Tag: WHASINGTON

Guardia Nacional permanecerá en Washington hasta marzo ante “amenazas”

Miles de efectivos de la Guardia Nacional movilizados en Washington para la inauguración presidencial permanecerán en la capital federal de Estados Unidos hasta mediados de marzo debido a persistentes amenazas, dijeron el lunes funcionarios del Pentágono.

Sin embargo, no ofrecieron información específica sobre las amenazas, indicando que la información procedía del Buró Federal de Investigaciones (FBI, policía federal).

Hay preocupación en Washington por posibles nuevos actos de violencia tras la asonada del 6 de enero contra el Congreso por parte de partidarios del entonces presidente Donald Trump y antes del juicio político en su contra, que comienza la semana del 8 de febrero.

El secretario interino del Ejército, John Whitley, dijo que habían sido informados sobre los posibles riesgos de “varios” eventos en Washington durante las próximas semanas.

Funcionarios de seguridad expresaron preocupación de que eventuales protestas “sean utilizadas por actores maliciosos o que generen otros problemas”, dijo.

“Estamos posicionando nuestras fuerzas para poder responder a esas amenazas en caso de que surjan”, explicó.

El ataque contra el Capitolio, que dejó cinco muertos y fue calificado de insurrección, llevó al ejército a aumentar de unos pocos cientos a 25.000 el número de efectivos de la Guardia Nacional desplegados en Washington para la toma de posesión del presidente Joe Biden el 20 de enero.

Buena parte del centro de la ciudad fue bloqueado y se instó a los cientos de miles de personas que normalmente asisten a la toma de posesión a permanecer en casa debido al alto nivel de seguridad, además de la pandemia.

Este lunes, había un contingente de unos 13.000 en la capital.

Unos 7.000 uniformados permanecerán hasta fines de enero, y luego el número seguirá bajando lentamente hasta unos 5.000 a mediados de marzo, dijo Whitley.

Consultado sobre las amenazas específicas, Whitley remitió a los periodistas al FBI, que no respondió a los pedidos de comentarios.

Joe Biden y Kamala Harris homenajean a los 400,000 muertos por COVID-19

 El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, homenajearon este martes a las más de 400 mil víctimas mortales que ha dejado la pandemia en el país, en la víspera de su investidura en Washington DC.

En su primer acto en la capital estadounidense, adonde acababa de llegar desde Delaware, Biden se acercó al monumento a Lincoln, uno de los más icónicos de la capital, junto a Harris y los esposos de ambos, Jill Biden y Doug Emhoff, respectivamente.

“Para sanar tenemos que recordar, y es difícil a veces recordar, pero así es como sanamos. Es importante hacer eso como país”, dijo Biden, horas después de que la cifra de muertos en el país superara los 400 mil.

A continuación, el presidente electo pidió “hacer brillar la luz sobre la oscuridad”, y acto seguido se iluminó el contorno del estanque reflejante situado frente al monumento a Lincoln.

Biden, Harris y sus respectivas parejas guardaron silencio ante el estanque, iluminado con 400 luces que representaban las vidas perdidas debido a la enfermedad, mientras sonaba la canción “Hallelujah”, de Leonard Cohen.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Poco antes, Harris describió a Estados Unidos como “una nación de luto”, pero confió en que el país pueda emerger de la pandemia con una “nueva sabiduría”, que permita “apreciar los momentos simples, imaginar nuevas posibilidades y abrir los corazones”.

“Esta noche nos unimos y empezamos a sanar juntos”, dijo la vicepresidenta electa.

Cientos de ciudades, pueblos y tribus del país se apuntaron al tributo a las víctimas e iluminaron a la misma hora (las 17:30, 22:30 GMT) sus monumentos más icónicos, como el Empire State en Nueva York o el Space Needle en Seattle, además de hacer sonar las campanas de sus iglesias.

En la ceremonia de Washington también cantó la canción “Amazing Grace” una enfermera de Detroit (Michigan) llamada Lori Key, que se hizo famosa por interpretar el mismo tema para animar a sus compañeros que combatían el Covid-19.

