilizadas por las empresas tecnológicas para contratar talentos en áreas con poca mano de obra disponible.

“Agradecemos que la corte reconoció el daño real e inmediato que estas restricciones han significado para los manufactureros y detuvo esa política equivocada hasta que la corte pueda considerar completamente el asunto”, dijo Linda Kelly, de la Asociación Nacional de Manufactureros, uno de los grupos que presentó la demanda.Trump excedió su autoridad

El juez concluyó que Trump excedió su autoridad en una orden ejecutiva que detuvo la emisión de visas de trabajo para no inmigrantes, según TechNet, otro de los grupos detrás de la demanda.

“Cualquier política u orden que obstaculice la capacidad de las empresas estadounidenses para encontrar trabajadores altamente calificados solo perjudica nuestra recuperación económica en este momento crítico”, dijo la director ejecutiva de TechNet, Linda Moore.

“A medida que continuamos trabajando para fortalecer nuestra cartera de talentos STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) nacional y empoderar a la fuerza laboral del mañana, debemos asegurarnos que los programas de visas permanezcan vigentes para cubrir la escasez critica de mano de obra altamente calificada”, agregó.

Los gigantes de Silicon Valley presentaron un escrito en apoyo a la demanda de la Cámara de Comercio y grupos comerciales contra una proclamación emitida por Trump en junio que suspendía las visas.

“La suspensión por parte del presidente de los programa de visas de no inmigrantes, supuestamente para ‘proteger’ a los trabajadores estadounidenses, en realidad perjudica a esos trabajadores, sus empleadores y la economía”, argumentó el informe respaldado por más de 50 empresas y organizaciones de tecnología.

Otros que se unieron a la petición fueron Microsoft, Twitter, Uber y el Consejo de la Industria de Tecnología de la Información.

La próxima semana arranca la lotería de visas; son 55.000 las disponibles

El Departamento de Estado informó que el 7 de octubre comienza el proceso para el programa de Visas de la Diversidad, mejor conocido como lotería de visas.

Para el año fiscal 2022, indicó, estarán disponibles hasta 55,000 “green card” de ese tipo.

Aunque no hay costo para registrarse, los solicitantes seleccionados en el programa deben cumplir con el proceso de elegibilidad, ya que en caso de ganar deberán pasar un proceso de evaluación migratoria regular.

“El Departamento de Estado determina a los seleccionados mediante un dibujo por computadora al azar”, indica la autoriad.

La distribución de las protecciones migratorias es entre seis regiones geográficas y ningún país puede recibir más del siete por ciento de los permisos disponibles en cualquier año.

También recordó que los originarios de 20 países y regiones no pueden aplicar al proceso, ya que más de 50,000 nativos de esas naciones inmigraron en los últimos cinco años.

Los países y regiones de donde puede haber aplicantes son: Bangladesh, Brasil, Canadá, China (incluida la RAE de Hong Kong), Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, México, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Corea del Sur, Reino Unido (excepto Irlanda del Norte) y sus territorios y Vietnam.

Los requisitos:

  • Tener al menos educación secundaria o su equivalente, definida como la finalización exitosa de un período de 12 años o curso de educación primaria y secundaria formal.
  • Dos años de experiencia laboral en los últimos cinco años en una ocupación que requiere al menos dos años de formación o experiencia para realizar.
  • Los solicitantes deben enviar las inscripciones para el programa DV-2022 electrónicamente en dvprogram.state.gov

Las solicitudes pueden enviarse a partir del miércoles 7 de octubre gasta el martes 10 de noviembre de 2020.

Aunque el presidente Donald Trump ha criticado este programa de visas, su Administración lo ha mantenido prácticamente intacto en cuanto aplicaciones, pero debido a la pandemia de coronavirus la prohibición migratoria afectó a miles de ganadores.

Orden de juez deja sin suerte a ganadores de visas de ingreso a EEUU

Un juez federal ordenó ayer miércoles al gobierno del presidente Donald Trump que reserve más de 9.000 lugares para ganadores de la lotería de visas afectados por el congelamiento que el gobierno dispuso este año a las tarjetas de residencia. Sin embargo, decenas de miles de otros ganadores de la lotería de visas no tendrán suerte.

El juez Amit Mehta reconoció que su orden significará que sólo se utilizará la mitad de las llamadas visas de diversidad que se emiten normalmente cada año. En su decisión, señaló que fue indulgente en su fallo con el Departamento de Estado debido al coronavirus.

