Washington D.C. y varios estados extreman seguridad para prevenir violencia en toma de Biden

0

Puntos críticos de la capital del país, Washington D.C., están blindados este sábado tras un despliegue excepcional de fuerzas de seguridad después de la advertencia del FBI de que puede haber nuevos actos violentos después del asalto al Capitolio de la semana pasada, llevado a cabo por partidarios del presidente, Donald Trump. La Explanada Nacional, donde se encuentran la Casa Blanca y el Capitolio, está cerrada al público hasta al menos el día 21 de enero.

Al menos 13 estados, además, han activado unidades de la Guardia Nacional en sus capitales o en las cercanías de los edificios que representan al poder legislativo tras detectarse potenciales amenazas a la seguridad de esos lugares. En varios de estos lugares se están construyendo cercas, se tapan las ventanaDonald s y se advierte a los empleados que se mantengan alejados, reporta la agencia de noticias The Associated Press.

El FBI alertó a principios de esta semana a departamentos de policía en todo el país de que puede haber protestas armadas en los 50 estados del país desde este sábado hasta al menos el miércoles que viene, cuando está prevista la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden.

Aún no está claro cuántas de estas protestas planeadas se producirán. La advertencia del FBI no supone que la policía ya tenga indicios concretos de que habrá violencia en todos los estados.

Ante la posibilidad de que haya problemas, también varios medios de comunicación han previsto medidas de seguridad extra para los reporteros que han destinado a la cobertura de las protestas planeadas. Se espera que entre los manifestantes pueda haber partidarios de opiniones  contrarias a los medios.

El estado de máxima alerta por potenciales amenazas a la seguridad se dio después de que partidarios del presidente, Donald Trump irrumpieran con violencia la semana pasada en el Capitolio. Cinco personas fallecieron en circunstancias relacionadas con esos hechos.

Trump incitó a una multitud de seguidores a marchar al Capitolio poco antes de que se produjera este asalto violento, utilizando argumentos, no respaldados por prueba ninguna, de que hubo fraudes en las elecciones que perdió ante Biden en noviembre. El mandatarios reiteró afirmaciones de este tipo durante varias semanas en declaraciones en redes sociales.

La policía ha sido cuestionada por su actuación en la protección de la sede del Congreso, donde se estaba celebrando en los momentos del asalto una sesión conjunta de las dos cámaras para validar la victoria del demócrata, acusada de no estar preparada para lo ocurrido. Decenas de personas fueron detenidas tras ese día de violencia.

A raíz de esos eventos, la Cámara de Representantes votó el pasado miércoles a favor de someter a Trump a juicio político en el Senado por “incitación a la insurreción”, justo cuando faltaba una semana para que dejara el cargo en favor de Biden. Es el primer presidente de Estados Unidos en ser sometido dos veces a juicio político a lo largo de su mandato.

Aún no está claro en qué plazo de tiempo el juicio se llevará a cabo, ni si la Cámara Alta, todavía de mayoría republicana a la espera de que dos senadores electos demócratas tomen posesión de sus escaños y reviertan este equilibrio, votará a favor de condenarlo.

Choose your Reaction!