Biden tomará posesión como presidente de Estados Unidos este miércoles a las 12.00 horas, en una ceremonia en el Capitolio sin apenas público y bajo estrictas medidas de seguridad. 

Biden llega al poder amparado en dispositivo de seguridad que militarizó a Washington

Cierres de carreteras y de líneas de metro, controles de vehículos, camiones militares, vallas y bloques de cemento para cercar la Casa Blanca y el Capitolio, y más de 25.000 tropas.

El centro de Washington se ha convertido desde esta semana en una zona fortificada para evitar cualquier incidente antes o durante la investidura del presidente electo Joe Biden.

El violento asalto al Capitolio el 6 de enero, en el que murieron 5 personas, llevó a incrementar la seguridad en la capital estadounidense y especialmente del National Mall, el recinto que alberga los monumentos más emblemáticos de la ciudad y donde se suelen concentrar multitudes.

Normalmente, las autoridades dedican meses a preparar un exhaustivo plan de seguridad para la toma de posesión presidencial, que suele ser un día de festividades. Pero este año las medidas serán inéditas, ante la amenaza de nuevos ataques organizados por grupos de extrema derecha.

El acceso a grandes partes de la ciudad ha sido restringido y el Servicio Secreto está coordinando el plan de seguridad, junto a al menos 20 agencias de seguridad y entidades de seguridad pública.

Las autoridades decidieron trasladar a la ciudad 25.000 tropas de la Guardia Nacional de al menos seis estados y el Distrito de Columbia, un número mayor de tropas que las desplegadas actualmente por EE.UU. en guerras en el extranjero, destaca la prensa estadounidense.

Estas fuerzas se sumarán a más de 3.800 policías de la policía metropolitana y 2.200 de la policía del Capitolio, el cuerpo en el punto de mira desde el ataque a la sede legislativa, informa Reuters.

Las autoridades declararon el estado de emergencia en Washington DC, y el resto de territorios del país también permanecen en alerta ante la posibilidad de protestas violentas.

Y es que el FBI ha advertido de la posibilidad de marchas protagonizadas por seguidores de Trumparmados en los Capitolios estatales de todo el país.

Ante este tipo de alertas, algunas aerolíneas, como Delta y Alaska Airlines, han prohibido que los pasajeros que vuelen a Washington DC facturen armas.

Planean inauguración de Biden con especial cuidado en seguridad ante anuncios de protestas

La seguridad siempre ha sido uno de los elementos clave en la organización de la ceremonia presidencial inaugural y eventos secundarios, pero para el arribo del presidente electo Joe Biden, el Comité y el Servicio Secreto ponen especial atención a la vigilancia, debido al amago de protestas armadas en la capital del país y otros estados.

Un reporte del periodista Jesús García , de La Opinión, seala que el FBI lanzó una alerta la semana pasada sobre amagos de movilizaciones armadas en los 50 estados y en Washington, D.C., por lo que urgió al despliegue de fuerzas del orden.

A las pocas horas, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) aprobó al Servicio Secreto comenzar su operativo especial el 13 de enero, no el 19, como se tenía planeado, luego del ataque al Capitolio.

Para ese día ya estaban desplegados cerca de 20,000 elementos de la Guardia Nacional en varios puntos de la capital estadounidense con especial atención al Capitolio, donde será la ceremonia de juramentación del presidente electo Biden y de la vicepresidenta electa Kamala Harris.

“Lo del Capitolio fue horrible… estamos en contacto con los encargados de la seguridad para la toma de posesión… el Servicio Secreto tiene más de un año planeando todo. Tengo toda la confianza del mundo en que se están implementando todos los cambios que se tienen que hacer”, dijo Audrey Lopez, directora de Medios Hispanos del Comité Inaugural en un podcast de Una Ciudad Sin Límites y El Diario.

Agregó que la prioridad es que la transición sea pacífica, además de que el Servicio Secreto hace cambios constantes, a fin de mejorar la vigilancia.

“Sabemos que están haciendo ciertos cambios”, expresó. Hay ajustes que se hacen de última hora, especialmente sobre las ceremonias centrales y la toma de posesión.

