Temor en Argentina por aumento de niños hospitalizados con COVID-19

0

Las autoridades sanitarias del Hospital Garrahan, uno de los centros pediátricos de referencia en Argentina, mostraron este jueves 22 de abril su preocupación por el aumento de las hospitalizaciones de niños con COVID-19, debido al incremento sostenido del número de casos entre los menores de edad en la segunda ola de la pandemia.

Según Bologna, las salas del Hospital Garrahan dedicadas a pacientes con SARS-CoV-2 “están al 100%”, mientras que las unidades de cuidados intensivos cuentan con una ocupación actual del 80% .

“En el día de hoy, tenemos 39 pacientes que están internados, de los cuales tres están en la unidad de cuidados intensivos”, explicó este jueves ante los medios de comunicación Rosa Bologna, jefa de Epidemiología del Hospital Garrahan, centro sanitario ubicado en Buenos Aires.

En ese sentido, la funcionaria manifestó que esta situación se inició a mediados de marzo, cuando los contagios comenzaron a aumentar en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

“En ese momento, se duplicó el número de casos confirmados aquí en el hospital. Y ya para la primera semana de abril, se habían cuadriplicado a un nivel de casos que es mayor, el doble, del nivel más alto del 2020”, señaló.

La mayoría de los pacientes pediátricos presentan “cuadros moderados” y un 80% presenta enfermedades de base en el momento de la hospitalización, aunque también hay un “grupo importante” que acudió por primera vez al centro sanitario, según Bologna.

La jefa de Epidemiología del Hospital sostuvo que la escuela podría ser el principal lugar de transmisión del coronavirus entre los jóvenes, y añadió que se trata de una “suposición” porque “no está específicamente documentado”.

“Tenemos el grupo de 10 a 19 (años), que son pacientes que circulan en la escuela, reuniones… Y después está el otro grupo, de 6 a 9, que de pronto la escuela podría ser un lugar de transmisión”, afirmó Bologna.

Estas declaraciones se producen en plena segunda ola de contagios en el país suramericano, que en los últimos catorce días registró más de 300.000 nuevos casos de coronavirus.

Ante este escenario, desde el pasado 9 y hasta el 30 de abril, hay restricciones a la circulación nocturna, que el Gobierno de Alberto Fernández decidió ampliar en Buenos Aires y su periferia desde el viernes último.

El Ejecutivo dispuso además que en el AMBA queden suspendidas por dos semanas las clases presenciales en las escuelas —una restricción que se dirime en la Justicia—,las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas y los servicios gastronómicos en los lugares cerrados, así también, se estableció que el comercio opere en un horario más acotado.

Choose your Reaction!