Tiroteo en Florida anticipa un verano violento, dice la policía

0

Tres personas armadas con fusiles de asalto dispararon este domingo indiscriminadamente contra los asistentes a un concierto de rap en Hialeah (Florida) matando a dos e hiriendo a una veintena en el segundo tiroteo masivo en 24 horas en Florida, que arranca de la peor manera un verano que la Policía prevé “violento”.

Pasada la medianoche del sábado al domingo, los asistentes al concierto en un salón de banquetes de Hialeh, ciudad en el noroeste de Miami cuya población es mayoritariamente latina, que estaban en el exterior del local vieron cómo un vehículo se detuvo y tres personas salieron del automóvil y comenzaron a disparar.

El director de la Policía del condado de Miami-Dade, Alfredo “Freddy” Ramírez, indicó a través de su cuenta de Twitter que se trató de un “acto cobarde y selectivo” de violencia armada.

El agente lamentó que los “asesinos a sangre fría” dispararon “indiscriminadamente contra una multitud” que estaba en el exterior del salón de banquetes El Mula.

“VERANO VIOLENTO”

“Este tipo de ataques deben acabar, todos los fines de semana es lo mismo”, dijo Ramírez en rueda de prensa, que insistió en que no se trató de algo “aleatorio”.

El oficial dijo que es “descorazonador”, pero esta es una “tendencia” que se está viviendo en todo el país y que es previsible un “verano violento”.

Precisamente este fin de semana largo por el festivo del Día de los Caídos (Memorial Day), que se celebra este lunes en Estados Unidos, es el inicio oficioso del verano en el país y las autoridades locales habían reforzado las medidas de seguridad en previsión de posibles incidentes, aunque en estas fechas a menudo están provocados por visitantes.

Sin embargo, en este caso parece ser que se trata de locales, pues el local de banquetes de Hialeah, lejos de la zona turística, había sido alquilado para celebrar el lanzamiento de un disco en una fiesta que incluía varias actuaciones de grupos de rap de la zona, indicó el diario Sun Sentinel.

Esta mañana todavía permanecía en el lugar de los hechos una de las víctimas mortales, aparentemente un hombre cuyo cuerpo estaba parcialmente cubierto con una tela amarilla que dejaba ver sus zapatos deportivos de color rojo.

Choose your Reaction!
Leave a Comment