Es tal el nivel de seguridad que este lunes se desalojó a un grupo que hacía ensayos en el Capitolio, luego de que se registrara un incendio a pocas cuadras. El Servicio Secreto informó que tiene un despliegue complejo de vigilancia y descarta tomar cualquier alerta a la ligera.

Evitar viaje a Washington

Lopez dijo que además de la seguridad tras los hechos en el Capitolio, el Comité Inaugural sigue los lineamientos de salud por la pandemia de coronavirus, por lo que ambos elementos obligan a prohibir el acceso y la reunión de grupos.

“Le estamos diciendo a todo mundo que no venga a Washington, por favor, que más fácil lo ven en sus casitas… Estamos en medio de una pandemia y para nosotros lo más importante es la seguridad”, expresó. “Este año no hay tickets públicos… ¡Dudo que (las personas) puedan pasar! Va a haber guardias por todos lados”.

Agregó que la convocatoria oficial a la ceremonia es hecha por un Comité bicameral, quienes extienden las invitaciones a los congresistas y otros personajes, incluida la familia del presidente electo Biden y la vicepresidenta Harris.

Entre los invitados también están contemplados los republicanos, incluso aquellos que defienden abiertamente al presidente Donald Trump, pero se desconoce quiénes acudirán.

“Los invitan a todos (los congresistas) y ya ellos tendrán que decidir si van o no. Es una decisión personal que va a tomar cada uno”, indicó.

A la ceremonia no acudirá el presidente Trump ni la primera dama Melania Trump, pero se espera la presencia del vicepresidente Mike Pence.

Trump declara emergencia en Washington D.C. por ceremonia inaugural de Biden

El presidente Donald Trump declaró un estado de emergencia en Washington D.C., a petición de la alcaldesa Muriel Bowser.

“Específicamente, FEMA está autorizada a identificar, movilizar y proporcionar, a su discreción, el equipo y los recursos necesarios para aliviar los impactos de la emergencia”, dice la declaración.

La decisión empata con la alerta del FBI de protestas armadas en 50 estados, incluyendo la capital del país al menos el 16 y 17 de enero, a pocos días de la inauguración del presidente electo Joe Biden.

“El FBI recibió información sobre un grupo armado identificado que tenía la intención de viajar a Washington, D.C. el 16 de enero”, advirtió la agencia.

Agrega que los manifestantes convocan en el marco del proyecto demócrata en el Congreso de comenzar juicio político al presidente Donald Trump, a quien acusarán de “incitar a la insurrección” por la invasión violenta al Capitolio el 6 de enero.

También los congresistas demócratas buscan presionar al vicepresidente Mike Pence para que aplique la Enmienda 25, a fin de destituir al presidente Trump.

“Han advertido que si el Congreso intenta retirar a POTUS a través de la Enmienda 25 se producirá un gran levantamiento”, agrega el FBI.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tamibén ordenó al Servicio Secreto a adelantar su plan de vigilancia para la ceremonia del presidente electo.

“A la luz de los eventos de la semana pasada y el panorama de seguridad en evolución de frente a la inauguración y por recomendación del Director del Servicio Secreto, James Murray, he dado instrucciones al Servicio Secreto de comenzar el Evento Especial de Seguridad Nacional el miércoles 13 de enero en lugar del 19 de enero”, indicó el secretario en funciones Chad Wolf en un comunicado.

Tras esa alerta, Wolf renunció a su cargo.

Alcaldesa de Washington decreta toque de queda

El Capitolio de Estados Unidos es nuevamente seguro, después de que fueron expulsado del recinto todos los partidarios del presidente Donald Trump que violaron uno de los edificios más emblemáticos del país, y llevaron el caos a la capital de la nación, después que Trump instó a sus partidarios a luchar contra el recuento ceremonial de los votos electorales en el Congreso, que confirmará la victoria del presidente electo Joe Biden.

La alcaldesa de Washington DC Muriel Browser dijo en una conferencia pública sobre la seguridad de la ciudad que el toque de queda será impuesto con rigor en el Distrito de Columbia y quienes no lo respeten serán detenidos.

La capital de Estados Unidos entrará en toque de queda a las 6 p.m. (ET), anunció la alcaldesa.