Mehta rechazó una solicitud de los abogados para ordenar que se apartaran 30.000 lugares para ganadores de la lotería pero que aún no habían sido investigados. Como durante el año fiscal que concluyó el miércoles se emitieron 15.400 visas, las 30.000 adicionales que buscaban los activistas para los ganadores de la lotería habrían acercado el total al promedio anual de 47.404 de los últimos 18 años.

El juez dijo que era necesario considerar el impacto del COVID-19 en la capacidad de procesamiento del Departamento de Estado, por lo que ordenó que se apartaran 9.095 lugares.

“El problema con el número propuesto por los demandantes es que le piden a la corte que trate el año fiscal 2020 como si fuera un ‘año promedio’. Pero, resaltando lo obvio, no ha tenido nada de promedio”, declaró Mehta en su decisión. “La pandemia de COVID-19 ha causado alteraciones operativas a nivel mundial en las actividades consulares y de procesamiento de visas del Departamento de Estado”.

Estados Unidos pone a disposición hasta 55.000 visas al año para inmigrantes cuyas nacionalidades están subrepresentadas en la población del país.

Los ganadores son escogidos al azar entre unos 14 millones de solicitantes para que se les otorguen “green cards” que les permitirían vivir de manera permanente en Estados Unidos.

Sin embargo, los ganadores deben ser examinados y tener las visas en la mano para el 30 de septiembre del año en el que fueron elegidos o pierden su oportunidad.

Este año, el Departamento de Estado había emitido más de 12.000 visas para la lotería de 2020, cuando el presidente Donald Trump amplió en abril un congelamiento a la entrega de muchas tarjetas de residencia permanente afuera de Estados Unidos hasta finales de año, incluidas las visas de la lotería.

Denuncian que el gobierno americano quiere restringir las visas estudiantiles, de intercambio y de prensa

El Gobierno de Estados Unidos anunció este jueves una norma con la que prevé restringir la duración de los visados que se otorgan a estudiantes, extranjeros que permanecen en el país bajo la modalidad de intercambio y a los corresponsales de prensa internacional.

La medida, que este viernes saldrá publicada en el Registro Federal y se someterá a un período de recepción de comentarios durante los 30 días siguientes, afecta a los visados F para estudios académicos; J o denominadas de intercambio (que abarca profesores o académicos, estudiantes, aprendices, maestros, niñeras y consejeros de campamentos); e I, destinados a la prensa extranjera.

Sin embargo, no entrará en vigor sino hasta después de que el Gobierno reciba las opiniones y redacte el texto definitivo, un proceso que expertos estiman puede demorar un par de meses.

El anuncio lo hizo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), al señalar en un comunicado el “crecimiento significativo” de las solicitudes bajo estos programas y la necesidad de garantizar la “integridad” del sistema de inmigración estadounidense.

Además, el DHS aclaró que la normativa “no propone cambios a los requisitos subyacentes para cualificar para estas clasificaciones de no inmigrantes”.

EEUU da marcha atrás a medida de suspender de visas para estudiantes extranjeros

El Gobierno del presidente Donald Trump aceptó rescindir el viernes la suspensión de visas para los estudiantes extranjeros matriculados en universidades estadounidenses que ofrezcan todos sus estudios en línea, tras una demanda de 17 estados, el Distrito de Columbia, y de varias instituciones de educación superior.

En una audiencia en Boston (Massachusetts), en la que se iba a discutir la demanda iniciada por la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para revocar esta directiva, la jueza federal Allison Burroughs presentó la lectura de un acuerdo al que llegaron el gobierno federal y las instituciones académicas.

La audiencia se había programado con una duración de 90 minutos, ante la expectativa de una acalorada defensa de posiciones de ambas partes, pero en menos de dos minutos el gobierno y las universidades se pusieron de acuerdo en la retirada de la norma.

La resolución de este caso significa que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) retornará a sus directrices de marzo, que permiten que los estudiantes extranjeros permanezcan en EE.UU. aún si su universidad opta por dar la instrucción exclusivamente en línea durante la pandemia de COVID- 19.

La sorpresiva resolución de esta disputa deja sin efecto asimismo las demandas iniciadas por el estado de Nueva York, universidades del Oeste del país, la Universidad John Hopkins, de Maryland, y la coalición de estados encabezada por la fiscal general de Massachusetts, Maura Healey.,

También quedó sin causa la moción iniciada esta mañana por el fiscal general de California, Xavier Becerra, que solicitaba la intervención de los tribunales para bloquear la aplicación de la suspensión de visas hasta que hubiese un fallo judicial.

