La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo el domingo pasado que el voto por correo será en las próximas elecciones una opción esencial para la seguridad y bienestar de los estadounidenses.

La demócrata californiana confrontaba así la postura del presidente Donald Trump, que ha dicho, sin fundamento, que la citada modalidad de voto causará fraude y retrasos.

Pelosi defendió el voto por correo y aseguró que miembros de la familia del presidente, incluido Donald Trump Jr., abogaron por ella para una votación especial que hubo a principios de este año en California.

La oposición de Trump al voto por correo le ha llevado a afirmar incluso que podría poner en peligro la integridad de las elecciones, algo que los expertos en el tema niegan.

“Si hacemos universal el voto por correo con millones y millones de papeletas, nunca se sabrá cuál es el resultado real de la elección”, dijo el presidente el viernes. “Será un día muy, muy triste para nuestro país”, agregó.

Pelosi dijo que ella no cree que el voto por correo sea más beneficioso para un partido que para otro pero, según ella, “es esencial por una razón de salud porque nosotros queremos que la gente se quede en casa sin que tengan que juntarse todos el día de las elecciones”.

La demócrata añadió que, además, “si quieren votar en persona, [nos aseguramos] que tenemos suficiente espacio […] de forma que no haya riesgo para su salud”.

La gente no debería tener que elegir entre su salud y su voto. Y eso es muy importante”, aseveró la líder demócrata.