Durante el toque de queda nadie estará autorizado a estar en las calles, excepto las fuerzas del orden y los representantes de medios acreditados.

La alcaldesa se refirió al asalto realizado el miércoles al Capitolio de Estados Unidos como una conducta ilegal y urgió a los residentes a estar alertas y avisar a las autoridades de cualquier acto sospechoso. Pero sobre todo, a mantener la calma.

“Como ustedes han visto en los videos trasmitidos, la conducta que hemos presenciado hoy en el edificio del Capitolio es ilegal, es peligrosa, es lamentable y antipatriótica. Pero sobre todo, es ilegal, cualquiera que realice estas actividades, no será tolerado y debe ser sujeto a la ley”, advirtió Browser.

“Hemos visto hoy un amotinamiento ilegal que no será tolerado”, advirtió en la conferencia el Jefe del Dpto. de la Policía Metropolitana Robert Contee.

Al menos 13 personas fueron arrestadas en el asalto al Capitolio por alborotadores pro-Trump, dijo el miércoles el jefe del Departamento de Policía Metropolitana, Robert Contee.

Las autoridades reportaron la muerte de una mujer que resultó herida de bala en las afueras del Capitolio.

El 59% de los electores apoyan la estadidad para Puerto Rico y Washington DC

Un 59% de los electores estadounidenses apoya que Puerto Rico y Washington D.C. se conviertan en estados, según la encuesta de The New York Times y el Siena College.

El apoyo a la admisión de la isla y la capital estadounidense es amplio entre los demócratas (77% a 9%) y los independientes (70% y 20%). Pero, la idea es rechazada por una mayoría de los republicanos (51% a 33%).

A los 950 entrevistados se les inquirió sobre la estadidad para Washington D.C. y Puerto Rico en una misma pregunta, sin la alternativa de poder opinar sobre esas propuestas de forma independiente.

Tanto el presidente Donald Trump como el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), han rechazado tajantemente la idea de que Puerto Rico y Washington D.C. sean estados.

El gobierno de Puerto Rico ha convocado para el 3 de noviembre un referéndum estadidad sí o no, el cual – por excluir las otras alternativas de status-, el Departamento de Justicia federal considera que incumple con la política pública del gobierno de Estados Unidos.

El apoyo a la estadidad para Puerto Rico y Washington D.C. en el estudio de The New York Times es mayor al que logra la propuesta de convertir la isla en el estado 51 entre los electores de la diáspora puertorriqueña, según una encuesta divulgada el pasado jueves por el Center for American Progress (CAP) Action Fund.

En la encuesta del CAP, hecha por la firma demócrata Latino Decisions, la estadidad obtuvo un 48% de respaldo frente a la independencia y el status vigente, pero bajó a 30% cuando se añadieron como alternativas la libre asociación, un Estado Libre Asociado modificado u otra opción.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, dominada por los demócratas, aprobó en junio pasado un proyecto de ley para convertir a Washington D.C. en el estado 51. Pero, la medida no avanzará en el Senado republicano.

Tiroteo en Washington DC deja un menor muerto y 20 heridos durante una barbacoa multitudinaria

Un adolescente de 17 años falleció este domingo y otras veinte personas resultaron heridas en un tiroteo durante una barbacoa multitudinaria, a la que asistieron cientos de personas en el sureste de Washington DC, informó la Policía.

Las autoridades indicaron que al menos tres personas dispararon sobre las 00.30 hora local desde distintos puntos durante la fiesta, que tuvo lugar en el barrio de Greenway.

Allí la policía ha hallado unos 170 cascotes de bala.

El jefe de la policía del Distrito de Columbia, Peter Newsham, dijo a la prensa que el adolescente fallecido fue identificado y que entre los heridos, entre los que hay once mujeres, hay una agente que “está luchando por su vida”, que estaba fuera de servicio y que aparentemente asistió a la parrillada.

El Departamento de Bomberos del Distrito de Columbia apuntó que al menos nueve de las víctimas transportadas a hospitales tenían heridas graves.

Actualmente, la policía está a la búsqueda de al menos tres sospechosos, aunque Newsham, que calificó el suceso de “incidente aislado”, no descartó que puedan ser más.

