Tormenta Isaías arrecia su furia hacia las Carolinas

0

La lenta traslación del primer huracán, luego degradado a tormenta tropical Isaías, mantuvo en vilo a los habitantes del sur de la Florida durante el grisáceo primer fin de semana de agosto. La ciudadanía se preparó para lo peor, y respiró aliviada cuando el peligro se disipó al cambiar de dirección los vientos.

El domingo por la tarde, la región retomó lentamente la normalidad tras el paso tangencial de la tormenta por el litoral floridano, casi en armonía con la demarcación territorial de la península.

El fenómeno meteorológico se saldó con intensas precipitaciones, múltiples inundaciones, apagones por cortes del servicio eléctrico y árboles caídos, pero hasta el momento, no provocó pérdidas humanas, ni en Florida ni en Bahamas, de acuerdo con los informes disponibles.

Si bien en un principio se esperaba que Isaías golpeara la costa con fuerza de huracán, vientos de unas 65 mph no supusieron la gran amenaza anticipada por los pronósticos meteorológicos.

“Parece que estamos bien, aunque no declararemos ‘misión cumplida’ hasta que esta cosa se aleje”, indicó el director de la oficina estatal de manejo de emergencias, Jared Moskowitz, en declaraciones a la agencia AFP, al explicar que el episodio sirvió como simulacro de cómo atender un desastre meteorológico mientras el estado intenta contener la pandemia del coronavirus.

“Esto fue realmente un buen ensayo de los protocolos y procedimientos que hemos implementado en el estado de Florida para enfrentar la temporada de huracanes con el Covid-19”, aseguró el funcionario, citando la disponibilidad de hoteles para alojar a los evacuados que han contraído el virus o pudieran ser portadores del patógeno.

Choose your Reaction!