California, el estado con los sistemas educativos más grandes del país, con 180.000 estudiantes internacionales cada año, según datos de la Oficina del Fiscal General, iba a ser uno de los más afectados por esta orden de Trump.

Muchas universidades planean ofrecer una combinación de clases en línea y presenciales para proteger la salud del profesorado, los estudiantes y las comunidades circundantes durante la pandemia, según el diario The New York Times.

EE.UU desiste de retirar visas a universitarios extranjeros que sigan estudios en línea

El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump desistió de retirar los visados a estudiantes universitarios extranjeros que deban seguir estudios en línea a raíz de la pandemia de coronavirus, informó el martes una jueza federal de Boston.

La decisión, adoptada el 6 de julio por la policía migratoria (ICE), fue cuestionada en la justicia por 18 estados más el Distrito de Columbia, la Universidad de Harvard y el MIT, con el apoyo de otras universidades y sindicatos de profesores.

«Las partes llegaron a una solución (…) el gobierno aceptó anular la decisión», indicó la jueza Allison Burroughs en una brevísima audiencia que debía tratar la demanda de Harvard y el MIT.

La jueza no dio más detalles sobre las razones de esta marcha atrás del gobierno, pero el anuncio tomó a todos por sorpresa.

Miles de estudiantes extranjeros corrían el riesgo de ser deportados de Estados Unidos, epicentro de la pandemia mundial de coronavirus, porque sus universidades solo ofrecerán cursos en línea a partir del próximo semestre.

Harvard y el MIT fueron los primeros en hacer frente a la decisión de la policía migratoria el miércoles pasado, cuando pidieron a la justicia bloquear esta orden «arbitraria y caprichosa».

«Parece que fue diseñada a propósito para presionar a las universidades a fin de que abran sus campus para clases presenciales este otoño, haciendo caso omiso de las preocupaciones sobre la salud y la seguridad de los estudiantes, profesores y otros», dijo el presidente de Harvard, Lawrence Bacow.

Trump, quien ha hecho de la lucha contra la inmigración el buque insigne de su mandato y apuesta a la reactivación de la economía para ser reelecto en noviembre, llama incansablemente a la reapertura de escuelas y universidades.

Estados Unidos tiene cerca de un millón de estudiantes extranjeros (5,5% del total), y muchas instituciones dependen en gran medida de sus pagos de matrícula.

ICE expulsará de EEUU a estudiantes extranjeros que tomen clases virtuales en el otoño

La Oficina de Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE, por su siglas en inglés) advirtió el lunes que los estudiantes extranjeros que sólo tomen clases a través de internet el próximo semestre tendrán que cambiar de universidad o abandonar el país.

La nueva política, anunciada en su página web, afectará a miles de estudiantes extranjeros inscritos en universidades estadounidenses que, en medio de la pandemia del COVID-19, aún no han finalizado planes para las clases de otoño.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), prevé publicar “los procedimientos y responsabilidades” de los inmigrantes con visas de estudiantes en el diario oficial del Gobierno (Federal Register).

Según el documento, habrá exenciones temporales para los estudiantes con visas “F-1″ y “M-1” que asisten a universidades enteramente virtuales, porque el Departamento de Estado de todas maneras no les extenderá visas.

Algunos estudiantes con visa “F-1″ podrán tomar un curso en línea, con un máximo de tres créditos, al igual que estudiantes que asisten a universidades con planes de estudio “híbridos”: es decir, cursos presenciales y también por internet.

En todo caso, la medida ya ha sido rechazada por grupos defensores de los inmigrantes, que advierten del enorme costo económico para las universidades que tienen un alto porcentaje de estudiantes internacionales.

Miles de inmigrantes quedan en el limbo tras prohibición migratoria de Trump

La Proclamación del presidente Donald Trump que extiende una prohibición de “green card” desde el exterior, además de bloquear visas laborales, impactará a miles de inmigrantes y sus familias.

El Gobierno reconoció que la medida ayudaría a preservar unos 500,000 empleos para estadounidenses, pero no toma en cuenta a los dependientes de los inmigrantes.

Según un reporte del diario La Opinión, no hay números precisos sobre le impacto, pero análisis como el del Instituto de Política de Migración apunta que al menos 167,000 extranjeros se verán afectados.