El jefe policial agregó que las autoridades no habían autorizado esa fiesta de cientos de personas. Actualmente las concentraciones de más de 50 personas estaban prohibidas en el Distrito de Columbia debido a la pandemia de coronavirus.

En ese sentido, Newsham dijo que había agentes en las proximidades de la fiesta, pero que fueron incapaces de controlar la concentración de personas o evitarla.

Por su parte, la alcaldesa de DC, Muriel Bowser, subrayó a los periodistas: “Es muy importante que, como comunidad, tengamos tolerancia cero con esta actividad”.

El diario The Washington Post indicó que este suceso se produce tres semanas después de que una persona perdiera la vida y ocho sufrieran heridas por disparos frente a un restaurante en la calle 14, de la capital estadounidense, a la altura de Columbia Heights.

De acuerdo a los datos del periódico, más de 115 personas han sido asesinadas en lo que va de año en DC, un aumento del 17% respecto a 2019.

Las autoridades han atribuido algunos de los asesinatos a disputas entre bandas vecinales y entre gente que se conocen entre ellos.

Grupos de inmigrantes critican a AMLO por reunión con Trump y exigen defender a mexicanos

La coalición de 196 organizaciones de inmigrantes mexicanos criticó al presidente Andrés Manuel López Obrador por la reunión que tendrá con el presidente Donald Trump el 8 y 9 de julio, aunque al no cancelarse exigió al mandatario mexicano expresarse contra el racismo y defender los derechos humanos.

El movimiento Fuerza Migrante –que se considera apartidista– señaló que “no es el momento más apropiado para esta visita”, tomando en cuenta el panorama político, además de temer que el presidente Trump aproveche el encuentro en su beneficio de campaña de reelección.

“Si la visita es exclusivamente para oficializar la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), lamentamos que no exista un espacio en su agenda para un encuentro con los migrantes mexicanos que están pidiendo diálogo directo y que son en realidad los mejores socios comerciales de México”, criticó la organización.

Apuntó que los 11 millones de mexicanos de primera generación que migraron a Estados Unidos y más de 25 millones que ya son ciudadanos, son parte de la economía productiva de los Estados Unidos y México.

“Es indispensable y urgente que se considere el punto de vista de los migrantes y de los liderazgos comunitarios”, exigieron los miembros de la coalición.

El viaje de López Obrador a EE.UU. ha desatado críticas en ambos países, al considerar que beneficia más al presidente Trump en medio de su campaña preelectoral, a pesar de los insultos contra mexicanos, a quienes ha llamado “violadores” y “criminales”.

La Casa Blanca publicó este lunes el anuncio oficial de la visita del presidente López Obrador y apuntó varios temas a tratar durante el encuentro, pero no se mencionó la inmigración.

“(La reunión) como parte de su asociación continua sobre comercio, salud y otros temas centrales para la prosperidad y seguridad regional”, indica el comunicado.

El mensaje precisa que el marco es el inicio del T-MEC (o USMCA en inglés), el cual calificó como “el acuerdo comercial más grande, justo y equilibrado jamás negociado”.

La semana pasada, el Caucus Hispano pidió oficialmente al presidente cancelar el encuentro, al cual no acudirá el primer ministro Justin Trudeau, debido a la pandemia de coronavirus.

“Escribimos para expresar nuestras preocupaciones y desapruebo con el reciente anunciop de su invitación al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador”, señala la carta. “Aunque esta reunión aparenta ser un asunto relacionado con el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá… no es más una distractor por la crisis del coronavirus y su falla al liderar la respuesta contra la pandemia”.

Policía lanza gases lacrimógenos a manifestantes cerca de la Casa Blanca durante discurso de Trump

La policía pareció arrojar gases lacrimógenos a la multitud para dispersar a las multitud que protestaba en las inmediaciones de la Casa Blanca mientras que el presidente Donald Trump se dirigía a la nación y amenazaba con desplegar al Ejército para tratar de poner fin a los disturbios.