El reporte indica que las afectaciones por visas se dividen como sigue: 29,000 beneficiarios de H-1B; 19,000 de H-4 (dependientes de H-1B); 23,000 de H-2B; 72,000 de J-1; 11,000 de J-2 (dependientes); 6,000 de L-1, y 7,000 de L-1 (dependientes).

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Trump extiende prohibición de visas laborales hasta diciembre

El presidente Donald Trump extiende la orden ejecutiva que prohíbe varias categorías de visas para trabajadores.

La decisión del mandatario, según funcionarios, se basa en priorizar a trabajadores estadounidendeses durante la reapertura económica en medio de la crisis por coronavirus.

“El presidente Trump se está enfocando en hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar lo más rápido posible”, dijo uno de los funcionarios al que no se permitió decir su nombre.

Los representantes de Gobierno dijeron que las visas H-1B para trabajadores altamente calificados; los permisos de trabajo H-4 para los cónyuges de trabajadores extranjeros; las visas H-2B para trabajadores temporales; las visas J para estudiantes y las visas L para ejecutivos de una compañía serán objeto de las restricciones.

Eso, afirmaron, ayudaría a salvar 525,000 empleos para los estadounidenses.

Las restricciones no impactarán a los extranjeros que ya se encuentran en los EE.UU., afirmaron.

Tampoco se negarán permisos a trabajadores esenciales, como personal de enfermería; además de que se excluye a los trabajadores agrícolas (con visas H-2A), además de contemplar una exención para unos 20,000 proveedores de cuidado infantil que vienen a los EE.UU. como acompañantes.

La orden ejecutiva entrará en vigor este lunes a las 11:59 p.m. del Este.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) criticó la decisión del mandatario y acusó que fuera en respuesta a las consecuencias de COVID-19 en el país.

“Trump acaba de anunciar nuevas restricciones a las visas de trabajadores temporales, otro ataque más a nuestro sistema de inmigración”, indica la organización. “Esto no es una respuesta a COVID-19 o a una crisis económica. Es la explotación de una pandemia para reformar la ley de inmigración”.

Cabe destacar que cambios a las leyes migratorias requieren aprobación al Congreso, pero la Administración Trump ha implementado distintas reglas contempladas en las actuales normas que permiten endurecer los procesos migratorios, como ha ocurrido con la regla de “carga pública”.

La orden es una extensión de la Proclamación del 22 de abril, además de contemplar otras restriciones, pero mantienen el “espíritu” de afectar a quienes están fuera del país, además de no limitar a residentes permanente a optar por la naturalización.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su siglas en inglés) precisó en aquel momento que la decisión impactaba a quienes están fuera del país.

La Proclamación de abril fue desafiada en una corte en Washington, D.C., donde el juez Amit P. Mehta, rechazó bloquearla.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Trump anunciará nuevas restricciones de visados para trabajadores y científicos

El presidente de Estados Unidos (EEUU) Donald Trump, informó el fin de semana que anunciará nuevas restricciones en algunos tipos de visa, las cuales serán dadas a conocer en los próximos días.

«Vamos a anunciar algo mañana o pasado mañana con respecto a las visas. Se necesitan para algunas de las grandes empresas, donde tienen ciertas personas que han estado viniendo durante mucho tiempo, pero serán muy pocas exclusiones y son bastante ajustadas «, indicó Trump en declaraciones citadas por la agencia de noticias Xinhua.

Trump se negó a ofrecer más detalles, pero aseguró que habrá algunas exclusiones.

El periodista John Roberts, de la cadena de televisión Fox Newsen, a quién Trump le concedió la entrevista, durante un mitin en Tulsa, Oklahoma, indicó que las restricciones se impondrán a las visas H-1B, H-2B, L-1 y J-1.

La H-1B están diseñadas para algunos trabajadores calificados, como empleados en área de la ciencia, la ingeniería y la tecnología de la información, mientras que las visas H-2B se otorgan a los trabajadores temporales, como el personal de hoteles y la construcción.

En el caso de las visas L-1 son otorgadas a ejecutivos que trabajan para grandes corporaciones y las visas J-1 a investigadores académicos, profesores y otros programas de intercambio cultural o laboral.

Medios locales afirman que el mandatario estadounidense ordenará una orden ejecutiva para suspender ese tipo de visas hasta finales de 2020, y argumentará que su administración pasa por una crisis económica y alto desempleo entre los estadounidenses, por la pandemia del coronavirus.