Los manifestantes pacíficos, que llevan días protestando por la muerte de George Floyd, levantaban sus manos al grito de “¡no disparen!”. Mientras tanto, en el Jardín de las Rosas, el mandatario se autoproclamó “presidente de ley y orden”.

Este episodio, probablemente uno de los más duros de la historia presidencial reciente, se produce en un momento en el que aumentan los disturbios en todo el país y algunas ciudades y estados han declarado el toque de queda.

Las declaraciones del presidente, lejos de invitar a la paz y a la calma, arrojan más leña al fuego en un escenario marcado por la preexistente polarización de la sociedad y el cansancio ante el racismo institucional y la brutalidad policial.

Mientras el mandatario se declaraba “aliado de los manifestantes pacíficos”, la policía dispersaba de las puertas de la residencia presidencial a quienes protestaban sin violencia. Las fuerzas de seguridad emplearon balas de goma, gases lacrimógenos y explosiones repentinas para lograr su cometido. Algunas de las personas allí congregadas vertieron agua en sus ojos para mitigar el escozor de los gases, según informa CNN.

Una vez dispersada la multitud y cuando terminó su discurso a la nación, Trump se dirigió a pie a la iglesia Episcopal de St. John, el lugar de culto que los presidentes estadounidenses han ussado durante siglos.

La alcaldesa de Washington extiende el confinamiento hasta el 8 de junio

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, extendió hasta el 8 de junio el confinamiento en la capital estadounidense ante el aumento de los casos de covid-19, a diferencia de otras localidades del país que comienzan a reabrir sus negocios para evitar un mayor daño a la economía. 

El decreto de la alcaldesa quien es militate del parido demócrata, prorroga la medida impuesta desde primeros de abril y que debía terminar este viernes, en sintonía con las órdenes dadas en los suburbios de la ciudad situados en los estados adyacentes de Maryland y Virginia.

Estos dos estados están abriendo de forma gradual su economía, pero han establecido otro ritmo para las comunidades colindantes con Washington, que tienen una población sumada de 700.000 personas, debido a los riesgos del coronavirus. 

“El número de nuevos casos diarios diagnosticados de COVID-19 todavía tiene que caer y el número de muertes diaria no ha bajado”, dijo Bowser.

El área metropolitana de Washington tiene 6.584 casos y 350 muertos, sin contar los infectados en los suburbios. 

Trump promueve en foro virtual la reactivación de la economía de EEUU

Ansioso por iniciar la recuperación económica sin arriesgar vidas, el presidente Donald Trump insistió ayer domingo que se “pueden satisfacer ambas”, al levantar algunos estados las restricciones de confinamiento gradualmente mientras protegen a las personas de la pandemia del coronavirus que ha dejado más de 60,000 muertos en Estados Unidos.

El presidente, respondiendo a preguntas de los estadounidenses en un foro virtual desde el Monumento a Lincoln, reconoció los temores válidos en las dos facetas del problema. A algunos les preocupa enfermarse, mientras que otros sufren desempleo.

Pero a pesar de que Trump incrementó su pronóstico de fallecimientos en el país a un total de 80.000 o 90.000 —unos 20.000 más de lo que había dicho hace unas semanas_, dejó entrever la urgencia de reactivar la economía estadounidense, declarando “debemos reabrir nuestro país”.

“Debemos abrirlo nuevamente de manera segura, pero lo más rápido posible”, señaló el mandatario.

Después de más de un mes de estar encerrado en la Casa Blanca, Trump volvió de un fin de semana en la residencia de descanso presidencial de Camp David, en Maryland, para el foro virtual organizado por Fox News Channel.

Del escenario en el que se llevó a cabo, el presidente dijo: “Nunca habíamos tenido un set más hermoso que este”.

Mientras se acumulan las inquietudes sobre su campaña de reelección, Trump mantuvo su incesante optimismo sobre la capacidad del país para recuperarse pronto.

“Todo está saliendo bien”, afirmó. “Es horrible pasar por esto, pero está saliendo bien”.

Muchos expertos de salud pública creen que el país no puede ser abierto en su totalidad de manera segura hasta que se haya desarrollado una vacuna. Trump declaró el domingo que podría haber una hacia finales del año.